Un home tour en Asturias

Todavía tengo preciosos recuerdos de los veranos de la infancia que he pasado en Asturias. Grabado a fuego tengo el último que allí disfruté con mi padre antes de que él falleciera, tenía yo trece años por entonces. Una foto suya haciendo el payaso en el jardín de la casa que solíamos alquilar y yo tronchándome de risa, es el último recuerdo de aquellos veranos, a partir de entonces nuestro destino estival sabéis que cambió a Soria.

A pesar de todo, aquellos veraneos en los que nunca sabías si tenías que ponerte el bañador o sacar el chubasquero y las catiúscas para salir a coger caracoles, me dejaron muy buen sabor de boca. Conozco pocos sitios tan bonitos como el norte de España, donde mar y montaña se funden en un mismo espacio.

He encontrado esta maravillosa casa en Asturias y tenía que compartirla, en cierta manera me ha transportado a aquella época feliz de mi vida. Casualmente está cerca de donde yo veraneaba, en el Concejo de Llanes. Cuando la compró su propietario tan sólo quedaban tres muros en pie, eso sí, rodeados de 12.000 metros de prado salvaje y a 10 minutos de playas tan conocidas como Ribadesella.

La idea era reconstruir la vivienda con los elementos tradicionales de la zona pero todas las comodidades actuales. Su propietario, Pablo Aranguren, es responsable de marketing de Becara por lo que tenía bastante claro lo que quería. Altos techos a dos aguas con vigas vistas, grandes ventanales para aprovechar la entrada de luz natural, tragaluces en la buhardilla con el mismo objetivo, cocina abierta al comedor como en las antiguas casas de pueblo, búsqueda de zonas prácticas y desenfadadas (la familia tiene cuatro hijos), materiales naturales, etc.

Como es de imaginar, la mayoría del mobiliario procede de Becara. La verdad es que es inconfundible, nada más verlo lo he sabido (o será porque el de mi casa también lo es, quién sabe). Pero hay otras piezas de firmas y anticuarios tan increíbles como Las Tiendas de San Enrique, por ejemplo la maravillosa mesa de comedor, la librería o el vajillero; de Carina Casanovas son los bancos de madera del comedor; y las bonitas lámparas del mismo espacio son de El Ocho.

Una espectacular casa donde sin duda si viviera en ella, no podría salir de ese comedor. La mesa de mi querida Marisa de Las Tiendas de San Enrique, ha sido un flechazo en toda regla.

Y hablando de vacaciones, la semana que viene no estaré por aquí, andaré por tierras sorianas. Como siempre si queréis, podéis seguirme por redes pero no habrá post. Un poco de desconexión para todos.

¡¡Feliz Semana Santa!!

Imágenes Vía

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

El antes y el después de mi baño

Espero que no tengáis demasiadas expectativas sobre el cambio, sólo vengo a contar mi experiencia de algo que a priori había leído cientos de veces en internet que era muy sencillo y que para mí sinceramente no lo ha sido. Quizás sea mi inexperiencia, pero cuando veo que la gente es capaz de pintar los azulejos de su baño o cocina en tan solo dos días no entiendo cómo lo hace, a mí me ha costado dos semanas. Se me ocurren tres cosas, o bien lo han hecho con ayuda, o sus baños son mucho más pequeños o yo soy un poco inútil :-)

Este chalet lo compramos sobre plano y estrenamos nosotros hace 15 años, los materiales eran los que puso la constructora en su día, a mi juicio con poco criterio (calidad media pero además con poco gusto). ¿Qué les hubiera costado poner un color menos comprometido en un baño principal? podrían haber puesto un tono neutro en lugar de un verde “moco” (perdonad la expresión, pero es con lo que he convivido durante 15 largos años). Qué arriesgados estos constructores, se ve que pillaron una buena oferta por aquellos azulejos.

Total que a pesar de que me dedico a hacer obras, como las tengo pagar como todo hijo de vecino y ahora mismo no puedo, pensé en liarme la manta a la cabeza y pintar los azulejos, animada por la experiencia de tanta gente que afirmaba que el trabajo era rápido, sencillo y barato.

