CM Studio

Últimamente siento que voy a contrarreloj, el ordenador lo priorizo para las clases online de mis hijas y a mí se me acumulan las cosas, pues voy buscando huecos cuando ellas lo sueltan. Tener que escribir mirando el reloj con el estrés de que no se me pase la hora no sea que mi hija no llegue a un examen, me altera. Por otro lado estoy trabajando en un proyecto de decoración que por las circunstancias de momento ha de ser online, si todo va bien terminará siendo presencial, pero necesito el ordenador para echar más horas. Si a mí me resulta complicado conciliar que no tengo un horario fijo de oficina, no quiero ni pensar los padres que tienen que trabajar y atender a sus hijos a la vez, y doy por hecho que no todas las familias tienen 2 ó 3 ordenadores para poder cumplir con sus obligaciones a la vez. Bueno, voy al lío que en menos de una hora mi hija tiene un examen y necesita el portátil.

Aunque parezca una casa de vacaciones no lo es, pero sí se hizo con esa intención y también yo la traigo pensando en ellas. No sé cómo serán este año, ni siquiera si las tendremos (quiero pensar que sí), me conformo con ir al pueblo, no pido más. Sólo quiero desconectar de esta realidad tan horrible y surrealista que nos ha tocado vivir.

La vivienda está en Bellevue Hill, a tan sólo 5 kilómetros de Sydney, quién lo diría ¿verdad? Fue construida por el estudio de arquitectura australiano CM Studio. Como el propósito era precisamente que pareciera un lugar de retiro vacacional, se inspiraron en las casas mediterráneas. Una de las influencias más claras se encuentra en el uso de la técnica milenaria marroquí del Tadelark que consiste en revestir de cal las paredes, lo han utilizado tanto en baños como en cocinas, de tal manera que el aspecto es más rústico, con superficies más irregulares y redondeadas que si hubieran utilizado materiales más convencionales. Se inspiraron en hoteles tanto de Marruecos como de Ibiza, Mykonos y Puglia, todos ellos compartían esta misma característica. Pero además de incluir elementos de otros países, también han optado por combinarlos con piezas de origen local como las lámparas de paja.

Como veréis el interior es blanco sobre blanco, sólo con interrupciones de maderas en color natural, muchas de ellas recicladas. El porqué es sencillo, para no interrumpir el paso con las vistas al exterior y que ambos espacios parezcan uno. La vegetación del entorno es parte del escenario.

Os dejo con esta maravilla, espero que no os ponga los dientes muy largos o como me ha pasado a mí, que no os entre demasiadas ansias por veranear. Ánimo que ya nos falta menos…

Vía: EstLiving / Imágenes: Anson Smart 

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Un comentario en “CM Studio

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .