Vivienda eco-sostenible

El estudio neoyorquino Grzywinski+Pons se encargó del proyecto de esta vivienda a las afueras de Nueva York. Una casa de campo concebida en un principio como segunda residencia, como refugio para las escapadas de la gran ciudad, pero con la premisa de que en un momento dado, tuviera todas las comodidades y requisitos para convertirse en residencia habitual.

Además de la vivienda principal, el cliente encargó una cabaña o casa de huéspedes separada, con la finalidad de acomodar a sus padres que pasan largas temporadas de visita y también para poder ser alquilada en épocas en la que se encuentra vacía, de tal manera que ayudara a sufragar gastos.

Su particular construcción se debe a dos factores mayormente. El primero, querían una vivienda abierta para disfrutar del entorno pero que a su vez pudiera cerrarse a modo de búnker en los periodos en los que se encontraba desocupada. El segundo factor, la preocupación por crear una casa eco-sostenible, energéticamente eficiente y respetuosa con el medio ambiente.

Está estratégicamente acristalada y revestida en aluminio mate y madera de IPE. Tanto la casa como la cabaña terminaron estando tan bien aisladas que necesitaron instalar un sistema de ventilación para la correcta circulación del aire. Dentro de la misma, también se pensó en otros factores como el ahorro de agua caliente, la calefacción por suelo radiante, inodoros de doble descarga, la iluminación led, los electrodomésticos de alta eficiencia energética e incluso en la utilización de madera cultivada de forma sostenible.

La decoración es sencilla pero efectiva, con algún elemento sorpresa como las llamativas puertas amarillas o la barandilla de la escalera. Es la primera vez que veo tuberías a modo de pasamanos y la idea me parece de lo más original, en este caso además, han dejado una parte en negro y otra pintada de blanco, por lo que aún resalta más. El resto de la casa trasmite calidez gracias a la madera, a las fibras de la lámpara del comedor (supongo que ya la habréis identificado, es de Ikea), a los tonos neutros y colores pastel,… todo un acierto cuando lo que importa una vez más, está en el exterior.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Vuelven los tocadores con fuerza

Aún recuerdo cuando era pequeña e iba a casa de mis abuelas o de mi tía abuela (que para mí era la tercera porque ejerció como tal), todas ellas tenían en sus dormitorios esos preciosos tocadores antiguos llenos de artilugios de belleza que a mí me fascinaban y eso que de peque yo era bastante “chicazo”. ¿Os acordáis de cómo eran aquellos frascos de perfume? esos preciosos botes de cristal tallado de los que prendía una cuerda con una especie de bola blandita en su extremo que había que apretar para que saliera el contenido, ¡ainss! cuánto perfume habré despilfarrado de mis abuelas en mi infancia por el simple placer de apretar la bolita y ver cómo salía la fragancia :-) ¿Recordáis también los cepillos de pelo nacarados o de plata que adornaban los tocadores? y digo adornaban porque aunque nunca los usé, creo que esas piezas tan delicadas jamás hubieran podido con mi maraña de rizos, pero qué bonitos eran. El caso es que antaño era frecuente ver tocadores en las casas, una costumbre que se ha ido perdiendo con el tiempo supongo porque precisamente es de lo que carecemos, así que el arte de embellecernos se suele ver reducido a cinco minutos en el baño y por supuesto de pie, una pena señores.

Pues bien, según este artículo de la revista AD los tocadores vuelven con fuerza impulsados por la corriente “slow life”, aunque soy algo escéptica en este sentido porque conozco a poca gente que de verdad pueda presumir de una vida verdaderamente slow. En mi entorno no sé de nadie que tenga un tocador en casa y eso que tengo amigas bastante coquetas.

Por si sois de las que os gusta seguir las tendencias o queréis daros el capricho de tener un rincón “beauty” para dedicaros unos mismos, os traigo un montón de firmas donde podéis encontrar tocadores. Conste que no son como los de antes, los que os enseño son más modernos. También veréis ideas crear vuestro propio corner de belleza, porque si nos ponemos en plan prácticos en realidad con un pequeño escritorio (si tiene cajones mejor) y un espejo sobre éste, sería suficiente. Y para los que podáis pensar que el espacio es un problema, os traigo uno en versión mini, plegable, que una vez usado se queda recogido en la pared como si de un armarito se tratase (no es lo mismo ya lo sé, pero cumple su función). Además de las firmas que os he mencionado, también he seleccionado alguna que otra imagen de inspiración. Yo por mi parte seguiré maquillándome (cuando lo hago), en el baño, de pie y en cinco minutos; prefiero quedarme con el dulce recuerdo de los tocadores de mis abuelas.

¡Feliz fin de semana!

Tocador Sphere de Portobello Street

Tocador Salome de Maison du Monde

Tocador Blush de Maison du Monde

Tocador VENERE de Gallotti&Radice

Tocador Ren de Poltrona Frau

Tocador Kara de Natevo

Con este tocador ningún ángulo de la cara quedará descuidado ;-) Para las más coquetas y coquetos, que ellos también tienen derecho.

Tocador CHANDLO de BD Barcelona

Tocador FLÄPPS SCHMINKTÄNK de AMBIVALENZ

Especial espacios mini.

Tocador W1 de ODESD2

Escritorio y tocador, dos en uno.

Tocador Songmics en Amazon

Inspiración

Esta monada con formas redondeadas se vendía en Urban Outfitters por desgracia ya no está disponible.

Consola de Wayfair con espejo encima (vía: Mr. Kate)

Mesa escritorio de Ikea utilizada a modo de tocador.

Otro truco para ahorrar espacio y tener dos funciones, sustituir la mesilla de noche por un tocador.

De nuevo tocador y mesa de trabajo, dos en uno.

Fotos inspiración de mi panel de Pinterest: Bedroom
Imagen portada Westwing

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

 

 

 

 

La transformación de una granja del S. XVIII

Hoy vais a ver una granja del S. XVIII convertida en un refugio en medio del campo, donde la arquitectura antigua y las piezas contemporáneas conviven a la perfección. La casa está situada en el pueblo de Oxfordshire, a una hora y media de Londres y pertenece a la diseñadora de interiores Louise Holt. En un principio ella y su pareja buscaban algo más moderno, pero el ladrillo y la madera de esta antigua vivienda les conquistó. Aunque el paso del tiempo había hecho mella y la casa se encontraba en muy mal estado, la interiorista supo ver su gran potencial y la sometió a una rehabilitación integral.

Se decantó por una distribución diáfana, dividida en dos plantas que suman más de 300 metros cuadrados. La intención era dejar entrar la mayor cantidad posible de luz natural con el fin de dar amplitud al espacio, de ahí los grandes ventanales que recorren la granja. Para ello también utilizó una paleta de color muy suave y neutra, tanto en materiales, como superficies y acabados, también texturas naturales tipo lana o algodón, que recuerdan a la naturaleza exterior, proporcionando así una sensación de hogar, acogedora y sosegada.

Para sus trabajos la interiorista Louise Holt, suele inspirarse en el estilo escandinavo (de ahí que podamos reconocer en su casa piezas de la última colección de Ikea, como el aparador y el banco del salón de la serie STOCKHOLM ). Como os comentaba antes, su afán es encontrar un equilibrio entre la arquitectura antigua y el mobiliario contemporáneo de líneas depuradas.

El la rehabilitación de esta granja se respetó tanto la piedra que reviste muchas de las superficies como también las vigas de madera originales del XVIII y se combinó con piezas y obras de arte más actuales.

Este refugio de Louise Holt, se inspira en el trabajo de Ilse Crawford, tonos claros, flores frescas en el interior, materiales con textura,… conceptos que invitan al bienestar y la relajación. Y por otro lado también, en Vincent Van Duysen, en cuanto a su habilidad para crear la perfecta combinación entre arquitectura y diseño interior.

Sin duda mi espacio favorito es el comedor (primera imagen), me encanta el contraste del que os vengo hablando entre la chimenea de piedra antigua y el entramado de vigas con las sillas transparentes de diseño de Louis Ghost, las luminarias contemporáneas y el cuadro tamaño XL también de corte moderno. ¡Ah! por cierto, me hace especial ilusión saber que no soy la única que utiliza la chimenea para poner velas en lugar de leña ;-)

¡Feliz fin de semana!

Más info: Revista AD

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

 

4 cocinas, 4 estilos

Si estáis pensando en cambiar vuestra cocina es posible que este post os sea de ayuda, quizás os inspire o quizás os suceda todo lo contrario (a veces cuantas más posibilidades vemos, peor). A no ser que tengamos una idea muy clara de nuestros gustos, el abanico es tan amplio – no sólo de estilos, también de materiales – que podemos acabar enredados cual madeja de lana.

Hoy os traigo cuatro ejemplos muy distintos de proyectos ejecutados por la empresa Sustainable kitchens, una cocina moderna y elegante, otra minimalista, una tercera a todo color y una última de corte escandinavo. ¿Podríais decirme cuál es vuestra favorita? Yo a todas les veo su aquél, así que me encantaría escuchar vuestra opinión…

Ah! si os quedáis con ganas de más inspiración en la web encontraréis muchos más ejemplos, ¡es como para volverse loco!

