Lujo en Londres…

Hoy no quiero extenderme demasiado, es el cumpleaños de mi marido y merece toda mi atención. Algunos ya habréis visto en mis redes la excursión que nos hemos hecho esta mañana y es que vivir a las afueras de Madrid tiene sus ventajas, como que a menos de un kilómetro de la puerta de casa estás en pleno campo.

Como estoy de celebración quiero vestir al blog con sus mejores galas y enseñaros una casa que desprende lujo y glamur, pero no esperéis nada recargado ni ostentoso que para mí la elegancia no se traduce en “más” o en “mucho”. Aquí la belleza radica en elementos de interés como las cristaleras, en los panelados de las paredes, las molduras de los techos, las carpinterías en general, en la elección de los revestimientos y materiales nobles como el mármol de cocina y baños, la escalera con piedra de Portland o la calidez que transmite la madera de abeto de Douglas y que recorre todas las estancias, también los detalles dorados o en bronce (tanto en herrajes, iluminación, griferías, e incluso en la pared de la habitación infantil), a la elección de los colores (blanco como predominante, pero también elegantes grises, azules o verdes) y a la arquitectura general de la vivienda. Se trata de un proyecto de Undercover Architecture, situado en Ladbroke Square, una zona ajardinada que pertenece a Nothing Hill (Londres). Sin duda una casa con el efecto ¡Wow! que siempre ando buscando, para un día especial como hoy :-)

Os dejo con las imágenes, yo por mi parte me voy a disfrutar del cumple de mi marido.

¡Feliz fin de semana!

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Villa Slow

No es la primera vez que hablo en el blog de Laura Álvarez, artífice de este proyecto. Ya en 2012 escribí un post sobre su trabajo (podéis recordarlo aquí), pero no me he dado cuenta hasta que he empezado a poner los “tags” (o etiquetas) y su nombre ha aparecido. Se ve que la cabra siempre tira al monte. Lo que me ha sorprendido es cómo ha cambiado mi punto de vista en estos cinco años, lo que antes describía como espacios “algo fríos” ahora me resultan acogedores. Cierto es que los proyectos que mostré entonces no son como este y quizás al igual que yo he evolucionado en mis gustos a lo largo de los años ella también lo ha hecho, aunque su sello sigue siendo el mismo.

El nombre de este nuevo proyecto, Villa Slow, para mí es ya un reclamo. Se trata de una vivienda de vacaciones en Villa del Miera, Cantabria. La arquitecta Laura Álvarez, con residencia en Ámsterdam, se crió en el norte de España y los recuerdos de la zona le llevaron a construir esta casa para que otros puedan disfrutar como lo hizo ella de las bondades de la zona (las montañas, el mar, la gastronomía y la cultura).

El proyecto fue ejecutado con sumo cuidado por los detalles y respeto al medio ambiente. Su diseño está basado en la típica casa pasiega pero con el toque contemporáneo de la arquitecta. Las bastas paredes exteriores de piedra contrastan con la delicada estructura y detalles de madera del interior. Los dos grandes ventanales panorámicos de la sala de estar, orientados hacia las dos caras de la vivienda, ofrecen una preciosa escenografía de la naturaleza exterior.

La casa cuenta con dos dormitorios de generosa altura. Están concebidos para que puedan albergar distintas posibilidades: sólo una pareja, pareja con niños, amigos, etc. Cada habitación además posee su propio baño independiente.

La zona donde se encuentra la casa es un área natural conocida especialmente por la formación de aguas de manantial, Villa Slow tiene por tanto, su propia fuente de suministro. Este es sólo un ejemplo de sostenibilidad, la vivienda también está provista de calefacción por suelo radiante, bomba de calor, los mejores materiales en cuanto a aislamiento térmico (vidrio de alto rendimiento que calienta el interior en invierno y grandes contraventanas de madera que aíslan la casa en verano), electrodomésticos A+++ y por supuesto, todos los materiales con los que se ha realizado el proyecto provienen de la zona de Cantabria.

En cuanto a la decoración poco ha hecho falta, predomina la sencillez y el minimalismo. Blancos, grises y neutros que hacen destacar lo verdaderamente importante, toda esa madera que abriga el interior y la belleza de la naturaleza que se cuela a través de los ventanales. No se necesita mucho más ¿no creéis?…

Fotofrafía: David Montero

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

12 Fachadas impactantes…

Dicen que la belleza se encuentra en el interior, completamente de acuerdo si hablamos de personas, pero la regla no siempre se cumple respecto a la temática de este blog.

Si en decoración afirmamos que la entrada de una casa es como la antesala de la misma, donde se concentran muchas pistas de lo que encontraremos a continuación y de los gustos decorativos de las personas que la habitan en ella, imaginad si vamos un paso más allá y descubrimos edificios donde la fachada ya te deja impactado. Entonces es cuando sientes la necesidad de conocer más sobre el proyecto, saber quién lo ha construido, el porqué del diseño y finalmente te encuentras con una irrefrenable ansia de entrar a conocer el interior.

