Rehabilitación en El Masnou

Si el otro día os enseñaba una mini-casa hoy vamos a ver justo lo contrario. Estamos ante la intervención realizada por el estudio de arquitectura 05 AM, en una vivienda de 410 metros cuadrados, ahí es nada.

El objetivo era conseguir una mejor funcionalidad de los espacios así como la apertura de los mismos. Como veréis en los planos al final del post, la casa tenía una distribución muy clásica en cuanto a que estaba muy compartimentada.

La intervención consistió en unir el gran salón al comedor, además de dejar el espacio completamente diáfano se le dio protagonismo al techo con vigas vistas y tejado a dos aguas (parte que también fue intervenida por el estudio de arquitectura). A su vez, la apertura frontal del salón se ensanchó para poder disfrutar de las vistas panorámicas al mar. Por otro lado en la pared que linda con la cocina se abrieron tres arcos que dejan paso y visibilidad a la misma pero delimitando el espacio. La cocina aprovecha el porche contiguo existente y las vistas a la terraza.

La realidad es que con estas pocas acciones el cambio ha sido radical, abrir espacios suele resultar un acierto. Aunque si os digo la verdad y poniéndome algo crítica, con un esqueleto tan bonito quizás es difícil equivocarse.

Y ahora os cuento que ayer estuve horas (no diré cuántas por no herir sensibilidades) buscando una casa que llamara mi atención. Ya de noche me topé con esta vivienda y decidí parar de buscar, y es que después de tantos años publicando hay pocas cosas que me sorprendan o están tan manidas que paso de andar copiando a otros bloggers. Al final puedo decir que el trabajo de 05 AM, me gustó, sobre todo me encanta la cocina, el primero de los baños y los espacios abiertos, pero el punto y seguido ayer lo dio el lugar: El Masnou, tengo un amigo que vive allí y esa tontería (unida al cansancio) hizo que esta casa me pareciera perfecta para ser publicada. Una lección más aprendida, cuando el supuesto perfeccionismo de mi cabeza no me deja avanzar, tengo que buscar un motivo para seguir (por tonto que sea).

Fuera de mis locuras transitorias, la casa me parece preciosa y estoy convencida (o eso espero), que vosotros también la disfrutaréis…

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Vivir en 13 metros cuadrados

Parece mentira que trece metros cuadrados puedan dar para tanto. Es aproximadamente la medida de mi despacho, así que pensando en frío, tengo la opción de montarme aquí una mini casa e independizarme de mi familia (es broma). Publiqué un post hace algo más de un año sobre este tipo de viviendas de tamaño reducido (podéis leerlo aquí), pero creo que aquellas no eran ni por asomo tan minis.

Esta que vais a ver es un proyecto de Studiomama. Su fundadora, la diseñadora danesa Nina Tolstrup junto con su marido el también diseñador Jack Mama, han sido fieles a sus raíces escandinavas. Sus trabajos siempre tienen una estética sencilla y contemporánea, son fervientes creyentes del reciclaje y de la democratización del diseño. Suena a Ikea ¿verdad?, yo diría más bien que es una filosofía de vida común en los países nórdicos.

Pues bien este mini piso se encuentra en el norte de Londres y tal como os decía al principio sólo tiene 13 metros cuadrados, pero no le falta de nada. El interior está dividido por unidades con funciones diferentes (cama, espacio de trabajo, zona de estar, cocina, baño, armario y comedor). Todas las puertas son correderas, que ocupan menos espacio, y están pintadas en distintos tonos pastel (amarillo, azul y rosa). Alguna de ellas esconden sistemas que permiten otras utilidades, como el pequeño escritorio para el ordenador, bandejas extraíbles para ampliar superficies de apoyo, etc. Por otro lado hay más elementos que permiten una doble función, como los asientos con sistema de almacenaje, o la mesa y los bancos del comedor a los que se les ha incorporado alas extensibles en los extremos por si la necesidad lo requiere.

El dormitorio, diseñado en la zona más estrecha de la vivienda, es sencillamente una cama abatible de tal manera que por el día se recoge para tener más espacio y por la noche, al bajarla, deja al descubierto dos pequeñas estanterías a los lados que hacen la función de mesilla de noche.

La cocina se encuentra justo en el otro extremo, al lado del vestíbulo y flanqueada por dos armarios altos. Al otro lado de la pared, se sitúa el baño, la única habitación independiente de la casa (por aquello de la privacidad).

