Estudio Bona Nit

Parece que el verano se me ha escapado entre los dedos, como cuando coges arena de la playa y la dejas caer, cae tan rápido que apenas está en tu mano unos segundos. Esa arena que tanto anhelaba y que no ha podido ser, al menos lo que tenía planeado. Pude ver el mar gracias a mis amigos que me regalaron por mi 50 cumpleaños una escapada a Suances, pero mi viaje a Portugal con mi mejor amiga no ha sido posible, las causas son dolorosas así que me las guardo por privacidad.

Aunque ahí afuera esté lloviendo y la sensación sea más otoñal que veraniega, aún nos quedan algunos días para cambiar de estación y prefiero que mi blog siga teniendo look de verano, de ahí la casa que os traigo hoy. Se sitúa en Formentera, es un proyecto de Olga Giménez, del estudio Bona Nit y la decoración es de la firma Let’s Pause.

Se trataba de un antiguo corral transformado en vivienda familiar, pero del que se ha conservado su origen y espíritu tradicional, sobre todo en cuanto a materiales. Paredes encaladas, piedra seca, las maderas, las fibras naturales,… y muchos espacios creados al aire libre para que la vivienda gire en torno a la naturaleza.

El porche te da la bienvenida con su colorido, el verde y el mostaza del marco de la puerta son protagonistas, que destacan gracias al blanco impoluto de las paredes. De dar calidez se encargan elementos como las vigas de madera del techo, los taburetes de hoja de palma o las pantallas de caña trenzadas a mano, todo de Let´s Pause. A continuación encontramos el comedor, muy informal y de estilo marcadamente mediterráneo. En madera, fibras y continuando con el esquema de resaltar las ventanas (esta vez en color azul). Patrón que volvemos a encontrar en la zona de porche y relax familiar.

Entrando en la vivienda, encontramos un recibidor sencillo pero muy impactante. Primero por esas grandes puertas azules y blancas con cuarterones de cristal, le acompaña la banqueta Ponza de Let´s Pause con elementos decorativos que proceden de Marruecos y Turquía. El tándem es perfecto. Desde la entrada pasamos al comedor, de estética mediterránea igualmente. Preside una mesa de madera con dos bancos y sobre ella la lámpara Barbaria que enfatiza más, si cabe, su aspecto rústico.

Junto al comedor, encontramos un sencillo cuarto de estar. Sobre el sofá, coloridos cojines de Bona Nit y como mesa de centro, el modelo Bajadilla realizado a mano y elaborado con madera de álamo. Se han añadido otros complementos como los taburetes, la escalera de madera natural Zahara, o una graciosa cabeza de toro de esparto para completar el conjunto.

En el dormitorio principal se mezclan piezas antiguas con actuales. Tenemos una bonita lámpara de araña que convive con sombreros de paja que adornan alegremente la pared del cabecero, al igual que coloridos textiles. En el dormitorio infantil, se aprovechó el espacio disponiendo literas en L y al otro lado de la habitación, se creó un espacio de almacenaje con un gran banco y cestas de fibras naturales que ayudan a mantener el orden.

Realmente me quedo con ganas de más en este «home tour», estoy convencida que el, o los baños, no me defraudarían, así como tampoco lo haría la cocina, pero no lo enseñan en el reportaje, así que ya puestos me los imagino a mi manera, me quedaría una casa monísima.

Recordad, aún nos quedan unos días de verano :-)

Imágenes Vía: Mi Casa Revista

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Dimora delle Balze

Ha sido amor a primera vista. También lo fue cuando la empresaria de moda y profesional del diseño escenográfico, Elena Lops, descubrió esta granja del Siglo XIX y la adquirió. No sólo la convirtió en su casa, sino también en un hotel rural, Dimora delle Balze, donde además de descansar, se pueden hacer todo tipo de eventos.

Esta maravilla se encuentra en Sicilia, en una finca fortificada rodeada de 27 hectáreas de puro paisaje mediterráneo. Para su tarea de rehabilitación se apoyó en la diseñadora Draga Obradovic y en el arquitecto Stefano Guidotti.

El exterior disfruta de varias terrazas, porches, un mirador con vistas al Mediterráneo, piscina, solárium, patios cubiertos,… donde podemos ver un mix de culturas, pasado y presente, mobiliario de firmas tan contemporáneas como el sofá verde de Paola Lenti o las tumbonas y sombrillas de Kettal, que se ven delimitadas por grandes columnas clásicas que nos recuerdan la impronta de su pasado. Por otro lado, encontramos también piezas singulares que rompen y ponen el punto focal a una estancia, como la silla azul de la primera imagen, es portuguesa y fue restaurada por la diseñadora Draga Obradovic (sin duda una de mis favoritas de la casa). También muebles antiguos recuperados, como el sofá de forja de la segunda imagen o los apliques de la pared. Y en esa misma estancia, los farolillos, traídos de Marruecos.

La casa tiene varias habitaciones, todas ellas distintas. Cada una está bautizada con una de las obras de un siciliano ilustre vinculado a la literatura, a la pintura, el cine, la ópera,… de tal manera que, aquél que se hospede en la casa, pueda saborear la vivencia con todos sus sentidos. Así, encontramos habitaciones casi palaciegas con grandes y preciosos chandeliers restaurados, techos pintados en colores granates y dorados, que hacen referencia al Renacimiento. Otras van más allá, utilizando el dorado por completo en sus techos. Mientras, vemos el contrapunto en habitaciones mucho más sencillas, espacios que nos recuerdan al Mediterráneo.

Muchos de los elementos que decoran la casa, tanto a nivel arquitectónico como decorativo, tienen procedencia marroquí. Los azulejos de los baños son un ejemplo, también los pavimentos que recorren parte de los suelos, o la sucesión de platos azul índigo que se descuelga por la pared del vestíbulo.

Mención aparte merecen las luminarias, desde las más contemporáneas a las más clásicas. Sobre el comedor una de mis top en lámparas, siempre me ha encantado por su versatilidad y la cantidad de opciones de diseño que ofrece, la Wireflow, de Vibia, en el vestíbulo también se ha optado por lo moderno con la luminaria String Light, para Flos. En el pasillo sin embargo, sobre la mesa circular de nogal restaurada, podemos ver un maravilloso chandelier, diseño de Luca Turrini. También, como hemos visto antes, en varias habitaciones están presentes estas increíbles lámparas de araña que nos llevan a vivir en épocas lejanas.

¿No os animaríais a pasar una temporada en una casa como esta?

Imágenes: Elle Decor / Dimora delle Balze

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Un proyecto de Jessica Bataille

La casa de hoy, aunque alegre, refleja muy bien el hartazgo que tengo, mis ganas de viajar, de hacerme una escapada con mis amigas o con mi marido. Ahora mismo, tengo una amiga enviándonos fotos desde Málaga, se ha ido sola a meditar, a descansar, desconectar, esta pandemia nos ha dejado tocados a todos. El caso es que nos manda fotos desde donde solemos hacer la escapada anual de chicas y me corroe la envidia sana, si pudiera cogería el AVE y me iría con ella ahora mismo. Ayer recibí la primera vacuna de Pfizer , así que me toca esperar otros 21 días para la inmunidad total y luego, a que lleguen vacaciones. ¡Madre mía, no veo el momento!

La casa de campo que os traigo hoy, también ha sido destino de otra de nuestras escapadas de chicas, Alicante. Todo son mensajes subliminales, igual es que debería irme de viaje ya ;-)

Es un proyecto de la interiorista Jessica Bataille, que ha sabido respetar a la perfección el encanto de esta finca de doscientos años. Se han dejado vistos los gruesos muros de piedra, mientras otras paredes en cambio, han sido encaladas. Con la decoración se ha jugado a la mezcla, sobre todo de culturas, encontramos antigüedades europeas, piezas de origen oriental, múltiples texturas y ricas telas en seda, lino o terciopelo, jugando además con el color. Una mezcla explosiva y divertida que tras cruzar el umbral de la puerta, te da «buen rollo».

La vegetación es obra del centro de paisajismo Montgo Verd que consiguieron con plantas autóctonas darle el carácter mediterráneo que la casa necesitaba. Obviamente el olivo centenario, se convirtió en el protagonista indiscutible del jardín.

