Il Sereno Hotel. Lago di Como

La semana pasada veía en facebook, con cierta envidia insana ;-), el maravilloso viaje que se estaban marcando unos amigos míos en el Lago di Como. Fotos espectaculares, pueblos preciosos y mis dientes muy largos. Casualmente hace un par de días en Diario Design publicaron un post sobre los mejores hoteles de diseño con encanto y cerca del agua. De los 10 a los que hacían referencia 4 eran españoles, claramente tenemos un país privilegiado en cuanto a entorno y diseño, pero en esta ocasión me llamo la atención Il Sereno Hotel que precisamente está en el Lago di Como, supongo que al ver las fotos de mis amigos me picó la curiosidad.

Si hablamos de diseño no sé si hay mejor abanderada del mismo que Patricia Urquiola, responsable de la arquitectura e interiorismo del hotel. Esta española con residencia en Milán, ha creado un alojamiento de estilo contemporáneo integrándolo en la zona rural donde se encuentra. Creo que lo más impactante es la escalera, peldaños volados realizados con madera de nogal y rodeados por una estructura de varillas verticales de bronce, convierten el espacio en el protagonista del vestíbulo.

Dos menciones más aparte. Por un lado el restaurante, no sólo por su diseño y las vistas espectaculares al lago, sino por contar con el chef Andrea Berton, ganador de cuatro estrellas Michelín. La segunda mención es para el paisajismo, Urquiola contó con la colaboración del conocido botánico y experto en jardines verticales, Patrick Blan.

Para completar, 30 suites de lujo con inmejorables vistas al lago y diseños realizados ex proceso para el hotel: las piezas de mobiliario, los textiles, revestimientos, luminarias, los baños,… todo en una relajante paleta en tonos grises y maderas con algún toque en azul o verde haciendo referencia al exterior.

Como es gratis soñar y mañana es mi aniversario de boda (¡15 años!, ni más ni menos), ¿no os parecería un sitio increíble para celebrar una fecha tan especial?…

Más info: Diario Design

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

 

Tessa Neustadt

Intento siempre citar la autoría de las imágenes que pongo tanto en el blog como en redes, pero hay veces (sobre todo las que vienen de Pinterest) que rastrear hasta el inicio de la misma se vuelve muy complicado. Me ha pasado en más de una ocasión que he decidido no mostrar alguna imagen, por bonita que sea, si no era capaz de citar ninguna fuente. Otras me he tenido que conformar con decir dónde la había visto, cosa que me da bastante rabia porque lo suyo sería siempre nombrar a la persona que realiza la  instantánea. Si lo vemos claro cuando se trata de mencionar al autor de un libro o al pintor de un cuadro, entonces ¿por qué con la fotografía no lo hacemos?

Y os digo todo esto porque acabo de descubrir a Tessa Neustadt, en realidad sólo su nombre porque su trabajo ya lo conocía. He visto sus fotos aquí y allá, y acabo leer que muchas de estas imágenes pertenecen a colaboraciones que ha realizado la fotógrafa con la archiconocida interiorista Emily Henderson, por la que siento auténtica admiración y a la que sigo desde hace años. Conocer el trabajo de alguien sin saber su nombre, no mola :-(

Cuando seguimos un blog u otro, o ciertos perfiles en redes, es porque nos engancha la visión de la persona que hay detrás, y lo mismo pasa con interioristas, fotógrafos, o cualquier representación de arte. Perseguimos aquello con lo que nos sentimos identificados, lo que se acerca a nuestros gustos y aunque internet es un gran mundo en el que puedes perderte fácilmente, todos acabamos estrechando nuestro cerco, limitando las páginas que visitamos y quedándonos sólo con aquello que nos aporta valor.

Si os fijáis en mis post hay patrones que se repiten. Siempre encontraréis alguna pieza mid-century, algo que recuerda al campo o a la playa, piezas u objetos naturales, quizás hechos a mano, muchas texturas, arte, plantas, materiales nobles,… porque reflejan mis gustos decorativos y quizás por ello en mi búsqueda de contenidos para el blog, acabo cayendo en las redes de este tipo de imágenes.

Por cierto, que en la web de Tessa Neustadt además de ver su trabajo como fotógrafa de interiores, life style, comercio, comida, etc. encontramos también su tienda. En ella podemos comprar fotos en distintos tamaños,  la mayoría con temática marinera y a precios verdaderamente económicos. Ya hice en su día un post de cómo decorar con fotografía en lugar de cuadros, el resultado puede quedar igual de bonito o más. Que no sea por opciones…

¡Feliz inspiración!

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Fella Villas

Hoy viajamos lejos, a Bali para ser más concreta. Es una manera virtual de escapar de este agónico calor que me tiene frita (y no podría haber elegido mejor expresión). Esta semana está siendo un auténtico infierno en gran parte del país, en Madrid lo estamos pasando “canutas”, no quiero ni pensar cómo andarán por el sur. El miércoles os hablaba de heladerías y para el post de hoy sólo quería buscar un lugar refrescante donde desde la decoración hasta la situación geográfica, me dieran un pequeño respiro (aunque como digo sea sólo virtual).

Fella Villas está situada en Canggu (en la costa sur de Bali, Indonesia), a dos minutos de Deus y a cinco de Old Mans y la playa del Eco. Se esconde en la parte posterior de un largo camino rodeado de campos de arroz. A pesar de los arrozales, se ha convertido en zona de moda para el turismo (sobre todo surferos, mochileros y familias), por lo que la parte rural se mezcla con zonas de ocio y otras tantas villas.

Esta bonita casa, ha sido creada por los propietarios de la marca de bañadores australianos Fella. Inspirados en sus viajes, en la arquitectura de distintos países y en el arte, veremos por ejemplo influencias mejicanas o inspiración en el exotismo japonés, en un alojamiento boutique donde interior y exterior parecen fundirse en un solo espacio.

Cuenta con tres dormitorios y en todos ellos las maderas naturales, los suelos de hormigón o los exuberantes jardines tropicales, están presentes. Y lo mejor los baños, los he elegido como primeras imágenes del post porque ¿puede haber algo más refrescante y tentador que una ducha al aire libre?

La cocina abierta (donde vuelvo a destacar la maravillosa isla), está situada junto al salón que da acceso directo a la piscina y al preciso jardín.

La casa es además una galería en vivo, ya que las obras de arte cambian con el tiempo. La idea es colaborar con artistas de la zona, también internacionales, fotógrafos e incluso diseñadores de interior. Alan Walsh, Coco Lux, Cloudy Rhodes, Koa by Kaitlin & Trevor King, son algunas de las colaboraciones ya realizadas.

Realmente Fella Villas es un paraíso. En esta ocasión me quedo con los exteriores movida quizás por esa sensación refrescante que me produce tanta vegetación, por sus baños al aire libre y el jardín con la piscina que en estos momentos, se me antoja de lo más apetecible…

¡¡Feliz fin de semana!!

Baños…

Tokyo Room Three…

Valencia Room Two…

Santiago Room One…

Cocina…

Salón…

Piscina / Jardín…

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

 

3 Heladerías en Madrid…

Si os soy sincera no soy muy de helados ni de dulces en general, pero no se me ocurre mejor marera para combatir esta ola de calor que ingerir cosas frías. Por lo que sé, sólo el norte de España se está librando de este infierno que ha llegado de repente, sin tregua alguna. Recuerdo que cuando iba al colegio y en mi época de universidad aún existía la primavera y el otoño, podías notar la transición entre estaciones, llevar ropa de entretiempo ¿qué ha pasado ahora? Un día te pelas de frío y al siguiente te derrites. Yo no sé vosotros pero a mí (o mejor dicho a mi cuerpo), cada vez le cuesta más acostumbrarse a estos cambios tan bruscos.

