Nuga macramé

Descubrí esta firma de nueva creación gracias a la revista Diario Design. De nuevo un proyecto que surge de la necesidad de trabajar con las manos, de hacer las cosas despacio disfrutando del proceso de elaboración, nudo a nudo. La palabra que da nombre a la firma, Nuga, viene del valenciano y significa “anuda”.

Jennifer y Laura, dos diseñadoras de Valencia, son sus creadoras. Han empezado con colgadores de macramé para plantas, con buena acogida, así que esperan en el futuro producir otras piezas con esta misma técnica. Como todo proceso manual no hay dos macramés iguales, ellas mismas afirman “cada uno es diferente, porque no hay día igual“. Utilizan algodón 100% fabricado y teñido en España y ramas que recogen en sus playas favoritas. ¡Más artesano, imposible!

Os muestro una parte de su colección, que a mí particularmente me ha encantado y después mucha inspiración. A pesar de hablar de una técnica tan antigua (¿quién no recuerda estos colgadores en casa de sus abuelos?), sigue siendo tendencia, más ahora con la búsqueda de la “vida slow“. Os traigo un montón de ideas para aplicar el macramé en decoración (biombos, hamacas, sillas, cabeceros,…), pero también tiene cabida entre la bisutería o la moda.

Después de ver tantas imágenes y tutoriales, y a pesar de ser poco mañosa en general, me dan ganas de ponerme manos a la obra…

Nuga_macramé_1

Nuga_macramé_2

Nuga_macramé_3

Nuga_macramé_4

Nuga_macramé_5

Nuga_macramé_6

Nuga_macramé_7

Nuga_macramé_8

Nuga_macramé_9

Nuga_macramé_10

Nuga_macramé_11

Macramé_1

Macramé_2

Macramé_3

Macramé_4

Macramé_5

Macramé_6

Macramé_7

Macramé_8

Macramé_9

Macramé_10

Macramé_11

Macramé_12

Imágenes en mis tableros de Pinterest
Imagen de portada vía

[blog_subscription_form

Columpios, hamacas y demás…

Hace unos días en casa de mis suegros colgaron una hamaca entre dos grandes árboles del jardín, regalo de mi cuñada a su madre. Aunque no pregunté, por su diseño y colorido me hace pensar que fue comprada en Chile o Perú, lugares donde ella lleva varios años trabajando. Podéis imaginar a mis hijas y sus primos haciendo cola para disfrutar de la novedad. La cuerda que colgaba de otro árbol y que hasta el momento había servido de distracción, pasó a un segundo plano (por no decir que quedó en el olvido, al menos esa tarde).

El fin de semana pasado, mientras arreglaba el jardín de la casa que tengo en el pueblo, pensé que sería agradable tener una de esas hamacas para las siestas de verano, aunque entonces acabaría siendo monopolizada por mi marido ;-)

Sinceramente nunca he sido de columpios (me marean) pero no me digáis que no son bonitos decorativamente hablando, tanto en interiores como en el exterior. Quizás los encuentro poco prácticos para determinadas funciones (como mesilla de noche, por ejemplo) pero bonitos son un rato. Aquí encontraréis ideas incluso para fabricaros vuestro propio columpio, balancín o cama colgante, si sois atrevidos. Y es que el uso de palets, parece no tener fin…

Imágenes: Pinterest