Soluciones para arquitectos y constructores

En este post vamos a ofrecer cinco valiosos consejos para autónomos y pymes de los sectores de la arquitectura y la construcción, unas recomendaciones que abarcan ámbitos tan cruciales como los recursos de almacenamiento, las soluciones tecnológicas que pueden ayudar a su negocio a crecer, el marketing online y sus potencialidades o la atención a nuevos nichos de negocio. ¡Aquí va el listado al completo!:

1.- Disponer de unas óptimas capacidades de almacenamiento

Alquilar almacenes para poder guardar materiales, herramientas u otro tipo de utillaje es esencial para los profesionales del sector de la construcción, resultando fundamental que la solución de almacenamiento que se escoja proporcione tres aspectos básicos como son una capacidad a medida de las necesidades que se tienen, facilidad de acceso y flexibilidad, tanto horaria como de las condiciones de contratación del servicio.

Eso es lo que ofrecen empresas de referencia en el mercado para el alquiler de almacenes como Trastering en su web: https://trastering.es/. Este tipo de almacenes aportan a autónomos y pymes máxima seguridad, un alquiler flexible y accesibilidad directa con vehículo, ya que todos sus boxes están en planta baja. Por todo ello, supone una solución perfecta para los profesionales del sector de la construcción, facilitándoles que puedan guarecer sus herramientas de trabajo o stocks y acceder a ellos cada vez que lo requieran.

2.- Extraer todas las potencialidades de los recursos tecnológicos

A día de hoy existen softwares avanzados que permiten dotar a los proyectos de arquitectura y construcción de herramientas tan interesantes como las infografías tridimensionales, que ofrecen la oportunidad de recrear en imágenes cómo quedaría un edificio una vez terminado, con una precisión tal que al ojo humano se le antoja estar percibiendo una fotografía real. Mientras que sistemas como el modelado en 3D y el BIM posibilitan integrar todos los datos de un proyecto en una única plataforma e ir modelando las construcciones a tiempo real, pudiéndose apreciar de manera inmediata el resultado que tendría en el edificio cualquier variación que se haga en materiales, acabados, calidades, etc.

3.-Hacer un buen uso del marketing online y las redes sociales

En una economía digitalizada como la nuestra a cualquier negocio de arquitectura o construcción ya no le basta con tener una web para ofrecer a los clientes referencias sobre los trabajos realizados, ya que hay que aprovechar todas las oportunidades que ofrece internet para buscar y hacer diana en los targets de sus nichos de negocio. Para ello, existe un amplísimo arsenal de recursos: la optimización SEO, las campañas SEM, la explotación de perfiles corporativos en las redes sociales e incluso los propios anuncios ADS en las mismas.

4.- Estar al tanto de las novedades del sector

Blogs especializados, foros online temáticos sobre el sector e incluso redes sociales de orientación profesional como Linkedin ofrecen la posibilidad de informarse sobre novedades, compartir experiencias o vislumbrar nuevas oportunidades de negocio que puedan estar emergiendo en el ámbito de la construcción.

5.- Prepararse para el futuro

Viene una época en la que se van a demandar viviendas que proporcionen una serie de prestaciones que se han revelado como básicas durante la pandemia: espacios amplios, contacto con el aire libre, zonas verdes, etc., lo que ofrece una pista bastante valiosa a los profesionales de la arquitectura y la construcción, que también se van a devolver en un mercado en el que van a tener un efecto muy positivo las ayudas del fondo europeo de recuperación para la adaptación de edificios para hacerlos más eficientes, ecológicos y sostenibles.

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

IQOSA

El título del post de hoy debería ser «la magia de las redes sociales«, os explico… Ayer cené con un amigo del colegio al que no veía desde que terminamos 17 años. Fuimos de los pocos que empezamos con 2 años en el mismo colegio hasta terminar la etapa escolar, nuestra infancia y juventud la pasamos juntos. Hace ya bastantes años nos encontramos por Facebook, como con tantos otros amigos del colegio, universidad, mi año en USA y los distintos trabajos que he tenido a lo largo de mi vida.

Hablar a través de las redes sociales se hace tan fácil que toda vergüenza se disipa, al menos a mí me pasa, me siento cómoda tras la pantalla del ordenador porque aunque muchos se empeñen en decir que soy extrovertida, en realidad soy tímida sólo que hablo como un toro desbocado para que no se me note :-)

Confieso que la idea de quedar con alguien después de 27 años exactamente, me generaba un poco de nerviosismo. Por mucho que en su día David y yo éramos muy amigos, todos evolucionamos, así que la inquietud estaba ahí. La realidad es que se acabó disipando al minuto cero, fue como si le hubiera visto antes de ayer. Eso sí, frases como ¡parece mentira! ¡qué fuerte! ¡no has cambiado!,… se repetían cada diez minutos. Ya tengo ganas de repetir, intentar en una cena ponerte al día de lo que ha sucedido en tu vida durante casi treinta años es harto complicado.

Me hubiera encantado recordar el nombre del restaurante donde me llevó a cenar, ¡imposible ante esas circunstancias de máxima emoción!, he mirado incluso en Google Maps a ver si lo veía (el chip de la orientación no me lo pusieron al nacer), pero no ha habido manera, ya se lo preguntaré porque la decoración (además de la comida) merecía la pena.

A cambio os traigo otro proyecto de la empresa IQOSA que también he conocido gracias a las redes sociales. Comenzaron a seguirme hace unos días a través de Instagram y me encantaron sus trabajos. Los residenciales son verdaderamente bonitos, pero como hoy tenía en mente el restaurante de ayer, he preferido enseñaros el proyecto de este glamuroso Candy Bar.

Me encanta el punto de sofisticación que aporta el metal dorado con la frescura del mobiliario, los colores empleados, las tapicerías y esa maravillosa terraza llena de plantas donde bien podría ponerme al día, cervecita en mano, de esos 30 años que han pasado desde que vi a mi amigo…

iqosa_1

iqosa_2

iqosa_3

iqosa_4

iqosa_5

iqosa_6

iqosa_7

iqosa_8

iqosa_9

iqosa_10

iqosa_11

iqosa_12

iqosa_13

iqosa_14

iqosa_15

iqosa_16

iqosa_17

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.