1.- Moderna y sofisticada

La primera opción se trata de una moderna cocina en forma de “L”. Se buscaba dar protagonismo a una zona en concreto y se optó por resaltar el salpicadero de latón cepillado, dejando los demás elementos más minimalistas. Los armarios y paredes fueron pintados con el tono “Down Pipe” de Farrow & Ball (bajo las imágenes tenéis los links), este intenso color además de dar continuidad al espacio es perfecto para resaltar el salpicadero. Para no recargar la cocina en lugar de poner armarios altos la zona se delimitó con un estante flotante de roble, a un lado una sencilla despensa y al otro, una vitrina, que además de ofrecer zona de almacenaje aligera gracias al cristal. Ya que el espacio carece de iluminación natural, se dispuso una tira de led bajo el estante y en la vitrina. Otras características interesantes son por ejemplo que la basura va integrada en uno de los muebles mediante dos contenedores extraíbles, también se realizaron dos ranuras que integran bandejas de roble y se pusieron todos los tiradores en hierro para contrastar. Elegante y sofisticada ¿no os parece?

Pintura Muebles y pared: Down Pipe de Farrow & Ball
Encimera: Arenastone de Biscotto Concreto
Salpicadero de Latón cepillado
Fregadero: Classic Belfast
Grifería: Mayan Bibcock de Perrin & Rowe con acabado antiguo

2.- Minimalismo en blanco con acentos cálidos

Nuestra segunda opción es una cocina de corte minimalista con armarios tipo panel plano en blanco, sin tiradores (con uñero). La zona de almacenaje se ha dispuesto en dos áreas, una “L” con armarios bajos y un frente completo con almacenamiento casi hasta el techo. Para dar calidez y textura al ambiente, una vez más se ha optado por el roble, que además contrasta con el blanco de los muebles y el negro de la zona de cocina. El espacio está decorado con detalles de diseño, como la pequeña estantería volada en roble, las luminarias con interior en cobre o la sutil disposición de los azulejos, sencillo pero bien pensado. Una cocina perfectamente integrada en un salón que respira el mismo aire minimalista.

Pintura perimetral e isla: All White de Farrow & Ball
Encimera de roble teñido en blanco y encerada.
Cocina: Falcon Deluxe 1000
Campana: Falcon Super Extract Hood – Slate
Nevera: Samsung G-Series RSG5UCRS
Lavavajillas: Miele G4960VI Fully integrated
Fregadero: modelo Hällviken de Ikea
Grifería: modelo Ringskär de Ikea

3.- Cocina Shaker a todo color

Vamos con la tercera opción, una cocina Shaker a todo color, una apuesta mucho más arriesgada pero alegre y llena de personalidad. Los clásicos armarios Shaker cobran vida gracias las distintas tonalidades y los accesorios decorativos frescos y divertidos, muy acorde con la personalidad creativa de los propietarios de esta casa georgiana. En un mismo espacio conviven colores como el turquesa que contrasta con el azul oscuro de los muebles y las sillas del comedor en tonos fucsias. Una vez más el roble hace acto de presencia, tanto en los estantes volados que albergan libros de cocina, como en la encimera de la isla (en este caso roble encerado). Ésta contiene dos hornos, placa de inducción y ofrece el lugar perfecto para desayunos. La zona de comedor está separada de la cocina mediante un escalón y los suelos son diferentes, además se ha creado un acogedor espacio mediante dos butacas grises que miran al jardín.

Horno: Neff B57CR22N0B
Nevera: Fisher Paykel RF540ADUSX4
Lavavajillas: Miele G4960Vi fully integrated Dishwasher
Pila: Shaws Double Belfast sink
Grifería: Clearwater Alzira Twin Lever Mono Sink Mixer with Swivel Spout
Cuadro comedor: Fancy Features
Diseño: Jane Denton
Fotografía: Charlie O’Beirne / Lukonic

4.- De inspiración escandinava

Por último, no podía faltar una cocina de inspiración nórdica, sois muchos los seguidores de este estilo. Un concepto abierto donde cocina, comedor y sala de estar comparten un mismo espacio. El blanco y la luz son elementos imprescindibles en este estilo, abrigados en este caso gracias a la calidez de la madera de roble y abedul, además del pino presente en el suelo y el papel pintado que nos transporta directamente a la naturaleza. Armarios y encimeras, también en tono blanco, completan el entrono natural y sosegado de una cocina situada en el corazón de la ciudad de Bristol.

