El antes y el después de mi baño

Espero que no tengáis demasiadas expectativas sobre el cambio, sólo vengo a contar mi experiencia de algo que a priori había leído cientos de veces en internet que era muy sencillo y que para mí sinceramente no lo ha sido. Quizás sea mi inexperiencia, pero cuando veo que la gente es capaz de pintar los azulejos de su baño o cocina en tan solo dos días no entiendo cómo lo hace, a mí me ha costado dos semanas. Se me ocurren tres cosas, o bien lo han hecho con ayuda, o sus baños son mucho más pequeños o yo soy un poco inútil :-)

Este chalet lo compramos sobre plano y estrenamos nosotros hace 15 años, los materiales eran los que puso la constructora en su día, a mi juicio con poco criterio (calidad media pero además con poco gusto). ¿Qué les hubiera costado poner un color menos comprometido en un baño principal? podrían haber puesto un tono neutro en lugar de un verde “moco” (perdonad la expresión, pero es con lo que he convivido durante 15 largos años). Qué arriesgados estos constructores, se ve que pillaron una buena oferta por aquellos azulejos.

Total que a pesar de que me dedico a hacer obras, como las tengo pagar como todo hijo de vecino y ahora mismo no puedo, pensé en liarme la manta a la cabeza y pintar los azulejos, animada por la experiencia de tanta gente que afirmaba que el trabajo era rápido, sencillo y barato.

Mi idea original no era la que veréis, tenía pensado pintar las paredes en un gris claro y al suelo subirle la tonalidad de gris, ya que teniendo luz natural me lo podía permitir. En Leroy Merlin me recomendaron para suelos y paredes la marca Syntilor, pero resulta que el gris de las paredes sólo lo había en botes pequeños de medio litro y con eso no me llegaba para nada. De ahí mi cambio al blanco, cuyos recipientes son de 2 litros y supuestamente cubrían 24 metros cuadrados. Y digo supuestamente porque tuve que volver a Leroy dos veces más, necesité otro bote de 2L y uno más de medio. Mi teoría es que al ser el azulejo original en verde, he tenido que dar más capas blancas para que la cubrición fuera total, porque con el gris del suelo con sólo una capa ya no había ni rastro del verde. Un solo bote de 0,75 litros y un rendimiento total de 12L/m2 me ha dado para dos capas, todo el suelo y la encimera de obra.

Una vez comprada la pintura y los materiales necesarios, que os describo más abajo, empieza la fiesta. Os cuento los pasos a seguir:

  • Lo primero de todo, limpiar el baño a fondo con aguarrás, para que los azulejos y juntas estén lo más limpios posibles.
  • Proteger todo aquello que no queramos que se manche. Mi primer error fue comprar sólo cinta de carrocero, os recomiendo comprar plásticos y cinta de carrocero de la que lleva papel a continuación para tapar cuanto más mejor, así no os tendréis que arrepentir luego de las manchas que habéis dejado por el camino (he pasado más de un día rascando pintura de donde me había salido y aún me queda, lo veréis en las fotos, pero de momento me he quedado sin fuelle).
  • Empezamos a pintar por las esquinas, mejor con un pincel o una brocha de espuma, para seguir a continuación por toda la superficie del azulejo con un rodillo especial de espuma también (el de color naranja que os muestro en la foto). Y así una capa tras otra respetando los tiempos de secado que indica el fabricante de la marca de pintura que hayáis elegido. Respecto a la cenefa no hay nada que hacer, el color se tapará pero el relieve nos seguirá acompañando, aún así queda mucho más discreto.
  • Para pintar el suelo, toca proteger la parte baja de la pared, los muebles y sanitarios y empezamos por una esquina del baño y después por la otra hasta llegar al centro (cuidadín no os quedéis atrapados ;-))
  • Para terminar ya sólo queda limpiar (o como en mi caso, rascar por donde os hayáis salido) y decorar al gusto. Yo ya que estaba cambié también la iluminación por led, pero eso fue todo.

Estoy contenta con el cambio porque ya no me quedo bizca cada vez que veo ese horrible verde, pero dista mucho de lo que quisiera. Los sanitarios no son blancos, así que el contraste es un tanto feo (de ahí que quisiera poner gris). También el mueble que diseñé a medida hace 15 años, es de color crudo por lo que ahora tampoco le va mucho, además de estar algo deteriorado por la humedad en su parte inferior. En fin que para que quedara bien del todo habría que cambiar más cosas, pero por el momento tendré que vivir con lo que tengo unos cuantos años más.

Os dejo con las imágenes, por supuesto acepto cualquier crítica constructiva, recordad que no soy profesional y que veréis sitios donde se me ha ido la brocha (nada que no pueda solucionar cualquier día con un cúter y paciencia, pero de momento estoy cansada) así que ahí va con sus imperfecciones incluidas. No, no es un baño Pinterest, es mi baño y es real :-)

Después

  1. BLANCO SATINADO SYNTILOR
  2. Pintura para suelos GRIS CENIZA SYNTILOR
  3. Cinta de carrocero
  4. Cubeta
  5. Pincel
  6. Bocha de esquina de espuma
  7. Pincel para pintar detrás del radiador
  8. Rodillo de espuma

Serie Flut INSPIRE

Antes

Imagen portada: La casa de los azulejos

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.