Mi gran reto…

Tengo el miedo metido en el cuerpo y no es por Halloween. Si me seguís desde hace tiempo sabréis que es una tradición que básicamente he cumplido durante años por mis hijas, pero que a mí ni me va ni me viene y eso que donde vivo podría compararse con la América profunda. Aquí las performances que hacen en las casas son de lo más heavy, se contratan incluso a actores y las colas para entrar en algunos chalets dan la vuelta a la manzana, muy fuerte. Afortunadamente mis hijas tienen una edad que aunque siguen disfrutando de la fiesta, no necesitan ir con sus padres detrás en busca de caramelos :-)

Yo estoy preocupada por otro tema y es que a veces me vengo arriba sin pensar demasiado. En una semana me voy a San Sebastián a correr la Behobia, mi primera media maratón. Supuestamente llevamos meses entrenando para ello, pero yo no he seguido las recomendaciones de mi entrenadora, sólo he ido a las clases de atletismo, fuera de eso no he entrenado nada. Me encuentro en mi peor momento físico desde hace años, he perdido diez kilos por culpa de una medicación para migrañas, de los cuales parte también son masa muscular y tengo bastantes dolores en las articulaciones (rodillas, cadera y espalda). Pero es que soy cabezona como yo sola así que me lo tomo como reto personal, como objetivo, por supuesto sin mirar el reloj porque el tiempo no importa, para mí lo importante es cruzar la línea de meta. Tengo además a quién dedicarle mi carrera, es un esfuerzo que mentalmente voy a compartir con alguien, ella me dará la fuerza y el empuje que necesito para terminar (si mis articulaciones me dan tregua).

Dicho esto, hasta que no me he metido en el “ajo” de la carrera no tenía ni idea de la cantidad de gente que congregaba, este año somos más de 33.000 personas las que participamos. Imaginad cómo se pone la ciudad ese fin de semana, ya que no sólo somos los corredores sino también en muchos casos, los acompañantes. La ocupación hotelera es prácticamente de un cien por cien y si de por sí Donosti es una ciudad cara, no os hacéis una idea de cómo suben los precios durante estos días. Buscar alojamiento es misión imposible si no lo haces con meses de antelación. Nosotros por ejemplo que vamos la mitad del club, algo más de 30 personas, no hemos encontrado nada en la ciudad, nos alojamos en Zarautz en un albergue (me recordará a los campamentos de verano cuando era adolescente, sólo que ahora seremos muchos “maduritos” durmiendo todos a mogollón).

Ayer me puse a buscar hoteles bonitos a precios razonables en San Sebastián, encontré alguna pensión que no estaba nada mal y pocos hoteles, entre ellos el Hotel One Shot Tabakalera House, una cadena de alojamientos que podemos encontrar también en distintos barrios de Madrid, de Valencia en Sevilla y Donosti. Este se trata de la antigua fábrica de tabaco de San Sebastián, intervenida por el estudio de interiorismo Alfaro-Manrique.

Las habitaciones estándar rondan los 50€ la noche lo que me parece un precio bastante asequible y 60€ si son Executive, con cama de matrimonio. Incluso una habitación dúplex de 32 metros cuadrados y cama de 180 cm, son 90€. La verdad que es para plantearse ir (no en fechas tan señaladas como la semana que viene, porque no habrá plazas ni serán estos precios, pero sí en cualquier otro momento). Con una decoración contemporánea y cierto aire industrial, hay una marcada combinación de texturas y materiales, el hierro, la madera se mezclan con el cuero y el cristal para crear espacios originales y acogedores. En el hotel además, se puede disfrutar en las estancias comunes del arte y la fotografía también.

Esta es la segunda vez que voy a San Sebastián y como dicen no hay dos sin tres, la primera fui embarazada y tuve que contenerme mucho respecto a la gastronomía del lugar por mis circunstancias personales, ahora que vuelvo por segunda vez, tampoco será un viaje tal y como yo hubiera imaginado. Sé que lo pasaré bien en un albergue como mis compañeros de correr, pero tengo sobre mí la presión de la carrera así que entre los nervios y que tampoco se deben cometer excesos, creo que Donosti me está llamando para que vaya una tercera vez y esa, sí será de relax. Al menos el hotel ya lo tengo elegido :-)

¡Deseadme suerte! Ya os contaré…

Imágenes: Hotel One Shot Tabakalera House / Booking

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.