Una galería inundada de luz…

Tengo un nudo en el estómago y me cuesta más que nunca el fluir de mis palabras. Mis dedos no responden y a duras penas saco fuerzas para apretar las teclas del ordenador. Mis queridos lectores, no me apetece un ápice seguir con mis rutinas, por mucho que los psicólogos se empeñen en decir que eso es justo lo que debemos hacer, pero mi cabeza va a mil por hora dándole vueltas a lo que está pasando ahí fuera y me deja paralizada.

Admiro a toda esa gente que es capaz de ver siempre las cosas en positivo, de reírse ante las adversidades, de pensar que todo saldrá bien (que también lo creo, pero sin dejar de pensar en el sufrimiento que vamos dejando en el camino). Ojalá yo fuera como ellos. Dicen que soy muy empática, quizás eso es lo que me lleve a echarme no sólo mis problemas a la espalda, sino también los ajenos y por ende a sufrir el doble, no lo sé, espero de corazón que esta situación termine lo antes posible. Perdonad por el desahogo…

Precisamente por eso busqué una casa que transmitiera positividad y alegría, quería color, necesitaba luz y lo encontré en esta maravillosa vivienda del barrio de Gracia en Barcelona. Se trata de un edificio de 1900 y la reforma fue realizada por Desirée García Paredes del Estudio Sirëe. Los propietarios, dos italianos residentes en la ciudad condal, participaron activamente de ella puesto que pertenecen al mundo del diseño, ella es diseñadora de moda y él diseñador gráfico. Sus gustos están muy plasmados en la decoración, una mezcla entre lo vintage, lo contemporáneo y lo escandinavo, con mucho color (el toque de él) y muchas plantas (la pasión de ella).

Se hizo una nueva distribución pero se conservaron todos los elementos antiguos que hacen que esta casa rezume personalidad, como las paredes originales de ladrillo, los suelos de baldosa hexagonal,… así mismo y aprovechando que los sistemas de electricidad y climatización no se podían ocultar, se dejaron al descubierto creando así un divertido contraste entre lo antiguo y lo moderno y potenciando aún más los elementos históricos de la casa.

Ni qué decir tiene cuál es el espacio del que me he enamorado. Vale que esta vivienda no tiene una zona al aire libre tan anhelada estos días, como os hablaba la semana pasada, pero teniendo esa galería inundada de luz ¿quién lo necesita? Sinceramente un espacio así lleno de plantas en plena ciudad, es como un paraíso ¿no os parece?

Debajo de las imágenes tenéis el link al artículo completo por si queréis conocer más sobre este proyecto o saber de dónde son las piezas que decoran la vivienda. Como os he dicho las palabras no me fluyen como quisiera estos días, así que lo bueno si breve, dos veces bueno… Espero de corazón que estéis todos bien.

Fotografía: José Luis Hausmann Artículo: Mi Casa

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

5 comentarios en “Una galería inundada de luz…

  1. Muchas gracias por seguir compartiendo proyectos bonitos en un momento tan complicado, ánimos a todos! un abrazo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .