Maravillosa locura…

Lo primero de todo felicitaros el año y disculparme por haber desaparecido tanto tiempo. Mi idea era retomar la rutina el lunes, como ha hecho casi todo el mundo, pero me tienen si internet en casa (lo que afecta también a la tele y al teléfono fijo), así que a la desesperada ando compartiendo los datos de mi móvil con mis hijas y ahora con el portátil. Prometieron arreglarlo en 72 horas máximo (esto fue el lunes) y lo pusieron como urgente porque somos cuatro chalets afectados, pero veo que los plazos no se cumplen :-(

Y cambiando de tema ¿qué tal vuestras Navidades? Las mías agotadoras como siempre, y eso que este año me lo he tomado todo con más calma, pero al final los compromisos siempre están ahí y el poco descanso se nota, así que la vuelta al cole sienta bien (excepto por el despertador).

Creo que lo comenté en algún post de IG, aunque también llevo un par de años escribiéndolo en el blog, hace tiempo decidí no hacer propósitos de año nuevo. Antaño escribía largas listas con altas expectativas que lo único que me generaban eran estrés y frustración si no alcanzaba mis objetivos, ahora prefiero que éstos sean a corto plazo y más realistas, no presionarme tanto, vivir más tranquila porque lo único que pido y necesito es salud, lo demás es mucho menos relevante. Mi foco ahora mismo está en cuidar de los míos y de mi misma, eso es todo.

Y para empezar el año con energía positiva, ahí va una buena dosis de cromoterapia. He encontrado esta vivienda en la revista Elle Decor y la verdad es que me ha parecido un poco “loca”, no sé, o te encanta o la aborreces, pero seguro que no os deja indiferentes y no me negaréis que es un buen chute de color para empezar el día. Lo cierto es que jamás viviría en un sitio así, lo veo más propio para un lugar de paso, como un hotel, pero su diseño es muy inspirador ¿no creéis?

El piso se encuentra en Nueva York y fue diseñado por el estudio Reutov Design. Los propietarios, una pareja que trabaja en el mundo de la moda, confiaron en el interiorista que se inspiró en Méjico para llenar esta vivienda de color. El cemento turquesa del suelo recuerda al mar Caribe y el rosa de las paredes, al color que usaba el archi conocido arquitecto Luis Barragán. No sólo los colores recuerdan a Méjico, también las formas y materiales, hacen un guiño al país. Cilindros de poliuretano recubren las paredes y en los dormitorios se construyeron unas estanterías con forma de escalera que recrean las construcciones mejicanas.

Respecto a la decoración hay una mezcla de diseños propios fabricados en cemento, cobre o terrazo, con piezas de firmas conocidas, como el sofá de Roche Bobois, lámparas de Michael Anastassiades o papel pintado de Callico Wallpaper. Y como ya habréis intuido el toque definitivo mejicano lo ponen los cactus colocados estratégicamente por toda la casa.

Y a vosotros ¿qué os parece? ¿Es demasiado?…

Vía: Elle Decor

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

La fábrica de zapatos…

La semana pasada encontré esta casa pero por algún motivo no la quise compartir, supongo que no era el momento, quizás hay cosas que no son cien por cien de mi estilo, el caso es que se hubiera quedado en el olvido entre la inmensa maraña de información que consumo de internet, de no ser por mi nueva clienta.

Tengo un proyecto nuevo, en este caso no es de reforma sino de decoración y hasta ahora sólo habíamos mantenido un primer contacto telefónico. Me explicó un poco por encima sus necesidades y me envió un par de fotos con el móvil para que me hiciese una idea del espacio. La visita llegó el martes y ¡oh cielos! excepto por un tema de telas y poco más, le dije, no me necesitas ;-) Su casa es como un baúl de tesoros y no lo digo porque tenga una Tulip (eso ya es envidia máxima), es que el resto son muebles familiares restaurados o comprados en mercadillos, o que sencillamente se los han regalado porque otros no aprecian su valor y yo los veo y me dan ganas de llorar (de amor, claro), más aún cuando la pobre me dice ¿esto está muy destartalado, verdad? ¡Pero si tiene un museo! Y a lo que iba al principio, cuando me habló de su pasión por el verde lo entendí al ver su habitación, es un poco el tono de verde de esta casa (de ahí que ahora la haya sacado a la palestra), aunque mi clienta lo tiene de manera más sutil que aquí (un cabecero pintado a mano, unas mesillas decapadas y un escritorio, lo demás en blanco para rebajar). Ojalá cuando terminemos el proceso me deje enseñar el antes y el después, más que nada para que veáis su chéster, su banco de iglesia, su vieja alacena,… todos sus tesoros.

Y nos vamos a la casa de hoy. Ahí donde la veis es una antigua fábrica de zapatos convertida en loft. Se encuentra en el barrio londinense de Shoreditch y sus propietarios son los arquitectos del estudio Chan + Eayrs. Buscando la luz natural y comprender el espacio, vivieron durante un tiempo sin levantar un sólo tabique. Finalmente la distribución se fijó en base a las baldosas del suelo y tan sólo se delimitaron las zonas privadas (pasillo, dormitorios y baños).

Respecto al interiorismo han querido crear una sensación de “casa de árbol” llevando la gama de los verdes, azules y colores tierra a su hogar, para separarlo de la jungla de asfalto que hay en el exterior. Todo está realizado a media, con elementos naturales y basándose en aquellos viajes que más les han marcado (como el suelo de terracota, traído de Marruecos, donde se casaron). Si queréis saber más sobre este proyecto tenéis aquí el reportaje al completo.

Una casa diferente sí, quizás no me gustaría para vivir, pero sin duda es interesante para ver ¿no creéis?

Imágenes: Toby Lewis Thomas

Y os recuerdo que seguimos de sorteo con Posterlounge, si te perdiste el post corre a leerlo aquí.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Sorteo de la mano de Posterlounge

Hace unos días Posterlounge se puso en contacto conmigo para hacer una colaboración. Ya les conocía desde hace tiempo ya que previamente habían trabajado con mis compañeras blogueras con las que todos los martes (antes los jueves), hacemos el reto #lomust y habían quedado muy satisfechas con ellos. La verdad es que yo no soy muy partidaria de los sorteos y menos ahora que parece que en IG no hay otra cosa. Pero la realidad es que cuando las firmas me ofrecen producto, soy más de dar que de guardármelo y los sorteos son la única manera (aunque os prometo  que en esta ocasión he estado tentada a saltarme mis principios). Total que esta colaboración es más que altruista, quién diría que estudié empresariales y marketing :-), me llevo la satisfacción de que alguno de mis lectores tendrá un regalito muy chulo por Navidad. Eso sí, ya me perdonaréis por las fotos, que como siempre son una porquería, yo ni con móvil, ni con la Cannon, ni con nada, necesito directamente a la abuela fotógrafa en casa para que me las haga, pero eso ya sería mucho pedir, ¿no?

Lo más difícil en Posterlounge no es sólo elegir un diseño, entre los más de 100.000 (sí, habéis leído bien), también hay una gran variedad en cuanto a formatos se refiere (aluminio, madera, pvc, lienzos, pósters, láminas, etc), además de tamaños, claro. Cuando me dieron a elegir y por no volverme loca, acoté la temática. Si me conocéis sabéis que el mar y el campo son mis dos debilidades, así que me decanté por ello y descarté el resto de temáticas. Sé que muchos de los que me leéis también adoráis mar y montaña, así que los diseños serían de vuestro agrado.

Por otro lado, quería probar algo distinto en cuanto a soporte. El mar lo dejé en lienzo, sabía que quedaría bien, porque es un sistema que permite transmitir cierto relieve, casi como imperfecciones, como si fueran las olas del mar. Así que aunque el lienzo lo tengo más visto, me parecía adecuado para el tema. En cuanto a la naturaleza, quería algo muy sutil, una rama de eucalipto, así que busqué un soporte igualmente liviano y elegante, “Acrylic glass” o metacrilato. No pesa nada, viene con unos soportes para que puedas colgarlo en la pared o con una peana para simplemente lo apoyes sobre una superficie.

