Desert Palisades Guardhouse

Sólo he necesitado un par de días otoñales para desear que vuelva el calor, qué rarita soy ¿verdad? Es que con el frío me encojo (cualquiera diría que estoy en los huesos, todo lo contario, pero mi grasa es inservible como abrigo :-)) y la lluvia me pone triste y melancólica, así que yo ya he tenido suficiente frío por el momento y he decidido llevaros virtualmente al desierto, así de radical. No es un desierto cualquiera, nos vamos a California, tierra por la que siento mucho cariño desde que estuve un año viviendo allí con una familia maravillosa.

Seguro que cuando veáis las imágenes el post os vais a quedar con ganas de ver más estancias, como me ha pasado a mí, porque ¿dónde está la cocina? ¿y los dormitorios? no aparecen por ningún lado, pero la realidad es que en este proyecto cuenta más el exterior que el interior.

Desert Palisades Guardhouse es un trabajo realizado por el estudio de arquitectura La vivienda está situada en las laderas escarpadas de Chino Canyon, en el valle de Coachella, a pocos kilómetros de Palm Springs. El enclave privilegiado de Desert Palisades ofrece modernas residencias que se asoman a las impresionantes vistas del desierto que las rodea.

El proyecto está concebido para crear un diálogo fluido entre naturaleza y construcción. De ahí que en su estructura predomine el acero corten, cuyo color terroso se confunde con el entorno, al igual que la geometría del voladizo de 10 metros que destaca entre las formas orgánicas del paisaje desértico. Dicho voladizo queda suspendido sobre una enorme roca independiente, sin llegar a tocarla, como si flotara sobre ella, con el propósito de generar una tensión entre ambas estructuras (lo natural y lo artificial). A su alrededor, muchas otras piedras y rocas de distintos tamaños, así como una amplia gama de flora desértica, enmarcan el edificio de acero. Los acabados exteriores incluyen además cemento y madera, elegidos junto al acero por su durabilidad, atemporalidad y minimalismo, de tal manera que no interfirieran con el entorno.

Para el interior se optó por una paleta de mediados de siglo que evoca al modernismo, corriente que floreció en Palm Springs en los años 40 y 50. Dentro, encontramos acabados más pulidos con el fin de proporcionar calidez, pero los materiales y el criterio son los mismos que en el exterior, la finalidad siempre es mantener la conexión con el paisaje. A pesar del abrasador calor del desierto y de los grandes ventanales de suelo a techo, la casa disfruta de grandes zonas de sombra gracias al voladizo (obviamente el aire acondicionado es necesario también). En el salón podemos encontrar piezas icónicas como la mesa de Isamu Noguchi o una composición de luminarias de Tom Dixon. Llegados al baño es donde me quedo con ganas de más, la elegancia de la madera y el negro dominante, me pierde…

¡Feliz fin de semana!

Vía: Yatzer y Studio ARD

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Anuncios

Una preciosa casa en Melbourne…

No es que siga con la temática del post del lunes, aunque por las primeras imágenes lo pueda parecer, ha sido simple casualidad pero ¿cómo os quedáis al ver la lámpara? Casi que el resto ya me daba igual…

Nos encontramos ante una vivienda situada en uno de los mejores barrios de Melbourne, completamente remodelada por el fundador de la firma de diseño Beautiful Home. La casa cuenta con cinco grandes dormitorios distribuidos en varios niveles, una gran sala de estar, comedor y cocina de concepto abierto, tres cuartos de baños, dos zaguanes o “mudrooms” y un estudio.

La cocina, como en casi todos los hogares, es la reina de la casa. Está realizada a capricho, con materiales nobles (como el frente de mármol de Calacatta con sus elegantes vetas grises), hornos dobles de la firma Miele, muchas zonas de almacenaje y una gran isla central que hace de separación con el comedor (sin duda mi parte favorita). La cocina y el comedor dan acceso al patio trasero, con zona ajardinada y piscina.

En la vivienda están presentes tanto elementos tradicionales y originales como otros más modernos y relajados. Ejemplo de ello son la puerta de entrada, los ventanales del dormitorio, las molduras de los techos, etc. que definen su naturaleza histórica. Ésta se hace más patente en el salón con su chimenea de hierro fundido y cornisa de madera, sobre ella, un exótico JuJu Hat pone el punto de tendencia al espacio. Colores tierra, texturas naturales, sillones de lino, muebles antiguos, alfombras con textura, cerámica y obras de arte tejidas, son características de esta vivienda donde lo nuevo y lo viejo conviven a la perfección.

