Sencillamente Ibiza…

Se dice pronto, llevo 21 años sin ir a Ibiza. Tenía que haber ido el año pasado porque me apunté a la media maratón, pero por razones obvias se suspendió, la han pasado a este otoño. Tengo reservado mi dorsal pero el destino ha querido que durante estos meses mis rodillas y mis caderas hayan decidido decir “hasta aquí hemos llegado”, así que o me dejan hacerla en modo marcha (que eso se me da bien), o iré a Ibiza a animar a mis compañeras y disfrutar de un chiringuito, que tampoco es mal plan ¿no?

En cuanto he visto esta casa en las islas Pitiusas, proyecto de otro de los grandes interioristas de este país, Raúl Martins, no he podido resistirme a compartir. También es que ahora lo que me llama la atención son este tipo de casas que o bien están rodeadas de naturaleza, o que tienen vistas al mar, o que disfrutan de una piscina en el jardín, en este caso en concreto, lo tiene todo. Me transportan a lugares vacacionales y para los que aún estamos en la ciudad delante de un ordenador, es como un soplo de aire fresco.

Esta vivienda pertenece a una pareja sin niños que buscaban pasar largas temporadas en la isla. Se decantaron por este emplazamiento en una cala de San José, ya que tenía acceso directo al embarcadero desde el jardín y él, es un enamorado de navegar por lo que poder atracar su barco en la misma puerta de su casa, era un sueño.

La casa es de los años cincuenta así que necesito la intervención del estudio de arquitectura Blakstad, especializado en las islas, en mantener la esencia y el espíritu de la zona balear, pero a su vez conjugando tradición, funcionalidad y estilo contemporáneo. Por ello en la casa podemos ver materiales típicos de la zona: vigas de sabina para el tejado, arcilla, arena, piedra seca,… En consonancia Raúl Martins, encargado del interiorismo, continuó acentuando el estilo Ibicenco, pero dejando que los espacios respiraran. Amplitud en los ambientes, ausencia de puertas y una gama de color muy sencilla y tranquila (blancos, beige, madera y negro). El diseñador introdujo muchos de sus diseños a medida en la vivienda, también quiso mezclar con piezas antiguas y otras de artesanos locales, porque llevar una parte de Ibiza en la decoración de la casa, la hace más auténtica.

Si os habéis dado cuenta, aquí lo importante está en el exterior, de ahí que los interiores sean sencillos y en lugar de paredes en la mayoría de las estancias encontramos ventanales, hasta en el baño, porque es una vivienda para disfrutar siempre de las vistas.

Imágenes; Elle Decor 

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.