La casa de la anticuaria Carina Casanovas

Fue en 2010 cuando os hablaba de la tienda de Carina Casanovas en este post, ha llovido. No sé si está mal que yo lo diga pero a veces me asombro de mi constancia, de la cantidad de reseñas escritas en este blog, a todo el tiempo invertido, son diez años los que está a punto de cumplir Decofeelings, que se dice pronto, aunque también es cierto que “sarna con gusto no pica” (bueno, a veces he de reconocer que sí).

Cambiando de tema, tengo un buen amigo propietario de una firma de antigüedades y en la última feria de Almoneda a la que acudí en Ifema, se quejaba un poco de lo complicado que era la venta en estos tiempos. Lo cierto es que por lo general no suelen ser piezas baratas, quizás las tendencias o todas esas “casas Pinterest” de las que tanto me quejo, siempre enseñan lo mismo (y no suelen ser precisamente antigüedades), pero lo cierto es que hay todo un abanico de piezas para todos los públicos y bolsillos que sin duda darán el toque de personalidad que nuestras casas necesitan. Igual nuestros presupuestos no dan para comprar unas maravillosas vitrinas como las que tiene Carina en el salón a modo de librerías, pero sí para los maniquís que recorren las escaleras. En mi humilde opinión, se puede tener perfectamente una casa con muebles de Ikea y darle personalidad con alguna antigüedad que se haga notar.

Y cambiando de tema, vamos con la casa de Carina Casanovas, cien por cien “ella”. Obviamente no tiene un estilo definido ya que se nutre, al igual que su tienda de Barcelona y ahora también la de Madrid, de objetos que compra por intuición, por diseño y belleza. Tiene un don a la hora de elegirlos y los cambia constantemente de sitio, los reorganiza, agrega los nuevos según los va adquiriendo, su casa siempre está en movimiento (desde luego así nunca te aburres, debe ser como estrenar casa cada poco tiempo).

La vivienda se encuentra en una de las zonas más transitadas en pleno centro de Barcelona, así que estaréis conmigo en que su mayor tesoro es el jardín, un oasis en plena ciudad. Reformaron la cocina y los baños que estaban en muy mal estado, a la primera se le ha dado un aire más moderno aunque gracias a los suelos conserva parte de su historia, mientras que en el baño un majestuoso mueble antiguo hace las veces de lavabo (en casa de mi madre en el pueblo, tenemos dos muy similares en el salón y otro como tocador que pertenecían a mi bisabuela, me encanta el uso que le han dado en esta casa), también el suelo del baño mantiene la esencia del mismo.

Como veis esta vivienda está llena de detalles, cada imagen aporta un montón de piezas diferenciadoras, a Carina por ejemplo le gustan mucho los cráneos y el arte religioso. Ah! esto no lo digo yo sino ella, aunque las mismas palabras han salido de mi boca cientos de veces: “No te dejes influenciar por las tendencias. Todas las casas son diferentes y deben reflejar a las personas que viven en ellas”. 

Imágenes Vía

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 575 seguidores

 

 

Crónica de un aniversario de boda

No sabría muy bien cómo definir este fin de semana pasado. Ha sido entre divertido, emocionante, emotivo, con nervios,… vaya, que hemos tenido todo tipo de emociones. Llevábamos planeando una fiesta sorpresa por el 20 aniversario de boda de unos amigos desde hace un año, no tanto cómo sería la ejecución en sí (que casi nos pilla el toro) pero sí haciendo brainstorming con el fin de idear la mejor de las fiestas para esta pareja que tanto lo merece.

Total que organizar un simulacro de boda, que es lo que hemos hecho, entre tanta gente es complicado, así que la batuta la hemos llevado sólo unos pocos y con las tareas bien definidas ¿adivináis cuál ha sido la mía? exacto, la decoración. Pero aunque fuéramos muchos, digamos que contábamos con un presupuesto algo ajustado o más bien que casi todo el presupuesto se lo ha llevado la comida y la bebida, porque así somos nosotros, cuando se trata de celebrar, la zampa y el bebercio es lo más importante :-)

Total que mi presupuesto para decorar tenía que ser de chino, pero no me quejo, quedó bastante aparente. Con mi inseparable amiga Ana, decidimos escoger una gama cromática en tonos negro/plata y para contrastar el granate (que es el color de nuestra peña en el pueblo). Los cubiertos eran color plata atados con un lazo de trapillo en color granate, las servilletas del mismo tono, los vasos y copas en color negro y las fuentes para servir, unas en plata y otras negras. Como centros de mesa no pusimos nada porque la hermana de la novia quería hacer unas flores, quedaron monísimas en unos recipientes que trajo de Ikea, las había hecho con servilletas de papel (sí, habéis oído bien) y los tallos eran de alambre, unas en rosa palo, otras en fucsia y otras en granate. Las fuimos colocando en composiciones de tres y quedaron muy aparentes.

