La casa de Brian y Anissa Zajac

Os preguntaréis quiénes son Brian and Anissa Zajac. Por un lado son los propietarios de House Seven design + build empresa dedicada a la remodelación y diseño de viviendas y por otro, Anissa es una conocida instagramer gracias a que ha ido compartiendo la transformación completa que ha realizado en su casa a través de esta red social (podéis seguirla aquí).

La vivienda se encuentra en un barrio histórico de Indianápolis y Brian y Anissa la comparten con sus tres hijos. El primer piso estaba muy compartimentado así que Brian decidió quitar las habitaciones para acondicionarlo a sus necesidades, abriendo los espacios lo más posible. Aún quedan habitaciones por terminar, pero es que el proceso lo están realizando ellos mismos con su empresa de rehabilitación, así que van poco a poco.

Definen el estilo de la casa como rústico moderno, inspirado en la naturaleza, algo que se percibe rápidamente en los muchos elementos de madera natural que encontramos aquí y allá. Su pieza favorita es la puerta corredera verde que separa el salón del “mudroom” (esas habitaciones típicamente americanas que se suelen situar junto a la entrada de las casas y que sirven para depositar los trastos, como zapatos, mochilas, equipaciones deportivas, etc. de manera que todo queda recogido), en este caso también incorporaron en esta habitación la zona de lavandería. Están especialmente orgullosos del cambio que ha sufrido la cocina, era un espacio oscuro y pequeño, ellos la abrieron al comedor para crear un lugar luminoso y despejado.

Termina el artículo, visto en Apartment Therapy, con un gran consejo. Las obras nunca salen bajo el plan establecido, siempre surgen imprevistos, gastos inesperados y debemos adaptarnos según vayan surgiendo, es como una carrera de fondo que si sabemos sobrellevar el resultado merecerá la pena (no puedo estar más de acuerdo).

Bajo las imágenes os dejo algún comentario más, pero si queréis ampliar información lo tenéis en el artículo de Apartment Therapy o en la cuenta de Instagram de Anissa (en el post tenéis ambos links).

¡Feliz fin de semana!

El salón es uno de los espacios más aclamados en Instagram. La chaise longue pertenece a Jonathan Louis Furniture y la manta de Boll and BranchAl fondo se divisa la entrada.

En la entrada encontramos un elegante aparador mid-century junto a unas lámpras de HomeGoods y accesorios de West Elm y Target.

Sofá de Restoration Hardware con cojines de Loom Goods, Gaia y The Ivory Gull.

Sillas Wishbone adquiridas en Overstock.

Las grandes luminarias pertenecen a IKEA

Mesa campestre rústica de Restoration Hardware

El fregadero de la cocina pertenece a Wayfair y menaje de Restoration Hardware.

El horno Verona fue su mayor derroche, pero Brian es un cocinillas así que le dan buen uso.

Anissa es de las que mueve las piezas una y otra vez hasta encontrar su sitio perfecto, estas butacas se pueden ver en su cuenta de Instagram en distintas habitaciones durante el último año.

El elemento favorito de Anissa, esta pueta corredera en tono verde oscuro hecha por ellos mismos.

El dormitorio principal con cama de Restoration Hardware, mesillas de Joss and Main y alfombra de Overstock

La ropa de cama completa el estilo del dormitorio, es de Boll and Branch

El dormitiorio de sus niñas, sencillo y de estilo vintage. La cama verde es la misma que usó Anissa de pequeña y la blanca la adquirió en Craigslist.

Si os gustan las cestas, podéis encontrarlas muy parecidas en African Baskets

Imágenes: Lisa Diederich

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Anuncios

Puro estilo nórdico y del bueno…

Qué tal si hoy para variar dejamos California o Mallorca y todos esos lugares o estilos que tanto me gustan, y que últimamente copan mi blog, para ir a lo radicalmente opuesto. Hoy os traigo puro estilo nórdico y del bueno.

Poco sé de esta vivienda situada en la ciudad de Gotemburgo, Suecia. La he encontrado en Entrance, una inmobiliaria del país y no cuenta nada sobre la misma, pero como una imagen vale más que mil palabras y lo que he visto me ha robado el corazón, quería compartirla.