Entrando a la casa (por la puerta principal que es la original, es decir tiene 200 años), pasamos a un salón que lejos de parecer pesado por las paredes de piedra, se ha aligerado gracias a las telas. En concreto las cortinas, de seda de seda salvaje de Designers Guild, relajan bastante el ambiente. La chaise longue antigua del Mercado de las Pulgas de París, es una pieza para la que no tengo palabras, un WOW en toda regla, que además combina con las cortinas, las alfombras y demás detalles en rosa. Los cojines del suelo son de Marruecos, al igual que la alfombra y la mesita auxiliar, el sofá es de Ascensión Latorre tapizado también con terciopelo de Designers Guild. Y como colofón, Jessica Bataille ha introducido un armario indio en color verde de su showroom, todas las piezas a pesar de sus distintas procedencias o colores, conviven como si tal cosa en una antigua casa de labranza.

En la cocina se optó por pintar todo de blanco, incluidas las vigas vistas del techo. En el centro se puso una mesa de hierro y madera con sillas de formas y colores diferentes, adquiridas en mercadillos, esto le da un carácter más informal y campestre a la cocina. Bajo la mesa, una alfombra vinílica, delimita el espacio. El aparador ya se encontraba en la casa por lo que se pintó de blanco y verde para aprovecharlo.

El dormitorio vuelve a estar vestido con textiles de Designers Guild. Como decoración destaca el espejo del Siglo XVIII adquirido en un anticuario en Ámsterdam y dos banquetas antiguas a los pies de la cama. Particularmente me sobra la foto de Kate Moss, no sé si porque es algo que tengo muy visto o porque en esta casa con tantas piezas tan especiales, no me la esperaba.

El baño se ha resuelto de obra, la bañera está revestida con microcemento y los lavamanos son antiguos, para ellos se ha realizado un mueble hecho a medida con lamas de madera. Nada más verlo me ha transportado a Marruecos.

Incluso el exterior sigue una misma línea, la piscina es de nueva construcción pero no lo parece. Se llena a través de una fuente con caños, a modo de alberca. ¿Lo qué daría yo por estar allí ahora mismo?

Fotografía: Rafael Diéguez para Elle Decor

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

En la campiña inglesa…

Hay ciertos trabajos donde encontrar una buena localización lo es todo. Pensad en los estilistas de decoración o moda, fotógrafos profesionales, editoriales, publicistas, weddinng planners, etc.

Hoy os hablo de un proyecto que surge de la unión de dos creativos, un trabajador de marketing internacional (Jonathan) y un director de arte (Michael). Tras construir su primera vivienda en Londres y ver el reclamo que tenía para realizar sesiones de fotos, deciden crear en 2007 la agencia SHOOTFACTORY.

Empezaron, como muchas otras empresas de nueva creación, tirando de contactos que tenían de sus anteriores trabajos. Su reputación creció rápidamente gracias a las localizaciones de calidad que ofrecían. A los tres años de abrir ya tenían su segunda oficina en Yorkshire, donde la belleza del lugar les hizo echar raíces (ahora sólo utilizan Londres como base, únicamente cuando el equipo tiene que desplazarse a la capital). Los agentes que localizan las propiedades, son claves en el proceso. Les gusta el trato con la gente, le dan valor a la comunicación, son profesionales pero a la vez sencillos y eso se refleja en su trabajo y en su buen hacer.

Decir que no sólo ofrecen casas en UK, sino que han ampliado fronteras. Encontramos propiedades en otros lugares del mundo como Marruecos, Brasil, El Caribe, EEUU, Francia, Bélgica, Italia, Portugal o España, entre otros.

Pero hoy me quedo en la campiña inglesa, enamorada de esta casa donde si alguna vez tuviera que ir a hacer fotos, jamás querría salir de allí. Tan bonita que, en lo que probablemente otros sacasen defectos, yo sólo veo virtudes.

Me sorprende que en una misma vivienda haya puertas con distintos acabados, unas en madera natural y otras pintadas en negro o en blanco, todas ellas son increíblemente bonitas. De la cocina qué decir, no sé si resaltar la enorme isla, los suelos hidráulicos, las vigas de los techos expuestas completamente en bruto, la alacena repleta de cerámica,… creo que es un todo. Atentos también a los suelos de madera de la entrada y salón, listones marcados por la huella del tiempo que parecen idénticos al sobre de la mesa de comedor (aunque esto es sólo una percepción mía). Las paredes enyesadas también le dan mucha personalidad a la casa, más en determinadas zonas donde se perciben desconchones. Los baños son también de cuento, nada más verlos me ha venido a la mente la estética de la firma Devon&Devon. Por último esos exteriores, huerto incluido, no sé si pasaría más tiempo dentro o fuera.