Pues hoy me ha dado por las heladerías porque el simple hecho de ver algo frío, me resulta refrescante. Las tres que vais a ver son de Madrid, pero en todas las ciudades existen este tipo de locales cada vez más cuidados en estética y diseño pero sobre todo en producto. Tanto la Gelateria La Romana, como Lolo Polos Artesanos o Mistura Ice Cream, las he seleccionado por tener características similares en cuanto a que son negocios artesanos, basados en el buen hacer de las tradiciones y cuya materia prima para la elaboración de los productos, es natural y de calidad.

Por poneros ejemplos, si te tomas un helado de La Romana como máximo tendrá tres horas de vida (los sirven recién hechos), están elaborados con leche y fruta ecológica; igual pasa con los helados de Mistura cuya leche procede de una pequeña granja a las afueras de Madrid y si eres alérgico o intolerante a algún ingrediente, puedes consultar su tabla de intolerancias (no te quedes con las ganas); por último Los Polos de Lolo se hacen sólo con fruta fresca, sin colorantes, ni conservantes, ni sabores artificiales.

Ya sabéis si no tenéis aire acondicionado, un ventilador, una piscina o la playa cerca, buscad una heladería de calidad y apostad por un postre fresquito para paliar el calor…

Gelateria La Romana

Lolo Polos Artesanos

Mistura Handcrafted Ice Cream

Fuentes vía: 1 y 2

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Lorena Canals Rugs

Hace un par de meses me dieron la oportunidad de probar una de las maravillosas alfombras lavables de Lorena Canals, la mejor manera de poder hablar de un producto con conocimiento de causa.

La primera dificultad era elegir el diseño ¿cómo decantarse por uno en concreto si todas las alfombras eran tan bonitas? Estuve tentada de tirar hacia el color, las de motivos vegetales de la colección Plants me hacían ojitos :-), más concretamente la “Tropical Green” y la “Tropical Pink“. También me llamaron mucho la atención los diseños de la colección Morocco, súper alegres todos. Pero al final actué con cabeza y busqué algo que encajara con la decoración de mi casa, algo más sobrio o con dibujos menos marcados. Mi elección final fue el modelo Bereber en negro (que en realidad no es un negro excesivamente oscuro, podría casi pasar por azul marino). No sé si visteis el día que llegó a casa, subí este Video tanto a IG como a Facebook y aunque es casero porque lo hizo mi hija mientras yo abría el paquete, se ve bien la pieza.

Mi intención era poner la alfombra en mi despacho y así fue durante unas semanas, hasta que no pude más con la insistencia de mi hija pequeña que me pedía sin parar la alfombra para su dormitorio. Sin duda la peque tiene ojo, allí queda aún mejor porque la habitación es más grande, así que luce más, y como está decorada con tonos azules, grises y blancos, queda perfecta (es lo bueno que tiene tirar hacia modelos más sencillos, siempre puedes encajarlos en más sitios).

Lo único que me preocupaba al trasladar la alfombra al cuarto de la niña, era que se iba a ensuciar con más facilidad que en mi despacho. Aunque tengo unas hijas bastante cuidadosas, no dejan de ser niños. Pero luego caí en que son lavables, puedes meterlas en la lavadora de casa, si además tienes secadora, salen tan mullidas como las toallas y para el día a día se limpian como el resto, basta con aspirar y como nuevas.

Os diré que aunque tengo varias alfombras en casa de buena calidad y firmas conocidas, ninguna es tan mullida y suave como esta. Hay incluso un documento gráfico que lo demuestra, aunque no os lo mostraré por no herir sensibilidades. El día que llegó mi marido tuvo a bien echarse la siesta sobre ella, la encontró tan suave y blandita que allí se quedó dormido, no pude evitar hacerle una foto. Os ahorraré la imagen porque parecía el muerto de una peli, me faltó dibujar su silueta alrededor, no es una imagen muy decorativa la verdad pero es una buena forma de demostrar que el producto merece la pena.

