John Tomjoe

Con gracia y con estilo, con humor y elegancia, con talento y valentía, así veo las piezas de la firma John Tomjoe. Los jarrones me dejan sin aliento, los candelabros los elevo a la categoría de escultura y las mesas y sillas son obras de arte. Una mujer diseñadora y un hombre capaz de hacer con sus manos lo que a ella le dicta su mente, un tándem perfecto para conseguir una obra genial.

En John Tomjoe se trabaja el metal artesanalmente para dar vida a creaciones propias, que no siguen modas ni tendencias, sino que pretenden perdurar en el tiempo. Se inspiran en todo lo que nos rodea, a veces echando la vista atrás (a los clásicos) y otras, imaginando el futuro. Pero no son ellos quienes tienen la última palabra, sino que es el cliente el que decide el acabado perfecto, hierro, cobre, latón o en color.

Al final del post veréis sólo una pequeña muestra de las veces que ya han aparecido en prensa ¡por algo será!… Yo lo quiero todo.

John Tomjoe

John Tomjoe (más…)

Chista, belleza natural.

Mi tocaya mejicana lo ha vuelto a hacer, en su mail me decía: “tienes que verla…” (se refería a la web de Chista) y es que parece como si me conociera de toda la vida, ella sabía que me iba a gustar. Estoy encantada de que una vez más, haya compartido su descubrimiento.

Fundada en 1990 en Nueva York, Chista explora las raíces del primitivismo y el modernismo y lo expresa a través del mobiliario, de la pintura, la escultura, en una palabra, del arte. La inspiración se encuentra en la naturaleza, y también la materia prima. La mayor parte del mobiliario está realizado en madera de teca recuperada con distintos acabados y formas, y que en algunos casos, más que algo meramente funcional, parecen piezas escultóricas.

En las primeras imágenes veréis el resultado de un trabajo excepcional, pero he dejado mucho en la web (la iluminación, el bronce, las alfombras, pinturas, figuras balinesas,…) un sin fin de maravillas imposibles de ser inmortalizarlas todas en un mismo post. Sí he querido enseñaros, tras estas fotografías, otras del showroom, un espacio más diáfano donde se muestran  muchas de estas piezas en todo su esplendor.

De Chista me quedo con todo, ojalá pudiera tener acceso a ello, aunque sólo fuera a un taburete… ¿os gusta?.

Chista

Chista

(más…)