Está claro por qué esta casa se encuentra en la lista de localizaciones de ShootFactory, si fuera mía la enseñaría con orgullo.

Por cierto mañana viernes no estaré por aquí, mi sobrina hace la comunión el sábado y creo que como me presente con estos pelos en la iglesa, mi hermana me echa :-) toca sesión de peluquería. Nos vemos el lunes ¡buen fin de semana!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Colección SS2017 Habitat

Ya tenía ganas de mostraros la nueva colección Primavera-Verano 2017 de Habitat. Como cada año el Dossier de Prensa viene cargado de imágenes, hay tantos productos que los he tenido que reagrupar como si del catálogo se tratase o de lo contrario el post hubiera quedado eterno.

Para esta temporada Habitat se ha inspirado en los viajes. Empezamos por el estilo bohemio de la isla de Formentera. Colores suaves, maderas naturales y la artesanía local están presentes en cada pieza. También las técnicas de doodlings (del término inglés «doodle» que significa «garabato») y del mandala, que propician la meditación. Los encontraremos tanto en el arte de vestir la mesa como en multitud de textiles.

Seguimos por los jardines de Majorelle, qué bonitos recuerdos me trae de mi viaje a Marruecos. Esta colección está bañada por los propios colores del jardín, tonalidades profundas e intensas donde el azul y el amarillo son protagonistas, así como los cactus que inundan este exuberante jardín.

La colección termina su andadura en el África Subsahariana, con estampados inspirados en tejidos emblemáticos cocidos como «Wax». El procedimiento de impresión del tejido africano wax se basa en el uso de la cera que permite un trabajo con reserva  (el color no se aplica en toda la superficie sino que algunas partes se reservan para dejarlas blancas o en el tono original del tejido). Inspirándose en esta técnica, el Estudio de Diseño crea estampados que por un juego de superposición de impresiones, recuerdan a los tradicionales pareos de las mujeres africanas.

Parece que este año Habitat ha hecho una colección basada en mis debilidades. La parte bohemia de la isla de Formentera (el mar, los colores suaves, la artesanía y las maderas naturales) son muy «yo»; Marruecos, pura energía y paraíso de color (espero volver algún día); y por último África, por la que siento una total atracción hacía su cultura, que se refleja en sus piezas, estampados y texturas inigualables. No podrían haber elegido mejores destinos para hacernos viajar a través de esta nueva colección.

Os paso a presentar una gran parte de los productos que he reagrupado por menaje, decoración, cojines y textil, alfombras, accesorios para el baño, exterior, mobiliario e iluminación. Estoy segura de que sabréis reconocer el destino sobre el que se inspira cada objeto.

Nos lo han puesto difícil tanto para elegir como para no comprar. ¡Me gusta todo!…

Imágenes Prensa: @smartdeco

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Zoco Home

Hay tiendas de las que te enamoras nada más verlas, más aún cuando te traen recuerdos o te hacen revivir momentos felices. Zoco Home me traslada de un plumazo a dos de los sitios más bonitos a los que he viajado, Marruecos y Finlandia. Viendo las imágenes no os sorprenderá el primer destino, pero quizás no entendáis qué pinta un país nórdico en esta historia. Pues es que la firma es de allí, su filosofía por ello es mezclar el estilo marroquí pero sin apartarse de la Escandinavia más blanca ¿conseguido, no?

En ella podemos encontrar desde los típicos pufs marroquíes, alfombras tanto Beni Ourain como de origen bereber, textiles, accesorios para la cocina, bandejas vintage, iluminación, cestos, babuchas, sombrillas, preciosos azulejos, y un largo etcétera. Todos los productos están realizados artesanalmente, con una historia detrás que contar (tal y como citan muchas de las imágenes: «There´s a story in every thing I Zoco Home»).

A pesar de encontrarse en Finlandia, tienen venta online con envíos a cualquier parte del mundo. Pero atentos los Malagueños, porque en Mijas tenéis una Concep Store (Carretera de Mijas 3.6km. 29650 Mijas). Estoy por pedirle a mi hermana, que veranea allí, que me traiga algún detalle el próximo verano.

