Marta de la Rica

Hoy me siento algo orgullosa de mi misma. A veces estamos tan enfrascados en lo que hacemos que ni siquiera nos percatamos de nuestros pequeños avances. Según iba copiando las fotos de los proyectos de Marta de la Rica, me iba diciendo a mí misma las piezas que era capaz de reconocer, como las conocidas cerámicas de Fornasetti de las dos primeras imágenes, las lámparas de Tom Dixon de la cocina del proyecto de Sotogrande, y en la mima imagen, las conocidísimas sillas Plastic de los Eames, editadas por Vitra. Y si me apuráis, aunque no puedo asegurarlo, pero diría que la vitrina que aparece bajo estas líneas, es de Becara, o al menos tienen una muy similar.

Tras todo este orgullo repentino, me he puesto a leer la web de Marta de la Rica, interiorista responsable de estos magníficos espacios. En seguida he vuelto a mi humilde realidad, tan solo con ver su edad, y es que las comparaciones son odiosas. Por su espléndido trabajo diríamos que es alguien con cierto bagaje, que sus ambientes denotan una larga experiencia, pero mi sorpresa al descubrir que Marta de la Rica, Licenciada en Arquitectura de Interiores, sólo tiene 25 años y es propietaria de su propio estudio. Ni que decir tiene que me rindo a sus pies y aunque me avergüence reconocerlo, siento cierta envidia sana.

Marta de la Rica es el último de los nombres que me dio la semana pasada Gonzalo, de Anmoder, como parte de los interioristas que se encuentran entre sus favoritos. El por qué salta a la vita.

Proyecto El Viso

Marta de la Rica

Marta de la Rica

(más…)

Un proyecto de Becara: Hotel Palacio Iriarte Jauregia

Lo primero quisiera agradecer al departamento de comunicación de Becara, que me haya hecho llegar uno de sus últimos proyectos decorativos, el Hotel Palacio Iriarte Jauregia, un antiguo palacio del siglo XVII en pleno corazón de Guipúzcoa.

Su trabajo decorativo se ha basado en la combinación del clasicismo propio de la época en que fue erigido el palacio, junto a un mobiliario único y actual. Materiales modernos como el hierro y el cristal se fusionan a la perfección con un mobiliario de corte más clásico, piezas antiguas y originales pertenecientes a los propietarios.

Se ha logrado crear una atmósfera llena de sensaciones, acogedora y única, en la que se han mimado al detalle todos los elementos.

Por lo que he podido ver, cada habitación es única y diferente a las demás, igualmente los baños, pero todas ellas tienen un denominador común, el inconfundible sello Becara.

Este hotel de cuatro estrellas se encuentra a tan solo 25 minutos del centro de San Sebastián en la localidad de Bidania (Bidegoian). Por precios muy razonables se puede disfrutar de este oasis en plena naturaleza.

Flamant

El Concepto Flamant es una mezcla del ayer y el hoy, su filosofía es adaptar los muebles del pasado a las necesidades del presente. En definitiva, estilos tradicionales reinventados. Los hermanos Flamant y su equipo diseñan sus propias colecciones ofreciendo una visión de la decoración resolutiva a la par que elegante, original y dando importancia al confort.

A pesar de ser una firma Belga, podemos encontrar en España sus tiendas en Estepona, Palma de Mallorca y Salamanca.

Los ambientes diseñados por Flamant me recuerdan a los de Becara y Guadarte, dos de mis firmas favoritas.