Es una pena que las imágenes no les hagan justicia, pero eso también tiene su parte positiva, el que gane el sorteo se llevará una grata sorpresa :-) Y para saber lo que te juegas esta es la descripción completa con las medidas de ambos cuadros: Lienzo Emanuela Carratoni y Metacrilato Eucalyptus de Goed Blauw.

Bases del concurso:

  • Seguir las cuentas de @porterlounge y @decofeelings en Instagram
  • Nombrar a tres amigos bajo la imagen de la butaca con los dos cuadros que es la que subiré a IG como imagen del sorteo
  • El sorteo finalizará el lunes día 5 de diciembre a las 12 de la noche, comunicaré el ganador el martes 

¡Mucha suerte!

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Tablas de cocina de madera

Me considero muy fan de las tablas de cocina de madera, aunque en mi casa brillan por su ausencia. Vaya que tengo las típicas de toda la vida como instrumento para cortar, pero yo me refiero a aquellas que son tan bonitas que exhibir alimentos en ellas, se convierte en todo un arte.

La última vez que estuvo mi compañera y blogger Carmen, de DecoraLinks en Madrid, la llevé a dos tiendas, una de ellas fue a Comportha (no sé si recordáis el post, os lo dejo aquí) y la otra, que nos pillaba de paso a Balakata sobre la que escribí hace varios años, conocida por sus maravillosos kimonos, entre otras cosas. En ella descubrimos de repente en una esquina, una sección de tablas de cortar (tipo la de la primera imagen), todas ellas artesanales, la mayoría XXL (tanto en tamaño como en precio, ja, ja), y claro ahí quedó nuestro deseo. Yo tenía el coche aparcado muy cerca, así que el tamaño no era gran problema, pero a ver cómo se las iba a arreglar Carmen para meter semejante tabla en el tren (lo mismo le hacían pagar un billete extra). Del precio ni hablamos, claro.

Lo dicho, ahora que el buen tiempo nos va dejando y que las reuniones empezarán a ser en el interior ¿por qué no llevar un poco de esa inspiración veraniega a nuestras mesas y vestirlas de manera informal con tablas de cortar a modo de bandejas? ¿Sabéis quién es especialista en ello? pues otra de mis compis deco, Paula, de Loft&Table, si queréis ver recetas ricas y realizar preciosas composiciones en vuestras mesas, os aconsejo seguirla, es pura inspiración (además de ser muy maja, por qué no decirlo).

Bajo estas líneas os muestro ejemplos de tablas de diferentes formatos, mis preferidas son las redondas de gran tamaño, pero lo cierto es que depende de para qué queramos utilizarlas, nos convendrán más unas u otras. Como veréis, incluso sin comida, simplemente apoyadas en la pared o colgadas, tienen la capacidad de decorar por sí solas. ¡Ah! y aunque yo me incline por las de madera, las hay de muchos materiales, es más, si queréis hacer composiciones decorativas podéis probar a combinar este material con otros como el mármol, el cuero o incluso la pintura, quedan muy bien también.

Al final del post por si os habéis enamorado de alguna de estas piezas, podéis pinchar en el número de la imagen y os llevará directamente al enlace donde podéis adquirir el producto.

Si te gustan puedes comprarlas en: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Sunwoven Studio

¿Y yo que pensé que lo había visto todo en lo que respecta a telares o tapices de pared? Mi descubrimiento de hoy me recuerda mucho a la técnica de tejido de las mantas de Knitting Noodles (por si no visteis el post en su día, os lo dejo aquí), sin embargo estos son mucho más. Distintos materiales se mezclan para conseguir auténticas obras de arte y como veréis, no son exclusivos para las paredes.

La firma se llama Sunwoven Studio y está regentada por la artista y diseñadora textil Erin Barrett. Todo empezó como un hobby que terminó por transformarse en un negocio que no para de crecer. Tras comprar su rancho de los años 70 y comenzar a decorarlo, surgió su nueva pasión, la decoración de interiores. Ahora dedica sus esfuerzos a llevar color e inspiración a otros hogares, inspiración que se traduce en felicidad para los propietarios de cada una de las piezas que realiza artesanalmente bajo pedido.

