Con la mente en Marruecos…

Hoy tengo la mente en el viaje que hice a Marruecos hace tiempo (podéis leer el post aquí), aquel que gané en un concurso y me permitió pasar unos días en el precioso Riad Abracadabra. Aunque lo recuerdo con mucho cariño, esta vez tengo un sabor agridulce. ¿Recordáis estas bailarinas que me traje? el único capricho que me di, pues son las culpables de que ahora sufra un esguince en el pie. Su suela es tan fina que literalmente patinas con ellas, me sucedió en una escalera, así que os podéis imaginar… La verdad es que en aquel momento sólo pensaba en el ridículo que había hecho, me levanté tan digna pero tras dos días de dolor, esta mañana me he ido de cabeza al fisio, sólo espero recuperarme para este fin de semana, me voy de viaje con mis amigas y me gustaría disfrutarlo a tope.

Así que con la cabeza puesta en Marruecos os traigo ambientes que nos trasladan inmediatamente a ese país. No soy de las que apuesta por un “total look” basado en esta decoración, más bien prefiero piezas sueltas que me recuerden a ella, sus lámparas y farolillos, la cerámica, los cojines o pufs y cómo no, para mí y para muchos, la pieza estrella, una buena alfombra Beni Ouarain no tiene competencia.

Os dejo con un montón de inspiración y me voy a poner la pierna en alto, que aún no lo he hecho y es prescripción médica :-)

Moroccan_Inspiration_30

Moroccan_Inspiration_1

Moroccan_Inspiration_2

Moroccan_Inspiration_3

Moroccan_Inspiration_4

Moroccan_Inspiration_5

Moroccan_Inspiration_6

Moroccan_Inspiration_7

Moroccan_Inspiration_8

Moroccan_Inspiration_9

Moroccan_Inspiration_10

Moroccan_Inspiration_11

Moroccan_Inspiration_12

Moroccan_Inspiration_13

Moroccan_Inspiration_14

Moroccan_Inspiration_15

Moroccan_Inspiration_16

Moroccan_Inspiration_17

Moroccan_Inspiration_18
Moroccan_Inspiration_19

Moroccan_Inspiration_20

Moroccan_Inspiration_21

Moroccan_Inspiration_22

Moroccan_Inspiration_23

Moroccan_Inspiration_24

Moroccan_Inspiration_25

Moroccan_Inspiration_26

Moroccan_Inspiration_27

Moroccan_Inspiration_28

Moroccan_Inspiration_29

Imágenes mi Panel de Pinterest: Moroccan Inspiration
Imagen portada: fabric.com

 

Mi viaje a Marrakech

Si recordáis hace tiempo gané un concurso para blogueros cuyo premio era una estancia de fin de semana en el Riad Abracadabra, hoy os traigo la crónica de ese bonito viaje que sin duda me gustaría repetir. Inés, propietaria del Riad, nos dio tantas recomendaciones para visitar que fue imposible hacerlo todo en dos días, así que ya tengo excusa para volver.

Vais a ver un montón de imágenes (creo que he puesto unas 50) con comentarios junto a ellas, me voy a tener que acostumbrar a quitarme la vergüenza de salir en fotos, pero me sería imposible documentar este post de otra manera.

Nada más llegar a Marrakech, a eso de las 11:00 de la noche y sin cenar, nos sucedió la primera anécdota (divertida ahora que lo pienso, aunque no tanto en el momento). Inés me comentó que podíamos disponer de un servicio de chófer que nos llevara al Riad, dada la hora de llegada, era lo más prudente. En el aeropuerto encontramos unas cuantas personas portando el cartel correspondiente a su Riad, dispuestos a transportar a sus clientes. Mi marido se aproximó a uno de ellos cuyo cartel tenía el nombre de nuestro Riad pero con dos letras cambiadas, a mí no me sonaba el logo, pero todo fue tan rápido que nos subimos con él a la furgoneta. Veinte minutos después llegamos a un destino que no era el nuestro, tuvimos que regresar al aeropuerto (a pesar del cabreo de chófer que quería dejarnos tirados en medio de la ciudad). Ya en el aeropuerto y tras pagarle diez euros al buen hombre, encontramos a nuestro conductor que seguía esperando pacientemente, el otro pobre, había perdido a sus clientes (imaginamos que cogieron un taxi).

