Ático en Chamberí

Sigo desde hace años el trabajo de las hermanas Melian Randolph, ya lo sabéis porque he publicado muchos de sus proyectos. Me siento muy afín a sus gustos además de conocerlas personalmente, así que las sigo muy de cerca. Hace unos días me encontré con uno de sus últimos proyectos que salió publicado en la revista AD y no me pudo gustar más.

Se trata de un ático en el centro de Madrid. No era un cliente nuevo, cuando adquirió el piso hace unos cinco años les solicitó una pequeña intervención, la típica actualización de cocina, baños y también la decoración. El propietario, un artista mexicano, tras habitarla y verse influenciado por sus viajes a Sudáfrica, se dio cuenta de que era el momento de un cambio radical, necesitaba que su casa le transmitiera paz. La primera propuesta era aprovechar mucho de lo que ya tenía de sus viajes, pero él mismo decidió que quería sacrificar parte de aquello para logar un espacio más limpio y sereno, así que las hermanas centraron su energía en potenciar los volúmenes. Encontraron un tesoro en el techo, dieron con nuevas alturas hasta llegar al forjado, casi al esqueleto del edificio sin margen para cubrir un centímetro más, dejando a la vista tras su descubrimiento, las maravillosas vigas de madera. Fue su mayor reto, pero como afirman Victoria y Sylvia “si encuentras algo así, merece la pena al menos intentarlo”. Visto el resultado, vaya si les mereció la pena. El propietario quiso pintar las vigas en color verde, inspirado en un libro que le habían regalado del interiorista Jaime Parladé.

La cocina se abrió al salón, dejando una gran planta principal compuesta por salón, cocina y comedor, más un dormitorio con baño incorporado para los invitados. La planta superior se destinó al dormitorio principal, con baño, zona de estar, despacho y una preciosa terraza.

En cuanto a la decoración, son expertas como nadie en mezclar materiales, en utilizar muebles con pátina, arte, toques con efecto sorpresa,… y en este proyecto no podía ser de otra manera. Me identifico mucho con sus gustos porque en su trabajo siempre encuentro multitud de piezas de tiendas, firmas o anticuarios que para mí son referencia como Anmoder, Hay, El Teatro de los Sueños, Años Luz, Almacén Alquilan & Hóptimo, Sol & Luna, Vintage 4P, Marita Segovia, Porcelanosa, Batavia, La Recova, Tiempos Modernos… entre otros, todos han pasado ya por el escrutinio de mi blog.

En cuanto al efecto sorpresa del que os hablaba hay varios ejemplos en la casa ¿os habéis fijado en las puertas?, yo sí, pertenecieron al consulado de Francia en Jerez; también el escultórico diseño de la escalera en hierro pintada con laca vulcanizada; o el uso de jabelga, un mortero de cal con pigmentos naturales típico en el sur que le da color al dormitorio rosa y crudo; y por último la colección de arte repartida por la vivienda de artistas como Mathias Kessler, Hannah Collins o Olafur Eliasson. Creo que la intención del propietario, huir de la opulencia y encontrar la paz, está más que conseguido con esta reforma.

Podéis encontrar mucha más información en este reportaje de la revista AD de septiembre, donde por desgracia no cuentan de dónde procede el mueble amarillo del dormitorio secundario (que a mi parecer es otro toque sorpresa). Claramente lleva el sello de Sylvia por aquello del color, en esta ocasión lo tengo fácil, se lo voy a preguntar a ella directamente :-)

Espero que disfrutéis con este bonito proyecto de las hermanas Melian…

Fotografía: Martín García Pérez

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Anuncios

La casa de verano de Pascua Ortega

Quizás alguno ya la hayáis visto, se trata de la casa de vacaciones del archiconocido decorador Pascua Ortega, que salió publicada hace unos días en la revista AD. Ha sido amor a primera vista, aunque viniendo de él no podría esperar otra cosa.

La vivienda se encuentra en un pueblo pequeño del Ampurdán y ha sido rehabilitada por completo con la ayuda de Miguel Pallés, un constructor de la zona experto en respetar las antiguas técnicas de construcción de la zona. Se pretendía que la casa quedara mimetizada con el entorno, para ello se compraron materiales de derribo: verjas, cristales, vigas o puertas (como la de la primera imagen), respetando también las propias características de la vivienda (fachada, los muros, etc.) Una casa sólida y sin pretensiones.

