Detox digital…

¿Cuántas veces consultas tu móvil a diario, chequeas el mail y los mensajes de WhatsApp o el Messenger? ¿Y Facebook, Twitter, Instagram, Linkedin y demás redes sociales? seguro que cientos como todos (y si eres blogger ni te cuento). Parece como si estuviéramos obligados a estar en todos lados y mostrar constantemente lo “super-happys” que son nuestras vidas (cuando todos sabemos que la realidad no es así pero claro, mejor mostrar lo bonito que nuestras miserias).

Hace unos días leí un post en Bloglovin que me pareció genial. Ahora que están tan de moda las dietas Detox ¿os habéis planteado alguna vez hacer un “Detox digital”? ¿Seríais capaces de estar un tiempo sin conexión a internet, sin ordenador, ni tablet, ni teléfono? Creo que más de uno moriría ;-P

Ahora sé por qué entre otras cosas, adoro mi semana en Portugal (además de la compañía, el sitio y el descanso que conlleva) esa es precisamente mi semana “detox” porque justo antes de cruzar la frontera siempre quito la conexión de datos al teléfono (una manera de no llevarte malas sorpresas cuando vuelves a España). A partir de ahí el móvil sólo lo utilizo para su uso lógico, la llamada pertinente diaria para comprobar lo bien que se lo siguen pasando mis hijas en el pueblo mientras yo me relajo en playas del Algarve, bueno y para alguna foto que otra, por lo demás la desconexión es total.

Y rindiendo homenaje a nuestro país vecino os traigo un precioso lugar de escapada, Casa Modesta. Si os estáis preguntando si es allí donde voy, os diré que no, nosotros somos más “modestos” :-) aunque encantados de serlo. Impresionante su arquitectura minimalista y contemporánea combinada con materiales y artesanía local. Un sobresaliente para el comedor con techos abovedados de ladrillo y la mesa de madera XXL. En general toda la casa sorprende, es muy bella sin necesidad de tener muchos elementos. La calificaría como simplicidad poco modesta.

Y volviendo a lo anterior, os aconsejo de vez en cuando una dieta detox digital, viene muy bien…

Casa_Modesta_1

Casa_Modesta_2

Casa_Modesta_3

Casa_Modesta_4

Casa_Modesta_5

Casa_Modesta_6

Casa_Modesta_7

Casa_Modesta_8

Casa_Modesta_9

Casa_Modesta_10

Casa_Modesta_11

Casa_Modesta_12

Casa_Modesta_13

Casa_Modesta_22

Casa_Modesta_14

Casa_Modesta_15

Casa_Modesta_16

Casa_Modesta_17

Casa_Modesta_18

Casa_Modesta_19

Casa_Modesta_20

Casa_Modesta_21

Imágenes: Casa Modesta y Booking.com

decofeelings

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Pillow Rooms Boutique Hotel

Este fin de semana en la fiesta, uno de mis amigos catalanes me recomendó este hotel (de ahí que publique dos post seguidos sobre alojamientos). La recomendación no sólo viene porque los dueños son amigos suyos, con su buen criterio sabía que me iba a gustar. Y digo criterio porque aunque él es abogado de profesión, le apasiona todo lo vintage (lo lleva más por el mundo de la moda que el de la decoración, pero es difícil entender lo uno sin lo otro), aunque es un tipo friki ;-) está claro que sabe de lo que habla.

El Pillow es un hotel boutique lleno de encanto ubicado en el barrio del Born. Su remodelación, llevada a cabo por un equipo de arquitectos y decoradores italianos y catalanes, ha dado como resultado un espacio que conserva el alma de los maravillosos edificios modernistas de la zona. Son seis habitaciones, cada una con una decoración diferente, pero todas tienen en común el respeto por los materiales típicos de la zona, como los maravillosos hidráulicos que no sólo se pueden ver en los suelos si no también en retazos de pared.

Si os quedáis con dudas pensando que me lo ha recomendado un amigo (aunque las imágenes hablan por sí solas), sólo tenéis que daros una vuelta por las opiniones que hay en tripadvisor.es, todas muy positivas. Gracias Teren por enseñarnos cosas tan bonitas.

Ainss! se me acumulan los hoteles a los que quiero ir…

Imagenes: Booking.esPillow en Facebook