La casa de la decoradora Estrella Salietti

Barcelona es una ciudad que siempre ha llamado mi atención, sobre todo por su arquitectura modernista. Si os dieran a elegir entre obra nueva en Barcelona o una casa de mediados del siglo pasado con todo el carácter que eso conlleva ¿con cuál os quedaríais? Yo lo tengo bastante claro, aunque si se trata de buscar casa en la ciudad condal no será por inmobiliarias en Barcelona, hay para todos los gustos.

Esto mismo le pasó a la conocida, aunque algo excéntrica, decoradora Estrella Salietti, se dejó seducir por unas vidrieras modernistas. Tras vivir primero en un ático de 600 metros cuadrados en la calle Balmes, pasó a una torre estilo british en Angel Guimerà, de ahí a un garaje estilo neoyorquino y por fin a este piso situado en un edificio de los años 30, de ochenta metros cuadrados más cien de terraza al que ha llamado “La Barraquita”.

Para su rehabilitación se tiraron todos los tabiques abriendo estancias y comunicándolas entre sí. Todas las carpinterías se pintaron de blanco para aportar más luz, ya que en su estado original eran oscuras. Tanto la pintura de la vivienda como sus suelos de parquet en zig-zag y baldosa hidráulica marcan su personalidad. Pero lo más impactante son las frases impresas en vinilo que recorren las paredes de la casa, pertenecen a escritores, periodistas o amigos de Estrella Saletti.

A la tranquila paleta tranquila que predomina en el ambiente, tonos azules, blancos y grises, la decoradora introdujo muebles excéntricos y divertidos, algunos hechos por ella misma, poniendo así el punto de contraste. El conjunto es una vivienda ecléctica, llena de mezclas, donde los terciopelos, los plásticos y las antigüedades son capaces de convivir a la perfección. Su finalidad era conseguir una casa a lo “Agatha Christie” personal y muy suya.

Ya desde la entrada (primera imagen) se intuye lo que vendrá después, el colorido, el suelo en zig-zag o las famosas frases en vinilo que inundan las paredes.

Seguimos por el salón con ese precioso sofá amarillo de formas redondeadas en terciopelo de Gastón y Daniela,

La tercera imagen corresponde a la biblioteca, en ella volvemos a encontrar mezclas de estilos y texturas, un banco del siglo XIX, junto a la banqueta redonda y la alfombra (ambas de Basarabian). La lámpara pertenece a Azul Tierra.

Seguimos por el office donde se han combinado unas sillas Panton junto a una mesa inglesa bajo la luminaria de FM Lighting. Detrás se aprecian las distintas cristalerías llenas de colorido.

El comedor es sin duda para mí uno de los espacios más bonitos, enmarcado por la gran cristalera modernista, se ha jugado a poner tres pequeñas mesas separadas diseñadas por la decoradora que dan más juego en caso de necesidad que una mesa tradicional alargada, por un lado un sofá corrido con tela de James Malone y por el otro, más sillas Panton, las alfombras son de Basarabian y los jarrones de Objeto de Deseo.

Respecto a la cocina, que está a continuación, tengo mis dudas sobre las celosías de la isla y el techo, la verdad es que no me van demasiado, el suelo es un hidráulico de Tiles & Wood.

La terraza sí me parece un gran escape para estar en el centro de la ciudad, fue realizada con ayuda de Jardinería la Font. En cuanto al mobiliario exterior tanto los bancos como la mesa pertenecen a Azul Tierra, las sillas verdes son de los Bouroullec para Vitra y el famoso Perrito Puppy de Eero Aarnio para Magis.

Por fin en el dormitorio se respira algo más de tranquilidad, las paredes están enteladas con terciopelo de Gastón y Daniela, la banqueta tapizada con tela de Designers Guild y las mesillas son De Padova. Y por último el baño, donde encontramos de nuevo otra banqueta antigua rodeada de más color.

Esta casa enamora o la aborreces, pero no deja indiferente ¿no os parece?

¡Feliz fin de semana!

Fuente: Revista AD

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

 

Anuncios

Un lienzo en blanco…

Cuando busco una casa para mostraros previamente tiene que haber algo en ella que llame mi atención, no tiene por qué atraerme la vivienda al completo (eso es casi imposible), la mayoría de las veces son pequeñas cosas las que marcan la diferencia y en este caso ha sido un árbol (qué simple soy :-)). Ese que asoma por encima de la propiedad, que está situado en pleno patio, un espacio que parece estar desprovisto de mueble alguno pero no importa, tengo imaginación suficiente como para imaginarlo cual oasis o como centro neurálgico de la casa.

