Cómo elegir y medir la alicantina perfecta para tu hogar

Las persianas alicantinas son un clásico que nunca pasa de moda. Se destacan por ofrecer resistencia y calidad a precios accesibles, dándole un aspecto agradable a los exteriores e interiores de tu casa. Lo mejor es que ofrecen resistencia ante los cambios meteorológicos de la zona actuando como barrera ante el frío o calor.

Se enrollan y desenrollan fácilmente, gracias a un cordón que se encuentra en el centro de la persiana. Está hecha por unas lamas que se encuentran en sentido horizontal y se unen entre sí a través de ganchos. Estas lamas pueden estar hechas de distintos materiales, las hay de madera y PVC. Debes tener en cuenta todas las alicantinas que existen para que tomes la mejor decisión según tu caso.

En persianasenrollables.org tenemos para ti un fabuloso muestrario sobre los distintos formatos de la persiana alicantina donde todos sus componentes tienen certificado de calidad a unos precios que superan las demás tiendas especializadas en este género.

Lamas de madera y PVC de alta categoría, grapas de acero galvanizado, poleas para elegir en los distintos materiales existentes… todo en las persianas alicantinas de nuestra tienda online especializada, es de la mejor calidad siendo además económicas.

Persianas alicantinas de madera

Están hechas de madera de pino, son perfectas para aquellos lugares que tengan un  estilo rústico y bohemio.  

Pero a la vez, estamos hablando de un tipo de complementos para ventanas en el que los mejores interioristas han puesto su atención, creando tendencias y dinámicas novedosas de instalación.

Son ejemplo de ello el usar las persianas alicantinas como techo de pérgolas, en lugares públicos o terrazas de verano o como divisorias para crear distintos ambientes en un mismo espacio.

Estas iniciativas han sido también secundadas por el ámbito doméstico dando como resultado la transformación de porches, patios y terrazas antes castigados por el sol, en fantásticos lugares para disfrutar del aire libre. 

Poseen un acabado natural que puede ser pintado o barnizado en distintos colores. Es un material que proporciona durabilidad, pero por efectos del sol su acabado puede tener ciertos desgastes. Es recomendable realizar un mantenimiento regularmente y extender el tiempo de uso de la persiana. 

Persianas de PVC

Si lo que deseas es un material más simple y sin mantenimientos puedes encontrar este tipo de persianas. Este material es un derivado del plástico. Llevan un tratamiento especial que hace que la sensación al tacto sea más agradable. Son resistentes al frío y días lluviosos, pueden enrollarse de manera automática o manual.

No requieren de mantenimientos, pero tienen la desventaja de una menor durabilidad ya que son muy susceptibles a tener alguna rotura, debido a algún golpe o accidente.

La alicantina de PVC es, en definitiva, tu mejor apuesta contra las inclemencias del tiempo en puertas o ventanas y una gran resolución a favor de la decoración de exteriores como fachadas, balcones, pasos a jardines, cubrimiento de pérgolas, accesos a patios, etc.

Algunas consideraciones para comprar las persianas

Antes de comprar tus persianas, asegúrate de tener las medidas correctas para que se ajusten al espacio. Por supuesto, si tienes el cuidado pertinente, no tendrás problema alguno, junto con los beneficios que ofrecen.

Habitualmente, a la hora de instalar unas alicantinas, te puedes llegar a encontrar con dos situaciones diferentes relacionadas con el espacio que vas a cubrir con ellas: la primera situación es instalar las persianas alicantinas tapando el hueco de su ubicación y la segunda, empotrarlas en dicho hueco.

Con las alicantinas procederemos de formas diferentes para cada uno de ellos.

Debes tener a la mano un metro metálico. Este procedimiento es para casos en los que se quiera cubrir un paso sin puertas o si desea cubrir una ventana o marco en su totalidad

  • El primer paso es medir el ancho y añadir 5 cm extras a cada extremo, en total serían 10 cms de más para que sobresalgan por cada lado del hueco.
  • Luego mide la altura del paso, esto es lo que medirá tu persiana estando desenrollada; no olvides sumarle 25 cm a esta medida, para que se ajuste perfectamente al espacio estando enrollada.
  • Al medir la altura de tu persiana debes dejar 1 ó 2 centímetros para que esta no roce con el suelo.
  • Para la instalación, debes colocar los cáncamos entre 7 y 10 cm del extremo superior de la persiana.
  • Luego marcas los puntos en los que irán enganchados y taladras un poco para colocar las alcayatas.

Si tu caso no es el anterior, sino que necesitas empotrarla en el hueco debes hacer lo siguiente.

  • Mide el ancho del hueco y réstale 2 centímetros para darle holgura.
  • Luego mide el alto y a este debes restarle 4 centímetros. Recuerda medir entre las caras interiores del hueco.
  • Coloca los cáncamos cerrados en el lomo superior de la persiana.
  • Fija los espacios donde colocaras los cáncamos abiertos y taladra.
  • Coloca los cáncamos en los espacios y por último cuelga tu persiana.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .