Estilo nórdico en Nueva York

La verdad es que no tenía intención de publicar esta semana, pero yo sola me enredo con dos de pipas. He decidido adelantar la publicación a hoy, mañana la mayoría estaréis de vacaciones y lo último que quiero es que estéis pegados a la pantalla de un móvil o un ordenador, descansad y disfrutad aunque sea haciendo nada, porque en estos momentos es lo más sensato. Yo mañana todavía tengo que trabajar un rato por la mañana, pero creo que después y hasta el domingo, me voy a dedicar a mí.

Tampoco quiero extenderme demasiado con el post de hoy, pero encontré este remanso de paz en Nueva York y me apetecía compartir. Quizás a muchos os falte color en este hogar y no digo que no pero sin embargo, no puedo dejar de pensar en la calma que me transmite la paleta de color beige, salpicado con toques de negro, que se repite por todo el apartamento. Orden, minimalismo, limpieza, luz, los elementos justos (ni más más ni menos), calidez a su vez  con toques de madera que siempre funcionan, elegancia en el negro y en las pinceladas de dorado en los apliques u otras luminarias, y por último, el toque tierno y nada caótico de las habitaciones infantiles. Toda esta casa me transmite mucha serenidad. Aunque mi espacio favorito es el recibidor y tan sólo consiste en un cuadro XXL y un banco de cuero, esto me confirma que la mayoría de las veces, menos es más y si hay arte de por medio haciendo de protagonista, no es necesario volverse loco buscando más complementos.

Se trata de un apartamento en el Upper East Side de Nueva York, era nuevo y los propietarios sólo traían consigo la obra que tanto me ha gustado de su anterior vivienda, el resto de la casa era un lienzo en blanco que Sissy + Marley Interior Design se encargaron de vestir al gusto de los clientes. Les dejaron total libertad para el diseño, con la única condición de crear un espacio elegante y “chic” pero apto para niños. Creo que el reto lo superaron con creces ¿No creéis?

Imágenes: Sissy + Marley Interior Design / Elle Decor

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Chelsea Hing y su refugio

Son muchos los que durante la pandemia han huido a lugares tranquilos en busca de un refugio donde, si no eliminar toda posibilidad de riesgo de contagio, al menos minimizarlo al máximo. Obviamente ni los que tenemos segundas residencias en pequeños pueblos, siempre podemos optar a esa oportunidad, muchos nos vemos anclados por los trabajos, los colegios de nuestros hijos, etc. De no ser por todo esto, yo ahora mismo estaría viviendo rodeada de pinos.

Esta casa es precisamente eso, el refugio de una conocida Relaciones Públicas australiana, llamada Kate Dinon, que aunque ya era su casa de verano años antes, se utilizó como refugio para ella y su familia durante los meses más duros de la pandemia. Remontándonos a su adquisición allá por 2015, cuando sólo buscaban una casa de vacaciones, fue gracias a su puesto de trabajo y a la gran cartera de creativos que tenía a su alcance, lo que le permitió conocer los proyectos de Chelsea Hing, y por la que se inclinó para encargarle la reforma integral e interiorismo en el momento en que se enamoró y compró esta bonita casa de los años 60 situada en Balnarring Beach (Australia).

El arte tiene un valor muy importante en la vida de la propietaria de ahí que encontremos obras incluso en la cocina. Pinturas de Miranda Skoczek, Eleanor Louise Butt, Del Kathryn Barton, se exhiben en sus paredes, y no sólo eso, también la literatura se expone en las librerías para ser vista como si de arte se tratara.

