De boda en la Finca las Tenadas…

Este sábado estuve de boda en lugar realmente bonito, ni siquiera sabía de su existencia y resulta que está al lado de mi casa. Creo que es la primera vez que muestro en el blog una finca para celebrar eventos, o algo relacionado con decoración para bodas, pero esta ocasión lo merece, más aún cuando has estado en persona y puedes hablar con conocimiento de causa.

La realidad es que la puesta en escena estaba espectacular, todo cuidado al mínimo detalle, pero creo que el lugar me gustaba aún más. La Finca las Tenadas son unas antiguas naves ganaderas con más de cien años a sus espaldas, rodeadas por unos maravillosos jardines ingleses con árboles centenarios e incluso un gran huerto. La decoración va en consonancia al lugar, muebles y objetos rústicos y vintage, piezas de mimbre, rafia, palets, cajas de fruta, incluso la caravana o los carros donde se disponen comidas y bebidas para el cóctel, todo nos recuerda a campo.

En Madrid llevábamos tres días de lluvias torrenciales, el sábado tuvimos mucha suerte con el tiempo porque justo dejó de llover a las cinco de la tarde, claro que la pobre novia tubo doble ración de nervios. Finalmente pudimos disfrutar del cóctel en el jardín y las mesas que se habían dispuesto fuera para la cena, las metieron en el interior (por si las moscas :-)) Acoplar a 450 invitados cómodamente en salones y hacerlo en el último momento, tiene mucho mérito, así que en ese sentido un diez a la organización.

El día de la boda subí varias Stories a IG y compartí un par de fotos también, pero quería hacer un post para los que no lo pudisteis ver. Las primeras imágenes son sacadas de la propia web, pero al final he incluido unas cuantas de cosecha propia (no son muy buenas ya me conocéis), pero al menos os haréis una idea de lo bonito que estaba el jardín. También quería mostraros el papel del baño, tenía motivos de árboles y pájaros (otra clara referencia al campo) y una preciosa composición de espejos, me encantó.

Si estáis pensando en casaros o celebrar algún evento importante, Las Tenadas es una recomendación a tener en cuenta. Precioso lugar, bonita decoración, trato exquisito y comida de diez. ¿Se puede pedir más?

El miércoles no sé si andaré por aquí, veré cómo voy de tiempo, mañana es mi 45 cumpleaños y tengo ciertos compromisos familiares. ¡Puff, me hago mayor!

Estas últimas cinco fotos son de mi móvil. Lo sé, son muy malas, así que echarle imaginación. Precioso todo ¿verdad?…

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Serena & Lily

Perdonad mi ausencia ayer pero como era día festivo me lo tomé al pie de la letra. Este puente además aunque no he salido de Madrid, ha sido de lo más intenso. Mis múltiples planes me han impedido que me siente siquiera unos minutos delante del ordenador, pero bueno para eso están los festivos, para desconectar.

El post de hoy surge a raíz de una coincidencia. Resulta que el sábado estuvimos de barbacoa en casa de nuestros amigos Ana y Pablo (con los que cada año pasamos una semana de vacaciones en Portugal). En una de las casas donde solemos alojarnos, cuelgan de sus paredes unas tablas pintadas a mano muy parecidas a los remos de esta primera imagen. A Pablo se le ocurrió poner a mis hijas a pintar unos palets para que estuvieran entretenidas, buscando un resultado similar. No diré que los dibujos que hicieron las niñas fueran exactos a estos, pero al menos captaron el concepto y quedaron bastante aceptables. Lo mejor es que se divirtieron creando, estuvieron un día entero brocha en mano y ¡sin discutir entre ellas! (eso sí es un logro), la parte negativa ha sido intentar quitar las manchas de la ropa, que ha sido misión imposible, y en sus manos y brazos aún se pueden ver repartidos algunos pegotes de pintura :-), pero eso son males menores. Si queréis ver cómo quedaron los palets podéis hacerlo en mi cuenta de Instagram, y lo más sorprendente cómo quedó la mesa donde apoyaron las pinturas, algo que se creó totalmente al azar y que es digno de enmarcar.