Me ha fascinado la luz, casi diría que tengo envidia (y no precisamente de la buena :-)), acentuada además por el color blanco de paredes, suelos y carpinterías. Y cómo son de bonitas estas carpinterías, sobre todo el artesonado que corona la puerta de tránsito entre el salón y el dormitorio, sin olvidar las molduras del techo. Aspectos que imprimen carácter a la casa.

Por otro lado y como no podía ser de otra manera, siendo un vivienda situada en Suecia encontramos muchas piezas de Ikea. En algunos casos retocadas con un “Hack”, como el aparador del salón al que se le han acoplado unas patas “Prettypegs” para darle otro toque. Lo que me gusta es que no es un “Ikea total look” ya que los conocidos muebles están mezclados con antigüedades (véase la lámpara de araña del salón), también con iconos del diseño (como las sillas Thonet del comedor, en negro, y del office de la cocina, en madera natural), o el precioso escritorio del dormitorio. De nuevo nos encontramos ante una casa Ikea con mucha personalidad.

Y sé que soy un poco pesada con el tema, sigo diciendo sí al estilo nórdico, también al gigante sueco, pero siempre y cuando lleve la esencia del propietario, cuando la casa no sea una réplica de otras. Si sois fans de este estilo y vuestra vivienda no tiene un carácter arquitectónico tan pronunciado como ésta, apostad por meter alguna pieza heredada, o de mercadillo, un icono del diseño (que puede ser réplica, por aquello de abaratar), alguna obra de arte que llame la atención, o atreveros a poner una pieza vanguardista para romper. En definitiva se trata de mezclar con cabeza, con cosas con la que os sintáis identificados, que hablen de vosotros y haga de vuestra vivienda algo especial.

Espero que disfrutéis de la casa…

¡Feliz fin de semana!

Fotografía: Anders Bergstedt para Entrance
(*ese post participa en el reto de facilisimo Mes de los Estilos decorativos)

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Nueva colección STOCKHOLM de Ikea

Estoy convencida que muchos de los que me leéis sois muy fans de Ikea, ¿quién se escapa a las bondades del gigante sueco? En mi caso reconozco que en cuanto a mobiliario me tiran más otras firmas, aún así entiendo el número de seguidores que tienen porque a calidad/precio/estética, es difícilmente superable. Yo soy más de consumir otro tipo de artículos, todos aquellos que tienen que ver con decoración (velas, macetas, textiles,…), también cosas para la cocina y el baño, para el cuarto de la colada, etc. esas pequeños objetos que te hacen la vida más fácil.

Pero de repente viene Ikea y me da de narices con mis pensamientos, y saca colecciones irresistibles que me hacen replantearme las cosas. Esto es lo que me ha sucedido con la nueva colección STOCKHOLM que sale a la venta este mes de abril.

Hace unos días la descubrí en el blog de Will Taylor –Bright Bazaar– y al ver el aparador dije ¡Wow!, esta colección no me la pierdo, merece la pena. Luego vi que una parte de lo que me atraía de ella también tenía que ver con la propia filosofía del diseño, está hecha con materiales naturales como el ratán y el fresno en el caso de los muebles o el vidrio soplado artesanal en los objetos decorativos (cuencos, jarras o jarrones), incluso el diseño de los textiles también está inspirado en la naturaleza y las alfombras, son de pura lana virgen realizadas por artesanos. ¡Cómo no iba a gustarme!

Pero además de esta filosofía que sabéis comparto al cien por cien, me ha gustado el diseño y su versatilidad. Las piezas pequeñas, como los asientos o las mesas de centro, son perfectas para completar nuestros espacios, e incluso en el caso de las mesas de centro también se les puede dar otras utilidades: como banco a los pies de la cama, o apoyo en el recibidor, como auxiliar para colocar libros o revistas,… El aparador es tan bonito, liviano y discreto que lo pondría en cualquier lugar de la casa, desde la entrada, al salón (ahí mejor por duplicado si el espacio lo permite), es perfecto también para el comedor, los dormitorios e incluso me atrevería a decir que hasta en el baño. Como veis me gusta y mucho.