Todas las habitaciones siguen una misma línea cromática, sin distracciones, porque lo importante como he dicho está en las paredes. Los tonos madera y el mobiliario de fibra aportan la calidez a aquellos de color negro, el contrapunto relajante lo pone ese bonito color verde elegido para las zonas de relax, como los baños y los dormitorios. Si os fijáis parece que sólo hay un baño, pero son dos. Son casi idénticos en materiales y colores, pero uno tiene bañera exenta y el otro ducha, a uno le han puesto un bonito espejo rectangular de bambú mientras el otro, tiene forma circular y por último, uno lleva suelo porcelánico (de Eco Tile Factory, como los azulejos de la cocina) mientras el otro es de madera. En los dormitorios, se repite el mismo esquema, ambos con textiles de lino en rosa palo, cojines de rayas, el mismo verde utilizado también en los baños, pero cambian pequeños detalles como el tipo de cama, una con dosel y la otra sencilla, o la obra de arte que luce uno de los dormitorios pero en el otro no.

De esta manera conseguimos una sensación de unidad en toda la vivienda, incluida la cocina (la joya de la corona), que aunque carezca de ese verde tan apacible, repite otros patrones de la casa como los azulejos del antepecho de la zona de cocción que se han alargado hasta el office, o el resto de los colores. Si os dais cuenta, hay un guiño al verde gracias a la planta situada sobre a encimera.

Como no podía ser de otra manera, tratándose de una casa para disfrutar sobre todo en verano (aunque las circunstancias hayan hecho que las estancias de los propietarios se alarguen más), los exteriores cobran también protagonismo. Por desgracia sólo tenemos una pincelada de lo que es, pero con la imaginación que tengo a mí me basta y me sobra con ver la ducha exterior para saber que probablemente el resto, tampoco tenga desperdicio.

¿Vuestras circunstancias os han permitido escapar de la pandemia a un sitio más relajado donde pasar estos tiempos tan duros? Soy toda oídos…

Imágenes: Chelsea Hing / Design Files

 

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

La galería Wilo & Grove

Si os habéis pasado por mi Instagram recientemente, habréis visto mi última publicación. Os hablaba del regalo que les hice por Reyes a mi mejor amiga y a su marido. Para ellos siempre intento encontrar algo realizado por pequeños empresarios o emprendedores con talento, que me llame la atención su trabajo, de esta manera consigo un regalo original a la vez que contribuyo a ayudar a negocios que tanto lo necesitan. En esta ocasión me incliné por el arte. Dos preciosos cuadros realizados por Carol Giménez, con motivos vegetales.

No deberíamos ver el arte como algo al alcance de muy pocos, sino como un elemento más cuando vamos a decorar. El espacio que os traigo hoy, tiene precisamente ese objetivo. Se trata de la galería de Wilo & Grove, una antigua imprenta reconvertida en un lugar donde acercar al público general, piezas exclusivas y únicas de artistas emergentes.

Sus propietarias, Olivia de Fayet y Fanny Saulay, venían de trabajar en la casa de subastas Christie’s por lo que conocían bien lo que es rodearse de obras de gran prestigio a las que muy poca gente tiene acceso. Ese fue el motivo por el que quisieron crear una galería como esta, para evitar que el público con menos recursos adquiera cuadros en grandes superficies carentes de valor y personalidad, y se atrevieran a apostar por artistas emergentes que ofrecen exclusividad a precios asequibles (tienen obras desde los 50€).

La galería se ha decorado además, como si de una vivienda se tratara. Las cristaleras, las vigas, las columnas de madera o la altura de los techos, delatan su pasado fabril. El arte se mezcla con el diseño, mobiliario de estilo vintage, con piezas industriales, o referentes del siglo XX, una mezcla de estilos y colores en un intento de huida de aquellas casas que son réplicas las unas de las otras.

Como veis esta galería parisina aboga por la personalidad, por aportar a tu hogar detalles que lo hagan tuyo, como recuerdos de tus viajes, objetos de herencia familiar y por supuesto el arte —alejándonos de las producciones en serie—, en general todo aquello que haga de tu casa un lugar único. Y para único el baño de la galería, que aunque me gustan todos y cada uno de los rincones de esta antigua fábrica, esas tres puertas de madera, la bañera exenta con su pequeña galería de arte, el gran espejo con su colección de frascos,… todo me parece un acierto en ese oasis de paz.

Me encantaría conocer vuestra opinión sobre el tema del arte, ¿Le dais importancia o compráis reproducciones en serie? Para mí sí es importante. En casa sólo tengo una lámina colgada fruto de una colaboración, la tengo en el baño. Lo demás es original, lo que no quiere decir que me haya gastado mucho dinero en arte, o viva en un museo, sólo uno de mis cuadros tiene nombre y apellidos de un pintor conocido y fue un regalo de boda, y el resto sencillamente son únicos porque sólo los tengo yo :-)

imágenes: Elle Decor

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

BBW House

Viendo la última foto del post nadie diría que se trata de la misma casa que la de la primera imagen, pero sí es la misma. La inclinación del terreno permitió que a la fachada original victoriana se le adosara una construcción en su parte trasera a modo de ampliación y de aspecto más contemporáneo, de tal manera que permitiera crecer y darle más espacio a la familia propietaria de la vivienda. Esta remodelación fue fruto de la colaboración entre la empresa de arquitectura Tecture y la constructora Built by Wilson.

Tanto en el exterior como en el interior hay un continuo juego de materiales que acentúan los volúmenes y delimitan espacios, a esto contribuyen también los niveles. En la primera planta tenemos como protagonista una gran cocina abierta con un comedor bañado de luz natural, gracias a las claraboyas del techo. En la misma planta se sitúa también una bonita sala de estar. A esta planta se accede a través de típico “mud room” muy bien aprovechado ya que además de armarios, zona de asientos y almacenaje, en el pasillo que lleva al salón se ha añadido una pequeña zona de trabajo consistente tan solo en una gruesa balda de madera y una silla. De esta manera además de darle utilidad a ese hueco, que de otra manera estaría perdido, se crea un efecto de continuidad visual desde la entrada hasta el final del salón donde termina la librería, sin dejar espacios muertos de por medio.

En el segundo piso encontramos tres dormitorios y una sala de juegos adicional, pensada para ser convertida en zona de estar cuando los niños crezcan. El baño y el dormitorio principal están concebidos como zona de relax para los padres, sobre todo el baño donde los tonos se limitan a los grises y blancos y la ducha vuelve a inundarse de luz gracias de nuevo a una gran claraboya.

La gran caída del terreno por su parte trasera, permitió la construcción de una piscina enterrada, un comedor al aire libre y un gimnasio separado de la casa, respetando eso sí, el carácter y el encanto original de la vivienda.

No sé si habréis adivinado qué es lo que más me ha llamado la atención, además de lo evidente (que es una “señora casa”), me ha encantado su personalidad, gracias a las obras de arte así como ciertos elementos de diseño que no pasan desapercibidos. ¿Os habéis fijado en el efecto de la lámpara Aim Pendant de Flos del comedor? Las luminarias lucen perfectas gracias a la gran altura del techo, es más, estoy acostumbrada a verlas en negro y me ha sorprendido su efecto en blanco, creo que me gustan más.

Os dejo con esta maravillosa casa y os invito a que hagáis una pausa en cada una de sus imágenes porque hay muchos detalles por descubrir. Prestad atención a los revestimientos de mármol, a la mezcla de carpinterías de madera en tonos naturales y blancos, a cómo el arte abstracto y lleno de color rompe el diseño minimalista, e incluso diré que aunque no soy fan del terrazo, ni siquiera me molesta en esta casa, diría que incluso le queda bien :-) Si tenéis curiosidad de dónde don ciertas piezas tenéis toda la info aquí.

Imágenes vía: Est Living

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Desenio, arte al alcance de todos…

Hoy día 21 de febrero ha dado comienzo ARCO, la Feria Internacional de Arte Contemporáneo más reconocida y visitada. Hasta el domingo 25 los apasionados de esta disciplina podrán deleitarse con obras de artistas de medio mundo.