El encanto de esta vivienda, proyecto de cm studio, se percibe ya desde fuera, dentro es de lo más mínimal que ha pasado por el blog. El blanco lo invade todo y sólo toques en madera le otorgan calidez. Desde el techo de la entrada, a las preciosas y sencillas escaleras, el suelo, la cama, las tablas de cortar de la cocina, el taburete del baño y poco más. También encontramos pinceladas en pequeños objetos siguiendo la misma gama cromática, como un cojín de cuero en el salón o una obra de arte color mostaza en el comedor. A esto lo llamo yo un lienzo en blanco, una casa a la que podrías cambiar la decoración con sólo meterle algunos textiles en color y parecería otra completamente distinta.

Todo el mobiliario de la vivienda pertenece a la firma australiana Living Edge, un lugar destinado a arquitectos, interioristas y amantes del diseño, donde se puede encontrar piezas icónicas y atemporales de las marcas más prestigiosas del mundo (como Vitra, Artifort, BD Barcelona, E15, Established & Sons, Muuto,… entre otras muchas).

Como os he dicho el patio es lo que me ha llamado la atención, pero ¿qué me decís de la cocina y el baño? ¿hay material más elegante que el mármol? sinceramente, no lo sé… El baño me recuerda a las fotos que subí el martes a Instagram de mi vista a Porcelanosa, la ducha era muy similar (si tenéis curiosidad podéis verlas aquí).

¡Feliz fin de semana!

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

El mundo es un pañuelo…

Como aquel fin de semana de abril hace ya tres años, hoy tampoco tengo mucho tiempo, de ahí que recupere este post. Ayer volví de viaje de fin de semana, fui a Córdoba con dos amigas del cole. Un viaje que solíamos hacer todos los años pero que interrumpimos hace tres debido a la maternidad de una de ellas. Por fin lo hemos retomado.

Esta reseña no la he elegido por casualidad. Sigo el trabajo de Iciar Basagoiti desde hace tiempo y me consta que ella también me sigue, al menos en Instagram. Su apellido resonaba en mi cabeza más allá de su faceta como interiorista y justo ayer, comiendo en un bonito patio cordobés, caí. Les pregunté a mis amigas si no era la misma Icíar con la que veraneaban hace años en Puerto Pollensa (Mallorca) y sí, era la misma. Lo cierto es que con el tiempo han perdido el contacto, pero les hizo una ilusión enorme saber de ella (aunque sólo fuera a través de mi Instagram).

Es curioso qué pequeño es el mundo, es fácil encontrar conexiones entre las personas. Como no tengo claro si Iciar leerá este post, ya me encargaré de hacérselo llegar a través de redes sociales y darle recuerdos de parte de mis amigas. Os dejo con la reseña que escribí entonces y las imágenes de uno de sus proyectos (pinchad en la fotos para verlas en grande). Nos vemos el miércoles…

Post original 7 de abril de 2014. Iciar Basagoiti: ¡Qué gran fin de semana he pasado! Ya os puedo contar que nos fuimos a Alicante, destino que busqué con el propósito de navegar ya que tengo un íntimo amigo en la escuela de vela. Hacía muchos años que no cogía un barco, tantos que mis amigas se echaron unas risas a mi costa, pero conseguí llevar el timón durante más de dos horas seguidas y llevarlas a buen puerto, (nunca mejor dicho).

Hoy que no tengo mucho tiempo, aprovecho para traeros un proyecto de Iciar Basagoiti que me viene al pelo ¿por qué? pues porque esta maravilla de casa se encuentra en pantano de Entrepeñas (Guadalajara) donde aprendí a navegar en campamentos de verano (qué buenos recuerdos). En realidad mi padre ya intentó enseñarme cuando era pequeña, pero entonces me daba miedo.

Esta vivienda prefabricada, publicada este mes en la Revista Nuevo Estilo, fue construida en tan solo cuatro semanas y está repleta de piezas de mis firmas favoritas: L.A. Studio, Anmoder, The Rug Company, El Ocho, Vitra, Nobilis,… y un largo etcétera. Que la disfrutéis.


Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Icíar Basagoiti

¡Qué gran fin de semana he pasado! Ya os puedo contar que nos fuimos a Alicante, destino que busqué con el propósito de navegar ya que tengo un íntimo amigo en la escuela de vela. Hacía muchos años que no cogía un barco, tantos que mis amigas se echaron unas risas a mi costa, pero conseguí llevar el timón durante más de dos horas seguidas y llevarlas a buen puerto, nunca mejor dicho).

Hoy que no tengo mucho tiempo, aprovecho para traeros un proyecto de Icíar Basagoiti que me viene al pelo ¿por qué? pues porque esta maravilla de casa se encuentra en pantano de Entrepeñas (Guadalajara) donde aprendí a navegar en campamentos de verano (qué buenos recuerdos). En realidad mi padre ya intentó enseñarme cuando era pequeña, pero entonces me daba miedo.

Esta vivienda prefabricada, publicada este mes en la Revista Nuevo Estilo, fue construida en tan solo cuatro semanas y está repleta de piezas de mis firmas favoritas: L.A. Studio, Anmoder, The Rug Company, El Ocho, Vitra, Nobilis,… y un largo etcétera. Que la disfrutéis.