Es una pena que el artículo de Est Magazine donde he encontrado la casa, no cuente más al respecto. Me hubiera encantado saber la procedencia de la lámpara, a la que he sometido a una búsqueda por imagen en Google sin éxito alguno, así que si sabéis de dónde es por favor compartid, soy toda oídos. A las sillas, que también me encantan, les he sacado un parecido más que razonable con las “JH-501 The Chair” de Hans J. Wegner, no son iguales pero dan bastante el pego y total ¿quién puede pagarse las auténticas?

Espero que disfrutéis de la casa o que al menos, como me ha pasado a mí, no podáis dejar de mirar la primera imagen.

Vía: Est Magazine

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Baskets Lighting

¿Qué tal vuestro puente del Pilar? ¿Habéis tenido unos días de descanso? Espero que así sea. Yo acabo de venir del pueblo y aún no doy crédito del tiempo que hemos disfrutado, parecía verano. La verdad que para estar en el monte (que es lo que hacemos allí básicamente) se agradece el calorcito, pero creo que esto ya no es normal. Sin lluvias no hay agua en el pantano (jamás lo había visto tan seco), por supuesto ni hablar de encontrar setas (muchos en Soria viven de los hongos así que están esperando las lluvias más que nunca).

Os he comentado varias veces que a mí el frío y la lluvia no me gustan y no es que haya cambiado de opinión, pero en este momento lo veo necesario de verdad. Sólo tengo que pensar en lo que están pasando los gallegos y asturianos con tanto incendio, que ¡quiero que llueva ya!

Mientras el tiempo sigue como está y para ir despidiéndonos de este “veroño”, os traigo una tendencia que lleva ya tiempo entre nosotros y parece que seguirá, los “Baskets Lighting”.

Particularmente me gustan por su estética natural, su estructura está compuesta por fibras, bambú o rafia, así que de una manera u otra al verlas me recuerdan a la época estival. También por su versatilidad, aunque parezca que sólo pegan en determinados ambientes, creo que son aptas para encajar en cualquier espacio, desde los más campestre hasta los industriales (veréis más abajo qué bien queda en una cocina realiza con microcemento, lo que hace es restar dureza al ambiente). Incluso en cualquier vivienda o piso de ciudad ¿cuántos sois los que habéis sucumbido a los encantos de la famosa SINNERLIG de Ikea?, seguro que muchos.

Si me preguntáis por tamaños, yo soy muy fan de las XXL, pero sólo si el espacio lo permite (no es cuestión de tener que salirse de una habitación para que quepa la lámpara :-) por muy chula que sea). Se puede optar también por combinar varias en tamaños más pequeños, quedan muy bien estéticamente hablando.

Por último y aún a riesgo de parecer pesada (porque las imágenes me darán la razón), combinadlas con vegetación. Las fibras naturales y las plantas, siempre van bien de la mano.

Os dejo con un montón de inspiración, quizás os animéis con una o varias. Ah! si no sabéis donde encontraras, sólo tenéis que preguntarme. ¡Feliz lunes!

Imágenes: mi panel de Pinterest “Lighting”

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Ideas para decorar la cocina con estilo

La cocina es uno de los lugares de la casa en el que más tiempo pasamos. En el desayuno, en la comida o en la cena, la cocina es un espacio especial, porque además de nutrirnos, en ella compartimos momentos especiales: ya sea con la familia, con los amigos, etc. Por ello, con el paso de los años, la decoración ha llegado a este lugar para hacerlo más nuestro, más personalizado, y mostrarnos todo el abanico de posibilidades que nos ofrece, como presenta Textura.

