Asómate a la ventana…

Ya os conté en un post reciente que nos hemos mudado de oficina y por desgracia las vistas de mi despacho han cambiado mucho. No es que antes viera grandes cosas (un polígono industrial es más bien poco atractivo) pero al menos la ventana daba a la calle. Ahora todo lo que veo es el divino techo de uralita del almacén (y léase divino en tono irónico). Es triste no saber si fuera hace sol, si llueve, si nieva,… he perdido algo tan fundamental como la luz natural y creedme que esto me causa apatía.

Aparcando mis miserias… Sabéis que todos los interioristas dedican grandes esfuerzos a proporcionarnos lo mejor de la luz artificial, clave en toda buena decoración, porque un resultado óptimo es sinónimo de confort. Si además de un buen interiorismo tenemos la suerte de tener grandes entradas de luz natural, éstas deberían llevar un buen traje a medida. Os hablo de las ventanas, que aunque muchas veces no reparemos en ellas, son un elemento decorativo más (o deberían serlo).

Creo que cada ventana tiene un lugar y todas tienen su atractivo (menos las de mi casa que son simplonas), me refiero a ventanales de hierro de estilo industrial, potentes y fríos pero espectaculares; a los de maderas recicladas, como las ventanas fabricadas con antiguas puertas; las rústicas típicas de zonas rurales; las afrancesadas, que dan un toque chic; o las de techo, que te permiten ver el cielo… hay tantas posibilidades. Yo mataría por tener cualquiera de las que veréis en las imágenes!

Y vosotros ¿tenéis alguna preferencia en este sentido?…

Imagenes via: Pinterest

Anuncios

5 comentarios en “Asómate a la ventana…

  1. Bfffff, cuatro años y medio llevo yo pensando qué narices puedo hacer para que las ventanas de mi casa no me parezcan taaaaaan horrorosas! Y es que en general en España, todas las casas de nueva construcción tienen las mismas ventanas simples y morondas de alumino o PVC, a las que les tienes que poner cortinas sí o sí para que no se vean porque no pegan con nada. Con lo preciosas que son esas ventanas de madera, que por el interior quedan bien enmarcaditas… Y para rematar las mías son de un color gris horrible y no lo puedo cambiar :( Mi idea es pintarlas por dentro de blanco para que por lo menos no desencajen tanto con todo.

    • Totalmente de acuerdo, las mías son tal y como las describes, las típicas de PVC blancas, correderas y que además pierden un montón de calor porque no son tan estancas como las batientes. En fin, quizás en otra vida pueda tener unas decentes ;)

  2. ¡Me quedo con los ventanales de estilo industrial! ¡Impresionantes! Ánimo en el trabajo… a mi me trasladaron hace un tiempo a un polígono industrial … y a veces preferiría no tener ventanas… ¡Menudas vistas! :)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s