Volviendo a la imagen de los remos, os diré que pertenece a una firma californiana llamada Serena & Lily. Firma donde se puede encontrar básicamente de todo para el hogar, aunque hoy mi punto de mira está en todo aquello que me recuerda a las vacaciones. Sobre todo mobiliario y textil de exterior, pero también piezas de interior que por su naturaleza o color me transportan igualmente a la época estival. En cualquier caso la filosofía de esta marca se basa precisamente en no seguir reglas ni patrones, en encontrar tu propio estilo, mezclar piezas y texturas hasta conseguir el espíritu de California, lo que para mí se traduce en libertad y en conectar con lo que a uno le gusta, y en mi caso esto es el mar (que no necesariamente la playa).

Vamos a poner un poco de color para comenzar la semana, que parece ser que el jueves se avecina frío otra vez…

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Change & More

Resulta que el mundo es un pañuelo, ¿o será sólo en el territorio deco? El otro día mi amiga Bea me enseñaba el trabajo de Change & More, le dije “¡cómo me suena!, creo haberlo visto en alguna feria” y sí, efectivamente, lo he encontrado en el post que hice sobre el evento de DecorAcción 2013 (podéis leerlo aquí, la imagen la encontraréis entre mis amigos de Objetology y las lámparas de Detana), aunque si busco entre otros post seguro que aparecen también. Por eso me era tan familiar… Pues resulta que Sofía, propietaria junto a Álvaro de Change & More, es amiga de mi amiga Bea, de ahí lo del mundo es un pañuelo.

Su trabajo es puramente artesano, el concepto es dar una nueva vida a los tan apreciados palets, bien de manera meramente decorativa como los cuadros, o buscando nuevos usos para ellos, véase las lámparas, los percheros, las mesas, taburetes, espejos,… Particularmente me quedo con el cuadro de las “Converse” rojas y el de la máquina de escribir, si hablamos de muebles, ambas mesas son espectaculares, pero me parece muy original la que han pintado en tonos pastel. ¿Qué me decís de los “percheros cazo”? ¿Originales verdad? y ¿las lámparas?, no sigo porque me gusta todo :-)

Bea ya me puedes ir presentando a tus amigos, así en la próxima feria tengo la perfecta excusa para parar y charlar un rato con ellos.

changeandmore_1

changeandmore_2

changeandmore_3

changeandmore_4

changeandmore_5

changeandmore_6

changeandmore_7

changeandmore_8

changeandmore_9

changeandmore_10

changeandmore_11

changeandmore_12

changeandmore_13

changeandmore_14

changeandmore_15

changeandmore_16

changeandmore_17

changeandmore_18

changeandmore_19

changeandmore_20

changeandmore_21

changeandmore_22

changeandmore_23

changeandmore_24

changeandmore_25

changeandmore_26

changeandmore_27

changeandmore_28

changeandmore_29

changeandmore_30

changeandmore_31

changeandmore_32

changeandmore_33

changeandmore_34

Columpios, hamacas y demás…

Hace unos días en casa de mis suegros colgaron una hamaca entre dos grandes árboles del jardín, regalo de mi cuñada a su madre. Aunque no pregunté, por su diseño y colorido me hace pensar que fue comprada en Chile o Perú, lugares donde ella lleva varios años trabajando. Podéis imaginar a mis hijas y sus primos haciendo cola para disfrutar de la novedad. La cuerda que colgaba de otro árbol y que hasta el momento había servido de distracción, pasó a un segundo plano (por no decir que quedó en el olvido, al menos esa tarde).

El fin de semana pasado, mientras arreglaba el jardín de la casa que tengo en el pueblo, pensé que sería agradable tener una de esas hamacas para las siestas de verano, aunque entonces acabaría siendo monopolizada por mi marido ;-)

Sinceramente nunca he sido de columpios (me marean) pero no me digáis que no son bonitos decorativamente hablando, tanto en interiores como en el exterior. Quizás los encuentro poco prácticos para determinadas funciones (como mesilla de noche, por ejemplo) pero bonitos son un rato. Aquí encontraréis ideas incluso para fabricaros vuestro propio columpio, balancín o cama colgante, si sois atrevidos. Y es que el uso de palets, parece no tener fin…

Imágenes: Pinterest