Nuestra escapada de fin de semana

A falta de grandes viajes, de vez en cuando es bueno hacerse una escapada de fin de semana. Hemos encontrado la excusa perfecta para ello: las carreras. Mi marido es un crack en esto del trail (correr por montaña) y a mí me ha arrastrado también, obviamente no hacemos las mismas distancias pero compartir aficiones con tu pareja es un lujo.

Esta vez nos fuimos a Cantabria, mi marido participaba en Los 10.000 del Soplao o lo que es lo mismo “el infierno cántabro“, como lo llaman. Me tocó ir de acompañante porque la distancia más corta que había era la carrera que hizo él, 48 km, ahí es nada (igual al ritmo que voy dentro de cinco años soy capaz de correr con él, de momento me conformo con mucho menos). Si os interesa el deporte pinchad en el enlace porque no sólo hay carreras a pie, también de bicis (más de 100 km), andarines (50 km), rutas adaptadas, ultramaratón, etc. o mejor aún, podéis ver el vídeo de la carrera hecho y narrado por mi marido (pinchad aquí para verlo y si os interesa el mundillo del trail podéis suscribiros a su canal). La verdad es que merece la pena ir aunque sólo sea por ver el ambientazo que hay y ya que estás en Cabezón de la Sal (desde donde sale la carrera), aprovechar para hacer turismo por los maravillosos pueblos de la zona.

Nosotros nos alojamos a 30 minutos de Cabezón de la Sal, en La Casona de Hermosa pueblo que da nombre a este pequeño hotel. La casona está regentada por unos amigos nuestros Rodrigo y Noelia, que hicieron de perfectos anfitriones. Se encuentra junto al pueblo de Liérganes que ha sido catalogado recientemente como uno de los pueblos más bonitos de España y al sur de la bahía de Santander.

La edificación del Siglo XVIII fue residencia de un indiano y su familia a su regreso de Cuba. Es una casona típicamente montañesa, totalmente restaurada y con todas las comodidades que puedas imaginar. El lugar está lleno de antigüedades, colecciones singulares (como una vitrina llena de moldes antiguos de bizcochos), obras de arte que decoran tanto el jardín como los interiores (esculturas y cuadros firmados por Pedro y Ramón Calderón).

En la planta baja tras pasar el recibidor que preside un piano y una chimenea de doble cara, encontramos el comedor con vistas al jardín. Una coqueta zona donde degustar los increíbles desayunos (Rodrigo y Noelia sólo utilizan productos cántabros, no sabréis qué elegir, quesos típicos de la zona, sobaos, distintos panes de elaboración artesanal, etc. un placer para los sentidos, y el estómago claro :-)) En los pisos superiores, 9 habitaciones amplias y decoradas con mimo desde donde se disfrutan las verdes vistas del campo cántabro.

Nosotros nos alojamos en la suite (la habitación rosa). Yo que soy delicada de espalda y cuello, no tengo palabras para describir lo confortables que son las camas, las almohadas de lo mejor que he probado, a pesar de haberme levantado el sábado a las cinco y media de la madrugada para ir a la carrera, descansé como un bebé. El resto de la habitación era para llevársela tal cuál a casa, el tocador y el armario antiguo, las puertas, el papel de flores,… totalmente acogedor.

Las primeras fotos las hice yo, esta vez no han quedado tan mal a pesar de hacerlas con el móvil. Las últimas también son personales, salimos mi marido y yo en la playa de Somo donde comimos el domingo y otras dos imágenes en el pueblo de Liérganes, una de ellas con “El hombre pez” (aquí podéis conocer la curiosa historia de este hombre).

En resumen, esta vez hablo con conocimiento de causa, os recomiendo La Casona de Hermosa por varios motivos, el primero sus propietarios (no encontraréis otros anfitriones que os mimen más), lo segundo por la casona en sí (comodidad, antigüedades, colecciones,… ah! y por supuesto los desayunos) y por último porque está en un lugar privilegiado (Santander, Comillas, Santillana del Mar, Liérganes, Santoña, San Vicente de la Barquera, el parque natural de Cabárceno,… todo a tiro de piedra).

Nosotros ya hemos decidido volver unos días este verano :-)

Playa de Somo

En Liéganes con el hombre Pez

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

La primavera con Fermob…

¿Qué tal si ponemos un punto de luz a este día tan gris? Nieve, lluvia, frío,… menos mal que vamos camino de la primavera. Pongámonos en situación.

No es la primera vez que hablo de Fermob, ya en julio de 2009 publiqué un post sobre esta firma (podéis verlo aquí). Estoy suscrita a sus newsletters desde entonces, porque cada vez que abro el mail y encuentro una nueva notificación, mi pantalla se llena de color. Es como un chute de vitaminas :-)

Muchas de sus colecciones se han mantenido a lo largo de los años, otras se han sumado, pero todas van de la mano bajo la misma esencia. Esta firma francesa son fabricantes de mobiliario en hierro, como veis la característica que les define es el colorido de sus piezas. En la última imagen encontraréis la amplia carta de colores para fabricar sus muebles. Si me permitís el consejo, es mucho más original si mezcláis piezas de distintos tonos, los conjuntos quedan más dinámicos y divertidos (porque para el exterior, vale todo). Si optáis por usarlos en el interior y no queréis arriesgar demasiado, también se pueden combinar con tonalidades más discretas: los grises, los topos, el verde cactus (así lo llaman ellos),… vaya que no hay que renunciar a usar más de un color.

Este tipo de mueble está especialmente indicado para aguantar las inclemencias del tiempo, tanto un sol justiciero (ese que yo espero con ansia), como la lluvia, la nieve, etc. Y no sólo la estructura, también los textiles que les acompañan ya que están fabricados en materiales como PVC y Poliéster que repelen el agua y la humedad.

Y hablando de textiles, ahí sí he notado un gran aumento en cuanto a la variedad de diseños, al igual que otras piezas complementarias como bandejas, mantas, foutas y toallas, alfombras para el exterior, etc.

Por desgracia en este caso no encontraréis tienda online, pero sí un montón de distribuidores y lugares donde adquirir los productos de Fermob. Hace unos años aquí en Madrid, se podían comprar en Casa&Campo, ahora los encontraréis en Batavia. Si os interesa buscad en este mapa vuestra tienda de referencia.

Ánimo que ya queda menos para que llegue el buen tiempo.

¡¡Feliz fin de semana!!

fermob_1

fermob_2

fermob_3

fermob_4

fermob_5

fermob_6

fermob_7

fermob_8

fermob_9

fermob_10

fermob_11

fermob_12

fermob_13

fermob_14

fermob_15

fermob_16

fermob_17

fermob_18

fermob_19

fermob_20

fermob_21

fermob_22

fermob_23

fermob_24

fermob_25

fermob_26

fermob_27

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.