Aprovechando las vigas del techado donde estábamos (en pleno campo), colgamos guirnaldas, pegué un número 20 que previamente pinté y lo rodeamos con globos en tonos plata, en otra de las vigas pusimos globos con forma de corazón. E hicimos una mesa especial para los niños cuyo color predominante era cómo no, el granate.

Junto a la mesa infantil, otra gran mesa llena de suculentas tartas que mi hermana se había currado ella solita para todos los que éramos. Le puso carteles a cada una y yo les añadí unas mariposas color plata. Por supuesto los novios cortaron una de las tartas, faltaría más.

En el presupuesto también estaba incluido un vestido blanco para la novia (de Zara), un cutre-velo para ella y una chistera y pajarita para el novio (del chino :-)) y los regalos.

Creo que es uno de esos días que no olvidarán en su vida, ellos seguro, pero nosotros tampoco. Como dicen en nuestro pueblo, siempre tenemos una buena excusa para celebrar. Yo creo más bien que somos un grupo muy grande y que nos queremos mucho, así que sí, por suerte siempre surge un buen motivo para celebrar algo.

Imágenes: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12
Imagen portada vía

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 575 seguidores

Las 5 plantas imprescindibles en decoración

Acaba de llegar el mensajero con mi segundo pedido de Pilea Peperomioides que he comprado online en Fronda. La primera la compré antes del verano y no superó el reto de estar un mes sin mí, o más bien un mes sin riego :-(, así que estoy decidida a intentarlo de nuevo. He sucumbido a su belleza y por qué no decirlo también su a su nombre, no Pilea, la llaman comúnmente “la planta china del dinero” (no trae literalmente dinero, ojalá, más bien fortuna entendida como buena suerte, así que probemos).

Sabemos que decorar con plantas es tendencia, pero lo cierto es que tanto en revistas como en blogs, IG o Pinterest, algunas variedades se repiten más que otras, supongo que como en todo hay modas. Por ello os he querido traer cinco ejemplos de imprescindibles, plantas que son un must en decoración y que aunque os he puesto su versión original (como planta, vaya), cuántas veces las habremos visto reproducidas en papel pintado, en láminas para enmarcado, en cojines, dibujadas en vajillas,… porque las plantas, estas que os traigo y todas las demás, son bellas se miren por donde se miren.

La primera la Monstera o Costilla de Adán (su nombre común) la habréis visto mucho en decoración, gracias al porte que otorgan sus grandes hojas divididas, como si de una costilla se tratase. Su temperatura ideal es entre 20 y 30 grados con alta humedad, pero necesita sombra. Es una especie trepadora, originaria de selvas tropicales desde el centro y sur de Méjico hasta el norte de Argentina. En interiores es raro que florezca sin embargo en el exterior, lo hace al tercer año si se dan las condiciones idóneas.

La segunda, la Pilea Peperomioides, o como os he dicho antes “la planta china del dinero” o “planta misionera”, viene de la provincia de Yunnan (al sur de China). Se caracteriza por sus largos tallos que terminan en hojas redondas de un verde intenso. Para sus cuidados requiere luz indirecta pues la incidencia del sol podría quemar sus hojas. Le gusta la humedad, así que habrá que regarla una vez por semana (en verano dos, de ahí que la mía muriera). Tampoco tolera bien el frío ni las corrientes de aire, así que cuidado ahora que llega el invierno, ponedla a resguardo. Igual un poquito delicada es, pero sé que esta vez lo conseguiré y si veo que la cosa empieza a ponerse fea, es fácil reproducir la planta replantando los pequeños hijos que van saliendo en la base de la planta.