Ya os he comentado en muchas ocasiones que a mí me encanta cualquier tipo de expresión de arte, aunque la realidad es que actúo como mera espectadora. Invertir en pintura, fotografía, grabados, etc. siempre es un acierto, pero no suelen estar al alcance de todos, más aún cuando se trata de artistas consagrados. Pero no por ello tenemos que renunciar a decorar nuestras paredes con aquello que nos gusta, existen alternativas a precios económicos que ofrecen resultados excelentes, como los cuadros, pósters y láminas de Desenio (algunos no superan ni los 10€).

Igual me decís que no se puede comparar un Picasso con una lámina, lo sé esto es obvio, pero es como el que pretende tener un Porche cuando lo que se puede permitir es un pequeño utilitario. Lo bueno es saber que hay soluciones a nuestra medida, que para quitarnos el “gusanillo” de ver obras de grandes pintores ya tenemos los museos, galerías de arte, o ferias del sector, ¿no?, como dicen “mal de muchos, consuelo de tontos” ;-)

Como la oferta que hay en Desenio es tan amplia, yo he hecho mi pequeña selección basándome en criterios cromáticos (excepto las dos primeras imágenes). Veréis composiciones en blanco y negro, otras donde predominan los rosas (curiosamente están entre mis favoritas), de ahí he pasado a los verdes (porque la botánica es tendencia, así que no podían faltar), para terminar con plateados y dorados. En cualquier caso si vais a la web podéis hacer tantas combinaciones como os de la imaginación porque las temáticas son muy variadas. Encontramos fotografía, moda, mapas y ciudades, mensajes de texto, infantiles, animales, náutica, vintage, ilustraciones, y un largo etcétera.

Lo bueno que tiene Desenio además, es que en la misma web podéis comprar los accesorios que mejor encajen con vuestra lámina. No siempre tenemos que poner un marco blanco, negro o en madera, si queréis innovar un poco más, los hay también en color cobre (estos me encantan), en dorado y en plateado. O quizás os decantéis por algo más moderno y decidáis colgar vuestro cuadro en un sencillo bastidor o percha para póster, sujetarlo mediante clips o directamente pegarlo con washi tape.

Como veis las posibilidades son muchas, así que antes de hacer la compra, os recomiendo que paséis por la sección de Inspiración o por la de “Perfect Pair” (parejas perfectas), para haceros una idea mejor de las distintas combinaciones. Yo después de recorrerme la web para escribir este post, tendría serias dudas respecto a cuál elegir, aunque al menos tengo claras las opciones que descartaría y no porque no me gusten, es que alguna de las láminas ya las tengo un poco vistas, pero son las menos.

Os dejo con mi selección, espero que no os volváis locos haciendo la vuestra.

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Tessa Neustadt

Intento siempre citar la autoría de las imágenes que pongo tanto en el blog como en redes, pero hay veces (sobre todo las que vienen de Pinterest) que rastrear hasta el inicio de la misma se vuelve muy complicado. Me ha pasado en más de una ocasión que he decidido no mostrar alguna imagen, por bonita que sea, si no era capaz de citar ninguna fuente. Otras me he tenido que conformar con decir dónde la había visto, cosa que me da bastante rabia porque lo suyo sería siempre nombrar a la persona que realiza la  instantánea. Si lo vemos claro cuando se trata de mencionar al autor de un libro o al pintor de un cuadro, entonces ¿por qué con la fotografía no lo hacemos?

Y os digo todo esto porque acabo de descubrir a Tessa Neustadt, en realidad sólo su nombre porque su trabajo ya lo conocía. He visto sus fotos aquí y allá, y acabo leer que muchas de estas imágenes pertenecen a colaboraciones que ha realizado la fotógrafa con la archiconocida interiorista Emily Henderson, por la que siento auténtica admiración y a la que sigo desde hace años. Conocer el trabajo de alguien sin saber su nombre, no mola :-(

Cuando seguimos un blog u otro, o ciertos perfiles en redes, es porque nos engancha la visión de la persona que hay detrás, y lo mismo pasa con interioristas, fotógrafos, o cualquier representación de arte. Perseguimos aquello con lo que nos sentimos identificados, lo que se acerca a nuestros gustos y aunque internet es un gran mundo en el que puedes perderte fácilmente, todos acabamos estrechando nuestro cerco, limitando las páginas que visitamos y quedándonos sólo con aquello que nos aporta valor.