Si os apetece conocer la colección de primera mano y no vais a salir de vacaciones esta Semana Santa, ya sabéis, aprovechad para ir a Ikea. Yo por mi parte os voy a abandonar esta próxima semana, me voy al pueblo a descansar, a disfrutar de la familia, los amigos y del monte, nos vemos a la vuelta. Si queréis podéis seguirme por redes sociales, que aunque no soy de subir una foto cada cinco minutos, alguna parte de mis vacaciones mostraré…

¡¡Feliz fin de semana y Feliz Semana Santa!!

Nos vemos a la vuelta…

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Vivir en 13 metros cuadrados

Parece mentira que trece metros cuadrados puedan dar para tanto. Es aproximadamente la medida de mi despacho, así que pensando en frío, tengo la opción de montarme aquí una mini casa e independizarme de mi familia (es broma). Publiqué un post hace algo más de un año sobre este tipo de viviendas de tamaño reducido (podéis leerlo aquí), pero creo que aquellas no eran ni por asomo tan minis.

Esta que vais a ver es un proyecto de Studiomama. Su fundadora, la diseñadora danesa Nina Tolstrup junto con su marido el también diseñador Jack Mama, han sido fieles a sus raíces escandinavas. Sus trabajos siempre tienen una estética sencilla y contemporánea, son fervientes creyentes del reciclaje y de la democratización del diseño. Suena a Ikea ¿verdad?, yo diría más bien que es una filosofía de vida común en los países nórdicos.

Pues bien este mini piso se encuentra en el norte de Londres y tal como os decía al principio sólo tiene 13 metros cuadrados, pero no le falta de nada. El interior está dividido por unidades con funciones diferentes (cama, espacio de trabajo, zona de estar, cocina, baño, armario y comedor). Todas las puertas son correderas, que ocupan menos espacio, y están pintadas en distintos tonos pastel (amarillo, azul y rosa). Alguna de ellas esconden sistemas que permiten otras utilidades, como el pequeño escritorio para el ordenador, bandejas extraíbles para ampliar superficies de apoyo, etc. Por otro lado hay más elementos que permiten una doble función, como los asientos con sistema de almacenaje, o la mesa y los bancos del comedor a los que se les ha incorporado alas extensibles en los extremos por si la necesidad lo requiere.

El dormitorio, diseñado en la zona más estrecha de la vivienda, es sencillamente una cama abatible de tal manera que por el día se recoge para tener más espacio y por la noche, al bajarla, deja al descubierto dos pequeñas estanterías a los lados que hacen la función de mesilla de noche.

La cocina se encuentra justo en el otro extremo, al lado del vestíbulo y flanqueada por dos armarios altos. Al otro lado de la pared, se sitúa el baño, la única habitación independiente de la casa (por aquello de la privacidad).

Como veis al “pisito” no le falta de nada, eso sí, adoptar esta filosofía de vida es hacer un profundo ejercicio y deshacerse de la mayoría de cosas materiales que todos tenemos para quedarse sólo con lo estrictamente necesario. Mi pregunta es, ¿seríais capaces de vivir en trece metros cuadrados?…

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

70 metros bien aprovechados…

Aunque no me considero una fanática del estilo nórdico (lo que no quiere decir que no me guste), reconozco que admiro mucho la capacidad que tienen en estos países de multiplicar visualmente los espacios. Lo que vais a ver es un piso situado en Kungsholmen, Estocolmo, de dos dormitorios y 70 metros cuadrados. No es muy grande, pero cualquiera lo diría.

He perdido un par de horas (o ganado, según se mire), cotilleando la web de Fantastic Frank. Me ha sido difícil elegir entre las propuestas de pisos que tienen a la venta. La verdad es que me gustaban muchos, pero uno en concreto me ha vuelto loca. Está en Berlín y sus múltiples vigas blancas y paredes de ladrillo visto, eran espectaculares. La cosa es que hoy quería mostraros un piso pequeño y bien aprovechado, pero el de Berlín tenía más de trescientos metros cuadrados, así que no me servía como ejemplo. Os dejo aquí el link por si queréis recrearos la vista.

Vamos con la vivienda que os muestro hoy. Quizás muchos penséis que 70 metros cuadrados no es un piso diminuto, y estáis en lo cierto, pero su tamaño tampoco es como para tirar cohetes. El piso consta de salón, comedor independiente, dos dormitorios, cocina, baño, recibidor y dos balcones, uno con salida desde la cocina y el otro desde el salón.