El sábado y el domingo fueron días de turismo, de mucho andar. Nos pateamos el zoco y la Plaza Jemaa el Fna, esta plaza es como el centro neurálgico de todo, puedes sentarte en una terraza y sencillamente dejar pasar las horas viendo todo lo que allí se cuece, de día y también de noche; encantadores de serpientes, vendedores de todo lo que podáis imaginar, tatuadoras de Jena, saltimbanquis,… no en vano es Patrimonio Oral e inmaterial de la humanidad y no la plaza en sí, sino todo lo que ocurre en ella.

En las imágenes iréis viendo nuestros recorridos. Es imposible compartir todo en un post, pero os diré que merece la pena ir, para mí fue un choque fuerte de culturas, me gustó pasear por sus infinitos laberintos de calles, el zoco, el Riad Abracadabra (comodísimo y de trato excelente, por cierto, con el mejor desayuno que he tomado en un hotel).

Ojalá podamos volver algún día. Gracias Inés, Bruno y al resto del personal, ¡un diez!

Marrakech_50

Marrakech_1

Desayuno en la terraza del Riad, no perdáis detalle: fruta, zumo de naranja natural, panecillos, bollería, café, embutido,…  y todo servido en tu mesa.

Marrakech_2

Marrakech_3

Marrakech_4

Marrakech_5

Marrakech_26

Marrakech_6

Marrakech_43

Marrakech_44

Marrakech_23

Marrakech_27

Marrakech_24

Marrakech_25

A patear…

Marrakech_11

Marrakech_12

Marrakech_13

Me hubiera llevado todas las lámparas, son espectaculares, pero no cabían en la maleta :-)

Marrakech_14

Marrakech_15

El zoco…

Marrakech_16

Marrakech_17

Marrakech_18

Marrakech_19

Rincones bonitos…

Marrakech_20

Marrakech_21

Hora de comer…

Marrakech_22

Marrakech_7

Marrakech_8

Marrakech_9

Marrakech_10

Marrakech_28

Marrakech_30

Marrakech_32

Marrakech_33

Marrakech_34

Marrakech_35

Marrakech_36

Marrakech_37

Marrakech_38

Marrakech_39

Marrakech_40

Marrakech_41

En la plaza otra vez…

Marrakech_42

Y de nuevo en el zoco…

Marrakech_45

Ganas de estrenar mis bailarinas cuando llegue el buen tiempo, me encantan…

Marrakech_48

Marrakech_46

Marrakech_47

Mi último té a la menta…

Marrakech_49

Objeto de Deseo

Hoy estrenamos mes y a mí me ha dado por marcarme unos propósitos antes de que termine el año, que lo creamos o no, es ya. Pero no son obligaciones, que de esas voy bien servida, si no que son para mi disfrute. Tengo dos viajes en la agenda que son un hecho, un fin de semana en la Rioja y mi ansiado viaje a Marrakech, fruto de ganar el concurso que me propuso el Riad Abracadabra y que compartiré con vosotros cuando llegue el momento (noviembre para ser exactos).

Entre medias o después y en cualquier caso antes de diciembre, que se me echan las Navidades encima, tengo que encontrar un hueco para ir a Barcelona y conocer de primera mano la tienda Objeto de Deseo, tienda que me tiene obsesionada desde que conozco su existencia, hace algo más de dos años (aunque ellos ya han cumplido los cuatro). La he citado en algún post pero no le había dedicado ninguno, creo que porque estaba esperando las imágenes de su web y como no llegaban, he decidido usurparlas de su Facebook ;-)

A este espacio, propiedad de Jorge Subietas, le llaman Gabinete de Curiosidades Contemporáneo. Quizás no os guste, quizás sí o quizás lo adoréis como yo, pero sin duda no encontraréis un lugar como este. Está lleno de piezas inusuales con muchos toques de humor, algunas podrían pareceros algo kitsch, pero sin duda yo las tendía en cuenta para darle un aire diferente a mi decoración.