Si os fijáis en mis post hay patrones que se repiten. Siempre encontraréis alguna pieza mid-century, algo que recuerda al campo o a la playa, piezas u objetos naturales, quizás hechos a mano, muchas texturas, arte, plantas, materiales nobles,… porque reflejan mis gustos decorativos y quizás por ello en mi búsqueda de contenidos para el blog, acabo cayendo en las redes de este tipo de imágenes.

Por cierto, que en la web de Tessa Neustadt además de ver su trabajo como fotógrafa de interiores, life style, comercio, comida, etc. encontramos también su tienda. En ella podemos comprar fotos en distintos tamaños,  la mayoría con temática marinera y a precios verdaderamente económicos. Ya hice en su día un post de cómo decorar con fotografía en lugar de cuadros, el resultado puede quedar igual de bonito o más. Que no sea por opciones…

¡Feliz inspiración!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Shelf Styling

Hace unos días mientras limpiaba el polvo de las estanterías de casa, libro a libro, pensaba en lo aburridas que eran. Nada que ver con las imágenes que vemos en blogs y revistas. Ya os he contado alguna vez que mi marido tiene una especie de síndrome de Diógenes con los libros, los devora y acumula cual tesoro. Desde hace un par de años además trabaja en una editorial por lo que se los trae a casa a puñados. Aquí mucho adorno no hay, algún que otro marco con una foto familiar y poco más porque muchos ya están en doble fila.

Me encantaría tener mis librerías más despejadas, intercalar libros con objetos decorativos e incluso tener espacio para exponer en horizontal esos grandes tomos tan chulos que todos tenemos en casa, aunque sólo fuera en la estantería del salón. En mi caso es misión imposible.

Os he traído distintas formas de almacenar libros, unas más estilosas que otras. Todos somos distintos así que cada hogar es un mundo. He estado en casas donde no había un solo libro (es raro, pero las hay), otras donde se encuentran a montones y la mayoría, donde libros y adornos o recuerdos familiares, conviven a la perfección.

Hoy no me extiendo más porque en breve cojo el AVE, destino Córdoba. Os dejo con unas preciosas imágenes y algún que otro consejo para tener unas librerías de diez.

¡¡Feliz fin de semana!!

En las primeras imágenes veréis esa perfecta combinación de libros y adornos de la que os hablaba. Poniendo los libros en horizontal y dejando espacio alrededor para que respiren, conseguiréis que parezcan un elemento decorativo más.

katiekime-com_1

katiekime-com_2

katiekime-com_3

Imágenes Vía

shelf_styling_0

shelf_styling_13

shelf_styling_2

shelf_styling_8

Si queréis conseguir una misma unidad cromática, lo que a priori me resulta complicado, se puede hacer de varías formas.

Una sería forrando todos los libros de un mismo color (como la primera imagen, que vale será bonito pero me pregunto ¿cómo encuentras el libro que quieres?).

Otra manera, dando la vuelta a los libros para que sólo se vean las páginas que por lo general son blancas también (aunque estamos en las mismas, un problema para encontrar lo que quieres y se llenarán de polvo con más facilidad).

Las colecciones y los libros antiguos suelen ser bastante uniformes o tener tapas normalmente marrones.