Mi idea original no era la que veréis, tenía pensado pintar las paredes en un gris claro y al suelo subirle la tonalidad de gris, ya que teniendo luz natural me lo podía permitir. En Leroy Merlin me recomendaron para suelos y paredes la marca Syntilor, pero resulta que el gris de las paredes sólo lo había en botes pequeños de medio litro y con eso no me llegaba para nada. De ahí mi cambio al blanco, cuyos recipientes son de 2 litros y supuestamente cubrían 24 metros cuadrados. Y digo supuestamente porque tuve que volver a Leroy dos veces más, necesité otro bote de 2L y uno más de medio. Mi teoría es que al ser el azulejo original en verde, he tenido que dar más capas blancas para que la cubrición fuera total, porque con el gris del suelo con sólo una capa ya no había ni rastro del verde. Un solo bote de 0,75 litros y un rendimiento total de 12L/m2 me ha dado para dos capas, todo el suelo y la encimera de obra.

Una vez comprada la pintura y los materiales necesarios, que os describo más abajo, empieza la fiesta. Os cuento los pasos a seguir:

  • Lo primero de todo, limpiar el baño a fondo con aguarrás, para que los azulejos y juntas estén lo más limpios posibles.
  • Proteger todo aquello que no queramos que se manche. Mi primer error fue comprar sólo cinta de carrocero, os recomiendo comprar plásticos y cinta de carrocero de la que lleva papel a continuación para tapar cuanto más mejor, así no os tendréis que arrepentir luego de las manchas que habéis dejado por el camino (he pasado más de un día rascando pintura de donde me había salido y aún me queda, lo veréis en las fotos, pero de momento me he quedado sin fuelle).
  • Empezamos a pintar por las esquinas, mejor con un pincel o una brocha de espuma, para seguir a continuación por toda la superficie del azulejo con un rodillo especial de espuma también (el de color naranja que os muestro en la foto). Y así una capa tras otra respetando los tiempos de secado que indica el fabricante de la marca de pintura que hayáis elegido. Respecto a la cenefa no hay nada que hacer, el color se tapará pero el relieve nos seguirá acompañando, aún así queda mucho más discreto.
  • Para pintar el suelo, toca proteger la parte baja de la pared, los muebles y sanitarios y empezamos por una esquina del baño y después por la otra hasta llegar al centro (cuidadín no os quedéis atrapados ;-))
  • Para terminar ya sólo queda limpiar (o como en mi caso, rascar por donde os hayáis salido) y decorar al gusto. Yo ya que estaba cambié también la iluminación por led, pero eso fue todo.

Estoy contenta con el cambio porque ya no me quedo bizca cada vez que veo ese horrible verde, pero dista mucho de lo que quisiera. Los sanitarios no son blancos, así que el contraste es un tanto feo (de ahí que quisiera poner gris). También el mueble que diseñé a medida hace 15 años, es de color crudo por lo que ahora tampoco le va mucho, además de estar algo deteriorado por la humedad en su parte inferior. En fin que para que quedara bien del todo habría que cambiar más cosas, pero por el momento tendré que vivir con lo que tengo unos cuantos años más.

Os dejo con las imágenes, por supuesto acepto cualquier crítica constructiva, recordad que no soy profesional y que veréis sitios donde se me ha ido la brocha (nada que no pueda solucionar cualquier día con un cúter y paciencia, pero de momento estoy cansada) así que ahí va con sus imperfecciones incluidas. No, no es un baño Pinterest, es mi baño y es real :-)

Después

  1. BLANCO SATINADO SYNTILOR
  2. Pintura para suelos GRIS CENIZA SYNTILOR
  3. Cinta de carrocero
  4. Cubeta
  5. Pincel
  6. Bocha de esquina de espuma
  7. Pincel para pintar detrás del radiador
  8. Rodillo de espuma

Serie Flut INSPIRE

Antes

Imagen portada: La casa de los azulejos

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Estética comercial…

Los que me conocéis sabréis que no soy muy aficionada a ir de tiendas, esto me pasa sobre todo en grandes superficies y más aún si hablamos de ropa. Se me nubla la vista, no proceso, me paseo de un lado para otro sin realmente prestar demasiada atención y pocas veces salgo de los sitios satisfecha con mis compras, eso en el caso de haber comprado algo que no siempre sucede.