Una vez construida, Pascua Ortega pudo realizar su magia. La mayoría de los muebles son reciclados, restaurados, de mercadillos, chamarileros de la zona o piezas que va moviendo entre sus casas. Fue incorporando elementos, poco a poco, de manera que pareciera una casa vivida como si cada pieza llevase allí muchos años, una obsesión que dice tener no sólo para él, sino también cuando ejecuta trabajos para sus clientes.

Una de mis partes favoritas es el porche, ya sabéis lo que me gustan los exteriores. En él conviven dos sillones de cuerda adquiridos en un anticuario de la zona, con sillas desparejadas y un sofá de Becara. La cocina también me encanta, muy campestre con todo a la vista, sólo le pongo un “pero” y es la cabeza de toro que hay sobre la zona de cocinar (me ha costado verla porque está pintada del mismo tono de la pared, pero ya sabéis que estas cosas me dan un poco de “yuyu”). Los dormitorios también preciosos, me gusta más el de invitados que el principal (pero esto es mi opinión personal), en cualquier caso son de lo más acogedores y de eso se trata,  la zona de descanso debe invitar a ello.

Si tenéis interés sobre una descripción más amplia de cada estancia de la casa o de los elementos y piezas que en ella encontramos, no dejéis de leer el reportaje completo de la revista, hay mucha información. Pinchad en el enlace que os he dejado en las primeras líneas del post.

Fotos Ricardo Labougle

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Mi visita a la feria Almoneda…

Ya sabréis que para mí “feria” es sinónimo de un montón de imágenes, ayer vine con más de ciento cincuenta en la cámara así que sí, este es uno de esos post largos, obviamente no las he puesto todas pero hay un surtido de más de sesenta. No hay un significado especial para el orden de las mismas, tan sólo fue mi recorrido por la feria, exceptuando por la primera, un cuadro de Lidia Masllorens que para mí sin duda fue lo más llamativo de esta edición. Es más, el de la primera imagen estaba en la Galería Jorge Alcolea, pero si miráis más abajo, lo encontraréis en otras galerías como la de María Aguilar o en el espacio de Marita Segovia, entre otros. Lo más bonito de este cuadro es que al ser pintura y a pesar de ser un mismo retrato, no había dos iguales. Me pareció sencillamente espectacular, tanto es así que he tenido que buscar su obra (podéis verla aquí), sus cuadros de rostros humanos son asombrosos, transmiten muchas emociones.

Lo que he encontrado este año, diría que más que en ediciones pasadas, es mucho arte. Me hubiera encantado mostraros más cuadros porque los había realmente buenos, pero la iluminación directa que llevan para ser contemplados como merecen, ha hecho que la mayoría de mis fotos salgan con unos reflejos poco favorecedores. No quería sin embargo dejar de enseñaros mi favorito, aunque la imagen no tenga la calidad que merece.

Os cuento cosas que me han gustado mucho, aunque difícilmente podría hablar de todas. Me ha sorprendido Candelabro, tengo dos cornucopias que les compré hace varios años en Almoneda, pero ayer descubrí que tenían tienda para niños también, me lo hubiera llevado todo; las pantallas de Tusell Vintage; las enormes mesas de 3 metros de largo de Antiques Gilbert; el elegante salón expuesto por Raquel Copado (¡qué tapicerías!); la mesa cuadrada para 10 comensales de Estudio Restauración acompañada por esas sillas tan finas y esbeltas de enea y madera; los muebles desenfadados de Carina Casanovas con sus cojines llenos de color; el mueble bar del S. XIX de Ulysse Antigüedades (hay que verlo en vivo y en directo, es espectacular); todo en Marita Segovia (es una de mis favoritas, este año en especial las esculturas de mi amigo Josecho López Llorens, que también se podían encontrar en el espacio de Beatriz Balgoma); las composiciones de cuadros realizadas con mapas antiguos de Berenis; espectacular también la mesa de hierro negro de la galería Miquel Alzuelta; ese pequeño sofá azul de Living Retro; graciosísimas las sillas de barbero de Antigüedades Rústicas y Técnicas Elpienna además de encontrarse en perfecto estado,… Y me dejo mucho pero es imposible nombrar todo.

