Love the Design

Cierto que ayer os prometí otra cosa, pero me he encontrado esta firma y como me voy el fin de semana al pueblo, por mi cabeza sólo rondan pensamientos rurales, Love the Design me ha transportado exactamente allí donde me gustaría estar. Y no es que crea que estas piezas sólo encajan en un ambiente rural, pero lo cierto es que cuando veo madera, cuero, hierro,… sin saber por qué pienso en mi pueblo, quizás sea porque está en la montaña, no sería así si estuviera en la playa, la mente es caprichosa. A decir verdad, si tuviera que catalogar estas piezas en algún estilo, diría que es claramente industrial.

Leyendo la historia sobre esta tienda, que abrió sus puertas en Toronto allá por 2009, una frase ha llamado mi atención, ¿por qué el nombre “Love the Design”? pues porque su propietaria (que se llama como yo, Christine) sencillamente “ama el diseño”.

En esta ocasión me pilla un poco lejos, pero no me importaría perderme un rato entre tantos objetos bonitos.

Love the Design

Love the Design (más…)

Inspírate con esta casa de Toronto, Canadá

Sobre un lienzo blanco, la madera se encarga de dar abrigo a los grandes ambientes de esta acogedora casa de Toronto, Canadá.

Me llama la atención, y es algo que llevo viendo últimamente en decoraciones de distintas casas, una gran mezcla de sillas, todas ellas con nombre propio, a destacar la silla Panton que junto con la mesa Tulip forman un gran conjunto para el jardín, algo que también me ha sorprendido ya que nunca las había visto en estancias de exterior, siempre en comedores y cocinas, y sin embargo sus materiales hacen que sean perfectos para soportar las inclemencias del tiempo (sin olvidar que esta casa está en Canadá, donde su climatología es dura).

Otro elemento decorativo interesante es la chimenea, que se encuentra en mitad de un panel de madera y que si no fuera por los troncos que se acumulan de manera ordenada a un lado de la misma, pasaría completamente inadvertida.

Y por último, ¿qué me decís del baño? y más concretamente de la bañera, creo que es de las más bonitas que he visto nunca.

(más…)