Si hablamos de tiendas de decoración la cosa cambia está claro, pero aún así necesito cierta estética y orden para que mi cerebro no entre en caos. Preferentemente me gustan las tiendas pequeñas de barrio, aquellas con encanto, como las que os traigo hoy. La decoración de algunas de ellas se basa en las propias piezas que están a la venta y son cambiantes conforme a la rotación del stock, es como si cada vez que entraras en la tienda encontraras un nuevo espacio. También están aquellas que aún siendo pequeñas, recurren a mobiliario realizado a medida intentando conseguir una temática concreta o la filosofía del negocio en cuestión. Otras se las ingenian para exponer sus productos mediante sistemas low cost, sin necesidad de gastar grandes fortunas en muebles y decoración, un claro ejemplo es la tienda Coattro Concept Store de Valencia, que con una simple malla metálica han mostrado todos los platos pintados a mano de la marca Okenua y bajo estos, unos palets sirven como estantes para colocar otros productos a la venta.

En cuanto nos vamos a grandes almacenes, no hay otra que recurrir a empresas de mobiliario comercial. Entre la semana pasada y esta he tenido que ir tres veces a Leroy Merlin y si no hubiera sabido dónde tenía que dirigirme dentro de la tienda exactamente, hubiera desistido de mi proyecto deco. No sé si sabéis que me he metido en el lío de pintar los azulejos de mi cuarto de baño, cuando consiga terminarlo (llevo semana y media y más pintura de la que dicen que es necesaria), os contaré mi experiencia con pelos y señales, me encantaría desmentir alguna de las cosas que se cuentan alegremente en internet. Pero eso lo dejo para más adelante. Como os decía he ido tres veces a Leroy, supuestamente con las ideas fijas, allí los pasillos están colocados perfectamente, todo indicado adecuadamente y perfectamente colocado en sus baldas, mi problema allí es otro ¿cómo parar a una decoadicta en un lugar tan grande, cómo no cotillear todo aquello que cae en mis manos, o no comprar más de la cuenta, o que me surjan nuevas necesidades? En fin que ante mi ansia y descontrol, me quedo con las tiendas pequeñas, mucho más monas y siempre con alma.

Os traigo unos cuantos ejemplos en Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, Girona y A Coruña (si pincháis en los enlaces os llevará a las tiendas por si queréis echar un ojo a cada una, son todas preciosas). Tened cuidado con la tarjeta de crédito :-)

SALLY HAMBLETON – Madrid

Ofelia Home Decor – Madrid

Coattro • Concept Store – Valencia

Anthropologie – Barcelona

Artefactum – Sevilla

Antic & Chic – Girona

Culdesac Concep Store – Girona

Vintage & Coffee – A Coruña

Imagen portada: Culdesac

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Último proyecto terminado…

Estaba ansiosa por enseñaros el último proyecto de reforma que hemos terminado. Parece que siempre digo lo mismo cuando afirmo que un cliente en concreto es importante para mí, en realidad todos lo son y siempre quieres que el trabajo salga bien, pero luego hay personas y personas y estos clientes, además son grandes amigos. Ella me está ayudando en muchos aspectos de mi vida, le debo mucho, así que cómo no iba a volcarme al doscientos por cien.

Veréis que la casa aún sigue algo “desnuda” como quien dice, por un lado es recomendación mía, siempre digo que hay vivir primero las casas y que sean ellas las que vayan demandando las necesidades o acabaremos comprando por comprar. Por otro lado, el marido está tan emocionado con la luz, el minimalismo y las paredes tan blancas, que por no querer, no quiere ni colgar un cuadro. De momento yo les he dicho que me ofrezco para lo que necesiten en temas decorativos, pero antes deben llegar a un acuerdo, no quiero meterme en una disputa familiar ;-)

La complejidad de esta vivienda era su antigüedad, fue de los primeros chalets construidos en el pueblo, así que tiene bastantes años. El cambio por tanto, no sólo ha sido en su estética, que como veréis en las imágenes del antes y el después está irreconocible, sino que se ha cambiado toda la parte de electricidad, fontanería, calefacción, etc.

La premisa de la obra, además de la actualización de la vivienda era sacar un dormitorio extra. La pareja tiene tres hijos en edad adolescente y dos de ellos compartían hasta entonces habitación. En la parte superior de la vivienda no había metros suficientes para sacar dicho cuarto, así que debía ser en la planta baja. Primero barajamos la opción, ya que la cocina es muy grande, de hacerlo en la parte donde ahora se encuentra la zona de almacenaje y nevera, dispone de ventana propia y quedaba espacio suficiente para seguir teniendo una amplia cocina. Pero la realidad es que meter a tu hijo ahí al fondo, en un espacio frío, no sonaba muy bien, ni para sus padres ni para nosotros, así que cambiamos la idea y sacrificamos parte del salón.