La decoración de una cocina engloba todo: desde cuadros que colgarán de sus paredes, hasta los pequeños detalles de los muebles o los artículos textiles. A continuación, os presentamos algunos de los complementos más auténticos, disponibles en Textura, que convertirán a este espacio de la casa en un rincón personal y único:

  • Mantelería: es sin duda uno de los elementos más visibles dentro de nuestra cocina, sobre todo si celebramos una comida en grupo. El color es uno de los elementos clave a la hora de elegir una mantelería. Deberemos tener en cuenta tanto la gama de colores de la propia cocina como la idea que queremos trasmitir. Colores como el negro pueden darle a nuestro mantel un toque muy elegante, incluso seductor. Otros como los naranjas o los rojos, le darán un toque divertido, ideal si hay niños. Tienen un tratamiento especial que retarda la absorción de la mancha en el tejido. Pueden limpiarse simplemente con un trapo húmedo o directamente en la lavadora. Además de ser muy práctico, su tacto y aspecto tejido le aportan un acabado de calidad.
  • Delantales: esta pieza puede ir a juego con la mantelería o bien podemos optar por algo completamente diferente, rompiendo por completo con el resto. Los precios son variados de acuerdo con el tipo de tela con el que están fabricados y el estilo.
  • Trapos y paños: a pesar de ser un artículo hecho para ser manchado, lo cierto es que los paños pueden darle a nuestra cocina un toque especial. Para ello, tendremos que tener en cuenta el color de nuestros muebles y/o del resto de la mantelería.
  • Agarradores y manoplas: pieza indispensable para los “cocinitas”, a la hora de elegir un agarrador deberemos tener en cuenta el material con el que está hecho. A juego, podremos incluir una manopla.
  • Individuales: son particularmente cómodos para casas en las que cada miembro tiene horarios diferentes o en las que la familia es de pequeño tamaño, ya que permiten hacer uso de los manteles solo en ocasiones especiales o tener que lavarnos con menos frecuencia.
  • Bandeja: si eres de los que adora comer delante del televisor, una bandeja es más que necesaria en tu cocina. Además, puedes usarla de decoración o para servir el café a tus invitados.
  • Servilletas: junto con los manteles, las servilletas son uno de los objetos que más personalidad le da nuestra mesa. Puedes combinar colores y prints para crear mesas con mucho arte y estilo.
  • Cojines: aunque hay gente que prefiere no utilizar cojines en las sillas de la cocina, debido a que se manchan con facilidad, en el mercado encontramos todo tipo de materiales y colores que reducen esos inconvenientes y hacen de esta pieza un objeto interesante. Además, será el complemento ideal para pasar horas delante de un café, charlando, con la máxima comodidad.

Estos son sólo algunos de los complementos que darán luz y color a tu cocina. Su elección dependerá de tus gustos y del estilo que quieras darle.

Imagen Portada: Textura

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Consejos para un estilismo perfecto

¿Conocéis el trabajo de la interiorista y estilista Emma Hos? Hoy me permito escribiros unos pequeños consejos para lograr estilismos perfectos como los que ella hace y que nuestra casa parezca de revista. Ahí van:

Ya sabéis la importancia que le doy a la personalidad de las casas, tienen que hablar por sí mismas, contar historias de las personas que las habitan y no ser réplicas de otras. Así que a estrujarse un poco la cabeza para crear rincones con personalidad. El ejemplo más claro que vais a ver a continuación es la iluminación del comedor (me ha enamorado).

El arte nunca debe faltar, no tenemos que gastarnos una fortuna si el bolsillo no acompaña. En mi casa por ejemplo tengo un montón de grabados pintados por mi madre y fotografías de mi suegra, ganadora de muchos premios nacionales e internacionales, también tengo la suerte de contar con un Canogar (regalo de boda). Además, el arte no tiene por qué ser sólo en forma de cuadro, otros modelos como la escultura son igual de válidos, mi escultura de Rafael Amorós también sorprende a todo aquel que entra en mi casa.

Cómo no mencionar las plantas, han de estar presentes en cualquier formato, ya sean ramos naturales, pequeñas macetas repartidas o tamaño XXL, también centros de mesa. Sin ir más lejos, mi centro de mesa son crasas y cactus que organicé en distintos contenedores de cristal: jarrones, copas de balón, de coñac, etc. a distintas alturas, queda genial y es algo que puede hacer cualquiera. Lo verde está de moda, si es que alguna vez no lo estuvo.