Seguro que os habréis topado más de una vez con edificios que os dejan sin palabras, no me refiero sólo aquellos emblemáticos que encontramos en casi todas las ciudades del mundo, también esos anónimos que os hacen suspirar. Nada como darse un paseo por las calles con la mirada puesta hacia arriba para darnos cuenta que a veces no apreciamos (o reparamos) en lo que tenemos alrededor. Diría que una de las ciudades en las que más he disfrutado siendo plenamente consciente de mi entorno ha sido en Ámsterdam, supongo que por la tipología de los edificios de la que volví completamente enamorada. Muchas de las fotos que hice en esa ciudad eran simplemente fachadas.

Hoy os traigo 12 ejemplos de edificios impactantes repartidos por el mundo y bajo las imágenes, una breve descripción de su autoría, el lugar donde están o qué son.

Viendo este tipo de construcciones singulares me hace ser más consciente de la labor tan importante que realizan los profesionales dedicados a la rehabilitación de edificios, porque obras de este calibre sólo pueden ser tocadas y mimadas por empresas especializadas del sector, como Kriss Vertical, de otra manera estaríamos arriesgando un patrimonio difícil de reemplazar.

Espero que disfrutéis con estas maravillas de la arquitectura, ahí van:

Este edificio se encuentra en Kufstein, Austria. Se trata de un antiguo colegio de 1907 que sufrió una reciente rehabilitación. Su fachada es una estructura tridimensional realizada en hormigón que simula una hoja de papel arrugada ¿muy propio para un cole, no creéis?

Proyecto: Johannes Wiesflecker

Nos vamos a Sao Paulo, Brasil. Se trata de una tienda renovada por el Studio SuperLimao. Su fachada sigue un patrón de hexágonos con distintos acabados, algunos poseen un recubrimiento opaco mientras otros son semi-traslúcidos para crear un efecto visual más dinámico e interesante.

Proyecto: SuperLimao Studio

Nos quedamos en España para conocer esta colorida fachada de la escuela infantil Municipal de Berriozar, en Navarra. Precisamente esta serie de finas lamas pintadas en llamativos colores es el reclamo perfecto para cualquier pequeño.

Proyecto: Javier Larraz / Iñigo Beguiristain / Iñaki Bergera

Estamos ante una conocida casa privada en Portugal, se llama House 77 y ha sido diseñada por dIONISO LAB. Está embutida entre dos edificios y se caracteriza por sus ventanas de aluminio cuyos dibujos hacen referencia a motivos de pesca utilizados antiguamente en la zona.

Proyecto: dIONISO LAB

Este edificio de apartamentos de Teheran, fue diseñado por Reza Sayadian y Sara Kalantary, en un lugar donde previamente había jardines. Para devolver esa visión de “naturaleza” a la zona, la fachada se construyó mediante paneles que representan árboles.

Proyecto: Reza Sayadian / Sara Kalantary

Rare architects diseñaron un nuevo ala para el lujoso Hotel Town Hall de Londres. El edificio está recubierto al completo por aluminio cortado a laser dejando camufladas tanto puertas como ventanas.

Proyecto: Rare Architects

Nos encontramos de nuevo ante una fachada metálica con motivos orgánicos, tallada para simular árboles y ramas, como si de un bosque se tratase. Se trata del Victoria Center en Bucarest.

Proyecto: PZP

Este impactante edificio son torres residenciales ubicadas en Milán. Su fachada está compuesta por casi mil árboles convirtiéndolo en un bosque vertical. La función de dichos árboles es la de aislar pero también purificar el aire de una ciudad con altos índices de contaminación.

Pruyecto: Boeri Studio

Hue Apartments fue concebido como objeto escultórico. Se encuentra en la ciudad de Richmond y llama la atención por su curiosa fachada con ventanas redondas de distintos diámetros situadas a diferentes alturas.

Proyecto: Jackson Clements Burrows Architects

Mayfair House es una vivienda privada de Londres. Impresiona el revestimiento de la fachada compuesto por más de 4.000 piezas de aluminio acabadas en bronce y plegadas para que simulen hojas.

Proyecto: Squire and Partners

La fachada de este edificio comercial situado en Tokio, está recubierta por finas lamas de acero que lo envuelven y cuyas formas serpenteantes y onduladas, le dan un aspecto muy dinámico.

Proyecto: Amano Design Office

De nuevo otra ciudad con mucha polución, Hon Kong, que utiliza las plantas como medio para purificar el ambiente y ofrecer un aspecto más natural al vecindario. En este edificio conviven viviendas, oficinas, parking y comercio. En su fachada, los árboles son los protagonistas.

Proyecto: Aedas

Info: Homedit

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Bconnected

Haz lo que amas y ama lo que haces” es la carta de presentación y filosofía de la arquitecta Christine Leja y por extensión de su negocio, Bconnected. Junto a su socio Andree Mienkus crearon allá por 1993 una inmobiliaria, diversificando posteriormente sus actividades con proyectos de reforma, diseño de interior y tiendas propias, una manera de conseguir que sus clientes encuentren siempre aquello que buscan ofreciendo un servicio más global.

Esta que veréis es una de las muchas propiedades que han pasado por una remodelación, con una curiosa historia detrás. Todo empezó con una bonita carta en la que la familia, a través de cuentos cortos sobre su vida, describía cómo era su estilo de vida, sus hábitos, sus peculiaridades,… con el fin de dar una idea concreta a la arquitecta, explicarle quiénes eran y qué esperaban de ella (o más bien de su futura casa). Gracias a esto, Christine Leja pudo conocer en detalle a cada miembro de la familia consiguiendo así, una relación de confianza que les permitió realizar el proyecto de la mano. Planificaron y diseñaron juntos, inspirándose los unos en los otros. Querían conseguir un espacio elegante y con estilo, pero manteniendo un equilibrio entre lo creativo y las tendencias, sin renunciar a la comodidad o a lo práctico. A la vista está que lo consiguieron.

Si tenéis un rato merece la pena echar un ojo a otros proyectos de reforma (en algunos se puede ver el antes y el después) o a las propiedades que están en venta o en alquiler, seguro que os pasa como a mí y os enamoráis de más de una :-)

En esta ocasión me han vuelto a conquistar las mezclas, tanto de materiales como en el mobiliario. Un ejemplo claro son las escaleras cuya parte superior están realizadas en cemento mientras el último tramo termina en hierro, mucho más liviano. Espectacular la cristalera con perfilería también de hierro que llega hasta el techo, proporcionando mayores vistas al impresionante jardín. Tampoco tengo palabras para la cocina, me gusta mucho su corte industrial suavizado gracias a los armarios de madera que se sitúan sólo en la parte inferior, dejando así la zona más despejada. ¡Ah! y la mesa de comedor, ¿no os sorprende su tamaño? es larguísima (tanto como la isla) pero a la vez más estrecha de lo normal, de esta manera no resulta pesada ni interfiere con la escalera que se encuentra a continuación.

Os invito a que observéis la casa con atención, en cada rincón hay un detalle. Tan sólo prescindiría de algo ¿os habéis fijado en los muñequitos que adornan la escalera? a mí no se me escapa nada, esos me sobran ;-)

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Mirando al mar…

Todos los años por estas fechas empiezo a sentir la necesidad de ver el mar. No soy de las que me muero por la playa, es más bien el simple hecho de contemplarlo, sentarme y mirar al infinito, realmente me quedo embobada. A estas alturas del año suelo estar con las expectativas puestas en algún viaje que cada primavera hago con mis amigas a cualquier destino de costa, viaje que me sirve (además de pasármelo bien) para quitarme esa sensación de ansiedad hasta que llegan las vacaciones, pero me temo que esta vez no será así. ¡Tengo amigas con agendas de ministro! nos ha sido imposible cuadrar un fin de semana para poder irnos todas, nada hasta finales de septiembre ¿os lo podéis creer?

Hoy he encontrado la casa perfecta para mí. Poco me importa su interior la verdad, porque su encanto reside precisamente en las vistas, casi 365 grados de mar azul rodeando esta maravilla. La vivienda está situada en la isla de Syros y se trata de un proyecto realizado por el estudio de arquitectura Block722.

El proceso de diseño estuvo marcado por las características orográficas de la zona, así una gran escalera conduce desde la parte alta de la vivienda hasta a la propia entrada, que está a un nivel más bajo. Al final de este camino descendiente, se abren las impresionantes vistas hacia el mar Egeo.

Las áreas comunes de la vivienda (sala de estar y cocina), se sitúan en el volumen más grande y cuadrado (primera imagen), a continuación aparece otro volumen, esta vez rectangular, donde se encuentran las partes privadas (dormitorios y baños). Junto a la casa principal encontramos la de huéspedes, enterrada literalmente en la pendiente y definida por un muro de piedra típico de la arquitectura local.

Dentro encontramos una casa austera, sólo lo justo pero muy bien elegido. Algunos muebles de obra, otros en madera, piedra, bambú o fibras,… creo que no pegaría otra cosa, el baño sin duda es mi estancia preferida. Y lo mejor, como os decía antes, está en el exterior donde los dos patios adosados a la vivienda, te invitan a sentarte para simplemente dejar pasar el tiempo mirando al mar…

Imágenes: Block722 y Yatzer

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Rehabilitación en El Masnou

Si el otro día os enseñaba una mini-casa hoy vamos a ver justo lo contrario. Estamos ante la intervención realizada por el estudio de arquitectura 05 AM, en una vivienda de 410 metros cuadrados, ahí es nada.