Lo mejor de todo es que la cosa no ha quedado ahí, sus creaciones van más allá y la diseñadora amplió su colección con cojines, bolsos, carteras e incluso se atrevió con la moda (chaquetas vaqueras tejidas en la espalda con distintos patrones, originales sí, aunque yo estas las dejo para los valientes).

Sin duda alguna me quedo con los telares de gran formato, como el de la primera imagen, y si el espacio lo permite, bienvenidos sean dos. Sobre un sofá, sobre la chimenea, en el tiro de una escalera (Puff! estoy pensando en lo bien que quedaría en la de mi casa, con la altura que tiene), sobre el cabecero de una cama (o mejor, sustituyendo a este),… en fin que tiene múltiples ubicaciones posibles. Los de tamaño pequeño los identifico más en colores suaves, para habitaciones infantiles por ejemplo, o incluso para zonas de paso como pasillos (y en grupo también quedan muy bien). Por otro lado están los cojines, a los que tampoco les hago ascos, me encantan todos.

Lo mejor que tienen es que se pueden personalizar. Cuenta una clienta en la web, que juntas buscaron los tonos que más se ajustaban a su dormitorio (quería uno para ponerlo sobre la cama), la diseñadora le envió varios bocetos de cómo podría quedar (hay muchas posibilidades en cuanto el diseño), hasta que se pusieron de acuerdo y voilà, el resultado fue ¡clienta feliz!

Os dejo para que echéis un ojo a las imágenes del post y si podéis, entrad también en la web, hay inspiración para dar y tomar.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Comportha Deco Shop

Descubrí la tienda antes de verano paseando por el barrio de mi madre, recuerdo que buscábamos mi regalo de cumpleaños, hubiera estado bien entrar en Comportha porque probablemente en lugar de un bañador (que fue lo que me regaló), hubiera picado cualquier cosa de las estanterías de esta tienda tan bonita.

Pero bueno, me quedé con la copla y ayer llegó el momento de conocerla y con quién mejor que con otra blogger de decoración… Ya os comenté que había quedado con Carmen de DecoraLinks para comer. Por cierto hago un inciso para recomendaros encarecidamente que vayáis al restaurante donde comimos, Sugarcane, un diez en decoración, otro diez para la comida y otro más por el trato recibido. Nos tuvieron que echar con pala. Subí varias fotos tanto del restaurante como de la tienda a mis Stories de IG, pero como no todos me seguís en esta red social, os he querido traer imágenes de Comportha, mi nuevo fichaje de la temporada.

En ella podéis encontrar mobiliario, iluminación, textil, decoración, artículos de papelería, cerámica, e incluso cosmética. Las piezas proceden de distintos países. Por el nombre pensé que se trataba sólo de Portugal, pero al entrar me di cuenta que allí había artículos de otras procedencias, Holanda, Londres o París, también forman parte de su surtido. Vi marcas conocidas como House Doctor y otras que no había visto nunca y me gustaron mucho, como LifeStyle Home Collection (pinchad en el enlace, tiene cosas preciosas).

Si me tuviera que quedar con algo de la tienda creo que tiraría por los textiles, los cojines y las alfombras me gustaron mucho. Las vajillas y cerámica otro must, y qué decir de las enormes tablas de madera para la cocina, eran irresistibles. Había también unos espejos redondos que quitaban el sentido, e incluso una pieza de macramé que adornaba una columna, me la hubiera llevado a casa. Resumiendo, tienen una variedad de piezas muy bien elegidas, la tienda merece la pena de verdad.

Os dejo con una selección de fotos de sus productos para que os hagáis a la idea. Espero que os gusten.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

 

 

10 Lámparas que no pasan de moda

Hacía tiempo que no os hablaba de iluminación y eso que es algo a lo que doy suma importancia. Tanto si se trata de luz natural como artificial, es fundamental a la hora de conseguir la atmósfera adecuada. Yo soy partidaria de tener varias luces de ambiente en lugares estratégicos para disponer de la iluminación necesaria en cada momento y sólo cenitales allá donde son estrictamente necesarias. Tampoco me gustan las luces muy blancas, me resultan frías, así que las limito a las zonas de trabajo como la cocina.