Lo dicho, recomendables cien por cien. Diseños preciosos, son muy prácticas (por aquello de que son lavables), mullidas y confortables (no sólo a la pisada, a la prueba de mi marido me remito) y para rematar, están fenomenal de precio. Os animo a que echéis un ojo a la web, a ver si sois capaces de resistiros a la tentación :-)

(Esta última es la que elegí yo, ¿bonita verdad?)

Imágenes: Lorena Canals Rugs

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Studio Macura

Alguna vez os he comentado que no me gusta ir de compras, menos aún cuando la tienda es grande y hay demasiado producto, al final no consigo ver nada porque no me centro. Lo mismo me pasa con las webs, cuanto más limpias y menos abarrotadas de cosas, banners, publicidad, etc. más me fijo en lo que de verdad importa, el producto.

La firma que os traigo hoy es un buen ejemplo de lo que acabo de explicar. Studio Macura no tiene una lista infinita de productos, son más bien pocos pero bien avenidos. El diseño de las piezas que en ella se venden se transmite a su vez en una web depurada y elegante, con una fotografía y un estilismo precioso. Aquí el “menos es más” se lleva hasta la máxima expresión.

En ella vamos a encontrar elementos para el hogar y pequeños muebles, piezas prácticas y bonitas pensadas tanto para la casa como para el mundo contract. Objetos ingeniosos, con una estética muy depurada y a veces sacados de contexto. Se busca lo cotidiano pero de una manera que sorprenda (como los marca páginas por ejemplo). Para su fabricación se usan materiales tradicionales con el fin de dar perpetuidad a la pieza, como la porcelana, la madera, el vidrio o el metal; como contrapunto se utilizan las últimas tecnologías para crear, como la impresión en 3D. Calidad y belleza hasta en los detalles más pequeños.

Os quiero enseñar uno por uno sus productos (no me he vuelto loca, es que no son muchos), porque son bonitos y originales de verdad. Así comprobaréis también que una imagen vale más que mil palabras y que no necesariamente tenemos que tener millones de ítems en nuestra web para que resulte atractivo al comprador, ¡viva el “menos es más“!

¡¡Feliz fin de semana!!

Candelabro PLAMEN diseñado con una tapa que cierra la pieza cuando no hay vela y que a su vez sirve para apagar la llama. En dorado o plateado.

Este pequeño búho llamado SOVA es un decorativo marca páginas. Reposa sobre el lomo del libro mientras su larga cuerda se encarga de marcar la página. Como veis está disponible en multitud de colores.

LIPA  es una pieza de acero que permite a las plantas enredarse a ella y trepar. Su forma tiene un sentido, pretende simular la silueta de dos árboles.

VILA es un preciso imán impreso en 3D con forma de libélula. La impresión en 3D permite crear cualquier tipo de forma haciendo el objeto ligero, extremadamente fino y elegante, pero a la vez muy resistente. Se puede utilizar en cualquier superficie metálica para colgar fotos, notas, o incluso pequeñas piezas de joyería como collares.

Por qué tener sólo una cuando podemos poner dos. KAMEN son un par de mesas auxiliares de distintas alturas y diámetros. Su fina tapa de acero y la base en mármol, crean una composición elegante y atemporal.

LETI es una luminaria colgante con un simpático pájaro que se engancha a su cable textil. También lo tienen en multitud de colores y se puede combinar el cable de un color con el pájaro de otro.

LAVA es un florero para una sola flor (o rama). En su interior una piedra pómez flota de manera natural al llenar el jarrón de agua, manteniendo la flor recta en el recipiente gracias a su agujero.

BUBA es un tablero magnético que sirve como organizador. Tiene una forma muy básica que se monta directamente sobre la pared (en la cocina, pasillo, salón, área de trabajo,…) Para aumentar su funcionalidad se puede combinar con otros accesorios como los imanes VILA, el vaso LALA, etc.

De nuevo otro marca páginas, esta vez en forma de pájaro se llama PERO, puede adquirir distintas posiciones y hay varios colores a elegir.