 

Noticias semanales

Nunca sé cuándo parar los viernes, empiezo a meter notas de prensa en el blog y me tengo que obligar a mi misma a parar porque podría tirarme horas. Sólo lo siento por las muchas que se quedan sin publicar, pero se trata de informar no de ser cansina.

Y con este gran discurso os dejo hasta el lunes, un día que podría llegar a ser muy importante para mí, espero poder desvelaros algo más próximamente, significaría que todo ha salido como espero.

Mientras tanto… ¡buen fin de semana!

IKEA Livet Hemma

IKEA Livet Hemma

IKEA Livet Hemma (más…)

Para los amantes del diseño, POEIRA

Lo primero de todo, daros las gracias por vuestras felicitaciones, entre el móvil, las redes sociales y el blog ha sido una lluvia constante que aún hoy, no ha cesado. Os lo agradezco de verdad, eso sí recordad que el año que viene seguro que necesitaré más apoyo, pasar a los cuarenta serán palabras mayores.

Hoy os traigo una tienda donde hacer una pausa y cómo no, darse algún capricho, POEIRA. Es fruto de las vivencias en el centro de Europa de la interiorista Mónica Pereira Caldas de Penaguião, donde trabajó como fotógrafa de moda. Esto y sus ganas por tener un negocio propio, hicieron que se decidiera a llevar una representación de las firmas más prestigiosas a su país, Portugal, y posteriormente a Rio de Janeiro. Entre otras: Ralph Lauren, Missoni, Designers Guild, Elitis, Kvadrat, Osborne & Little, Manuel Canovas, De La Cuona, Etro, Flos, Artemide, Metalarte, Established and Sons, Tom Dixon, Foscarini, Cappellini, Vitra, Knoll, Fiam, Fornasetti…en fin que no sigo, con estas referencias ya os podéis imaginar lo que se puede encontrar en estos dos espacios, ¡diseño de alto nivel!

Pero yo como soy así y me gusta rebuscar algo más, he querido ver también los diseños propios de Poeira (podéis ver una representación de los mismos en las imágenes del final). Mi favorito sin duda son las figuras que representan muñecos en diversas posturas, tienen un punto divertido, tierno y elegante a la vez (supongo que depende del contexto en el que se sitúen), sin dejar tampoco de lado los maravillosos azulejos con un toque antiguo y a la vez llenos de colorido.

Podría pasar horas en una tienda como esta, ¿vosotros no?…

POEIRA Portugal

POEIRA, diseño de interiores

POEIRA, diseño de interiores (más…)

Buscando inspiración en casas reales

No sé si estaréis de acuerdo conmigo en que de vez en cuando, y para variar, está muy bien ver casas de personas normales y corrientes y descubrir que hay mucho talento en la calle. Cuando veo revistas o espacios diseñados por conocidos interioristas, me quedo realmente asombrada, fascinada incluso, saben cómo manejar la luz, los colores y los elementos decorativos de la mejor manera para obtener un resultado espectacular. Pero hoy mi pequeño homenaje se dirige a aquellos que sin tener estudios al respecto, sencillamente tienen un gusto exquisito. Y este es el caso de las dos viviendas que os traigo hoy, ambas están en California

En la primera destacar las referencias del  mobiliario de diseño, visibles en muchas de las habitaciones así como en el exterior. En la cocina, sobre la inmensa mesa de nogal (única pieza de madera maciza en toda la casa como protagonista absoluta), penden tres lámparas de Tom Dixon, y acompañando a la mesa, las sillas Plastic de los Eames. El dormitorio infantil lo firma Marimekko, mientras en el salón, un sofá de Antonio Citteiro para Flexform, se rodea de dos preciosas sillas de Vitra que le ponen el toque de color.  Ya en el exterior, encontramos la zona de tertulia diseño de Patricia Urquiola para Kenttal y un comedor de la firma Magis. Un hogar donde cada elemento, es puro diseño.

Sobre la segunda casa, decir que cualquiera que la vea no creería que se trata de una construcción de 1912 a la que le han dado una segunda oportunidad, gracias a sus vistas sobre las colinas de Hollywood. Y en el caso de esta vivienda, a diferencia de la anterior, el diseño procede de la calidad de cada elemento, de los recuerdos que cada una de las piezas sugiere a sus propietarios, y no de su nombre. La pretensión era crear un conjunto lleno de atractivas mezclas, desde lo vintage hasta lo contemporáneo. Os diré que lo que más me ha gustado a mí es la utilización del color, blanco en puertas, ventanas y algunas de sus estancias, siempre combinado con el elegante gris en paredes y otros puntos estratégicos y una justa dosis de madera que le aporta calidez. Aún a riesgo de repetirme, la mezcla es perfecta.

¿Por cuál os decantáis?

Dwell

Inspiración

Inspiración

(más…)