Los terceros no necesitan muchas presentaciones, ¿quién no tiene en casa cactus, suculentas y crasas? tan fáciles de cuidar, tan decorativos, con tan pocas necesidades que incluso te olvidas de que están ahí, si no fuera porque decoran una barbaridad. Ya sabéis que soy una aficionada a hacer centros de cactus y crasas, he hecho montones, yo los tengo en la mesa del comedor y duran años, cuando empiezan a estropearse o remplazas piezas o sencillamente haces otro nuevo, porque además es entretenido (menos cuando acabas con las manos llenas de pinchitos). Tengo una tarea pendiente y es acercarme a Desert City el mayor vivero especializado en cactus y eso que lo tengo literalmente a cinco minutos de casa.

El cuarto ejemplo, el Eucalipto, me apasiona su versatilidad sólo hace falta darte un paseo por Pinterest para sacar miles de ideas y DIY, tanto para hacer composiciones en jarrones, como decorar con una sola rama. Este árbol es originalmente de Australia pero se ha extendido por casi todo el mundo para utilizarlo en la industria papelera, maderera o para la obtención de productos químicos.

El quinto y último ejemplo, la Kentia, Areca, o palmeras. Para mí esta planta además de bella tiene un significado especial. Mi mejor amiga me regaló un centro floral cuando nació mi hija pequeña, su ahijada, y entre otras plantas llevaba una kentia, planta que he visto crecer junto a mi hija desde entonces, ambas tienen 12 años y la planta está perfecta (igual no se me dan tan mal ;-)) Son plantas que necesitan luz, aunque no sol directo y son sensibles a los cambios. En cuanto a los riegos, soportan mejor la sequía que el agua en exceso y mejor si podemos tener una temperatura constante, entorno a los 24 grados.

Os dejo con unas cuantas imágenes de cada una, me encantaría saber si tenéis alguna de ellas en casa, yo tengo tres: la Pilea, los cactus y la kentia. Próxima adquisición, el eucalipto.

1.- Monstera Deliciosa o Costilla de Adán

1, 2, 3

2.- Pilea Peperomioides o Planta china del dinero

1, 2, 3

3.- Cactus y Suculentas

1, 2, 3 

4.- Eucalipto

1, 2, 3

5.- Areca, kentia o palmeras

Descubre el atractivo natural de ARECA PALM: Hogar de estilo de Hobby Flower
1, 2, 3
Imagen Portada vía

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 575 seguidores

Tablas de cocina de madera

Me considero muy fan de las tablas de cocina de madera, aunque en mi casa brillan por su ausencia. Vaya que tengo las típicas de toda la vida como instrumento para cortar, pero yo me refiero a aquellas que son tan bonitas que exhibir alimentos en ellas, se convierte en todo un arte.

La última vez que estuvo mi compañera y blogger Carmen, de DecoraLinks en Madrid, la llevé a dos tiendas, una de ellas fue a Comportha (no sé si recordáis el post, os lo dejo aquí) y la otra, que nos pillaba de paso a Balakata sobre la que escribí hace varios años, conocida por sus maravillosos kimonos, entre otras cosas. En ella descubrimos de repente en una esquina, una sección de tablas de cortar (tipo la de la primera imagen), todas ellas artesanales, la mayoría XXL (tanto en tamaño como en precio, ja, ja), y claro ahí quedó nuestro deseo. Yo tenía el coche aparcado muy cerca, así que el tamaño no era gran problema, pero a ver cómo se las iba a arreglar Carmen para meter semejante tabla en el tren (lo mismo le hacían pagar un billete extra). Del precio ni hablamos, claro.

Lo dicho, ahora que el buen tiempo nos va dejando y que las reuniones empezarán a ser en el interior ¿por qué no llevar un poco de esa inspiración veraniega a nuestras mesas y vestirlas de manera informal con tablas de cortar a modo de bandejas? ¿Sabéis quién es especialista en ello? pues otra de mis compis deco, Paula, de Loft&Table, si queréis ver recetas ricas y realizar preciosas composiciones en vuestras mesas, os aconsejo seguirla, es pura inspiración (además de ser muy maja, por qué no decirlo).

Bajo estas líneas os muestro ejemplos de tablas de diferentes formatos, mis preferidas son las redondas de gran tamaño, pero lo cierto es que depende de para qué queramos utilizarlas, nos convendrán más unas u otras. Como veréis, incluso sin comida, simplemente apoyadas en la pared o colgadas, tienen la capacidad de decorar por sí solas. ¡Ah! y aunque yo me incline por las de madera, las hay de muchos materiales, es más, si queréis hacer composiciones decorativas podéis probar a combinar este material con otros como el mármol, el cuero o incluso la pintura, quedan muy bien también.

