La vuelta al cole

Hola a todos, ¿qué tal vuestras vacaciones? Seguramente para muchos son ya un recuerdo lejano, otros ni siquiera las habréis disfrutado aún y la gran mayoría estamos recién aterrizados. Yo llegué el domingo pasado pero no he querido empezar con los post hasta hoy porque tengo muchas cosas acumuladas. Aunque tenía buenas intenciones de trabajar algo durante el verano al final no he hecho nada, me lleve el portátil con muy buena fe pero la realidad es que lo abrí sólo un día, lo justo y necesario para realizar una pequeña colaboración que surgió en agosto. El portátil lo volví a cerrar y no quise saber nada de él hasta que llegué a Madrid. Ahora tengo pendiente lo que dejé antes de verano más lo que ha surgido nuevo, pero como se suele decir ” que me quiten lo bailado”, las vacaciones están para disfrutar. Yo he dejado buena parte de las mías plasmadas en las redes, así que si tenéis curiosidad podéis ver mi mes de agosto en Instagram, Facebook o Twitter.

No tenía muy claro con qué tipo de post empezar, ya he comenzado a recibir novedades de otoño pero me resisto a dejar pasar la estación que más me gusta, el verano. Así que os traigo este hotel parisino que me ha dejado fascinada y ya de paso, tanto si no habéis disfrutado de vuestras vacaciones o estáis pensando en una futura escapada, el Henriette París os puede servir como opción.

Con 32 habitaciones, todas ellas diferentes, ofrece una mezcla de estilos tan diversos que pocas veces había visto algo tan impactante. Tan pronto te encuentras piezas mid-century, como otras de estilo nórdico o habitaciones más minimalistas, también una avalancha de texturas diferentes en textiles: cojines, alfombras, plaids, nórdicos, etc., y mucha diversidad en las paredes, unas con sorprendentes e impactantes papeles pintados y en otros casos con distintas técnicas de pintura. Al final en un mismo hotel podemos disfrutar tanto de estancias absolutamente elegantes (véase la primera imagen) mientras otras habitaciones son de corte más sencillo, pero todas tienen su aquél.

Y no me olvido de otro de sus grandes atractivos, el patio trasero de corte vintage, con sus preciosos conjuntos de sillas y mesas de hierro envejecido, rodeados por vegetación, un oasis en el centro de la ciudad.

Hoy os traigo un montón de imágenes porque el lugar lo merece de verdad, pero en la web podéis ver todavía más. Hay más papeles pintados por ver, preciosas luminarias, los baños (que no los he puesto porque en este caso me parecían menos representativos) y otros rincones que seguro os sorprenderán.

¡Feliz fin de semana!

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

 

Anuncios

Nobu Hotel Ibiza Bay

No veo el momento de irme de vacaciones y aún me quedan dos semanas en Madrid con trabajo que hacer y las niñas en casa ¡qué planazo! ;-) espero sobrevivir al mes de julio.

Hoy os traigo una buena opción para desconectar este verano, por si algún “despitadillo” aún no tenía organizado su destino vacacional, aunque advierto que no es apta para todos los bolsillos. Ayer leí en la revista AD que Robert De Niro junto al chef Nobu Matsuhisa, poseedores de la cadena de hoteles de lujo Nobu, han abierto el Nobu Hotel Ibiza Bay en una de las zonas más concurridas de la isla pitiusa, la playa de Talamanca. Es su primer hotel en Europa y están pensando en abrir próximamente otro en Marbella.

El hotel es un proyecto del arquitecto Álvaro Sanz y su estudio Arquilab, mientras que el interiorismo es obra de Proffetional. La decoración sigue la filosofía de la cadena Nobu, se ha apostado por un estilo sereno que refleje el espíritu de la isla. Los azules aguamarinas y los dorados son los protagonistas de los espacios, bajo un blanco omnipresente. Cerámicas artesanales, tejidos naturales, obras de arte de origen ibicenco,… conforman el resto.

La parte de restauración también tiene un lugar importante en el hotel, con Nobu Matsuhisa a la cabeza se pueden degustar platos japoneses de fusión como iradito, sashimi de “yellowtail” o jurel con jalapeños y miso de bacalao negro, pero también otros de inspiración isleña. Lo mejor de todo es que no hay horarios porque ¿cuántas veces vamos a un hotel y nos da rabia respetar sobre todo las horas marcadas para el desayuno? Los españoles somos expertos en llegar cinco minutos antes de que se termine el horario, porque las vacaciones están para que se te peguen las sábanas, ¿o no? Pues al menos en este hotel puedes desayunar, comer o cenar cuando te plazca.

El hotel cuenta con 152 habitaciones y 11 suites de lujo, dos piscinas, cuatro restaurantes, spa, gimnasio, centro de yoga, Kid´s club, peluquería, cabañas en la playa y un sin fin de servicios más. La verdad es que no me importaría pasar unos días allí, será en otra vida lo sé, pero como digo siempre soñar es gratis.

Info: Ad y Nobu hotel Ibiza Bay

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Pillow Rooms Boutique Hotel

Este fin de semana en la fiesta, uno de mis amigos catalanes me recomendó este hotel (de ahí que publique dos post seguidos sobre alojamientos). La recomendación no sólo viene porque los dueños son amigos suyos, con su buen criterio sabía que me iba a gustar. Y digo criterio porque aunque él es abogado de profesión, le apasiona todo lo vintage (lo lleva más por el mundo de la moda que el de la decoración, pero es difícil entender lo uno sin lo otro), aunque es un tipo friki ;-) está claro que sabe de lo que habla.

El Pillow es un hotel boutique lleno de encanto ubicado en el barrio del Born. Su remodelación, llevada a cabo por un equipo de arquitectos y decoradores italianos y catalanes, ha dado como resultado un espacio que conserva el alma de los maravillosos edificios modernistas de la zona. Son seis habitaciones, cada una con una decoración diferente, pero todas tienen en común el respeto por los materiales típicos de la zona, como los maravillosos hidráulicos que no sólo se pueden ver en los suelos si no también en retazos de pared.

Si os quedáis con dudas pensando que me lo ha recomendado un amigo (aunque las imágenes hablan por sí solas), sólo tenéis que daros una vuelta por las opiniones que hay en tripadvisor.es, todas muy positivas. Gracias Teren por enseñarnos cosas tan bonitas.

Ainss! se me acumulan los hoteles a los que quiero ir…

Imagenes: Booking.esPillow en Facebook

Cavo Tagoo, un espectacular hotel griego

En Mikonos, Grecia, se encuentra este espectacular hotel cavado en la pared de un acantilado sobre el mar Egeo. La isla más cosmopolita de las Islas Cícladas, famosa por sus playas paradisíacas, animada vida social, y exclusivas boutiques frecuentadas por la “beautiful people”.

Posee 80 habitaciones dobles, suites y villas con jacuzzi, 33 de ellas con piscina privada. Los precios rondan desde los 240 a los 2.500€, desayuno incluido.

Con una construcción en armonía con el paisaje y la arquitectura griega, ha sido premiado por ello. Los interiores son en blanco inmaculado con toques de azul, rosa o fucsia y con carácter minimalista. Las terrazas sin duda lo más impresionante, donde el fin de la línea de la piscina se continua con la del mar, parece todo uno.

Espero poder darme este capricho algún día.

Mas información sobre el hotel en su web Cavo Tagoo. (Fuente: Habitania)