Por cierto ahora que está tan de moda lo de tener un negocio + una mascota (porque no nos vamos a engañar, como gancho de marketing funciona, a todos nos enternece ver a un animalito ejerciendo de modelo en una sesión de fotos junto a las bonitas piezas de una firma), en este caso también sucede. Mirad la última imagen y descubrid el adorable perrito mascota de Zoco Home metido en uno de sus capazos, se llama Cabo y es para comérselo.

¡¡Feliz fin de semana!!

zoco_home_1

zoco_home_2

zoco_home_3

zoco_home_4

zoco_home_5

zoco_home_6

zoco_home_7

zoco_home_8

zoco_home_9

zoco_home_10

zoco_home_11

zoco_home_12

zoco_home_13

zoco_home_14

zoco_home_15

zoco_home_16

zoco_home_17

zoco_home_18

zoco_home_19

zoco_home_20

zoco_home_21

zoco_home_22

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Sukhi, artesanía bajo tus pies…

Os quiero presentar una de esas firmas que tanto me gustan, ya conocéis mi debilidad por los productos hechos a mano, hoy vamos a poner artesanía y abrigo bajo nuestros pies. Sukhi significa «Feliz» en nepalí, se trata de una empresa social dedicada a la venta de alfombras de diseño de alta calidad. Cada pieza es una hermosa obra de arte única ya que está hecha a mano por artesanas de Nepal, Turquía y Marruecos así como por artesanos de la India, con materiales totalmente naturales. Y es única además porque son personalizables, te dan la opción de elegir el tamaño, la forma, el diseño y los colores de cada alfombra, lo que quiere decir que no encontrarás la misma pieza en la casa del vecino :-) Otra gran ventaja son sus precios, al trabajar sin intermediarios sus costes se reducen, así que son mucho más bajos de lo que podríais pensar.

Comprar en Sukhi además es sinónimo de obra social, la empresa posibilita a los artesanos y artesanas de Nepal, India, Turquía y Marruecos cobrar aproximadamente 2-3 veces el salario promedio del país. Los fabricantes trabajan desde la comodidad de su hogar y los sueldos que reciben les permite cuidar de sus hijos y que éstos puedan ir a la escuela. Al final del post podéis ver un vídeo sobre el impacto de la firma en la vida de las artesanas en Nepal.

Os he puesto un par de imágenes de cada una de sus colecciones, desde las tan ansiadas Beni Ouarin, a las elegantes alfombras patchwork o las versátiles de bolas, fieltro o lana, os aconsejo que os metáis en la web para ver cuántas posibilidades ofrece cada uno de estos modelos, son infinitas. ¿Seríais capaces de elegir? yo creo tener dos favoritas, aunque cuesta decidir porque todas son espectaculares ¿Con este frío no os apetece un poco de abrigo bajo vuestros los pies?…

sukhi_0

sukhi_1

sukhi_2

sukhi_3

sukhi_4

sukhi_5

sukhi_6

sukhi_7

sukhi_8

sukhi_9

sukhi_10

sukhi_11

sukhi_12

sukhi_13

sukhi_14

sukhi_15

sukhi_16

sukhi_17

sukhi_18

sukhi_19

sukhi_20

Haz Click aquí para ver el vídeo

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Con la mente en Marruecos…

Hoy tengo la mente en el viaje que hice a Marruecos hace tiempo (podéis leer el post aquí), aquel que gané en un concurso y me permitió pasar unos días en el precioso Riad Abracadabra. Aunque lo recuerdo con mucho cariño, esta vez tengo un sabor agridulce. ¿Recordáis estas bailarinas que me traje? el único capricho que me di, pues son las culpables de que ahora sufra un esguince en el pie. Su suela es tan fina que literalmente patinas con ellas, me sucedió en una escalera, así que os podéis imaginar… La verdad es que en aquel momento sólo pensaba en el ridículo que había hecho, me levanté tan digna pero tras dos días de dolor, esta mañana me he ido de cabeza al fisio, sólo espero recuperarme para este fin de semana, me voy de viaje con mis amigas y me gustaría disfrutarlo a tope.