Se retiró la chimenea que estaba en desuso y se puso un tabique con puerta corredera, para no perder espacio, hasta donde comienza la escalera. Queda un dormitorio de unos diez metros cuadrados (tamaño estándar) al que le incorporamos un armario a medida con la estética de la forma de la escalera. Por dentro está completamente vestido, pero no le hice fotos por preservar la intimidad del hijo de mi clienta, que ya lo había llenado con su ropa.

Al otro lado del tabique queda suficiente espacio para el salón o cuarto de estar, que en estos momentos como os decía está algo vacío. El antiguo sofá, una butaca nueva de Maison du Monde, una vitrina que ya tenía mi clienta y está en espera del mueble de la televisión (sencillo y bajo para que no ocupe demasiado espacio), poco más.

A mitad de camino, se encuentra el aseo. Allí simplemente incorporamos una ducha para dar servicio al nuevo dormitorio, tuvimos que cambiar los azulejos del frontal y del suelo ya que había que desplazar el váter, aprovechamos también para poner un lavabo más pequeño. Hablando de suelos, toda la casa se recubrió con el mismo suelo laminado de roble de FINSA, incluida la cocina ya que aguanta perfectamente la humedad y se pretendía unificar espacios.

Al final todo ha quedado mucho más grande de lo que pensábamos, al tirar el tabique de la entrada que hacía de separación con la cocina, se ve desde el comedor hasta el cerramiento final, donde la clienta tiene su despacho, y la luz natural invade todos los espacios, algo de lo que carecía la casa antes de la reforma ya que su orientación norte y la gran cantidad de muebles de madera, la hacían muy oscura.

¿Adivináis dónde hemos “perdido” más tiempo”? ¿Qué es lo que más ha costado? y ¿Cuál ha sido el mayor capricho de la clienta? Seguro que os hacéis una idea, la gran isla. Cuántos quebraderos de cabeza, pero qué bien ha quedado, a veces merece la pena cambiar los planos de una cocina cuatro veces para que el cliente acabe teniendo exactamente lo que quiere. Si os preguntáis de qué material es la maravillosa encimera, os diré que es granito, pero sin pulir ¡preciosa!

Pues hasta aquí nuestro último trabajo, estoy muy orgullosa, sobre todo porque mis clientes son felices como perdices, hasta la perrita Viva, dueña y señora del sofá, está como una reinona en su nueva casa.

Espero que os guste y por supuesto espero vuestros comentarios, toda crítica constructiva siempre es bien recibida. Os dejo con las imágenes del antes y el después.

ANTES (Pinchad en las imágenes para verlas a tamaño real)

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

La casa del interiorista Carles Ruiz Carrión

Parece que lo bueno se hace esperar. Hoy quería escribir el post sobre nuestra última reforma integral, así que ayer dejé casi todo preparado para que así fuera, sólo me quedaban las fotos del “después”, lo más importante vaya. Al llegar a casa del cliente para tomar las fotografías faltaba un pequeño detalle de carpintería en la cocina, así que me senté en el comedor con mi querida clienta y estuvimos charlando un rato en lugar de hacer fotos, preferí esperar a que todo estuviera terminado para hacer un post en condiciones. Aunque no os negaré que me puede el ansia, ha quedado todo tan bonito que me muero de ganas de enseñarlo…

Menos mal que siempre encuentro preciosas casas para compartir de donde poder sacar mucha inspiración. Empieza a preocuparme que últimamente casi todas son de Barcelona, y no porque tenga nada en contra de la ciudad condal, pero me hace replantearme si debería cambiar mi lugar de residencia ya que tanto me atraen las construcciones de allí ;-)

La de hoy además de vivienda también es el estudio del interiorista Carles Ruiz Carrión, por lo que su casa sirve como escaparate. El espacio se divide en dos plantas, a pie de calle se encuentra la parte de trabajo, es decir, la oficina como tal y es el lugar donde está la cocina que se destina tanto a su propio uso, como también a modo de showroom para sus clientes. El piso inferior es la zona más privada de la vivienda, un espacio abierto donde discurre la sala de estar que se separa del dormitorio tan sólo mediante unas estanterías de Ikea. Bajo la escalera podemos ver otra pequeña zona de trabajo, en la misma planta se encuentra el baño y una maravillosa terraza.

