Propuestas para decorar tu casa con tus propias fotos

Son muchas las personas que cuando decoran su casa lo que buscan es hacerla suya y plasmar sus vivencias. En estos casos, una buena idea es optar por una decoración mural con fotos propias. La integración de imágenes familiares en la decoración de las habitaciones de una vivienda, es una práctica que se ha ido reproduciendo durante generaciones. Sin embargo, hoy en día el mercado ofrece un sinfín de posibilidades para introducir en nuestras decoraciones instantáneas de aquellos momentos o personas que tienen un significado especial para nosotros.

Cuadros con fotos

Hasta ahora era muy común ver en las casas alguna foto enmarcada. Sin embargo, si lo que quieres es innovar y hacer nuevas propuestas, una buena idea es abandonar los marcos e imprimir directamente sobre cuadros. Actualmente se pueden encontrar cuadros de distintos materiales, aunque los más populares son el aluminio, el metacrilato, el plexiglás o el Forex.

Las posibilidades que ofrecen este tipo de productos son muy variadas como, por ejemplo, la creación de collages con series de fotos. Una idea puede ser la reproducción de una secuencia en distintos cuadros. Por ejemplo, si para realizar una misma foto con tus amigos has hecho varias pruebas con distintas poses, puedes imprimir cada una de ellas en cuadros de distintos formatos. De esta manera, elaborarás un collage muy creativo. Probar distintas composiciones puede ser un gran acierto.

También es posible escoger series con elementos más abstractos o metafóricos. Una posibilidad es fotografiar las manos de las personas que son importantes para nosotros y colocarlas en cuadros con distintas posiciones. Jugar con las orientaciones en vertical y horizontal puede darle un toque de distinción a tu composición.

Por otro lado, si lo que quieres es centrar la decoración con fotos en un único elemento, puedes optar por la impresión de un solo cuadro de grandes dimensiones.

Lienzos personalizados

El empleo de los lienzos para la decoración se presenta como una fusión entre la pintura, en cuanto al soporte, y la fotografía. El resultado de esta técnica se caracteriza por un toque de sofisticación, por lo que es especialmente recomendable su uso para la impresión de fotografías de momentos especiales como bodas, bautizos, comuniones… De esta forma, podrás darles un aire nuevo a los recuerdos de este tipo de eventos.

Así mismo, al igual que los cuadros, es posible encontrar en el mercado lienzos de distintos tamaños. Una de las posibilidades más populares son los lienzos panorámicos, que permiten mostrar tanto una imagen horizontal como varias fotografías verticales.

Nuevos formatos

Por otro lado, si quieres atraer todas las miradas con soportes alternativos, existen distintas opciones que puedes valorar. Una de las más demandadas son las placas para colgar en las puertas. Se trata de una forma muy original de identificar las habitaciones con imágenes o fotografías. Así mismo, también es posible imprimir las fotografías en forma de pegatinas, de manera que puedas pegarlas en los rincones que más te gusten.

Todas las opciones que hemos visto admiten modificaciones en cuanto al diseño de las imágenes. Por ejemplo, si quieres incluir un texto especial o, simplemente, la información sobre el día y el lugar en el que fue tomada la fotografía, puedes incluir un cuadro sobre la propia imagen.

Imagen portada vía

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 549 seguidores