¡Feliz Navidad!

Hace unos días os daba unos consejos para decorar la casa en Navidad (podéis recordar el post aquí). El artículo ya incluía una pequeña parte respecto a la decoración de mesas, hoy sólo hablaré de ellas, porque son las protagonistas durante las fiestas. Esta noche, al menos para mí, arranca el tour de comilonas. Tengo una cena con amigas, mañana otra por el cumpleaños de mi cuñada, el domingo ya es Noche Buena (menos mal que por la mañana voy a una carrera, espero dejar algunas calorías en el asfalto) y el 25, Navidad. Así que a bote pronto, empiezo con cuatro días seguidos de no parar de zampar.

No sé si en vuestro caso sois de los que os toca recibir en casa y por lo tanto organizar la comida o la cena, o por el contrario vais de invitados. Nosotros lo tenemos repartido como tantas familias, unos días en casa de mi madre y otros con mis suegros, así que exceptuando algún fin de año que lo hemos celebrado en casa con amigos, las tareas más tediosas se las llevan las abuelas.

No sé si lo he comentado alguna vez en el blog, sí es algo que he hablado con amigos, me resulta muy curioso cómo cada familia gestiona estos días de fiesta. En casa de mi madre por ejemplo se le da mucha importancia al arte de comer, los aperitivos y comidas duran eternamente, la mesa siempre viste con sus mejores galas y las sobremesas son larguísimas. Por el contrario en casa de mis suegros, las comidas son más cortas y el protocolo es menor, ahora podemos estar abriendo regalos tres horas fácilmente. Además de la manera de ser de cada uno -no hay mejor ni peor, sino distinto- creo que tiene mucho que ver el hecho de que mi familia sea pequeña y la de mi marido grande, por lo que nosotros nos damos a la tertulia mientras que en casa de mis suegros y con nueve nietos ansiosos de Navidad, lo de menos es el comer, ellos van a lo que van: los regalos.

Por si sois de los que os toca acicalar la mesa os traigo varios ejemplos para que seáis los mejores anfitriones, da igual cuáles sean vuestros gustos ya que las traigo clásicas y elegantes, minimalistas, naturales o de estilo nórdico, para que cada uno se inspire con lo que más se identifica.

Yo tengo dos tendencias claramente favoritas. Por un lado, el acertado combo del negro y dorado, nunca falla si lo que buscamos es aportar elegancia a un espacio. Y por otro, me voy justamente a lo contrario, a las mesas minimal con toques naturales que dan un aire más fresco y desenfadado (veréis en las imágenes cómo unas simples ramas pueden vestir una sencilla mesa).

Si os encanta la idea de las vajillas clásicas pero no queréis que el conjunto se vea demasiado barroco o recargado, podéis optar por mezclar piezas, ya sabéis que lo antiguo y lo nuevo se llevan muy bien. Cuando monto mi mesa con la vajilla de la Cartuja de mi abuela (una cerámica con más de cien años de antigüedad), la combino con otras piezas menos importantes, de tal manera que toda la atención se dirija a la misma y eso que soy de las que ponen hileras de cubiertos, todas las copas que se necesiten, platos de pan, etc. vaya una mesa completita, como me enseño mi madre.

Ya sólo me queda deciros que los próximos días, aunque tengo previsto escribir algún post, no lo haré con mi calendario habitual. Son momentos para estar con la familia y amigos así que un poco de desconexión nos vendrá bien a todos…

¡Felices Fiestas!

Imágenes de mi panel de Pinterest: Christmas
Imagen portada via

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Alex cumple 11

Hoy es el cumpleaños de mi hija pequeña, y yo me pregunto ¿dónde han ido a parar estos 11 años? ¿Y los 12 de la mayor?, el tiempo va tan deprisa que a veces siento vértigo. Alex feliz porque además de su cumple es carnaval. Acabo de llegar del colegio de verla desfilar con sus compañeros, por exigencias del guión tenía que ir disfrazada de pirata, pero como ella es como es, no podía ser una simple pirata, no, no, “antes muerta que sencilla”. Se ha plantado un pañuelo en el pelo, unas botas altas, pantalones negros, un collar largo con bien de “brilli-brilli”, cazadora vaquera y por supuesto no podían faltar sus labios pintados rojos y el rímel de pestañas :-) Está claro que no era la mejor caracterizada de su clase, pero ha ido encantada al cole sintiéndose divina. Con lo poco presumida que he sido yo en mi vida, me pregunto de dónde le habrá salido esta vena (¡ah, espera! ya sé, de mi hermana :-))

Para no romper la tradición en el blog cada vez que mis hijas cumplen años, aquí vengo yo con fotos de fiestas infantiles. Alex me ha pedido esta vez bien de rosa, de tul, lazos y coronas, pompones,… lo que os decía, es muy “princes”. Y aquí está su madre para complacerla, así que si no os gustan estas cosas estáis a tiempo de huir del post. Lo siento pero hoy es su día.

Más que decoración os traigo ideas sencillas para fiestas (sólo aptas para princesas claro). Manualidades fáciles, hechas con cartulina, goma eva, papel pinocho o papel seda y por supuesto esas mesas repletas de manjares que harán que la fiesta sea todo un éxito.

Y ahora os dejo que me toca hacer las maletas, nos vamos al pueblo a celebrarlo. Este será un fin de semana para malcriarnos, tanto niños como mayores. Los peques con dulces y chuches, los mayores con cervecita y ricos calçots traídos por un amigo desde Barcelona (mañana subiré alguna foto a Instagram). Del huerto a la mesa. Ñam!

¡¡Feliz fin de semana!!

fiestas_infantiles_9

fiestas_infantiles_0

fiestas_infantiles_1

fiestas_infantiles_3

fiestas_infantiles_5

fiestas_infantiles_6

fiestas_infantiles_8

fiestas_infantiles_4

fiestas_infantiles_7

fiestas_infantiles_10

fiestas_infantiles_11

fiestas_infantiles_12

Imagenes vía

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.