El color es divertido sí, pero nunca os cansaréis de un neutro. Los grises, blancos o beiges gustan a todo el mundo, luego podemos añadir toques de color en los complementos. Daremos mucha importancia a los textiles porque son determinantes en la decoración, utiliza largas cortinas que reposen en el suelo (visualmente quedan más elegantes y llamativas). Sofás repletos de mullidos cojines, ahí es donde podemos dar rienda suelta a nuestra imaginación con el color y las distintas texturas (una buena idea que leí en la revista El Mueble, es confeccionar o comprar cojines con telas diferentes por cada cara, de tal manera que si te cansas puedas girarlos y cambiar completamente la decoración). Atención también a las alfombras, perfectas para delimitar espacios y crear confort. Y por supuesto a las camas, no hay nada más apetecible que una cama bien vestida, los linos y algodones (aún en invierno), son un acierto seguro, se pueden combinar con plaids, colchas, etc. en las épocas más frías del año. También usar terciopelo, ahora es tendencia total. Ah! quedará más bonito si jugamos a mezclar lisos y estampados.

Muy importante, alejarnos del desorden. Si los libros y elementos decorativos no están colocados adecuadamente, produciremos un efecto de caos que no conviene, así que hay que afanarse en la distribución de los mismos (sobre esto escribí un post hace tiempo, podéis recordarlo aquí).

La iluminación es otro punto a tener muy en cuenta, no queremos una casa sombría ni tampoco una que parezca una discoteca. Ojo a la lámpara del comedor de esta casa (¿os lo había dicho ya? :-)), es lo que más me ha llamado la atención. Una simple luminaria puede convertirse en el centro focal de un ambiente.

Otros grandes aliados serán los espejos, multiplican el espacio y la luz, así que no te cortes (ya os he contado que en mi casa hay bastantes y prometo que no es un tema de vanidad :-)).

Recordad también que las cosas pueden utilizarse de manera distinta a su función habitual, un marco no tiene por qué llevar fotos, puedes utilizarlos para crear composiciones en la pared sin necesidad de poner nada en su interior, o por el contrario meter objetos que tengan un significado (yo por ejemplo enmarqué las primeras zapatillas menorquinas de mis hijas). Los rosetones de techo de escayola utilizados normalmente para resaltar las luminarias, también quedan muy bonitos dispuestos por la pared.

Y ya para terminar, aunque podría seguir con más ejemplos, no olvidéis incorporar detalles a vuestras mesas de centro o auxiliares, libros, fotografías, recuerdos personales, cuadros o velas, crearéis una zona bonita además de práctica. Apostad por colocar objetos de tres en tres, los tríos no fallan y mejor si están a diferentes alturas.

Con estos “consejillos” os dejo, espero que logréis una casa diez. Los que vivís en España ya sabéis que mañana es fiesta, así que hago puente, me voy al pueblo a descansar. El lunes estaré de vuelta, sed felices…

Imágenes y estilismo: Emma Hos

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Puntos focales…

Hace pocos días subí una foto a Instagram de la entrada de una vivienda de estilo victoriano (podéis verla aquí) donde el suelo y la escalera fueron más que suficientes para dejarme con la boca abierta. Hoy al ver esta casa, proyecto de estudio Regan Baker Design (del que ya publiqué un post en 2012), me ha traído el recuerdo de aquella imagen. Quizás la entrada es algo menos espectacular que la foto de IG, pero la escalera, sobre todo vista desde arriba (segunda imagen), es realmente impactante.

La vivienda de hoy combina elementos tradicionales y detalles históricos con otros de estilo contemporáneo y una aportación tribal gracias a las obras de arte del cliente procedentes de África.

Se trata de una familia numerosa de cinco miembros, tres hijos muy activos con necesidades de espacio. La última renovación que había sufrido la casa fue en los años 50´ y por entonces contaba con habitáculos más compartimentados, la cocina, la sala de estar y el comedor por ejemplo, estaban cerrados y separados. Todas las habitaciones fueron abiertas para poder tener control sobre los niños desde cualquier ángulo y también para permitir que las vistas, tanto del océano como del Golden Gate, se colaran dentro de la casa (ahora ya podéis situarla, ¿verdad?).

La casa se rehabilitó pensando en la practicidad de los espacios, en la organización y el almacenamiento (dada las características de sus habitantes). En la entrada se construyó un “walk in closet” para dejar el cochecito infantil, los zapatos, chaquetas y abrigos, etc. La cocina también cuenta con numerosos gaveteros y cajones inferiores para albergar cacerolas, vajilla y cristalería,… (artículos de uso diario), además se completó con una gran despensa para almacenar comida. Otra idea brillante fue separar el dormitorio principal del baño, dejando entre medias la zona de vestidor, el baño además tiene otra salida por lo que por las mañanas les permite asearse y salir sin despertar a su pareja (esta idea me la apunto :-)).