Lo que más me gusta es su luz natural, acentuada por la práctica totalidad del blanco en su interior, sólo interrumpido por un precioso parquet en espiga, el porcelánico gris del suelo de la cocina y algunos toques en madera clara. La combinación blanco, gris y madera, siempre es caballo ganador.

Si os fijáis sólo hay cortinas en los dormitorios (imagino que por intimidad), el resto las ventanas están desnudas para dejar paso a la luz. Según escribo estas líneas, se me pasa por la cabeza que en España es difícil ver una casa sin cortinas y no porque tengamos más luz, es que aquí somos un poco cotillas por naturaleza ;-) Así que a no ser que tu piso esté más alto que el de tus vecinos, o pases de todo, mejor viste tus ventanas para ahorrarte miradas indiscretas, aunque sea con unos sencillos visillos.

Otra cosa a tener en cuenta en espacios pequeños son las soluciones de almacenaje, este piso tiene varios ejemplos. Me encanta cómo queda la hendidura en la pared del comedor para almacenar la leña, es práctico y a la vez decorativo. Otro acierto está en la cocina, donde en lugar de llenar la pared superior de armarios se han puesto baldas, quedan menos pesadas a la vista sin renunciar al almacenamiento. Y lo mismo ocurre con las estanterías del salón, recorren todo un frente pero como son bajas no agobian ni dan sensación de pesadez.

Sólo le pongo un pero a esta casa, personalmente no me gusta el baño. Me parece frío, a veces demasiado blanco y sin ningún acento en otro color, me resulta deprimente. Pero esto tiene fácil arreglo, sería suficiente con un par de plantas :-) Por lo demás un 10 al espacio, a los materiales elegidos, por supuesto a la luz e incluso al mobiliario, que aunque muchas piezas sean de Ikea, no me ha parecido una casa calco de las demás. Conste que no tengo nada contra la firma sueca, pero ya sabemos que sus muebles acaban en el noventa por ciento de los hogares y al final todas las casas parecen iguales, sin embargo esta no.

Os dejo ya, me voy pitando a Madrid que he quedado a comer con Carmen, de Decor&Links, qué ganas de conocerla en persona y rajar por los codos de blogger a blogger :-)

¡¡Feliz fin de semana!!

fantastic_frank_1

fantastic_frank_2

fantastic_frank_3

fantastic_frank_4

fantastic_frank_5

fantastic_frank_6

fantastic_frank_7

fantastic_frank_8

fantastic_frank_9

fantastic_frank_10

fantastic_frank_11

fantastic_frank_12

fantastic_frank_13

fantastic_frank_14

fantastic_frank_15

fantastic_frank_16

fantastic_frank_17

fantastic_frank_18

fantastic_frank_19

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Artistic Designs for Living

Hemos vuelto a la rutina. En mi casa no hay rastro de Navidad desde el sábado, día en el que hice “zafarrancho” y junto a mis hijas retiramos todos los adornos. Ayer leía en otro blog que las casas quedan desnudas tras las fiestas y aunque no soy muy fan de ellas, algo de razón encuentro en esa afirmación. Tras quitar el árbol, el Belén y los adornos de la chimenea, mi salón parecía minimalista ;-)

Poco he publicado durante las vacaciones, la primera semana la he pasado con gripe tirada en el sofá y la segunda ha sido un no parar de compromisos, también de poner un poco al día la casa. Durante los escasos momentos que he podido sentarme frente al ordenador, he descubierto algunas perlas dignas de ser compartidas. Los interiores que os traigo hoy, proyectos de Artistic Designs for Living, los tengo guardados desde hace días.

