Viste tus suelos por menos de 100€

El otoño está a la vuelta de la esquina ¿Dónde ha ido a parar el verano? ¿Por qué lo bueno pasa tan rápido? El caso que el reloj sigue adelante y en el calendario los días van pasando, tarde o temprano llegará el frío, lo que tanto odio.

Este fin de semana en el pueblo, hablaba con una amiga sobre alfombras. En realidad la conversación venía a colación de un post que escribí hace un par de semanas, a mi propuesta de intentar hacer una tarea cada día, por pequeña que sea (de momento lo voy cumpliendo). Mi amiga me dijo que estaba intentando seguir mi plan, aunque de partida iba mal ya que había dejado tareas sin hacer que supuestamente se realizan antes de las vacaciones de verano. Una de ellas era precisamente llevar las alfombras a la tintorería, las había dejado enrolladas con tal fin, pero allí se quedaron en el olvido. He de decir que yo con este tema soy igual, sólo la alfombra de mi salón mide 3*3 metros, así que levantarla es tarea de titanes, ha pasado por la tintorería menos de lo que me gustaría.

De ahí que se me ocurriera el tema de las alfombras. No es mi primer post sobre este artículo en concreto, pero en este caso y ya que estamos en la cuesta de septiembre (que para mí es peor que la de enero), os he traído ocho propuestas de alfombras con las tres “B’s” (bueno, bonito, barato). Bajo cada imagen encontraréis una breve descripción, dónde se pueden adquirir y su precio exacto (todas por debajo de 100€, un chollo, vamos).

Por cierto, la imagen que he seleccionado como portada es de Alfombras KP, no tienen estos precios (aunque tampoco son caras), pero es que soy muy fan de esta firma. La alfombra de mi salón tiene 15 años y está como el primer día.

Esta alfombra de algodón con estampado geométrico en gris se puede encontrar en La Redoute por tan sólo 64,99€. Por su color y diseño encaja bien en cualquier ambiente, incluso en un dormitorio infantil.

De estética más clásica, en azul con efecto degradado. Es una alfombra de la que particularmente no me cansaría (claro que el color, es mí color). Es de Zara Home y cuesta 99,99€, en el límite de precio :-)

De la nueva colección de Kenay Home. Siempre hay un hueco para las alfombras, por pequeñas que sean, sacar un pie de la cama y apoyar sobre blando y calentito, no tiene precio. Se me ocurre que este modelo también es perfecto para la entrada de casa (si el espacio es reducido) o un pequeño hall, todo es cuestión de imaginación.

Esta alfombra mint, blanca y gris, cuesta sólo 29,90€.

Inspirada en los jerséis de ochos de lana, es lavable, como todas las alfombras de Lorena Canals. Cuesta 95€ y la tienen en varios colores (rosa, azul, verde, vainilla y gris perla).

Todo un clásico de Ikea, peludita y mullida, encaja tanto en el suelo como sobre sofás o camas a modo de decoración. Su precio, 10€, otra ganga.

No muy partidaria de poner alfombras en la cocina, pero de hacerlo me decantaría por algo así. Esta imita a la baldosa hidráulica y es vinílica por lo que se limpia tranquilamente con la fregona. Se puede encontrar en El Corte Inglés por 21,95€.

No podía faltar esta alfombra que ahora es tendencia total. Redonda, de yute y NO sólo reservada a casas de playa o para el verano, las fibras visten durante todo el año. Ya conocéis mi pasión por los materiales naturales. La de la imagen es de Kave Home y se puede adquirir por 66,60€.

Los motivos vegetales están por todas partes, incluso en el suelo. Esta alfombra también es vinílica, de la tienda SuperStudio y tan sólo cuesta 32,79€ ¿Te animas a poner color a tus pies?

Imagen portada: KP Deco

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 589 seguidores

 

Cálida madera…

Hace unos años la madera (sobre todo la oscura) estaba muy presente en los hogares, muchas de nuestras casas parecían copias de los interiores de la revista El Mueble. A veces me cabreo pensando en que las piezas que tengo en mi salón son buenas y por lo tanto no puedo cambiarlas así porque sí, pero a decir verdad me he cansado de la mayoría de ellas. Para que os hagáis idea, los muebles que tengo son de Becara (preciosas maderas tropicales, pero visualmente pesadas), las cortinas son de lino de la misma firma en color tierra, mis sofás hechos medida también están vestidos con los mismos tonos y la alfombra de KP Deco, es más de lo mismo. A pesar de ello, lo cierto es que cuando estoy en el salón me siento a gusto y arropada.

Hoy os traigo ejemplos de lo que me gustaría conseguir en un futuro, madera sí pero no tanta cantidad y en versión más clara, además introducir otras tonalidades en el salón, no sólo los tierras. Fijaos en la primera imagen, el blanco lo inunda casi todo y sin embargo se consigue esa sensación de abrigo gracias a la textura de la manta, a los dos pequeños troncos de madera y a una tarima más bien clarita. En el resto de los ambientes encontraréis madera, de una manera u otra, quizás sea sólo en una pieza, o en interiores donde las vigas son el foco de todas las miradas, también madera en cocinas y baños (por qué no, simplemente hay que poner las adecuadas), veréis también como ejemplo la espectacular puerta de entrada de la casa de Ibiza de Luis Galliussi o la genial composición de tablillas de madera sobre espejo realizada por Manuel Espejo para Casa Decor,… ejemplos de todo tipo donde la madera es la protagonista indiscutible. ¡Qué disfrutéis!

Wood_0

Wood_1

Wood_2

Wood_3

Wood_4

Wood_5

Wood_6

Wood_7

Wood_8

Wood_9

Wood_10

Wood_11

Wood_12

Puerta de entrada casa Luis Galliussi en Ibiza

Wood_13

Wood_14

Wood_15

Wood_16

Wood_17

Manuel Espejo para Casa Decor

Wood_18

Wood_19

Wood_20

Wood_21

Wood_22

Wood_23

Wood_24

Wood_25

Wood_26

Wood_27

Wood_28

Wood_29

Imágenes Pinterest: Wood
Imagen portada Vía

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 589 seguidores

Alfombras KP Deco

La nueva colección “Cállate la Boca” de KP Deco me encanta, sobre todo para habitaciones informales o infantiles.

Las alfombras las hacen a medida y puedes combinar distintos colores y terminaciones, por lo que hay infinitas  posibilidades.

Yo tengo en el salón la alfombra Hippy de la colección con pelo, en mi caso es en un tono natural, pero prueba a combinar colores en forma de damero, neutros o sobrios para espacios más clásicos, y colores llamativos para ambientes contemporáneos o habitaciones de niños, según el color utilizado crearás una atmósfera u otra.

Nuevos también son los individuales “Flaca” de fibras naturales, muy apropiados para esta época del año.