Consejos para un estilismo perfecto

¿Conocéis el trabajo de la interiorista y estilista Emma Hos? Hoy me permito escribiros unos pequeños consejos para lograr estilismos perfectos como los que ella hace y que nuestra casa parezca de revista. Ahí van:

Ya sabéis la importancia que le doy a la personalidad de las casas, tienen que hablar por sí mismas, contar historias de las personas que las habitan y no ser réplicas de otras. Así que a estrujarse un poco la cabeza para crear rincones con personalidad. El ejemplo más claro que vais a ver a continuación es la iluminación del comedor (me ha enamorado).

El arte nunca debe faltar, no tenemos que gastarnos una fortuna si el bolsillo no acompaña. En mi casa por ejemplo tengo un montón de grabados pintados por mi madre y fotografías de mi suegra, ganadora de muchos premios nacionales e internacionales, también tengo la suerte de contar con un Canogar (regalo de boda). Además, el arte no tiene por qué ser sólo en forma de cuadro, otros modelos como la escultura son igual de válidos, mi escultura de Rafael Amorós también sorprende a todo aquel que entra en mi casa.

Cómo no mencionar las plantas, han de estar presentes en cualquier formato, ya sean ramos naturales, pequeñas macetas repartidas o tamaño XXL, también centros de mesa. Sin ir más lejos, mi centro de mesa son crasas y cactus que organicé en distintos contenedores de cristal: jarrones, copas de balón, de coñac, etc. a distintas alturas, queda genial y es algo que puede hacer cualquiera. Lo verde está de moda, si es que alguna vez no lo estuvo.

El color es divertido sí, pero nunca os cansaréis de un neutro. Los grises, blancos o beiges gustan a todo el mundo, luego podemos añadir toques de color en los complementos. Daremos mucha importancia a los textiles porque son determinantes en la decoración, utiliza largas cortinas que reposen en el suelo (visualmente quedan más elegantes y llamativas). Sofás repletos de mullidos cojines, ahí es donde podemos dar rienda suelta a nuestra imaginación con el color y las distintas texturas (una buena idea que leí en la revista El Mueble, es confeccionar o comprar cojines con telas diferentes por cada cara, de tal manera que si te cansas puedas girarlos y cambiar completamente la decoración). Atención también a las alfombras, perfectas para delimitar espacios y crear confort. Y por supuesto a las camas, no hay nada más apetecible que una cama bien vestida, los linos y algodones (aún en invierno), son un acierto seguro, se pueden combinar con plaids, colchas, etc. en las épocas más frías del año. También usar terciopelo, ahora es tendencia total. Ah! quedará más bonito si jugamos a mezclar lisos y estampados.

Muy importante, alejarnos del desorden. Si los libros y elementos decorativos no están colocados adecuadamente, produciremos un efecto de caos que no conviene, así que hay que afanarse en la distribución de los mismos (sobre esto escribí un post hace tiempo, podéis recordarlo aquí).

La iluminación es otro punto a tener muy en cuenta, no queremos una casa sombría ni tampoco una que parezca una discoteca. Ojo a la lámpara del comedor de esta casa (¿os lo había dicho ya? :-)), es lo que más me ha llamado la atención. Una simple luminaria puede convertirse en el centro focal de un ambiente.

Otros grandes aliados serán los espejos, multiplican el espacio y la luz, así que no te cortes (ya os he contado que en mi casa hay bastantes y prometo que no es un tema de vanidad :-)).

Recordad también que las cosas pueden utilizarse de manera distinta a su función habitual, un marco no tiene por qué llevar fotos, puedes utilizarlos para crear composiciones en la pared sin necesidad de poner nada en su interior, o por el contrario meter objetos que tengan un significado (yo por ejemplo enmarqué las primeras zapatillas menorquinas de mis hijas). Los rosetones de techo de escayola utilizados normalmente para resaltar las luminarias, también quedan muy bonitos dispuestos por la pared.

Y ya para terminar, aunque podría seguir con más ejemplos, no olvidéis incorporar detalles a vuestras mesas de centro o auxiliares, libros, fotografías, recuerdos personales, cuadros o velas, crearéis una zona bonita además de práctica. Apostad por colocar objetos de tres en tres, los tríos no fallan y mejor si están a diferentes alturas.

Con estos “consejillos” os dejo, espero que logréis una casa diez. Los que vivís en España ya sabéis que mañana es fiesta, así que hago puente, me voy al pueblo a descansar. El lunes estaré de vuelta, sed felices…

Imágenes y estilismo: Emma Hos

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Anuncios