Como veis al “pisito” no le falta de nada, eso sí, adoptar esta filosofía de vida es hacer un profundo ejercicio y deshacerse de la mayoría de cosas materiales que todos tenemos para quedarse sólo con lo estrictamente necesario. Mi pregunta es, ¿seríais capaces de vivir en trece metros cuadrados?…

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Munarq. Una preciosa rehabilitación en Mallorca

Este post lo podría haber titulado igual que el del viernes, aunque son casas muy diferentes yo sigo en la tónica del “menos es más”, y no es que me hayan dejado de gustar otros estilos más coloridos y menos austeros, pero tampoco puedo mirar hacia otro lado y no reconocer que lo que veo me vuelve loca. Descubrí la primera imagen por casualidad, no sé ni cómo llegué a ella porque procedía de un blog holandés (inrichting-huis.com), yo siempre enredándome por internet :-) No necesité más estímulos que una sola foto para “rascar” hasta llegar a la autoría del proyecto.

Hoy nos vamos a Mallorca a disfrutar de una espectacular rehabilitación realizada por el estudio de arquitectura e interiorismo Munarq. Dicho estudio está especializado en la integración de la arquitectura en el paisaje mediterráneo.

La vivienda está situada en el municipio mallorquín de Felanitx. En sus exteriores encontramos paredes blancas encaladas, piedra y las típicas contraventanas mallorquinas. Dentro, a pesar de haber sufrido una rehabilitación completa, se han conservado muchos de los elementos originales, como el arco de piedra de la entrada o las vigas de madera.

Para el suelo se eligió un hormigón en color gris claro que acentúa el aspecto limpio y fresco de la casa. La parte que más me gusta es el hall donde se ha jugado con texturas al añadir un camino de piedra, el efecto que se crea es muy bonito parece que invita a entrar, como si se tratase de una alfombra que nos da la bienvenida. Para los dormitorios sin embargo, se ha optado por poner madera que es más cálida (eso sí, en un tono claro que no rompe la uniformidad). El hormigón no sólo se ha utilizado en el suelo, también está presente a modo de revestimiento en algunas superficies como la enorme isla de la cocina o las encimeras de los baños.

Una vez más estamos ante una casa donde el protagonismo se lo lleva el trabajo de rehabilitación, el respeto por la arquitectura local y los materiales elegidos para ello (la piedra, la madera, el hierro o el hormigón,…todos naturales). Poca importancia al mobiliario, un ejemplo está en la entrada, han sido suficientes dos sillas Whisbone para llenar el espacio (vale, estas sillas son todo un clásico y muy bonitas, pero hubiera quedado igual de bien con un banquito de enea, por ejemplo, o incluso sin nada).

Que levante la mano a quien no se le caiga la lagrimilla de emoción al ver estas imágenes (sobre todo la primera)…

Imágenes © Gonçal Garcia

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

La belleza de la desnudez…

Nos situamos a las afueras de Berlín para descubrir una vivienda que cuanto menos, no deja indiferente. Se trata de un proyecto realizado por el estudio de interiorismo Loft Kolasinski al que han bautizado como “Summer Appartment near Berlin“. Y lo de “summer” tiene su guasa, la casa es algo fría con escaso mobiliario y elementos decorativos, así que mejor que esté pensada como lugar de tránsito durante la época estival. Eso sí, impactante es un rato, de personalidad va sobrada, una vivienda que merece la pena ver, disfrutar y compartir (no me la podía guardar).

La casa sufrió una importante remodelación, para ello el estudió Loft Kolasinski se inspiró en la antigua arquitectura mediterránea. La cocina es uno de mis espacios favoritos, una mezcla entre lo rústico y lo industrial, donde al acero inoxidable de los muebles, la mesa de madera con patas de hierro, el módulo de almacenaje de corte moderno y las paredes de ladrillo pintado, conviven a la perfección. Me gusta mucho el toque del cableado a la vista, lejos de ocultarlo se le ha dado protagonismo.

La mayoría de los muebles, lámparas y alfombras provienen de Polonia, de la República Checa y Dinamarca, piezas que van desde los años 50 a los 70. Un ejemplo de ello son los cuatro sillones de la sala, tapizados en color gris, que también necesitaron una restauración completa. Son piezas exclusivas adquiridas en subasta y creadas en una pequeña fábrica en Zadzielu, cerca de Zywiec, que estaba especializada en el estilo Bauhaus. Dicha fábrica fue obligada por las autoridades a producir mobiliario sólo para la rama de medicina alegando que los diseños de Zywiec eran demasiado vanguardistas.