Al final del post por si os habéis enamorado de alguna de estas piezas, podéis pinchar en el número de la imagen y os llevará directamente al enlace donde podéis adquirir el producto.

Si te gustan puedes comprarlas en: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 575 seguidores

Reciclaje, restauración o transformación: qué método emplear con nuestros muebles

Desde hace unos años se viene insistiendo en nuestra sociedad sobre el concepto del reciclaje. Una medida ideal para ayudar al medio ambiente y que además, también puede suponer un importante ahorro económico. Nos estamos refiriendo a aquellos casos en los que surge la idea de reciclar los muebles de casa.

En la actualidad, son cada vez más las personas que optan por reciclar los muebles viejos de su casa para darles una nueva apariencia. Y no solo los muebles tradicionales, sino que también estamos asistiendo a la presencia de muebles reciclados en cocinas modernas como una de las últimas tendencias en decoración del hogar. En este post podrás encontrar todas las claves para darle un aire nuevo a tus muebles.

Reciclar los muebles

Hasta hace un tiempo, cuando decidíamos cambiar los muebles de casa optábamos por deshacernos de ellos y comprar unos nuevos. Sin embargo, hoy ya es muy común reciclarlos y darles una vida nueva. No obstante, antes de ponernos a reciclar un mueble hay que saber de qué material está hecho y en qué condiciones se encuentra para ver si es posible el reciclado o no.

Esta comprobación será fundamental para decidir el tratamiento que habrá que aplicarle al mueble para su reciclaje. Es en este contexto en el que entrarían en juego términos como la restauración o la transformación de muebles viejos o antiguos.

La restauración de muebles

Aquellos muebles que sean muy antiguos y hayan sido fabricados con materiales muy valiosos deben pasar por un proceso de restauración. Un trabajo que suelen llevar a cabo especialistas, sobre todo porque serán estos los encargados de seguir una intervención enfocada en preservar la originalidad del mueble.

En la restauración de un mueble lo que se pretende es respetar su estilo y la estructura original a través de un procedimiento artesanal. Lo importante, en resumidas cuentas, es el aspecto de la conservación, por delante de su propia integridad estética.

La transformación de muebles

Hay muebles viejos y menos valiosos en los que se suele llevar a cabo un proceso de transformación. En este sentido, hay que dejarse llevar especialmente por un criterio decorativo, dándole otra utilidad a los muebles al modificar el diseño y adaptándolo a las necesidades de cada uno.

Por tanto, tal y como podemos ver, hay unas ligeras diferencias entre lo que supone reciclar, restaurar o transformar un mueble. Será el proceso final el que de alguna manera marque las diferencias entre unos conceptos y otros.

Imagen portada vía

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 575 seguidores

Vivir sobre el mar

Últimamente Australia aparece en muchas de las conversaciones de mi entorno, sin duda es un país al que me encantaría viajar. Mi hermana estuvo allí de luna de miel y vino encantada con la experiencia, tengo un amigo que fue a trabajar unos meses y se quedó varios años y también mi sobrino estuvo una larga temporada, en fin, que no conozco a nadie que haya ido y no hable maravillas. Este fin de semana hemos tenido por aquí a un australiano de intercambio. Supongo que la mayoría ya sabéis que pertenezco a un club de corredores (CDE #Nosotras) y que además de los entrenamientos entre semana, muchos fines de semana se hacen salidas en grupo por el campo. Una de las chicas del grupo nos trajo a su australiano de intercambio, excepto por las presentaciones poco más le vi, bueno sí quizás su trasero, porque corría como una bala :-)

Así que tanto hablar de Australia, se me ocurrió buscar alguna casa para enseñaros por allí, pero no quería que fuera una casa cualquiera. Esta llamo especialmente mi atención porque como os he dicho en alguna ocasión, en otra vida debí ser un pez, ver el mar para mí es como a quien le toca la lotería, pero es que vivir literalmente sobre él, debe ser como estar soñando o como la absurda frase del anuncio de compresas “¿a qué huelen las nubes?”, pues eso algo así, inexplicable para mí.

Se trata de un proyecto de Infinite Design Studio. Es una casa flotante de dos pisos situada en el puerto de Sydney y se realizó a partir de un barco del siglo XIX, conservando su naturaleza y sus características originales. Se transformaron los espacios interiores y exteriores mediante materiales naturales. En el interior se utilizó roble francés, baldosa de travertino en color crema, muebles hechos a medida y de corte contemporáneo. Varios espejos con forma circular hacen referencia a los ojos de buey, a la vez que permiten que las vistas se reflejen y se cuelen por todos los espacios. Los elementos de temática marinera también están presentes, como los remos que se apoyan en el descansillo de las escaleras. La carpintería interior juega al contraste con el exterior, en color negro.

