Villa Slow

No es la primera vez que hablo en el blog de Laura Álvarez, artífice de este proyecto. Ya en 2012 escribí un post sobre su trabajo (podéis recordarlo aquí), pero no me he dado cuenta hasta que he empezado a poner los “tags” (o etiquetas) y su nombre ha aparecido. Se ve que la cabra siempre tira al monte. Lo que me ha sorprendido es cómo ha cambiado mi punto de vista en estos cinco años, lo que antes describía como espacios “algo fríos” ahora me resultan acogedores. Cierto es que los proyectos que mostré entonces no son como este y quizás al igual que yo he evolucionado en mis gustos a lo largo de los años ella también lo ha hecho, aunque su sello sigue siendo el mismo.

El nombre de este nuevo proyecto, Villa Slow, para mí es ya un reclamo. Se trata de una vivienda de vacaciones en Villa del Miera, Cantabria. La arquitecta Laura Álvarez, con residencia en Ámsterdam, se crió en el norte de España y los recuerdos de la zona le llevaron a construir esta casa para que otros puedan disfrutar como lo hizo ella de las bondades de la zona (las montañas, el mar, la gastronomía y la cultura).

El proyecto fue ejecutado con sumo cuidado por los detalles y respeto al medio ambiente. Su diseño está basado en la típica casa pasiega pero con el toque contemporáneo de la arquitecta. Las bastas paredes exteriores de piedra contrastan con la delicada estructura y detalles de madera del interior. Los dos grandes ventanales panorámicos de la sala de estar, orientados hacia las dos caras de la vivienda, ofrecen una preciosa escenografía de la naturaleza exterior.

La casa cuenta con dos dormitorios de generosa altura. Están concebidos para que puedan albergar distintas posibilidades: sólo una pareja, pareja con niños, amigos, etc. Cada habitación además posee su propio baño independiente.

La zona donde se encuentra la casa es un área natural conocida especialmente por la formación de aguas de manantial, Villa Slow tiene por tanto, su propia fuente de suministro. Este es sólo un ejemplo de sostenibilidad, la vivienda también está provista de calefacción por suelo radiante, bomba de calor, los mejores materiales en cuanto a aislamiento térmico (vidrio de alto rendimiento que calienta el interior en invierno y grandes contraventanas de madera que aíslan la casa en verano), electrodomésticos A+++ y por supuesto, todos los materiales con los que se ha realizado el proyecto provienen de la zona de Cantabria.

En cuanto a la decoración poco ha hecho falta, predomina la sencillez y el minimalismo. Blancos, grises y neutros que hacen destacar lo verdaderamente importante, toda esa madera que abriga el interior y la belleza de la naturaleza que se cuela a través de los ventanales. No se necesita mucho más ¿no creéis?…

Fotofrafía: David Montero

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Laura Álvarez

Aunque siempre suelo fijarme más en la decoración que en temas arquitectónicos (seguramente porque de lo primero algo entiendo y de lo segundo mi único criterio son mis propios gustos), hoy tengo que decir que en los proyectos de Laura Álvarez lo interesante son los elementos de interiorismo ya que decorativamente hablando, creo que son ambientes algo vacios, fríos.

Me encanta cómo están resueltos los espacios. En el primer apartamento la escalera parece suspendida del techo como si se tratara de una escultura, me impresiona el impacto que tiene a pesar de su sencillez (y eso que no es apta para supersticiosos, porque para acceder a la cocina tienes que pasar bajo ella, por cierto ¡menuda cocina!). Los espacios abiertos y diáfanos dialogan entre sí gracias a la continuidad del suelo, al blanco absoluto de las paredes y a soluciones como las grandes puertas correderas que independizan los espacios a demanda.

Y quién diría que las primeras imágenes pertenecen a unas oficinas, para mí sería el comedor de mis sueños.

Espacio de oficinas en Amsterdam

Laura Álvarez

Laura Álvarez (más…)