Pintura: Pavilion Gray 242 de Farrow & Ball
Encimera: Arenastone Quartz Engineered Stone, AR560 Bianco Venato
Cocina: Falcon duel fuel existing 1091w X 600d
Nevera: Liebherr IK3510 Integrated Fridge
Congelador: Liebherr UIG1313
Lavavajillas: Miele G4960SCVI
Fregadero: Shaws Classic Double 800
Grifería: Abode – Astral – Brushed Nickel
Iluminación: Light Years Caravaggio Matt

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

La casa de Brian y Anissa Zajac

Os preguntaréis quiénes son Brian and Anissa Zajac. Por un lado son los propietarios de House Seven design + build empresa dedicada a la remodelación y diseño de viviendas y por otro, Anissa es una conocida instagramer gracias a que ha ido compartiendo la transformación completa que ha realizado en su casa a través de esta red social (podéis seguirla aquí).

La vivienda se encuentra en un barrio histórico de Indianápolis y Brian y Anissa la comparten con sus tres hijos. El primer piso estaba muy compartimentado así que Brian decidió quitar las habitaciones para acondicionarlo a sus necesidades, abriendo los espacios lo más posible. Aún quedan habitaciones por terminar, pero es que el proceso lo están realizando ellos mismos con su empresa de rehabilitación, así que van poco a poco.

Definen el estilo de la casa como rústico moderno, inspirado en la naturaleza, algo que se percibe rápidamente en los muchos elementos de madera natural que encontramos aquí y allá. Su pieza favorita es la puerta corredera verde que separa el salón del “mudroom” (esas habitaciones típicamente americanas que se suelen situar junto a la entrada de las casas y que sirven para depositar los trastos, como zapatos, mochilas, equipaciones deportivas, etc. de manera que todo queda recogido), en este caso también incorporaron en esta habitación la zona de lavandería. Están especialmente orgullosos del cambio que ha sufrido la cocina, era un espacio oscuro y pequeño, ellos la abrieron al comedor para crear un lugar luminoso y despejado.

Termina el artículo, visto en Apartment Therapy, con un gran consejo. Las obras nunca salen bajo el plan establecido, siempre surgen imprevistos, gastos inesperados y debemos adaptarnos según vayan surgiendo, es como una carrera de fondo que si sabemos sobrellevar el resultado merecerá la pena (no puedo estar más de acuerdo).

Bajo las imágenes os dejo algún comentario más, pero si queréis ampliar información lo tenéis en el artículo de Apartment Therapy o en la cuenta de Instagram de Anissa (en el post tenéis ambos links).

¡Feliz fin de semana!

El salón es uno de los espacios más aclamados en Instagram. La chaise longue pertenece a Jonathan Louis Furniture y la manta de Boll and BranchAl fondo se divisa la entrada.

En la entrada encontramos un elegante aparador mid-century junto a unas lámpras de HomeGoods y accesorios de West Elm y Target.

Sofá de Restoration Hardware con cojines de Loom Goods, Gaia y The Ivory Gull.

Sillas Wishbone adquiridas en Overstock.

Las grandes luminarias pertenecen a IKEA

Mesa campestre rústica de Restoration Hardware

El fregadero de la cocina pertenece a Wayfair y menaje de Restoration Hardware.

El horno Verona fue su mayor derroche, pero Brian es un cocinillas así que le dan buen uso.

Anissa es de las que mueve las piezas una y otra vez hasta encontrar su sitio perfecto, estas butacas se pueden ver en su cuenta de Instagram en distintas habitaciones durante el último año.

El elemento favorito de Anissa, esta pueta corredera en tono verde oscuro hecha por ellos mismos.

El dormitorio principal con cama de Restoration Hardware, mesillas de Joss and Main y alfombra de Overstock

La ropa de cama completa el estilo del dormitorio, es de Boll and Branch

El dormitiorio de sus niñas, sencillo y de estilo vintage. La cama verde es la misma que usó Anissa de pequeña y la blanca la adquirió en Craigslist.

Si os gustan las cestas, podéis encontrarlas muy parecidas en African Baskets

Imágenes: Lisa Diederich

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Puro estilo nórdico y del bueno…

Qué tal si hoy para variar dejamos California o Mallorca y todos esos lugares o estilos que tanto me gustan, y que últimamente copan mi blog, para ir a lo radicalmente opuesto. Hoy os traigo puro estilo nórdico y del bueno.

Poco sé de esta vivienda situada en la ciudad de Gotemburgo, Suecia. La he encontrado en Entrance, una inmobiliaria del país y no cuenta nada sobre la misma, pero como una imagen vale más que mil palabras y lo que he visto me ha robado el corazón, quería compartirla.

