En gris verdoso…

Esta mañana me he levantado eligiendo precisamente un gris verdoso para “tunear” el mueble de un cliente cuya obra está a punto de terminar y estamos con los remates finales, incluida la decoración. Una pequeña parte del mobiliario es suyo, así que tenemos que encajarlo a lo nuevo. En su casa hemos metido una buena dosis de verdes combinados con maderas y grises. Ya os la enseñaré en detalle cuando esté todo terminado.

Resulta que mientras tomaba decisiones sobre qué verde elegir y consensuaba con el cliente y mi compañera, ha aparecido esta casa cuya base cromática es precisamente un gris verdoso que recorre toda la vivienda. En este caso, más gris y menos verde, con un resultado final realmente acogedor y envolvente.

A pesar de lo que pueda parecer, es un color que aporta mucha luz, no oscurece. En esta casa se ha utilizado en todas las carpinterías e incluso en los muebles hechos a medida. En el salón por ejemplo, se ha combinado con un mobiliario ligero, como los sofás con fundas de lino de Margarita Ventura, o las cortinas del mimo material de Entretela, o los cojines verdes, también de lino, de Filocolore.

El recibidor a pesar de no tener luz natural, sigue con la misma gama de color, pero se ha conseguido iluminar bien gracias a la luz de ambiente. La consola de herencia se lleva todo el protagonismo. Igualmente en el comedor, la mesa también es una antigüedad francesa de Antrazita, así que se lleva la atención junto al conjunto de sillas Cesca, de Domestico Shop, un clásico para otro clásico, qué maravillosa composición. El mueble es un diseño a medida para guardar vajilla y mantelería, ideado por Bäse Interiorismo, con la misma carpintería del resto de la vivienda.

La cocina es sin duda, uno de mis espacios favoritos. No rompe con la estética general de la casa, más de lo mismo pero queda realmente bien. Está realizada por Salmar Fusteria a partir de un diseño de Bäse Interiorismo. Cuenta además con office para las comidas familiares, donde se le ha dado un toque cálido mediante las sillas y la lámpara de fibras, así como con la mesa de madera. En cuanto a los revestimientos han optado por una encimera de Dekton, un material no poroso, ultrarresistente e inalterable en el tiempo.

El dormitorio es otro remanso de paz, aquí han arriesgado un poco más con una idea que me ha parecido muy ingeniosa, en lugar de papel pintado han utilizado una alfombra vinílica para forrar la pared. La ventaja que tiene es que este tipo de tejido se puede fregar con un jabón neutro y un poco de agua, una bendición para los alérgicos como yo porque no hay posibilidad de que se acumule el polvo. Se ha confeccionado con tejido de moqueta Alfresko de KP. El banquito a pie de cama es de Catalina House al igual que las mesillas y la ropa de cama es de Filocolore. Y apostaría un riñón a que el cuadro que hay sobre el cabecero es de Blanca Cases, de Lu Ink Studio, llevo mucho tiempo siguiéndola en Instagram y esa obra lleva su sello.

El dormitorio además incluye una zona de trabajo, vestida exactamente igual que los muebles del salón para conseguir esa continuidad y reforzándola con otra silla Cesca como las del comedor. Así trabajar en casa, en un entorno tan bonito, se hace menos duro.

¿Qué os parece este tono para vestir una vivienda al completo? Yo estoy enamorada de esta casa, el gris verdoso me relaja y me da sensación de recogimiento al mismo tiempo.

Imágenes: Stella Rotger para El Mueble

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Sencillamente Ibiza…

Se dice pronto, llevo 21 años sin ir a Ibiza. Tenía que haber ido el año pasado porque me apunté a la media maratón, pero por razones obvias se suspendió, la han pasado a este otoño. Tengo reservado mi dorsal pero el destino ha querido que durante estos meses mis rodillas y mis caderas hayan decidido decir “hasta aquí hemos llegado”, así que o me dejan hacerla en modo marcha (que eso se me da bien), o iré a Ibiza a animar a mis compañeras y disfrutar de un chiringuito, que tampoco es mal plan ¿no?

En cuanto he visto esta casa en las islas Pitiusas, proyecto de otro de los grandes interioristas de este país, Raúl Martins, no he podido resistirme a compartir. También es que ahora lo que me llama la atención son este tipo de casas que o bien están rodeadas de naturaleza, o que tienen vistas al mar, o que disfrutan de una piscina en el jardín, en este caso en concreto, lo tiene todo. Me transportan a lugares vacacionales y para los que aún estamos en la ciudad delante de un ordenador, es como un soplo de aire fresco.

Esta vivienda pertenece a una pareja sin niños que buscaban pasar largas temporadas en la isla. Se decantaron por este emplazamiento en una cala de San José, ya que tenía acceso directo al embarcadero desde el jardín y él, es un enamorado de navegar por lo que poder atracar su barco en la misma puerta de su casa, era un sueño.

La casa es de los años cincuenta así que necesito la intervención del estudio de arquitectura Blakstad, especializado en las islas, en mantener la esencia y el espíritu de la zona balear, pero a su vez conjugando tradición, funcionalidad y estilo contemporáneo. Por ello en la casa podemos ver materiales típicos de la zona: vigas de sabina para el tejado, arcilla, arena, piedra seca,… En consonancia Raúl Martins, encargado del interiorismo, continuó acentuando el estilo Ibicenco, pero dejando que los espacios respiraran. Amplitud en los ambientes, ausencia de puertas y una gama de color muy sencilla y tranquila (blancos, beige, madera y negro). El diseñador introdujo muchos de sus diseños a medida en la vivienda, también quiso mezclar con piezas antiguas y otras de artesanos locales, porque llevar una parte de Ibiza en la decoración de la casa, la hace más auténtica.

Si os habéis dado cuenta, aquí lo importante está en el exterior, de ahí que los interiores sean sencillos y en lugar de paredes en la mayoría de las estancias encontramos ventanales, hasta en el baño, porque es una vivienda para disfrutar siempre de las vistas.

Imágenes; Elle Decor 

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.