Mi gran reto…

Tengo el miedo metido en el cuerpo y no es por Halloween. Si me seguís desde hace tiempo sabréis que es una tradición que básicamente he cumplido durante años por mis hijas, pero que a mí ni me va ni me viene y eso que donde vivo podría compararse con la América profunda. Aquí las performances que hacen en las casas son de lo más heavy, se contratan incluso a actores y las colas para entrar en algunos chalets dan la vuelta a la manzana, muy fuerte. Afortunadamente mis hijas tienen una edad que aunque siguen disfrutando de la fiesta, no necesitan ir con sus padres detrás en busca de caramelos :-)

Yo estoy preocupada por otro tema y es que a veces me vengo arriba sin pensar demasiado. En una semana me voy a San Sebastián a correr la Behobia, mi primera media maratón. Supuestamente llevamos meses entrenando para ello, pero yo no he seguido las recomendaciones de mi entrenadora, sólo he ido a las clases de atletismo, fuera de eso no he entrenado nada. Me encuentro en mi peor momento físico desde hace años, he perdido diez kilos por culpa de una medicación para migrañas, de los cuales parte también son masa muscular y tengo bastantes dolores en las articulaciones (rodillas, cadera y espalda). Pero es que soy cabezona como yo sola así que me lo tomo como reto personal, como objetivo, por supuesto sin mirar el reloj porque el tiempo no importa, para mí lo importante es cruzar la línea de meta. Tengo además a quién dedicarle mi carrera, es un esfuerzo que mentalmente voy a compartir con alguien, ella me dará la fuerza y el empuje que necesito para terminar (si mis articulaciones me dan tregua).

Dicho esto, hasta que no me he metido en el “ajo” de la carrera no tenía ni idea de la cantidad de gente que congregaba, este año somos más de 33.000 personas las que participamos. Imaginad cómo se pone la ciudad ese fin de semana, ya que no sólo somos los corredores sino también en muchos casos, los acompañantes. La ocupación hotelera es prácticamente de un cien por cien y si de por sí Donosti es una ciudad cara, no os hacéis una idea de cómo suben los precios durante estos días. Buscar alojamiento es misión imposible si no lo haces con meses de antelación. Nosotros por ejemplo que vamos la mitad del club, algo más de 30 personas, no hemos encontrado nada en la ciudad, nos alojamos en Zarautz en un albergue (me recordará a los campamentos de verano cuando era adolescente, sólo que ahora seremos muchos “maduritos” durmiendo todos a mogollón).

Ayer me puse a buscar hoteles bonitos a precios razonables en San Sebastián, encontré alguna pensión que no estaba nada mal y pocos hoteles, entre ellos el Hotel One Shot Tabakalera House, una cadena de alojamientos que podemos encontrar también en distintos barrios de Madrid, de Valencia en Sevilla y Donosti. Este se trata de la antigua fábrica de tabaco de San Sebastián, intervenida por el estudio de interiorismo Alfaro-Manrique.

Las habitaciones estándar rondan los 50€ la noche lo que me parece un precio bastante asequible y 60€ si son Executive, con cama de matrimonio. Incluso una habitación dúplex de 32 metros cuadrados y cama de 180 cm, son 90€. La verdad que es para plantearse ir (no en fechas tan señaladas como la semana que viene, porque no habrá plazas ni serán estos precios, pero sí en cualquier otro momento). Con una decoración contemporánea y cierto aire industrial, hay una marcada combinación de texturas y materiales, el hierro, la madera se mezclan con el cuero y el cristal para crear espacios originales y acogedores. En el hotel además, se puede disfrutar en las estancias comunes del arte y la fotografía también.

Esta es la segunda vez que voy a San Sebastián y como dicen no hay dos sin tres, la primera fui embarazada y tuve que contenerme mucho respecto a la gastronomía del lugar por mis circunstancias personales, ahora que vuelvo por segunda vez, tampoco será un viaje tal y como yo hubiera imaginado. Sé que lo pasaré bien en un albergue como mis compañeros de correr, pero tengo sobre mí la presión de la carrera así que entre los nervios y que tampoco se deben cometer excesos, creo que Donosti me está llamando para que vaya una tercera vez y esa, sí será de relax. Al menos el hotel ya lo tengo elegido :-)

¡Deseadme suerte! Ya os contaré…

Imágenes: Hotel One Shot Tabakalera House / Booking

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Casa Malca

El viernes le comentaba a una amiga lo incrédula que me encontraba. Estoy organizando un viaje para un grupo de amigas (otro 40 cumpleaños) y las he pasado “canutas” para encontrar algo cercano a Madrid donde cupiéramos diez y fuera un sitio medianamente interesante, tampoco necesitamos gran cosa, pero es que he tenido que batir la zona, de norte a sur y de este a oeste, para poder encontrar un hotel disponible, en las fechas que queríamos y sin tener que arruinarnos en el intento.