Me ha fascinado la luz, casi diría que tengo envidia (y no precisamente de la buena :-)), acentuada además por el color blanco de paredes, suelos y carpinterías. Y cómo son de bonitas estas carpinterías, sobre todo el artesonado que corona la puerta de tránsito entre el salón y el dormitorio, sin olvidar las molduras del techo. Aspectos que imprimen carácter a la casa.

Por otro lado y como no podía ser de otra manera, siendo un vivienda situada en Suecia encontramos muchas piezas de Ikea. En algunos casos retocadas con un “Hack”, como el aparador del salón al que se le han acoplado unas patas “Prettypegs” para darle otro toque. Lo que me gusta es que no es un “Ikea total look” ya que los conocidos muebles están mezclados con antigüedades (véase la lámpara de araña del salón), también con iconos del diseño (como las sillas Thonet del comedor, en negro, y del office de la cocina, en madera natural), o el precioso escritorio del dormitorio. De nuevo nos encontramos ante una casa Ikea con mucha personalidad.

Y sé que soy un poco pesada con el tema, sigo diciendo sí al estilo nórdico, también al gigante sueco, pero siempre y cuando lleve la esencia del propietario, cuando la casa no sea una réplica de otras. Si sois fans de este estilo y vuestra vivienda no tiene un carácter arquitectónico tan pronunciado como ésta, apostad por meter alguna pieza heredada, o de mercadillo, un icono del diseño (que puede ser réplica, por aquello de abaratar), alguna obra de arte que llame la atención, o atreveros a poner una pieza vanguardista para romper. En definitiva se trata de mezclar con cabeza, con cosas con la que os sintáis identificados, que hablen de vosotros y haga de vuestra vivienda algo especial.

Espero que disfrutéis de la casa…

¡Feliz fin de semana!

Fotografía: Anders Bergstedt para Entrance
(*ese post participa en el reto de facilisimo Mes de los Estilos decorativos)

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Nueva colección STOCKHOLM de Ikea

Estoy convencida que muchos de los que me leéis sois muy fans de Ikea, ¿quién se escapa a las bondades del gigante sueco? En mi caso reconozco que en cuanto a mobiliario me tiran más otras firmas, aún así entiendo el número de seguidores que tienen porque a calidad/precio/estética, es difícilmente superable. Yo soy más de consumir otro tipo de artículos, todos aquellos que tienen que ver con decoración (velas, macetas, textiles,…), también cosas para la cocina y el baño, para el cuarto de la colada, etc. esas pequeños objetos que te hacen la vida más fácil.

Pero de repente viene Ikea y me da de narices con mis pensamientos, y saca colecciones irresistibles que me hacen replantearme las cosas. Esto es lo que me ha sucedido con la nueva colección STOCKHOLM que sale a la venta este mes de abril.

Hace unos días la descubrí en el blog de Will Taylor –Bright Bazaar– y al ver el aparador dije ¡Wow!, esta colección no me la pierdo, merece la pena. Luego vi que una parte de lo que me atraía de ella también tenía que ver con la propia filosofía del diseño, está hecha con materiales naturales como el ratán y el fresno en el caso de los muebles o el vidrio soplado artesanal en los objetos decorativos (cuencos, jarras o jarrones), incluso el diseño de los textiles también está inspirado en la naturaleza y las alfombras, son de pura lana virgen realizadas por artesanos. ¡Cómo no iba a gustarme!

Pero además de esta filosofía que sabéis comparto al cien por cien, me ha gustado el diseño y su versatilidad. Las piezas pequeñas, como los asientos o las mesas de centro, son perfectas para completar nuestros espacios, e incluso en el caso de las mesas de centro también se les puede dar otras utilidades: como banco a los pies de la cama, o apoyo en el recibidor, como auxiliar para colocar libros o revistas,… El aparador es tan bonito, liviano y discreto que lo pondría en cualquier lugar de la casa, desde la entrada, al salón (ahí mejor por duplicado si el espacio lo permite), es perfecto también para el comedor, los dormitorios e incluso me atrevería a decir que hasta en el baño. Como veis me gusta y mucho.

Si os apetece conocer la colección de primera mano y no vais a salir de vacaciones esta Semana Santa, ya sabéis, aprovechad para ir a Ikea. Yo por mi parte os voy a abandonar esta próxima semana, me voy al pueblo a descansar, a disfrutar de la familia, los amigos y del monte, nos vemos a la vuelta. Si queréis podéis seguirme por redes sociales, que aunque no soy de subir una foto cada cinco minutos, alguna parte de mis vacaciones mostraré…

¡¡Feliz fin de semana y Feliz Semana Santa!!

Nos vemos a la vuelta…

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.