Para mí el mayor lujo de esta vivienda es la terraza, poder tumbarte en un sofá al sol sobre el mar, frente al mar, rodeado de mar, ¡Woow! o comer de igual manera, eso no tiene precio. Incluso aun no gustándome el invierno, ni los días de frío, tampoco haría ascos a acurrucarme en el sofá del salón junto a la ventana, ¡menudas vistas!

Y vosotros ¿vivirías sobre sobre mar?…

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 575 seguidores

Elegancia en madera y ladrillo

El ladrillo tan asociado a los lofts neoyorquinos, a ambientes de corte industrial, los imaginamos en espacios abiertos con tuberías vistas, acompañados por vigas de hierro,… al menos suele ser nuestro primer pensamiento cuando nos hablan de ellos. Lo que está claro es que no nos los solemos imaginar en ambientes elegantes y sobrios, como es el caso de hoy, pero señores, si acompañamos un material de naturaleza sencilla (como es el ladrillo), con otros nobles, como el mármol, o las piezas mid-century, los fantásticos hidráulicos y sobre todo toneladas de madera, la cosa cambia y mucho. Como ejemplo esta maravillosa vivienda de Sao Paulo.

Se trata de un dúplex reformado por el estudio de arquitectura de David Ito. Cuenta con una superficie de 360 metros cuadrados, ahí es nada. Sus propietarios, una pareja de mediana edad, tenían como premisa conseguir un ambiente sobrio y dar mucha importancia a los espacios exteriores (sin duda el jardín es una de mis partes favoritas, un oasis en medio de la ciudad). Al contrario que la mayoría de las viviendas, se dispuso el área social en el piso superior y los dormitorios en la planta baja.

El salón disfruta de gran cantidad de luz natural gracias a sus enormes ventanales. En su frente se ha construido una pared decorativa en madera con nichos para pequeñas jardineras que van iluminadas desde su parte superior, me encanta cómo se rompe la uniformidad con los toques de verde, verde que se aprecia y se extiende fuera de la cristalera, en el jardín. Para disfrutar de las vistas, se ha creado un rincón (otro de mis favoritos en la casa), con una zona de asientos y un precioso mueble bar.

Al otro lado del salón se encuentran la cocina y el comedor, con salida a la terraza, elementos como la madera y el mármol dan continuidad al espacio. Fuera, en el jardín, encontramos ladrillo, madera, cemento y mucha vegetación, ¡ah! y un jacuzzi que quita el sentido.

La vivienda no sólo tiene unas bonitas escaleras de caracol que conectan los dos pisos, no, también hay ascensor (era de prever con más de trescientos metros de casa). Esa zona, aparentemente toda en blanco y negro (tanto la escalera como el hidráulico del suelo), se ve más cálida gracias al discreto pasamanos de madera ¿os habíais fijado?

De repente volvemos a encontrarnos con otra cocina ¡sí, una en cada planta! pues no sé cuál me gusta más, si la sobria y elegante del piso superior con la gran encimera de mármol, o la del piso inferior, con su baldosa de metro, su suelo hidráulico, la madera y la misma gama cromática que el resto de la vivienda. Entre nosotros, me parece algo ostentoso tener dos cocinas, pero allá cada cual. Por supuesto junto a esta doble cocina, también hay un segundo comedor, con una pared recubierta de lamas de madera de roble.

Los dormitorios para mí tienen un encanto especial que precisamente viene dado por las paredes de ladrillo, es como si le restara algo de seriedad al minimalismo y elegancia por lo que se caracterizan. El dormitorio principal viene acompañado de despacho, chimenea, baño integrado con dos lavamanos y tocador.

Quizás demasiada casa para mí, pero el concepto me gusta mucho. La mezcla de materiales como el ladrillo con otros nobles, la hacen singular y con mucha personalidad, ya sabéis, el tipo de cosas que siempre ando buscando. Y a vosotros ¿os gusta esta mezcla, o dejáis el ladrillo para los lofts?

Fotografía: Maira Acayaba / Diseño: David Ito Arquitetura / Via: Contemporist

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 575 seguidores