El objetivo era conseguir una mejor funcionalidad de los espacios así como la apertura de los mismos. Como veréis en los planos al final del post, la casa tenía una distribución muy clásica en cuanto a que estaba muy compartimentada.

La intervención consistió en unir el gran salón al comedor, además de dejar el espacio completamente diáfano se le dio protagonismo al techo con vigas vistas y tejado a dos aguas (parte que también fue intervenida por el estudio de arquitectura). A su vez, la apertura frontal del salón se ensanchó para poder disfrutar de las vistas panorámicas al mar. Por otro lado en la pared que linda con la cocina se abrieron tres arcos que dejan paso y visibilidad a la misma pero delimitando el espacio. La cocina aprovecha el porche contiguo existente y las vistas a la terraza.

La realidad es que con estas pocas acciones el cambio ha sido radical, abrir espacios suele resultar un acierto. Aunque si os digo la verdad y poniéndome algo crítica, con un esqueleto tan bonito quizás es difícil equivocarse.

Y ahora os cuento que ayer estuve horas (no diré cuántas por no herir sensibilidades) buscando una casa que llamara mi atención. Ya de noche me topé con esta vivienda y decidí parar de buscar, y es que después de tantos años publicando hay pocas cosas que me sorprendan o están tan manidas que paso de andar copiando a otros bloggers. Al final puedo decir que el trabajo de 05 AM, me gustó, sobre todo me encanta la cocina, el primero de los baños y los espacios abiertos, pero el punto y seguido ayer lo dio el lugar: El Masnou, tengo un amigo que vive allí y esa tontería (unida al cansancio) hizo que esta casa me pareciera perfecta para ser publicada. Una lección más aprendida, cuando el supuesto perfeccionismo de mi cabeza no me deja avanzar, tengo que buscar un motivo para seguir (por tonto que sea).

Fuera de mis locuras transitorias, la casa me parece preciosa y estoy convencida (o eso espero), que vosotros también la disfrutaréis…

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Vivir en 13 metros cuadrados

Parece mentira que trece metros cuadrados puedan dar para tanto. Es aproximadamente la medida de mi despacho, así que pensando en frío, tengo la opción de montarme aquí una mini casa e independizarme de mi familia (es broma). Publiqué un post hace algo más de un año sobre este tipo de viviendas de tamaño reducido (podéis leerlo aquí), pero creo que aquellas no eran ni por asomo tan minis.

Esta que vais a ver es un proyecto de Studiomama. Su fundadora, la diseñadora danesa Nina Tolstrup junto con su marido el también diseñador Jack Mama, han sido fieles a sus raíces escandinavas. Sus trabajos siempre tienen una estética sencilla y contemporánea, son fervientes creyentes del reciclaje y de la democratización del diseño. Suena a Ikea ¿verdad?, yo diría más bien que es una filosofía de vida común en los países nórdicos.

Pues bien este mini piso se encuentra en el norte de Londres y tal como os decía al principio sólo tiene 13 metros cuadrados, pero no le falta de nada. El interior está dividido por unidades con funciones diferentes (cama, espacio de trabajo, zona de estar, cocina, baño, armario y comedor). Todas las puertas son correderas, que ocupan menos espacio, y están pintadas en distintos tonos pastel (amarillo, azul y rosa). Alguna de ellas esconden sistemas que permiten otras utilidades, como el pequeño escritorio para el ordenador, bandejas extraíbles para ampliar superficies de apoyo, etc. Por otro lado hay más elementos que permiten una doble función, como los asientos con sistema de almacenaje, o la mesa y los bancos del comedor a los que se les ha incorporado alas extensibles en los extremos por si la necesidad lo requiere.

El dormitorio, diseñado en la zona más estrecha de la vivienda, es sencillamente una cama abatible de tal manera que por el día se recoge para tener más espacio y por la noche, al bajarla, deja al descubierto dos pequeñas estanterías a los lados que hacen la función de mesilla de noche.

La cocina se encuentra justo en el otro extremo, al lado del vestíbulo y flanqueada por dos armarios altos. Al otro lado de la pared, se sitúa el baño, la única habitación independiente de la casa (por aquello de la privacidad).

Como veis al “pisito” no le falta de nada, eso sí, adoptar esta filosofía de vida es hacer un profundo ejercicio y deshacerse de la mayoría de cosas materiales que todos tenemos para quedarse sólo con lo estrictamente necesario. Mi pregunta es, ¿seríais capaces de vivir en trece metros cuadrados?…

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.