En esta conversación, ella me contó que sus vacaciones de verano también las había planificado tarde y resultaba que le salía más barato viajar al extranjero que quedarse en España, o la crisis en este país se ha esfumando y yo no me había enterado, o estamos medio locos. Total que mi amiga se fue a Méjico, así que he decidido llevaros allí también (aunque figurativamente hablando).

El hotel Casa Malca, es una de las últimas incorporaciones a la página de Design Hotels, web que de vez en cuando me gusta visitar, es como viajar virtualmente por el mundo. “Tulum es un lugar de templos mayas y majestuosos acantilados. Ahora, en su extremo sur más exclusivo y tranquilo, se encuentra Casa Malca. Está ubicada junto a una playa privada, tal vez la más ancha de las playas de arena blanca, de este rincón de la península de Yucatán. El complejo consta de nueve habitaciones rodeadas de arte contemporáneo, de naturaleza y de un lujo relajado. Detrás de esta propiedad se encuentra Lio Malca, un león en el mundo del arte, con retrospectivas lanzadas en el Museo Whitney de Nueva York y otros lugares importantes. Aunque las obras sean dignas de museo, la Casa Malca es una obra de arte en sí misma, rodeada de naturaleza y una exuberante selva”.

A mí como siempre me ha llamado la atención la variedad de colores, las mezclas, la combinación de materiales naturales con el arte contemporáneo. Sin duda otro lugar anotado en el blog como “posibles” o  como “ya quisiera yo :-P”…

Casa_Malca_1

Casa_Malca_2

Casa_Malca_3

Casa_Malca_4

Casa_Malca_5

Casa_Malca_21

Casa_Malca_6

Casa_Malca_7

Casa_Malca_11

Casa_Malca_8

Casa_Malca_22

Casa_Malca_24

Casa_Malca_12

Casa_Malca_20

Casa_Malca_9

Casa_Malca_10

Casa_Malca_13

Casa_Malca_14

Casa_Malca_19

Casa_Malca_16

  Casa_Malca_26

Casa_Malca_15

Casa_Malca_17

Casa_Malca_18

Casa_Malca_23

Casa_Malca_25

Imágenes vía: Design HotelsBooking, Abcey, TravelforsensesWe-Heart
  • Recordad que hasta el jueves de esta semana sigue en curso el sorteo de “La tapicería en casa“. Os lo dejo en este link que pertenece al post del vienes pasado donde lo explicaba (https://decofeelings.com/2015/09/04/sorteo-la-tapiceria-en-casa/) , no perdáis la oportunidad de llevaros unos de estos tres magníficos ejemplares a casa llenos de inspiración y tutoriales. ¡Suerte!

La_Tapicera_en_Casa_1

 

Praia Verde Boutique Hotel

Mi marido tiene la extraña manía de cambiar de trabajo justo cuando se acercan las vacaciones de verano (esta es la segunda vez que lo hace). En realidad supone una gran noticia cuando se trata de un cambio a mejor ¿pero por qué en verano? En esta ocasión ha tenido la gran suerte de no perder sus vacaciones, no señores, tendrá más aún, la empresa cierra un mes completo. El caso es que este cierre no cuadra con nuestra escapada anual a Portugal, esa semana que anhelamos durante todo el año, nuestra verdadera semana de desconexión, sólo nosotros, nuestros amigos Pablo y Ana, la playa, el pescado y las ricas cervezas Sagres. Si no conseguimos que nos adelanten la casa alquilada unos días, me temo que nos quedaremos en tierra. Como la esperanza es lo último que se pierde, si finalmente lo conseguimos, aunque sólo podríamos estar cuatro días y ya que tengo que recorrerme más de 900 kilómetros, he pensado en salir un día antes, hacer noche cerca de nuestro destino y aprovechar así un día más.

En mi búsqueda de hoteles, me he encontrado con esta maravilla, que se encuentra justo poco después de cruzar la frontera de España con Portugal. Se llama Praia Verde Boutique Hotel y además de la cercanía que busco, del entorno, de su decoración, algo ha llamado mi atención, esa pared del cabecero llena de libros (aunque no sean de verdad, sino un papel pintado), ¿será una señal? mi marido ha cambiado de trabajo para entrar en una editorial, no hay nada que más le guste que los libros (bueno y esta servidora, espero).

¡¡Feliz fin de semana!!

Praia_Verde_1

Praia_Verde_2

Praia_Verde_3

Praia_Verde_4

Praia_Verde_5

Praia_Verde_11

Praia_Verde_12

Praia_Verde_13

Praia_Verde_14

Praia_Verde_21

Praia_Verde_22

Praia_Verde_23

Praia_Verde_6

Praia_Verde_28

Praia_Verde_7

Praia_Verde_8

Praia_Verde_24

Praia_Verde_9

Praia_Verde_10

Praia_Verde_15

Praia_Verde_27

Praia_Verde_16

Praia_Verde_17

Praia_Verde_29

Praia_Verde_25

Praia_Verde_26

Praia_Verde_18

Praia_Verde_19

Praia_Verde_20

Praia_Verde_30

Imágnes: Praia Verde Boutique HotelDesign Hotels, Booking, Trip Advisor, Google Maps