La arquitectura es casi lo más impactante, los techos dan sensación de encontrarse en una cueva y sus curvas, contrastan con las líneas rectas de los muebles. Al estar un piso por debajo de la línea de calle no hay demasiada luz natural, algo que se ha resuelto gracias a la paleta de colores suaves predominantes y a una acertada elección de luz artificial (como los focos que alumbran al techo y hacen rebotar la luz).

El mobiliario en general es sencillo, mezcla de piezas de diseño como las sillas de Magis Design, la lámpara que se encuentra junto al sofá de Artemide, o el sofá de Temas V, con otras de firmas más económicas como Ikea o Zara Home, e incluso algunas restauradas (como la mecedora) o hechas a medida. Un mix equilibrado y un conjunto de lo más acertado.

Lo que ha llamado mi atención de esta casa obviamente es su arquitectura, pero de nuevo el patio ha terminado por robarme el corazón.

Vía: Apartment Therapy / Imágenes: Lula Poggi

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Dedicado a ELLAS

Estamos en la semana de la mujer y son muchos los actos que realizan durante estos días en favor de la igualdad. Yo misma junto a mi club de corredoras, llevamos unos meses organizando una carrera solidaria en favor de una maternidad en Etiopía, ya es nuestra segunda edición, el año pasado fue todo un éxito la que hicimos para ayudar a las mujeres de Gambia. Pero hoy no vengo a hablaros de este proyecto solidario que en su día conté en Instagram, si estáis interesados aún estáis a tiempo de inscribiros, es este sábado y tenéis toda la info en la web Andacorre.com.

Hoy quería hablaros de “Ellas“, dedicarles este post a mi grupo de amigas 2.0 que me acompaña cada día en este mundo blogger que, de otra manera, sería bastante más solitario. Quería contaros cómo me han cambiado la vida, cómo de estar sin rumbo fijo me han hecho poner el foco en mi objetivo (no sólo eso, también conseguirlo), cómo unidas y por pequeñas que seamos se llega lejos (mucho más de lo que nunca hubiera pensado). No soy por naturaleza una persona muy ambiciosa, pero ellas me han hecho ver el valor de mi trabajo, porque si yo no lo veo ¿quién lo hará entonces? Tengo tanto que agradecerles, que la lista sería infinita. Más allá de eso, se han convertido en mis amigas, son mis “compis” de trabajo, cada mañana nos levantamos y nos damos los buenos días, según transcurren las horas nos vamos contando cómo van las cosas y lo que hacemos cada una, esto desde varios lugares de España: Tarragona, Barcelona, Mallorca, Salamanca y Madrid ¿mola, verdad?

Pues allá voy con cada una de ellas:

  • Carmen de @decoralinks fue la máquina pensante de este grupo #lomust. Vive en Salamanca y aunque estudió filología y trabajó en marketing por cuenta ajena, acabó desarrollando su pasión por el interiorismo. Ahora tiene una empresa que hace reformas online, os aseguro que os presentará las mejores ideas para vuestra futura casa, es una auténtica máquina levantando planos en 3D con soluciones que ni a los arquitectos más reputados se les pasa por la cabeza. Es una loca del diseño, una devora revistas y fanática de Pinterest, y no sé por qué pero tenemos una extraña conexión (que a veces da hasta “miedito”) respecto a nuestra visión por la decoración, sobre todo en cuanto a piezas se refiere. Aquí tenéis un extracto de su “feed” de Instagram para que os hagáis una idea de sus gustos. Ah! y también tiene blog.

  • Ruth de @Linea_r_ y yo nos conocimos físicamente en 2014 (aunque ya nos seguíamos mucho antes por redes), no sé si recordáis aquel post que escribí por entonces, “Dos blogueras por DecorAcción“. Después de aquella quedada nos hemos visto alguna vez más, aunque pocas, pero nunca hemos perdido el contacto. Ahora la tengo lejos, viviendo en Mallorca junto a su chico Carlos, con el que se casará en mayo. Ruth comparte conmigo el amor por todo aquello que nos recuerda al mar, a las piezas naturales, a las fibras, las plantas,… esa vena de la autenticidad y de las cosas que tienen alma. Desde que vive en Mallorca ver sus fotos es un poco suplicio para mí, sólo veo mar, preciosas calas, paisajes, bonitas tiendas,…cualquier día me presento allí y ya no me echan :-).También tiene blog.