Así que con la cabeza puesta en Marruecos os traigo ambientes que nos trasladan inmediatamente a ese país. No soy de las que apuesta por un «total look» basado en esta decoración, más bien prefiero piezas sueltas que me recuerden a ella, sus lámparas y farolillos, la cerámica, los cojines o pufs y cómo no, para mí y para muchos, la pieza estrella, una buena alfombra Beni Ouarain no tiene competencia.

Os dejo con un montón de inspiración y me voy a poner la pierna en alto, que aún no lo he hecho y es prescripción médica :-)

Moroccan_Inspiration_30

Moroccan_Inspiration_1

Moroccan_Inspiration_2

Moroccan_Inspiration_3

Moroccan_Inspiration_4

Moroccan_Inspiration_5

Moroccan_Inspiration_6

Moroccan_Inspiration_7

Moroccan_Inspiration_8

Moroccan_Inspiration_9

Moroccan_Inspiration_10

Moroccan_Inspiration_11

Moroccan_Inspiration_12

Moroccan_Inspiration_13

Moroccan_Inspiration_14

Moroccan_Inspiration_15

Moroccan_Inspiration_16

Moroccan_Inspiration_17

Moroccan_Inspiration_18
Moroccan_Inspiration_19

Moroccan_Inspiration_20

Moroccan_Inspiration_21

Moroccan_Inspiration_22

Moroccan_Inspiration_23

Moroccan_Inspiration_24

Moroccan_Inspiration_25

Moroccan_Inspiration_26

Moroccan_Inspiration_27

Moroccan_Inspiration_28

Moroccan_Inspiration_29

Imágenes mi Panel de Pinterest: Moroccan Inspiration
Imagen portada: fabric.com

 

Anouk De Gruyter

Desde primavera estoy metida en un proyecto para decorar un salón, puede parecer mucho tiempo pero si el cliente no tiene prisa, minimizas el riesgo de arrepentirte por una mala compra. Los muebles están hechos a medida, así que eso también justifica la espera. Ya sólo me queda un último detalle, llenar de cojines su espléndida chaise longue.

¿Os podéis creer que algo que a priori no parece tan importante, está resultando ser un mundo? El caso que es que debo tener «ojos de rica» porque todo lo que me gusta y me encaja en ese salón no es nada barato. Si se tratase de un sólo cojín de 300€, quizás podemos sopesar el capricho, pero cuando necesitas un mínimo de seis, a varios tamaños, el presupuesto se dispara. Siempre cabe la opción de ir a grandes almacenes y comprar por 20€ montones de ellos (que los hay y muy bonitos), pero quizás para eso no se necesita la ayuda de un profesional, o en este caso, de una «bloguera entendidilla» :-)

Pues bien, en mi búsqueda he encontrado unos de la firma De Gruyter, absolutamente espectaculares, que cuadran a la perfección con lo que ando buscando, pero no son nada baratos. No obstante hay un por qué, su procedencia (Uzbekistán, Marruecos, India, Bolivia,..,) y sus telas, como la típica seda de los saris, avalan dicho coste.

Una vez en la web, ya sabéis que yo no me resisto a enredar en ella y me encuentro otras piezas preciosas traídas de distintas partes del mundo y también dos proyectos increíbles. Ahí va como primera imagen la de la cocina, creo que tiene mucho, mucho, pero que mucho, rollo… ¡Qué lo disfrutéis!

Piso en Madrid
degruyter_1

degruyter_2

degruyter_3

degruyter_4

degruyter_5

degruyter_6

degruyter_7

degruyter_8

degruyter_9

Casa en Sotogrande

degruyter_10

degruyter_11

degruyter_12

degruyter_13

degruyter_14

degruyter_15

degruyter_16

Photos by Maria Primo de Rivera

degruyter_17

degruyter_18

degruyter_19

degruyter_20

degruyter_21

degruyter_22

degruyter_23

degruyter_24

degruyter_25

degruyter_26

degruyter_27

degruyter_28

degruyter_29

degruyter_30

  • Recordad que hasta mañana por la noche sigue el sorteo de “La tapicería en casa“. Os lo dejo en este link que pertenece al post del vienes pasado donde lo explicaba (https://decofeelings.com/2015/09/04/sorteo-la-tapiceria-en-casa/) , no perdáis la oportunidad de llevaros unos de estos tres magníficos ejemplares a casa llenos de inspiración y tutoriales. ¡Suerte!