Respecto al título del post “puntos focales”, encontramos varios en la casa. Diría que mayormente se trata de revestimientos y en menor medida, papeles pintados. En la entrada claramente lo que llama más la atención son el suelo y la escalera. En el aseo que viene a continuación la vista se centra tanto en el papel pintado como de nuevo en el suelo, son a su vez, una réplica de la gama cromática de la entrada. Si nos dirigimos a la cocina, es el salpicadero de la zona de cocción con baldosa hidráulica donde sin querer se nos va la mirada. Y por último en el baño secundario, los azulejos geométricos del suelo son los protagonistas. La verdad es que no soy muy fan de tener muchas transiciones en cuanto a suelo se refiere (al menos no tantas como en esta casa), prefiero que un mismo tipo de pavimento continúe por todas (o casi todas) las estancias, pero reconozco que los de esta vivienda me han gustado o al menos, han llamado mi atención.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

¿Cómo decorar mi piso si lo quiero vender?

Ahora que el sector inmobiliario se ha recuperado, vuelve a existir competencia en la venta y, por tanto, en la compra. Vender piso en Barcelona actualmente no es tan fácil por la increíble variedad de propuestas, por lo que es interesante buscar un factor diferencial, uno que entre por los ojos de quién viene a visitar nuestro piso por primera vez, o quien viene a hacer las fotos que luego verán potenciales compradores en las distintas plataformas y webs de inmobiliarias. Sí, este factor diferencial es la decoración.

Porque la decoración es algo que entra por los ojos, que produce emociones – tanto de aceptación como de rechazo – y las emociones son las que nos predisponen a tomar decisiones. De hecho, los expertos en neuromarketing afirman que alrededor del 75% de las decisiones se toman de manera inconsciente, por lo tanto, basadas más en los sentimientos que en la razón.

Claramente, para vender un piso éste debe tenerse bien conservado y tener buenas calidades y una buena relación calidad – precio. Esto siempre hará que parte del camino esté recorrido.

A continuación resumiremos algunos consejos para decorar nuestro piso y que conecte con las emociones de quien lo visita:

  1. Colores: elige unos colores neutros. Aparte de que éstos se llevan mucho esta temporada, es mejor que tu piso transmita calma, naturalidad y tranquilidad. Así que, huye de colores fuertes y estridentes en paredes u objetos grandes (cojines, colchas, etc.)
  2. Juega con espejos: Los espejos dan sensación de amplitud. Aprovecha esta ventaja en los espacios más pequeños.
  3. Cuenta con organizadores y enséñalos. Si cuentas con cajoneras o espacios compartimentados que has incorporado tú al mobiliario, enséñalos sin miedo – siempre y cuando esté bien ordenado -, buscarás que la persona que está visitando el piso se imagine viviendo allí, utilizándolos o no.
  4. Pon el acento en el baño y la cocina. Estas son las dos estancias que más se suelen valorar. Para empezar, muchas veces antes de poner a la venta el piso, se hacen pequeñas reformas para modernizar los electrodomésticos o los sanitarios. Intenta que se acerque a las nuevas tendencias pero sin exagerar, son dos habitaciones fundamentales que han de ser funcionales.

Si dispones de poco sitio en el baño, puedes incorporar un mueble auxiliar pequeño, donde tener las toallas bien dobladas y algún objeto del día a día, pero ojo, mejor guárdalo en cestas, evitando así que dé la sensación de desorden.

  1. Crea armonía en las fotos. Si tienes algún espacio en el salón donde tienes fotos, intenta que los marcos sean parecidos entre ellos, que exista un hilo conductor para evitar un impacto visual negativo a los visitantes.
  2. Utiliza plantas. Incorpora una maceta en la cocina, puedes tener especias si quieres: albahaca, menta o romero. Las plantas dan mayor sensación de luminosidad y, sobre todo, de vida.

Estas son algunas recomendaciones para poner bonito tu piso si quieres venderlo, personalmente o a través de inmobiliarias.

Vender un piso no es fácil, pero si entra por los ojos la dificultad disminuye. Por otro lado, además, en Barcelona, Litma Group garantiza la venta en 28 días, lo que significa que ponerse en manos de profesionales a veces es la mejor opción.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.