Antes de terminar el post agradecer a mi amigo Fede de Objetology la invitación a la feria y de paso os comunico que ya no tiene tienda en Madrid (ohhhh!, tampoco en Amberes), pero como es muy listo se ha ido a una de mis ciudades favoritas, Ámsterdam, aunque la verdad su ubicación es lo de menos porque su venta es casi toda online.

Y hasta aquí mi post, un poco extenso lo sé. Os dejo con un montón imágenes para que os recreéis la vista y si tenéis oportunidad no dejéis de ir a Almoneda, abren hasta el domingo.

Galería Jorge Alcolea

Lidia Masllorens

Almoneda_57

Pedro de Miguel

Almoneda_1

Andoni Trapichero

Almoneda_2

Obsoleto

Almoneda_3

Cotanda Anticuario

Almoneda_58

Almoneda_59

Antigüedades Merale

Almoneda_60

Almoneda_61

Ramón Portuondo Wakonigg

Almoneda_62

La Habana Decoración

Almoneda_4

Almoneda_5

Tusell Vintage

Almoneda_6

Objetology

Almoneda_7

Almoneda_8_1

Almoneda_8

Candelabro

Almoneda_9

Almoneda_10

Almoneda_11

Almoneda_12

Almoneda_13

Antiques Gilbert

Almoneda_14

Almoneda_15

Rokc – Raquel Copado

Almoneda_16_1

Almoneda_16

Slou

Almoneda_17

Almoneda_18

Estudio Restauración

Almoneda_19

Almoneda_20

Carina Casanovas

Almoneda_21

Almoneda_22

Ulysse Antigüedades S. XX

Almoneda_23

Almoneda_24

Almoneda_25

Galería Nicola Quadri

Almoneda_26

Almoneda_27

Almoneda-28

Almoneda_40

Marita Segovia

Almoneda_29

Almoneda_30

Almoneda_31

Almoneda_32

Almoneda_33

Berenis

Almoneda_34

Almoneda_35

Almoneda_36

La Trona

Almoneda_37

Almoneda_38

Almoneda_39

Galería María Aguilar

Almoneda_63

Galería Miquel Alzueta

Almoneda_41

Almoneda_42

Almoneda_43

Verde Gaban

Almoneda_44

Living Retro

Almoneda_45

Almoneda_46

Beatriz Balgoma

Almoneda_47

Almoneda_48

Almoneda_49

Almoneda_50

Antigüedades Rústicas y Técnicas Elpienna

Almoneda_51

Almoneda_52

Almoneda_53

Almoneda_54

Juno Arquología & Antigüedades

Almoneda_55

Gonzarreta

Almoneda_56

Imágenes @decofeelings

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Mi vista a la Feria Almoneda 2015

No me quiero extender mucho escribiendo tenéis post para varios días, setenta imágenes y algunas dobles. De hecho con esta reseña os dejo hasta el lunes, me voy de viaje, pero como os digo podéis analizar cada rincón de Almoneda.

Ayer aprendí algo, cuando te mandan una invitación para una feria tan grande como esta, es mejor dosificar y verla en dos días, es imposible asimilarlo todo (más aún si buscas alguna pieza en concreto). Es más, cuando salí de Ifema y creí haberlo visto todo, me crucé con una señora que llevaba una bolsa de La Recova ¿einn?, no les vi, tampoco a Pepa de Antigüedades El Jueves, así que aunque veías un montón de imágenes parece que me debí saltar algún pasillo, por desgracia allí estaban estas dos firmas que siempre me apetece ver. En cualquier caso me encantó descubrir otras que no conocía e incluso hablar con sus propietarios (poco a poco voy perdiendo la vergüenza que hasta ahora me hacía pasar por las ferias como si tal cosa).

Lo mejor de toda la mañana sin duda fue conocer a Alejandro, al que hace no mucho dediqué un post por sus maravillosos espejos convexos. Llevamos mucho tiempo siguiéndonos a través de facebook y ayer por fin le conocí. Me encanta cuando puedo dejar de lado el trato online para convertirlo en real, mucho más gratificante.