    La_Tapicera_en_Casa_1

Mi viaje a Marrakech

Si recordáis hace tiempo gané un concurso para blogueros cuyo premio era una estancia de fin de semana en el Riad Abracadabra, hoy os traigo la crónica de ese bonito viaje que sin duda me gustaría repetir. Inés, propietaria del Riad, nos dio tantas recomendaciones para visitar que fue imposible hacerlo todo en dos días, así que ya tengo excusa para volver.

Vais a ver un montón de imágenes (creo que he puesto unas 50) con comentarios junto a ellas, me voy a tener que acostumbrar a quitarme la vergüenza de salir en fotos, pero me sería imposible documentar este post de otra manera.

Nada más llegar a Marrakech, a eso de las 11:00 de la noche y sin cenar, nos sucedió la primera anécdota (divertida ahora que lo pienso, aunque no tanto en el momento). Inés me comentó que podíamos disponer de un servicio de chófer que nos llevara al Riad, dada la hora de llegada, era lo más prudente. En el aeropuerto encontramos unas cuantas personas portando el cartel correspondiente a su Riad, dispuestos a transportar a sus clientes. Mi marido se aproximó a uno de ellos cuyo cartel tenía el nombre de nuestro Riad pero con dos letras cambiadas, a mí no me sonaba el logo, pero todo fue tan rápido que nos subimos con él a la furgoneta. Veinte minutos después llegamos a un destino que no era el nuestro, tuvimos que regresar al aeropuerto (a pesar del cabreo de chófer que quería dejarnos tirados en medio de la ciudad). Ya en el aeropuerto y tras pagarle diez euros al buen hombre, encontramos a nuestro conductor que seguía esperando pacientemente, el otro pobre, había perdido a sus clientes (imaginamos que cogieron un taxi).

El sábado y el domingo fueron días de turismo, de mucho andar. Nos pateamos el zoco y la Plaza Jemaa el Fna, esta plaza es como el centro neurálgico de todo, puedes sentarte en una terraza y sencillamente dejar pasar las horas viendo todo lo que allí se cuece, de día y también de noche; encantadores de serpientes, vendedores de todo lo que podáis imaginar, tatuadoras de Jena, saltimbanquis,… no en vano es Patrimonio Oral e inmaterial de la humanidad y no la plaza en sí, sino todo lo que ocurre en ella.

En las imágenes iréis viendo nuestros recorridos. Es imposible compartir todo en un post, pero os diré que merece la pena ir, para mí fue un choque fuerte de culturas, me gustó pasear por sus infinitos laberintos de calles, el zoco, el Riad Abracadabra (comodísimo y de trato excelente, por cierto, con el mejor desayuno que he tomado en un hotel).

Ojalá podamos volver algún día. Gracias Inés, Bruno y al resto del personal, ¡un diez!

Marrakech_50

Marrakech_1

Desayuno en la terraza del Riad, no perdáis detalle: fruta, zumo de naranja natural, panecillos, bollería, café, embutido,…  y todo servido en tu mesa.

Marrakech_2

Marrakech_3

Marrakech_4

Marrakech_5

Marrakech_26

Marrakech_6

Marrakech_43

Marrakech_44

Marrakech_23

Marrakech_27

Marrakech_24

Marrakech_25

A patear…

Marrakech_11

Marrakech_12

Marrakech_13

Me hubiera llevado todas las lámparas, son espectaculares, pero no cabían en la maleta :-)

Marrakech_14

Marrakech_15

El zoco…

Marrakech_16

Marrakech_17

Marrakech_18

Marrakech_19

Rincones bonitos…

Marrakech_20

Marrakech_21

Hora de comer…

Marrakech_22

Marrakech_7

Marrakech_8

Marrakech_9

Marrakech_10

Marrakech_28

Marrakech_30

Marrakech_32

Marrakech_33

Marrakech_34

Marrakech_35

Marrakech_36

Marrakech_37

Marrakech_38

Marrakech_39

Marrakech_40

Marrakech_41

En la plaza otra vez…

Marrakech_42

Y de nuevo en el zoco…

Marrakech_45

Ganas de estrenar mis bailarinas cuando llegue el buen tiempo, me encantan…

Marrakech_48

Marrakech_46

Marrakech_47

Mi último té a la menta…

Marrakech_49