LIVADA es un jarrón de cristal para disfrutar de un pequeño bouquet de flores o hierbas. Consta de dos partes un vaso y una campana de cristal para cerrarlo, ésta lleva perforada un agujero para que podamos disfrutar del aroma de su contenido (flores o hierbas), si abrimos y cerramos la campana repetidas veces, la fragancia saldrá hacia fuera como si de un ambientador se tratase.

El pequeño caracol SPORO, también diseñado en 3D y con multitud de colores a elegir.

BLOK es un soporte para tablets. Construido en una sola pieza de mármol, cuyo peso hace que la tableta se mantenga estable incluso cuando utilizamos la pantalla táctil.

VISI es un perchero y está inspirado en la simplicidad y elegancia de los clásicos botones alargados de las cazadoras. De madera natural, estos ganchos se pueden utilizar en diversas posiciones.

El tubo LALA me encanta, es como una probeta para albergar una flor o pequeña rama. La única particularidad que tiene es que en su parte posterior lleva adherido un imán lo que permite que sea fijado a cualquier superficie magnética o al propio tablero BUBA.

Otro marca páginas, esta vez se trata de un caracol y se llama SPORO.

LAKO es un alambre de acero curvado que permite almacenar libros y revistas. Sus líneas rectas y curvas permiten varias posiciones y opciones de almacenaje, convirtiéndose en un objeto funcional pero también escultórico.

Su nombre es VINO y se trata de un accesorio para las botellas de vino. Está hecho de corcho natural y en su interior lleva una placa de plástico en llamativos colores. Tiene doble utilidad, como tapón o como base, dándole a la botella mayor presencia en la mesa.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

 

Un bungalow en el campo…

Quizás últimamente se me ve un poco el plumero con el tipo de casas que publico, el campo o el mar siempre son los protagonistas. Mi subconsciente claramente me está pidiendo vacaciones y desconexión. Creo que parte de la culpa es lo poco que hemos ido este año los fines de semana al pueblo, estoy ansiosa por disfrutar de mis amados pinares sorianos y por qué no decirlo, también de mi semana en Portugal (aunque para esto último queda mucho más).

Pues aquí os traigo otra de esas casas de campo que tanto me gustan. Tengo que hacerme mirar también mi obsesión por las grandes islas de cocina, para lo que no tengo explicación :-)

Se trata de un proyecto de Larson and Paul Architects. La vivienda era un pequeño y oscuro bungalow de 1940, el arquitecto sustituyó los antiguos porches construyendo tres ampliaciones a los lados, uno contiene la nueva cocina, otro un porche cubierto que sirve como entrada principal y un tercero que contiene el dormitorio en la primera planta y el salón debajo, dejando una de las cuatro paredes en cristal para poder admirar las vistas al estanque.

Del diseño de interiores se encargó Selina van der Gest, su misión era restar frialdad a una casa dominada por el color blanco, el negro y marrón (presente en muchos muebles). Para ello utilizó kilims turcos, agregó puertas correderas de granero en el despacho y en el baño principal dando a la vivienda un toque “country-industrial”, también puso herrajes de hierro forjado en todas las puertas interiores, entre otras cosas.

La propietaria de la vivienda desde su infancia había convivido con piezas icónicas que atesoraba su abuela, como un sofá de Knoll, la mesa de Saarinen con sus sillas Tulip, un sillón de los Eames,… Y aún no perteneciendo al mundo de la decoración, nunca perdió el interés por el diseño moderno de mediados de siglo acumulando una gran colección de piezas de artistas como Hans Wegner, Isamu Noguchi o George Nelson. Tenía que buscar un lugar donde todo ello pudiera brillar con luz propia y tenía claro que no sería en un piso de Manhattan, necesitaba un escenario a la altura de las circunstancias. El otro motivo era rodearse de naturaleza, escapar de la gran ciudad de Nueva York y poder disfrutar del campo.

Si queréis leer el reportaje completo con la historia de la vivienda y su propietaria, podéis hacerlo pinchando en este enlace del New York Times.

Como veréis la casa no tiene desperdicio, quizás os pase como a mí y cuando lleguéis a la isla de la cocina soltéis un suspiro…

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.