Os dejo para que disfrutéis de las imágenes, como os digo son setenta (no me odiéis si os colapso el PC pero ya sabéis que no me puedo resistir…)

Os veo el lunes. Estaré por tierras murcianas…

Amnoder

Almoneda_1

Almoneda_2

Almoneda_3

Almoneda_4

Almoneda_5

Objetology

Almoneda_6

Almoneda_7

Almoneda_8

Verde Gabán

Almoneda_9

Almoneda_10

Galleria Nicola Quadri

Almoneda_11

Almoneda_12

Almoneda_13

Almoneda_14

Almoneda_15

Almoneda_16

Berenice

Almoneda_17

Almoneda_18

Almoneda_19

Almoneda_20

Portuondo París

Almoneda_21

Antigüedades Merale

Almoneda_22

Almoneda_23

Pascal Avit

Almoneda_24

Antiques Market Decoración

Almoneda_25

Almoneda_26

La Casa de las Musas

Almoneda_27

Almoneda_28

Agurcho Iruretagoyena

Almoneda_29

Almoneda_30

Almoneda_31

Marita Segovia

Almoneda_32

Almoneda_33

Almoneda_34

Almoneda_35

Berenis

Almoneda_36

Almoneda_37

Mavi Lizán

Almoneda_38

Almoneda_39

Almoneda_40

Slou

Almoneda_41

Almoneda_42

Almoneda_43

Almoneda_44

Almoneda_45

Bric Á Brac

Almoneda_46

Almoneda_47

Almoneda_48

Estudio Restauración

Almoneda_49

Almoneda_50

Almoneda_51

Almoneda_52

Candelabro

Almoneda_53

Almoneda_54

Almoneda_55

Beatriz Balgoma

Almoneda_56

Almoneda_57

Almoneda_58

Almoneda_59

Almoneda_60

Antichita Tuci Rita

Almoneda_61

Almoneda_62

Galería Miquel Alzueta

Almoneda_63

Almoneda_64

Almoneda_65

Almoneda_66

Altafulla 1800 & Pico

Almoneda_67

Almoneda_68

Almoneda_69

Acero-IN

Almoneda_70

Imágenes @decofeelings

Imagen portada: Pedro de Miguel

Feria Almoneda

No os lo vais a creer, esta era la primera feria a la que iba con mi flamante cámara Canon que me trajo Papá Noel. Pues bien las únicas imágenes que salieron del objetivo de mí cámara en este post son las de Anmoder (y las dos últimas que están sin identificar), es evidente además que necesito unas cuantas lecciones de fotografía. Son tan sólo ocho instantáneas tras las cuales las pilas de la cámara decidieron no trabajar más, conste que llevaba de repuesto, mi error es que no eran nuevas, las cogí en el último momento del mando de la Wii, obviamente una mala estrategia. El resto de imágenes las he cogido prestadas de los perfiles de Facebook de alguna de las firmas presentes y de la web oficial de la feria. Resumiendo, no esperéis gran cosa de este post.

Al menos puede empezar la feria con uno de mis favoritos, frente a la puerta de entrada se encontraba Anmoder, fui directa a saludar a Gonzalo (su propietario) y a buscar las obras de Josecho López Llorens, pintor y escultor al que recientemente dediqué un post. Él me avisó que podría verlas allí, también en el stand de Marita Segovia y en Portuondo. Hablando de este último, es una pena no haber localizado ninguna imagen de su paso por la feria, tenía dos flamantes butacas amarillas de las que quedé prendada, ojalá las hubiera podido inmortalizar y compartir.

Mi sensación respecto a pasadas ediciones es que el número de stands había disminuido algo, al menos yo sí eché en falta a algunos, supongo que es normal con el momento económico que estamos viviendo. Pero como siempre encontré lo que estaba buscando, mucho mobiliario del siglo XX, Art Decó y Art Nouveau, años 60 y 70, mobiliario de autor, objetos de colección e incluso algo de moda vintage.

Y lo mejor, siempre es agradable volver a saludar a las personas que he conocido gracias al blog, como Fede y Juana (propietarios de Objetology), me encantaría poder enseñaros el increíble montaje que habían hecho con cabezas de cristal y cerámica suspendidas en columpios (por desgracia no tengo documento gráfico de ello). A ellos y a algunos otros los veré en pocas semanas, I Love Retro está a la vuelta de la esquina.

Anmoder

Feria Almoneda

Feria Almoneda (más…)