  • Paula de @Loftandtable, filóloga también, Valenciana de cuna pero residente en Tarragona. Como diría yo, es la alegría de la huerta, nos hace reír cada día, sus vídeos en Stories son muy graciosos, y qué mejor que rodearte de gente que te saca una sonrisa. Es amante de las cosas bonitas y así lo demuestra con cada trabajo que hace, las imágenes que veis en su feed son suyas, al menos el 99%. Es capaz de montar la mesa más bonita del mundo, como de cocinar el plato más sabroso (o así se transmite en sus fotos, tendré que ir a Tarragona a probarlos), como te hace un precioso DIY (las coronas con ramas secas por ejemplo, son uno de sus fuertes), como te crea los mejores bodegones para llenar tus retinas de inspiración, y por supuesto también nos regala múltiples ideas deco. Esta chica es una auténtica joya, sólo tenéis que ver su cuenta para morir de amor. ¡Ah! También podéis seguirla en su blog.

  • Carla de @thedecosoul, si traducís el nombre de su cuenta y la mía tienen tanto en común (“decoración con alma” y “decoración con sentimiento”), como ayer me decía Carmen “Dios los cría y ellas se juntan”, si es que al final todas tenemos cosas que nos unen, a veces incluso utilizamos las mimas expresiones ¿cuántas veces me habréis escuchado decir “aquello que sea capaz de remover mi alma”?, pues esta misma frase la escribió Carla hace poco. Estudió interiorismo y se dedica a ello, pero también tiene otra pasión patinar, así que por las tardes se pone los patines y da clases a niños casi todos los días de la semana, lo que viene siendo una todo terreno, vaya. Con ella fui este año a Casa Decor y lo disfruté un montón porque cada una aportaba su “sapiencia” y ella sabe muchas cosas, es la lista de la clase, no hay material que se le resista :-). En un futuro no muy lejano, nos gustaría trabajar en un proyecto juntas, a ver qué tal nos va, quién sabe… Por supuesto, también tiene blog.

  • Luciana, o Luchi para nosotras, de @inmyattic, Argentina residente en Barcelona. Se formó en producción de moda y estilismo en su país y está terminando los estudios de interiorismo aquí en España (esta es otra de las grandezas de este grupo, que algunas nos llevamos 20 años de diferencia pero no lo parece, es más lo enriquece porque cada generación aporta distintas visiones). Perfeccionista, apasionada, necesita que los espacios le transmitan, sensible,… me recuerda un poco a mí ¿será porque ambas somos cáncer? Es una coleccionista incansable de tazas, allá donde viaja se compra una. Luchi me transmite mucha ternura, no sé por qué, y eso se refleja también en sus espacios.

  • Laia de @casa.saboya de la publicidad al mundo de la decoración, el estilismo y la dirección de arte. También vive en Barcelona y como Luchi tiene 26 años (¡quién los pillara!). Su trabajo es espectacular, envidia sana (o no tan sana :-)) cuando veo que trabaja para firmas tan reconocidas como Güell Lamadrid colaborando con los estilismos de la última colección de las hermanas Melian Randolph, por poneros un ejemplo, ahí es nada. No podría definir bien su estilo quizás por eso me identifico con ella, tan pronto veo en su cuenta de instagram algo de diseño, como algo con toques naturales, piezas mid-century, últimas tendencias… creo que como a todas, le inspira todo aquello que le mueve.

  • Elena de @espaciodecoro se dedica a la publicidad pero le apasiona la decoración y no hay más que ver su Instagram para darse cuenta de su buen gusto. También me identifico mucho con sus gustos, le encantan los mercadillos, los muebles vintage, los materiales naturales como las fibras y la madera ¿os suena, verdad? Ella se define ecléctica cien por cien, yo diría que como todas nosotras hemos acostumbrado nuestras retinas a “lo bonito”, ¿eso es un estilo decorativo? yo creo que no, simplemente sabemos reconocer lo que es un “bluf” de lo que no (perdonad la expresión), o un quiero y no puedo, lo que llega y lo que no, como lo haría una obra de arte, tal cual. Elena también vive en Mallorca, así que Ruth que fue a vivir allí por amor encontró en ella además de una más del grupo, un apoyo en la isla, ¡menuda suerte! Elena también tiene blog.