Por cierto incluso los comentarios que dan explicación a sus imágenes, tienen su gracia. Un ejemplo al final de post…

ObjetoDeDeseo_1

ObjetoDeDeseo_3

ObjetoDeDeseo_4

ObjetoDeDeseo_5

ObjetoDeDeseo_6

ObjetoDeDeseo_7

ObjetoDeDeseo_8

ObjetoDeDeseo_9

ObjetoDeDeseo_10

ObjetoDeDeseo_11

ObjetoDeDeseo_12

ObjetoDeDeseo_13

ObjetoDeDeseo_14

ObjetoDeDeseo_15

ObjetoDeDeseo_16

ObjetoDeDeseo_17

ObjetoDeDeseo_18

ObjetoDeDeseo_19

ObjetoDeDeseo_20

ObjetoDeDeseo_28

“Pues si, son lo que parecen.
Haciendo honor a nuestro nombre, os presentamos un auténtico OBJETOdeDESEO®.
Dildos realizados a mano en cristal de Murano.
Piezas únicas. No hay dos iguales. 20cm. x 4cm.”

Día de cumple…

Feliz viernes a todos! Como os dije el miércoles hoy seré breve, es mi 42 cumpleaños y me voy pitando a celebrarlo. Estoy impresionada con la cantidad de mensajes y llamadas que he recibido y algún que otro regalo sorprendente también.

Hablando de regalos sorprendentes (los que me seguís en redes sociales ya lo sabéis), ayer me informaban de que he sido la bloguera ganadora del concurso que organizó el Riad Abracadabra, ¡no me lo podía creer!, así que ese viaje deseado a Marruecos, se hará realidad. Si os apetece podéis volver a leer aquí el post.

Os dejo con estas dos simpáticas imágenes que hoy me dedico a mi misma. La primera lleva una tarta con mi nombre y un portátil encima, me siento muy identificada con ella (a pesar de que viene de un blog de bodas) y la segunda es para que sepáis que no hay pánico que valga por cumplir 42, siempre me echan diez menos :-)

¡Feliz fin de semana!

Abracadabra
cumple_1

Encontrado en criz-motherofthebride.blogspot.com

cumple_2

 Vía Pinterest

Riad Abracadabra & Abracadabra Store

En mi familia siempre hacen un chascarrillo sobre mí, dicen que recuerdo hasta el día en que nací. Realmente no es para tanto, pero reconozco que soy capaz de recordar de manera selectiva ciertas cosas, incluso de mi más tierna infancia. A estas alturas de mi vida, a punto de cumplir los cuarenta y dos, creo que muchos de mis recuerdos vienen asociados a un olor.

Dejando a un lado mi niñez, uno de los mejores recuerdos que tengo es mi luna de miel. Es obvio que el significado de este viaje tiene mucho que ver, pero os aseguro que si le preguntarais a mi marido sin que yo estuviera presente sobre algo especial de ese viaje, os hablaría sin lugar a dudas del olor del hotel. Tanto es así que trajimos la esencia en un bote, sí, la vendían, y todavía después de 12 años no hay más que abrirlo para transportarte a aquel lugar.

Cuando imagino destinos a los que me gustaría viajar, busco la misma sensación que nos dejó aquel hotel. Sin haber ido jamás a Marruecos, si pienso en este país, mi mente se llena de color y mi pituitaria puede percibir el rico olor de las especias. Aquí va mi próximo destino, número uno en mi lista de “deseos viajeros”, Abracadabra Riad en Marrakech.

Inés y Bruno, dos catalanes, compraron y transformaron un antiguo palacete perteneciente a una familia aristocrática marroquí y lo convirtieron en un precioso Riad. Para la restauración utilizaron materiales autóctonos como el cemento pulido artesanal o el barro cocido, guardando así su esencia pero adaptándolo a las comodidades que a todo viajero le gusta encontrar. En torno a un patio central se distribuyen las habitaciones, cada una diferente, aunque con los mismos acabados: suelos de dess, originales tabiques de tadelakt, alfombras bereberes y ventanas con rejas mozárabes. Como colofón, una terraza multiusos en la azotea, desde donde se puede saborear un buen desayuno, darse un baño o tomar el sol, hasta disfrutar del té o un cóctel al atardecer ¿se puede pedir más?… Sí, sí se puede, mientras esperamos a materializar este viaje, ¿qué tal unas compras en su tienda Abracadabra Store? yo ya elegí mi pieza, una de sus lámparas de techo tiene que ser mía ;-)

El Riad

Abracadabra Store