De “Eleventh Avenue Residence” me ha llamado la atención la perfecta mezcla de mobiliario mid-century junto a piezas más contemporáneas. Algunas ideas como el recibidor, si eres manitas puedes reproducir el mismo diseño con piezas de Ikea (tipo Expedit) y una barra para colgar los abrigos, cuestión de maña. El aseo no puede gustarme más ¿quién dijo que no se puede usar el negro incluso en espacios reducidos?, en este caso el toque dorado le da luminosidad. Del dormitorio principal destaco el sofá a los pies de la cama a modo de descalzadora (es cierto que necesitas una habitación grande, pero si dispones de de ella, por qué conformase con menos). También me parece precioso el baño, enorme y muy luminoso, sólo le pongo un “pero” y es la encimera donde se encastran los lavabos, a mí me resulta un tanto ancha pero ya se sabe sobre gustos…

Lo de “Showcase 2016” ha sido amor a primera vista gracias al cuadro del salón tamaño XL y a las tonalidades azules y grises que discurren por toda la casa.

Si tenéis ocasión pasad por la web para ver los proyectos de Tineke Triggs, propietaria de Artistic Designs for Living. Aunque dice adaptarse a los gustos de sus clientes, se percibe el reflejo de sus dos mundos, sus dos culturas. De padres holandeses, creció en California, de ahí unos interiores eclécticos donde tanto la herencia europea como su entorno americano, quedan patentes en cada uno de sus trabajos.

Eleventh Avenue Residence

adlsf_12

adlsf_13

adlsf_14

adlsf_15

adlsf_16

adlsf_17

adlsf_18

adlsf_19

adlsf_20

adlsf_21

adlsf_22

adlsf_23

adlsf_24

adlsf_25

Showcase 2016

adlsf_1

adlsf_3

adlsf_4

adlsf_5

adlsf_6

adlsf_7

adlsf_8

adlsf_9

adlsf_10

adlsf_11

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Pon un vinilo en tu vida…

Hoy quería compartir con vosotros una manera divertida de crear espacios impactantes y originales sin dejarnos el bolsillo en el intento. Los vinilos decorativos son un recurso muy efectivo y no sólo para decorar, ya que dependiendo del diseño o del emplazamiento elegido, pueden ser incluso útiles. Os pongo ejemplos:

Ya sabéis que soy una fanática de apuntarlo todo, me hago mayor y mi cabeza no me da para tantas cosas, así que los de pizarra para la cocina o los que simulan calendarios, son perfectos para cabecitas inquitas como la mía :-)

La idea de los vinilos personalizados me gusta para mi marido, le escribiría la receta de los crepes. Muchos domingos mis hijas los piden para desayunar y él tiene que recurrir al portátil porque se olvida de los ingredientes o las cantidades. Así en la pared de la cocina, estaría siempre a la vista.

Los medidores infantiles también tienen su aquel, podemos olvidarnos de pintar la pared. No penséis que es algo que ya nadie hace, este verano me sorprendió descubrir que mi suegra tiene la medida de todos los nietos marcada con lápiz en la pared de su garaje, la evolución por años. Bueno no sólo la de los nietos, ahí encontré la mía también de hace unos años y ¡he encogido un centímetro!, qué cosas…

Fuera de que puedan ser útiles o no, lo cierto es que tienen su encanto. Particularmente los que más me gustan son los infantiles, creo que ayudan a desarrollar la imaginación de los más peques (si además se personalizan ellos se verán partícipes de la historia). Me ha hecho gracia descubrir los diseños de cactus de tenvinilo.com, está caro que las plantas son tendencia en decoración, así que si se te dan mal ya no hay excusa (a no ser que te dé por regar el vinilo, je, je). Hablando de tendencias, los motivos geométricos también lo son, mirad que idea más genial pegar vinilos hexagonales sobre la madera para crear composiciones sin tener que estropear el suelo existente, ¿chulo, no?, y si te cansas en el futuro basta con retirarlo sin más.

Otra sorpresa que he encontrado en tenvinilo.com, son los que están fabricados exprofeso para muebles de Ikea. ¿Quién no tiene una Expedit o una mesa Lack, entre otros?, nada más fácil para cambiar la imagen de estas piezas tan populares y tener algo diferente ¿no creéis?

Por cierto, se me ocurre que cualquier diseño podría ser un buen regalo para navidad, más si te lo curras y lo personalizas para la persona en cuestión. Ahí lo dejo…

tenvinilo_1

tenvinilo_2

tenvinilo_3

tenvinilo_4

tenvinilo_5

tenvinilo_6

tenvinilo_7

tenvinilo_8

tenvinilo_9

tenvinilo_10

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.