Helena de Lucas

Cuando recibo mails como el que me mandó Helena hace unos días, me lleno de orgullo. Ella es del tipo de personas que sin conocerla son capaces de traspasar la pantalla del ordenador para infundir ánimo. Me hubiera gustado plasmar sus letras tal y como me las ha escrito, pero ha preferido que lo explique con mis palabras (una pena, de verdad).

Helena creció rodeada de arte, nació con un talento innato heredado de su padre y vivió en un entorno donde las actividades creativas formaban parte de su día a día. Pero al llegar a la madurez sus estudios se encaminaron por otros derroteros, una vez más los números, acabó siendo contable (esta historia me suena, parece que hablo de mí misma). Cuando nacieron sus hijos se sentía insatisfecha dedicando tanto tiempo a su trabajo mientras sus niños, se quedaban al cuidado de una chica.

Su trabajo actual surgió por casualidad, la gran aceptación obtenida al regalar uno de sus cuadros a la propietaria de una conocida tienda de ropa infantil, le dio la clave. Dos tiendas más le hicieron pedidos, una tercera y una cuarta también, creó su propia web helenadelucas.net y a día de hoy sus trabajos ya han traspasado fronteras: París, Bruselas y Roma.

Como dice Helena no tiene una nómina al final del mes, pero hacer lo que a uno le apasiona no tiene precio y más cuando a cambio recibes la sonrisa de un niño. Ha conseguido aunar sus dos pasiones, la decoración y el mundo infantil.

Un ejemplo más de valentía y un modelo para mí a seguir. Te deseo mucha suerte en ese futuro que aún está por escribir…

Helena de Lucas

Helena de Lucas (más…)