Una luz para cada espacio

Como ya sabréis la iluminación es una de las cosas más difíciles que hay. Siempre que os sea posible os aconsejo acudir a un profesional para que os hagan un buen proyecto, porque señores, la estética no lo es todo.

La elección de una lámpara es algo más que decidir entre si queremos que sea de pie, un foco, de mesa, o de techo y dentro de estas categorías, el estilo en cuestión que nos gusta (vintage, industrial, clásica, de diseño, nórdicas, rústicas, etc.). En webs especializadas como Lamparasenlinea.es podéis encontrar todo tipo de estilos y diseños, pero antes de la compra es preciso que os hagáis preguntas determinantes para que la elección sea la correcta, como: ¿Dónde irá colocada la lámpara?, ¿qué uso se le vamos a dar? ¿qué tipo de luz necesitamos para ello? ¿cálida o fría?, ¿cuál es el espacio que quiero iluminar y por tanto, cuál es la cantidad de potencia que necesitaría en vatios para comprar tanto la luminaria como posteriormente las bombillas correctas? De esta manera os aseguraréis que no os estáis dejando llevar sólo por una estética bonita, sino que además la pieza que vais a adquirir cumplirá su misión tal y como os lo habíais propuesto.

Aún así y de ahí que os diga que si podéis contar con un profesional, mejor que mejor, en todo hogar surgen casuísticas distintas o diferentes necesidades que hacen que el tema de la iluminación pueda llegar a ser motivo de pequeñas desavenencias. Os pondré el ejemplo de mi casa y se admiten sugerencias :-)

Mi marido lee mucho y aunque yo le destiné sitios concretos para tal fin, él lee aquí y allá. Yo soy más fácil porque sólo leo en la cama y últimamente ni eso, porque por circunstancias me quedo todos los días dormida en el sofá. El caso es que a mí me gusta tener luces cálidas y de ambiente para la casa, y él protesta como es normal, ya no puede ver nada ni con sus nuevas gafas progresivas, así que acaba en el office de la cocina sentado porque dice que con la luz blanca es con la que mejor puede leer. Claro que para una cocina está bien, porque es lo propio para cocinar, pero ¿os imagináis ese tipo de luz en el salón? un horror ¿verdad?

Tengo en el salón una butaca preciosa que compré precisamente para hacerle una zona de lectura, la butaca en cuestión es danesa de los años 70 en cuero y roble. Allí sí puse una lámpara de pie tipo foco especial para leer, pero él prefiere el sofá, dice que está más mullidito :-), pero allí se encuentra con una lámpara de mesa con luz cálida, que es muy mona pero nada indicada para la lectura. He pensado en cambiar su pantalla, ya que la que tiene actualmente es de lino en color arena y quizás si le pongo una en blanco y cambio la bombilla (cálida también, pero con algo más de intensidad), es posible que la cosa mejore.

Por supuesto la cama tampoco está exenta ni de lectura ni de sus quejas, allí sí que tengo planteado desde hace tiempo cambiar las pantallas, que también son de un lino bastante opaco y están muy deterioradas y si no fuera porque los pies de las lámparas me encantan, cambiaría directamente todo el conjunto y pondría focos (así no tendría que escuchar sus quejas cada noche :-))

Creo que las pantallas las pediré por Navidad, porque es un tema que lleva tiempo rondando en mi cabeza. Poco más puedo hacer al respecto, porque de marido no pienso cambiar :-) Si tenéis alguna idea será bienvenida y os vuelvo a insistir, antes de comprar una lámpara haced una pequeña lista con vuestras necesidades y una vez tengáis decidido lo que buscáis os centréis en el diseño. Y ya si podéis contratar a un profesional, os doy mi enhorabuena porque todos estos quebraderos de cabeza no os sucederán.

Imágenes: Lámparasenlinea.es

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Lámparas Oliva

A petición de una amiga que está un poco perdida sobre cómo iluminar alguna de las estancias de su casa, he hecho una selección de lámparas de la firma Lámparas Oliva. Algunos de los modelos de la web son bastante caros, los he visto hasta de 6.000 €, pero mi selección está al alcance de todos los bolsillos.

Para el pasillo, me encantan.

Para el salón, elegantes y sobrias, no te cansan.

Para la cocina y el baño, plafones de diseño actual.

Todos los precios y descripciones se encuentran en la web.