  • Quiero hacer también una mención a Bea de @melonandco y @voiladecoshop. Empezó con nosotras cuando escribía el blog de decoración Melon & Co. pero al poco tiempo comenzó su aventura abriendo su preciosa tienda online Voilà Déco Shop de objetos artesanales y tejidos naturales. Además de eso, se mudó de Barcelona a Francia, lo que hizo que su tiempo se viera muy limitado, así que aunque ya no sigue el día a día con nosotras, para mí es como si estuviera, es otra amiga más que me ha dado este grupo y la tengo el mismo cariño que a las demás.

Y hasta aquí mi pequeño homenaje a estas ocho mujeres que significan mucho más de lo que creen para mí. Hay cosas que no me gustan de las redes sociales, pero precisamente estas son las que las dignifican. ¡Os quiero amigas!

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Una joya en Barcelona…

Tenemos una primavera avanzada, tanto es así que me parece sospechosa, me da en la nariz que en mayo estaremos con bufanda castigados con el frío que todavía apenas hemos pasado este invierno. Así estamos que entre gripes y alergias no hay quién se aclare, la realidad es que la lluvia nos vendría muy bien, pero si no fuera por los problemas que ocasiona yo compro estos rayos de sol y estas temperaturas durante todo el año. Los jardines y terrazas empiezan a despertar y apetece estar más tiempo disfrutando del exterior.

De ahí que os traiga esta joya en el centro de Barcelona, cuyo gran valor para mí es poder disfrutar de dos terrazas viviendo en una gran ciudad, sin duda esto es calidad de vida. El proyecto de reforma fue ejecutado por el estudio de Meritxell Ribé – The Room Studio para una familia de cuatro miembros y su mascota. Querían algo sencillo y atemporal con espacios visualmente conectados que se consiguieron gracias a las grandes cristaleras con perfilería en negro, que le da un cierto aire industrial. Estos cerramientos, conectan interior y exterior, permitiendo que las vistas del jardín se cuelen en el salón. Muchas de las piezas están hechas a medida por el propio estudio, como la estantería o la mesa de centro, el sofá es de la firma Bonaldo y la alfombra de Francisco Cumellas. Cierran el espacio dos preciosas butacas Butterfly de cuero.

Cocina y salón-comedor se separan visualmente por el cerramiento de cristal, y excepto por el suelo (hidráulico en la cocina y roble en el salón) el resto de materiales siguen la misma línea en ambos espacios para que el conjunto se vea uniforme. La preciosa mesa de comedor de hierro y madera es de Francisco Segarra. Dentro de la cocina, de la firma Diésel, un comedor más pequeño e informal, hace las veces de office.

Saliendo del salón está lo que para mí es la joya de esta casa, la terraza, con una zona cubierta por una pérgola para comer y otra abierta con asientos para relajarse. Todo un oasis en la ciudad, con mobiliario de Kettal.

Subiendo la preciosa escalera con luces empotradas, encontramos el dormitorio principal que cuenta con una gran bañera de cobre exenta de la firma Devon & Devon. La paleta de colores sigue siendo la misma que en el piso inferior, textiles claros, maderas y apliques o lámparas negras. La cómoda situada entre los armarios, que se han realizado con madera recuperada, y la cama, delimita la zona de vestidor y divide ambos espacios. Tras los armarios se encuentra el cuarto de baño donde se combinó el microcemento en ducha y paredes, con baldosa hidráulica a modo de alfombra central, y como almacenaje aprovechando el retranqueo de una mocheta, se situó una estilizada estantería String.

Los muebles del cuarto infantil están diseñados por el propio estudio de Meritxell Ribé a medida, se le añadió un aplique Jieldé siguiendo el mismo corte industrial del resto de la casa, los textiles son de Mik MaxJunto al dormitorio, un rincón de juegos complementa la estancia.

Como veis la casa es perfecta para una familia de cuatro miembros, nada ostentosa, relajada y serena, creo que no le pondría ni le quitaría nada, me gusta tal cuál es. El patio, lo que más :-)

Fotografía: Mauricio Fuertes / Imágenes: Mi Casa Revista

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.