IQOSA

El título del post de hoy debería ser “la magia de las redes sociales“, os explico… Ayer cené con un amigo del colegio al que no veía desde que terminamos 17 años. Fuimos de los pocos que empezamos con 2 años en el mismo colegio hasta terminar la etapa escolar, nuestra infancia y juventud la pasamos juntos. Hace ya bastantes años nos encontramos por Facebook, como con tantos otros amigos del colegio, universidad, mi año en USA y los distintos trabajos que he tenido a lo largo de mi vida.

Hablar a través de las redes sociales se hace tan fácil que toda vergüenza se disipa, al menos a mí me pasa, me siento cómoda tras la pantalla del ordenador porque aunque muchos se empeñen en decir que soy extrovertida, en realidad soy tímida sólo que hablo como un toro desbocado para que no se me note :-)

Confieso que la idea de quedar con alguien después de 27 años exactamente, me generaba un poco de nerviosismo. Por mucho que en su día David y yo éramos muy amigos, todos evolucionamos, así que la inquietud estaba ahí. La realidad es que se acabó disipando al minuto cero, fue como si le hubiera visto antes de ayer. Eso sí, frases como ¡parece mentira! ¡qué fuerte! ¡no has cambiado!,… se repetían cada diez minutos. Ya tengo ganas de repetir, intentar en una cena ponerte al día de lo que ha sucedido en tu vida durante casi treinta años es harto complicado.

Me hubiera encantado recordar el nombre del restaurante donde me llevó a cenar, ¡imposible ante esas circunstancias de máxima emoción!, he mirado incluso en Google Maps a ver si lo veía (el chip de la orientación no me lo pusieron al nacer), pero no ha habido manera, ya se lo preguntaré porque la decoración (además de la comida) merecía la pena.

A cambio os traigo otro proyecto de la empresa IQOSA que también he conocido gracias a las redes sociales. Comenzaron a seguirme hace unos días a través de Instagram y me encantaron sus trabajos. Los residenciales son verdaderamente bonitos, pero como hoy tenía en mente el restaurante de ayer, he preferido enseñaros el proyecto de este glamuroso Candy Bar.

Me encanta el punto de sofisticación que aporta el metal dorado con la frescura del mobiliario, los colores empleados, las tapicerías y esa maravillosa terraza llena de plantas donde bien podría ponerme al día, cervecita en mano, de esos 30 años que han pasado desde que vi a mi amigo…

iqosa_1

iqosa_2

iqosa_3

iqosa_4

iqosa_5

iqosa_6

iqosa_7

iqosa_8

iqosa_9

iqosa_10

iqosa_11

iqosa_12

iqosa_13

iqosa_14

iqosa_15

iqosa_16

iqosa_17

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Praia Verde Boutique Hotel

Mi marido tiene la extraña manía de cambiar de trabajo justo cuando se acercan las vacaciones de verano (esta es la segunda vez que lo hace). En realidad supone una gran noticia cuando se trata de un cambio a mejor ¿pero por qué en verano? En esta ocasión ha tenido la gran suerte de no perder sus vacaciones, no señores, tendrá más aún, la empresa cierra un mes completo. El caso es que este cierre no cuadra con nuestra escapada anual a Portugal, esa semana que anhelamos durante todo el año, nuestra verdadera semana de desconexión, sólo nosotros, nuestros amigos Pablo y Ana, la playa, el pescado y las ricas cervezas Sagres. Si no conseguimos que nos adelanten la casa alquilada unos días, me temo que nos quedaremos en tierra. Como la esperanza es lo último que se pierde, si finalmente lo conseguimos, aunque sólo podríamos estar cuatro días y ya que tengo que recorrerme más de 900 kilómetros, he pensado en salir un día antes, hacer noche cerca de nuestro destino y aprovechar así un día más.

En mi búsqueda de hoteles, me he encontrado con esta maravilla, que se encuentra justo poco después de cruzar la frontera de España con Portugal. Se llama Praia Verde Boutique Hotel y además de la cercanía que busco, del entorno, de su decoración, algo ha llamado mi atención, esa pared del cabecero llena de libros (aunque no sean de verdad, sino un papel pintado), ¿será una señal? mi marido ha cambiado de trabajo para entrar en una editorial, no hay nada que más le guste que los libros (bueno y esta servidora, espero).

¡¡Feliz fin de semana!!

Praia_Verde_1

Praia_Verde_2

Praia_Verde_3

Praia_Verde_4

Praia_Verde_5

Praia_Verde_11

Praia_Verde_12

Praia_Verde_13

Praia_Verde_14

Praia_Verde_21

Praia_Verde_22

Praia_Verde_23

Praia_Verde_6

Praia_Verde_28

Praia_Verde_7

Praia_Verde_8

Praia_Verde_24

Praia_Verde_9

Praia_Verde_10

Praia_Verde_15

Praia_Verde_27

Praia_Verde_16

Praia_Verde_17

Praia_Verde_29

Praia_Verde_25

Praia_Verde_26

Praia_Verde_18

Praia_Verde_19

Praia_Verde_20

Praia_Verde_30

Imágnes: Praia Verde Boutique HotelDesign Hotels, Booking, Trip Advisor, Google Maps