En la terraza se utilizaron mesas de su propia creación (aquí podéis ver sus productos), combinadas con sillas de los Eames de finales de los sesenta y asientos de acero y fibras de la misma época.

Si os digo la verdad me he quedado con ganas de más, tengo curiosidad por saber cómo son los dormitorios y los baños, imagino que serán austeros sin van en la misma línea del resto de la casa, pero hubiera sido un detalle que los mostraran en la web :-). Aún así, y a sabiendas de que no a todos os gustará, me apetecía enseñar una casa carente de ornamentos, incluso de comodidades, donde la belleza radica en su desnudez. ¿Qué os parece?…

¡¡Feliz fin de semana!!

Fotografía: Karolina Bak

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Lujo bohemio…

El miércoles publiqué dos casas de campo en California, hoy he decidido no moverme de estado y enseñaros otra pero de un estilo muy diferente, en la revista Domino Magazine la definen como “Luxe Bohemian” (o lujo bohemio), descubriréis por qué. Su situación suele ser sinónimo de lujo, está ubicada en Trousdale Estates, un exclusivo barrio en Beverly Hills (Los Ángeles), tan exclusivo que es lugar de residencia de muchos famosos como Jessica Alba, Nicole Kidman, Adriana Lima, Britney Spears o Eddie Murphy, entre otros.

Lo que me gusta de esta vivienda es que poco se parece a las grandes mansiones que acostumbro a ver en internet asociadas al “famoseo” donde la ostentación es lo único que cuenta. Detesto ese tipo de casas, lo siento, sigo pensando que el dinero no hace el buen gusto.

Este es el primer hogar de una pareja de recién casados (¡qué suerte tienen algunos!). Fue construida en origen por el arquitecto Richard Dorman para Beberly Garlan (actriz y empresaria), y renovada posteriormente en 2012 por el arquitecto Padraic Cassidy. El encargado del proyecto de diseño interior fue Veneer Design. Se inspiró en varias cosas, en la belleza natural del Barrio “Laurel Canyon” y en la cultura bohemia asociada a este, un barrio emblemático por ser emplazamiento del movimiento hippie en la historia de la música, también en el glamur de Sunset Boulevard, en la industria del entretenimiento (donde trabajan los propietarios) y en la arquitectura clásica de la vivienda.

Así, en la casa conviven elementos y piezas icónicas, como la famosa Lounge Chair de los Eames, la gran mesa Tulip del comedor de Saarinen (mi favorita, ya sabéis),  coronada por una lámpara Sputnik, la Silla Butterfly o BKF, etc. con otras de corte más boho, como las alfombras vintage y por supuesto, no podía faltar arte moderno.

En resumen: lujo sí, pero bien entendido. A mí esta casa me encanta.

¡¡Feliz fin de semana!!

verneer_design_1

verneer_design_2

verneer_design_3

verneer_design_4

verneer_design_5

verneer_design_6

verneer_design_7

verneer_design_8

verneer_design_9

verneer_design_10

verneer_design_11

verneer_design_12

verneer_design_13

verneer_design_14

verneer_design_15

verneer_design_16

verneer_design_17

verneer_design_18

verneer_design_19

verneer_design_20

verneer_design_21

verneer_design_22

verneer_design_23

verneer_design_24

verneer_design_25

Photography: Amy Bartlam

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Jennifer Robin Interiors

Dos casas de campo totalmente contrapuestas, ambas son proyectos de Jennifer Robin Interiors. Lo único que tienen en común es la utilización de elementos naturales como la madera, el hierro, la piedra, las fibras, los linos, el cuero,… Por lo demás son como la noche y el día.

Cuando vi la primera, ST. Helena III, os daréis cuenta de por qué me enamoré. Tiene todos los elementos de los que siempre hablo que me fascinan. La combinación de madera con el negro me resulta de lo más acogedor, el espacio del salón con esa chimenea de oscura embocadura me recuerda a un refugio de montaña, al igual que el entramado de vigas y la madera que discurre por toda la vivienda (suelos, techos, e incluso en las paredes de los baños). En algunas zonas se percibe también un toque fabril como el gran ventanal del comedor. Y en la cocina, que sigue la misma estética general de la casa, se han introducido elementos en cobre como los cazos a la vista, la parte baja del extractor y alguna pequeña pieza decorativa. Es una vivienda que recoge, parece estar hecha para el abrigo del invierno.