Hace unos días llegó a mi mail una tienda que no conocía ILUXIFORM. Son distribuidores de todo tipo de lámparas de diseño, con un catálogo de marcas realmente extenso. Aunque en el título del post os menciono sólo diez conocidas luminarias, si echáis un ojo a la web descubriréis muchos modelos más.

Casi todos estos modelos que os cito, han aparecido o los he nombrado en alguna ocasión en el blog (son iconos, que le vamos a hacer, pero además me encantan). Vamos con ellos:

Quién no conoce la famosa Lámpara Cesta de Santa&Cole. Disponible en varios tamaños y fácilmente transportable, puedes dejarla sobre el suelo o cualquier superficie, me encantan sus curvas y el toque de madera que le da un aire natural.

Indiscutible es el espectacular diseño de las PH de Louis Poulsen, pero además de su estética poseen otra bondad. Como os comentaba antes no me gustan las lámparas que deslumbran y en este caso, gracias a su triple pantalla, el haz de luz se desvía hacia los lados produciendo una mayor sensación de confort.

Pocas presentaciones necesita la Tolomeo de Artemide diseñada en 1986 por Michele De Lucchi y Giancarlo Fassino. Aunque su versión más conocida es la de sobremesa, podemos encontrarla también de pared, en tamaño XXL e incluso para el exterior. Su brazo completamente articulado facilita su uso y adaptabilidad, de ahí que sea tan cómoda.

No es la primera vez ni será la última que aparece la lámpara AJ de Louis Poulsen en el blog, siempre estuvo entre mis favoritas (eso sí, en la versión de pie, la de sobremesa me atrae menos). Fue diseñada en 1957 para un hotel de Copenhage por Arne Jacobsen y supuso una evolución a las existentes luminarias de despacho, dando paso a nuevas formas más estilizadas, modernas y elegantes.

Otra archiconocida, la lámpara Arco de Flos, diseño de Achille y Pier Giacomo Castiglioni en 1962. Se caracteriza por su pesado pie de mármol y su circular estructura de acero y aluminio que le da nombre. Hay que tener cuidado con este modelo, ocupa bastante así que necesita el espacio suficiente para poder ser admirada en su totalidad.

La lámpara o el plafón Balloon de Estiluz, me parecen perfectos para habitaciones infantiles por su divertido diseño que simula un globo suspendido con su bonito cordón rojo bajo la luz (aunque el color del cordón es personalizable).

La lámpara NUT de LZF, fue diseñada por el español Miguel Herranz. Personalmente me encanta su diseño en chapa de madera natural, aunque está disponible en otros 11 acabados. La fabricación se basa en la torsión de dicha madera realizada a mano.

Tengo sentimientos encontrados respecto a la lámpara GUNS de Flos, diseño de Philippe Starck. Realmente creo que no sería una pieza que elegiría para mí, pero tiene su gracia ¿no? y se ha conseguido colar entre las más deseadas. La base es de aluminio fundido a presión con acabado en oro de 18K, aunque también la hay en versión plateada.

Otro clásico perfecto para dar luz de ambiente en un salón, la lámpara TRIANA de Metalarte, diseño Ramón Úbeda & Otto Canalda. Sus patas en forma de trípode no pasan de moda, aunque como veis no os tenéis por qué ceñiros a un color aburrido ¿Os atrevéis con el amarillo?

Por último un diseño más contemporáneo de la firma ALMALIGHT. Curiosamente aunque la estética es más moderna, esta firma catalana apuesta diseñadores locales, proveedores de proximidad y producción artesanal. En concreto esta luminaria se llama DOUBLE 1 CUBO CRISTAL, diseño de Sam Mey. Esta misma firma tiene diseños similares en suspensión con hasta 19 bolas de cristal.

¿Con cuál os quedáis?…

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.