Pon un vinilo en tu vida…

Tras el boom de la pintura a la tiza, que lo he sufrido en mis carnes y no descarto hacer más cosas, ahora llegan los vinilos. Y no me refiero a esas pegatinas de antaño con las que se decoraba algún rincón de la casa, no, me refiero a papeles especiales que podemos pegar sobre casi cualquier superficie (paredes lisas, con gotelé, azulejos, sobre muebles, en suelos,…) cambiando radicalmente el aspecto de cualquier estancia sin someterla a ninguna obra ni generar residuos. ¿Os acordáis de cómo se forraban los libros con «aironfix», el forro de pegatina, con el que luchábamos para que no se formaran las temidas burbujitas? Pues esto es algo similar, pero mucho más perfeccionado y con la ventaja de que puedes corregir el pegado si te sale mal para evitar dichas burbujas.

Es un lujo pensar que fácilmente podemos cambiar en una cocina los frentes de los armarios por ejemplo (los vinilos de Lokoloko son tan fuertes que se utilizan incluso en automoción, así que no penséis que no os durarían en la cocina), o el aspecto de las paredes haciendo parecer que tenemos un preciso mármol veteado en lugar de un azulejo del año de «Maricastaña». Decir adiós a un esperpéntico suelo pegando sencillamente encima losetas o rollos de vinilos, que después se podrán fregar incluso con lejía, sin siquiera perder el color. O incluso si no te apetece trabajar, extender directamente una alfombra vinílica de Fancyhaus, cuyo mantenimiento es el mimo y con propiedades antibacterianas, impermeables y antideslizantes. Estas alfombras, que sólo tienen dos milímetros de grosor, no interrumpen la apertura de las puertas pero a su vez, en suelos muy fríos aíslan y pueden usarse con calefacciones de suelo radiante.

Si seguís estas firmas por Instagram o Facebook, veréis los increíbles cambios que hace la gente. Ya sabemos que a veces sencillamente cambiando una pared, el aspecto global de una estancia puede dar un giro de 180 grados, pero cuando ves que a un pequeño aseo de cortesía, por ejemplo, le han metido un vinilo con un diseño interesante en la pared, también han puesto otro en consonancia en el suelo, un simple cambio de espejo, o veces la grifería, o los complementos, una plantita, y et voilà, baño nuevo por dos duros, muchas veces me planteo ¿a qué estoy esperando?

Os he querido dejar, además de estas 4 firmas que me encantan, un esquema hecho por Vinilaroom donde explica claramente cómo colocar los vinilos en la pared. De todas formas, en la web de Motif, también tenéis vídeos tutoriales tanto para poner vinilos en paredes como en muebles, que en algún caso es algo más complicado cuando toman formas curvas, por ejemplo. Ah! En todos ellos encontraréis también otros artículos como pósters, stickers y en Fancyhause, una colección de muebles que me ha sorprendido gratamente (en concreto esta mesa, ¡es una locura!).

Motif

Una recomendación si elegís un papel vinílico para gotelé. Para que se disimule bien la gota, mejor elegir uno con estampado y no liso, los pequeños «bultitos» se perderán en el dibujo, en caso contrario, será más difícil disimularlos.

Lokoloko

Increíble esta cocina, los armarios están forrados con vinilo azul y tanto la encimera como el frente, es vinilo que imita al mármol ¿Cómo te quedas?

Vinilaroom

Este suelo es uno de mis suelos favoritos, se llama Palacio Bahía Marruecos y lo hay en muchos colores.

Fancyhaus

Igual no os lo creéis pero esto es una alfombra que ocupa toda la cocina. No se mueve, se puede fregar, es antibacteriana,… en fin que queda perfecta y sólo hay que comprar y colocar.

Si no te atreves con una pared completa, siempre puedes sustituir tu antigua cenefa de frutas feas ;-) por una más moderna y bonita.

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Pon un vinilo en tu vida…

Hoy quería compartir con vosotros una manera divertida de crear espacios impactantes y originales sin dejarnos el bolsillo en el intento. Los vinilos decorativos son un recurso muy efectivo y no sólo para decorar, ya que dependiendo del diseño o del emplazamiento elegido, pueden ser incluso útiles. Os pongo ejemplos:

Ya sabéis que soy una fanática de apuntarlo todo, me hago mayor y mi cabeza no me da para tantas cosas, así que los de pizarra para la cocina o los que simulan calendarios, son perfectos para cabecitas inquitas como la mía :-)

La idea de los vinilos personalizados me gusta para mi marido, le escribiría la receta de los crepes. Muchos domingos mis hijas los piden para desayunar y él tiene que recurrir al portátil porque se olvida de los ingredientes o las cantidades. Así en la pared de la cocina, estaría siempre a la vista.

Los medidores infantiles también tienen su aquel, podemos olvidarnos de pintar la pared. No penséis que es algo que ya nadie hace, este verano me sorprendió descubrir que mi suegra tiene la medida de todos los nietos marcada con lápiz en la pared de su garaje, la evolución por años. Bueno no sólo la de los nietos, ahí encontré la mía también de hace unos años y ¡he encogido un centímetro!, qué cosas…

Fuera de que puedan ser útiles o no, lo cierto es que tienen su encanto. Particularmente los que más me gustan son los infantiles, creo que ayudan a desarrollar la imaginación de los más peques (si además se personalizan ellos se verán partícipes de la historia). Me ha hecho gracia descubrir los diseños de cactus de tenvinilo.com, está caro que las plantas son tendencia en decoración, así que si se te dan mal ya no hay excusa (a no ser que te dé por regar el vinilo, je, je). Hablando de tendencias, los motivos geométricos también lo son, mirad que idea más genial pegar vinilos hexagonales sobre la madera para crear composiciones sin tener que estropear el suelo existente, ¿chulo, no?, y si te cansas en el futuro basta con retirarlo sin más.

Otra sorpresa que he encontrado en tenvinilo.com, son los que están fabricados exprofeso para muebles de Ikea. ¿Quién no tiene una Expedit o una mesa Lack, entre otros?, nada más fácil para cambiar la imagen de estas piezas tan populares y tener algo diferente ¿no creéis?

Por cierto, se me ocurre que cualquier diseño podría ser un buen regalo para navidad, más si te lo curras y lo personalizas para la persona en cuestión. Ahí lo dejo…

tenvinilo_1

tenvinilo_2

tenvinilo_3

tenvinilo_4

tenvinilo_5

tenvinilo_6

tenvinilo_7

tenvinilo_8

tenvinilo_9

tenvinilo_10

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.