Y vamos con la segunda, South Bay, donde la luz lo inunda todo. De ahí que diga que es el contrapunto de la anterior, aunque no pierde la esencia de todos y cada uno de los proyectos de Jennifer Robin. A pesar de ofrecer un look más moderno, mantiene elementos tradicionales y fabriles como en ST. Helena III, véase las preciosas butacas de cuero con tachuelas de la zona de estar (que me las llevaría a casa ahora mismo), la gran lámpara de hierro del comedor, la pila de piedra natural del baño o los taburetes de la cocina, entre otros. Al igual que en la anterior decía que parecía concebida como refugio de montaña, esta casa me resulta fresca, como si invitara a disfrutarla en época estival.

Si os digo la verdad y me dieran a elegir, creo que lo tendría realmente difícil. Justo lo que me encanta de una, es lo que me gusta también de la otra ¿Me quedaría con el abrigo de la madera y el negro, o con la frescura y luminosidad del blanco?, no lo sé, la verdad… ¿Y vosotros?

ST. Helena III

jennifer_robin_1

jennifer_robin_2

jennifer_robin_3

jennifer_robin_4

jennifer_robin_5

jennifer_robin_6

jennifer_robin_7

jennifer_robin_8

jennifer_robin_9

jennifer_robin_10

jennifer_robin_11

(Paul Dyer Photography)

South Bay

jennifer_robin_12

jennifer_robin_13

jennifer_robin_14

jennifer_robin_15

jennifer_robin_16

jennifer_robin_17

jennifer_robin_18

jennifer_robin_19

jennifer_robin_20

jennifer_robin_21

jennifer_robin_22

jennifer_robin_23

jennifer_robin_24

(Alyssa Rosenheck Photography)
Imagen portada: Carlie Statsky Photography

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Jersey Ice Cream Co

A esto lo llamo yo tener personalidad, se me ha caído el lagrimón con cada imagen. Además de interiores espectaculares, Tara Mangini y Percy Brigh de Jersey Ice Cream Co, tienen una manera muy original de ejecutar su trabajo. Cuando les sale un cliente cogen literalmente la maleta y se trasladan allí donde dicho trabajo les lleve. Viven durante unos meses cerca del proyecto, así de esta manera van viendo las necesidades poco a poco. Lo que hacen no es sólo decoración porque al final del camino consiguen transformar casas sin identidad en auténticos hogares. Todo un proceso que ya forma parte de su filosofía e identidad. Estoy completamente de acuerdo en que para llegar a lo que uno busca, lo que necesitamos o lo que nos hace feliz, la mejor manera es ser paciente porque encontrar la pieza perfecta lleva su tiempo, no se trata de llenar espacios porque sí, más bien de hacer ese espacio tuyo.

La casa que vais a ver tenía tan sólo diez años de antigüedad y su atractivo principal era la madera, los techos y sus vigas. Gracias a la creatividad de Jersey Ice Cream Co., lograron que este lugar rezumara historia y personalidad, como si hubiera pertenecido a la familia durante décadas.

Creo que mi espacio favorito es la cocina y la zona de comedor, no sólo por el diseño rústico actualizado del interior, también por las vistas que gracias a los grandes ventanales, son todo un lujo. Poder desayunar allí cada mañana disfrutando de la luz y del frondoso jardín exterior, debe ser lo más. Me gusta un montón el azul grisáceo de los muebles de la cocina y más aún que se hayan combinado con materiales dorados, es un plus de elegancia que contrasta muy bien con el entorno rural. Esa “elegancia rústica” continua en los dormitorios (vestidos con papel pintado de Farrow & Ball), las zonas infantiles y los baños. La casa se mire por donde se mire, no tiene desperdicio.

Os aconsejo que veáis el resto de proyectos de Jersey Ice Cream Co, no os defraudarán…

jersey_ice_cream_co_1

jersey_ice_cream_co_2

jersey_ice_cream_co_3

jersey_ice_cream_co_4

jersey_ice_cream_co_5

jersey_ice_cream_co_6

jersey_ice_cream_co_7

jersey_ice_cream_co_8

jersey_ice_cream_co_26

jersey_ice_cream_co_9

jersey_ice_cream_co_10

jersey_ice_cream_co_11

jersey_ice_cream_co_12

jersey_ice_cream_co_13

jersey_ice_cream_co_14

jersey_ice_cream_co_15

jersey_ice_cream_co_16

jersey_ice_cream_co_17

jersey_ice_cream_co_18

jersey_ice_cream_co_20

jersey_ice_cream_co_21

jersey_ice_cream_co_22

jersey_ice_cream_co_23

jersey_ice_cream_co_24

jersey_ice_cream_co_25

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.