Por último, también podéis mezclar libros y adornos que tengan tonalidades similares, para conseguir ese conjunto armónico.

shelf_styling_6

shelf_styling_12

shelf_styling_10

shelf_styling_9

Esto sí que me parece complicado ¿os atrevéis a ordenar los libros por colores?

shelf_styling_11

Si tenéis algún cuadro que os guste especialmente y lo queréis destacar, colgadlo directamente de la estantería, es una manera además de dar dinamismo a la misma y jugar con volúmenes.

shelf_styling_3

También podemos prescindir de los soportes tradicionales, como librerías y estanterías, y buscar otras alternativas para exponer libros u objetos de decoración, como bancos, baldas exentas o directamente apoyados en el suelo. Esta última me encanta, pero de nuevo lo veo poco práctico por el tema de la limpieza.

rue_magazine

shelf_styling_1

shelf_styling_5

shelf_styling_7

Y cómo no, recurrir a lo clásico. Librerías como la mía donde los objetos decorativos brillan por su ausencia y los libros se acumulan en todas las direcciones posibles. Pero también tienen su rollo, ¿no?

shelf_styling_4

Imágenes Pinterest: Library

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

 

Partiendo del minimalismo

Hace bastante tiempo que dejé de tener un estilo de decoración favorito, o con el que me sienta totalmente identificada, sinceramente ya no sé por dónde me hallo en este sentido. Tengo claro que unos me atraen más que otros, que no me gustan los “total looks”, ahora intento pensar en las cosas positivas que aporta cada uno. Probablemente hace unos años os hubiera dicho que el estilo minimalista no iba mucho conmigo, que me resultaba frío y aunque en cierta medida aún es así, ahora sé que existen maneras de remediarlo.

El post de hoy surge a raíz de una conversación que tuve este fin de semana. Estaba de excursión con un grupo de amigos, una de ellas me comentó que había heredado de su abuela un gran espejo antiguo y que no tenía claro qué hacer con él. Las navidades pasadas pude ver la reforma que hizo en su casa, un trabajo espectacular tanto en el diseño como en funcionalidad, lo más llamativo es que había pasado de ser un piso de aire colonial justo a lo opuesto, minimalista.

Hay algo que mi amiga está haciendo bien y es amueblar poco a poco, pero dice que siente que tiene muchos espacios vacios (exagera, todos somos muy críticos con nuestras cosas). Sí me di cuenta cuando estuve en navidad que había una pared muy grande del salón que pedía “algo” a gritos. No he visto el espejo que ha heredado, pero si las medidas lo permitieran, yo no me lo pensaba dos veces (¡qué mejor manera de romper con tanto minimalismo!, pero ella dice que no lo ve y yo lo respeto).

Si os gusta esta tendencia decorativa pero sentís que “os falta algo”, hay métodos para conseguir llenar ese vacío decorativo. El arte (ya sean cuadros, fotografía o escultura) es perfecto para atraer las miradas; otra posibilidad es meter texturas cálidas (como la madera) que suavizará el espacio y no se verá tan frío; ciertos ornamentos arquitectónicos (molduras, por ejemplo) pueden poner un punto de contraste que le viene perfecto a este estilo; meter color mediante los textiles (cojines, alfombras, cortinas,…) o en alguna pieza en particular (no tiene por qué ser un tono fuerte), también ayudará a restar sobriedad; y si quieres romper aún más, mete hidráulico en el suelo… De todo esto veréis ejemplos en las imágenes.

Yo para la casa de mi amiga, me sigo inclinando por el espejo heredado o una pieza de arte formato XXL…

Minimal_22

Minimal_23

Minimal_24

Minimal_1

Minimal_25

Minimal_2

Minimal_3

Minimal_4

Minimal_5

Minimal_6

Minimal_7

Minimal_8

Minimal_9

Minimal_10

Minimal_11

Minimal_12

Minimal_13

Minimal_14

Minimal_15

Minimal_16

Minimal_17

Minimal_18

Minimal_19

Minimal_20

Minimal_21

Imágenes mis paneles de Pinterest
Imagen portada vía

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Mi visita a la feria Almoneda…

Ya sabréis que para mí “feria” es sinónimo de un montón de imágenes, ayer vine con más de ciento cincuenta en la cámara así que sí, este es uno de esos post largos, obviamente no las he puesto todas pero hay un surtido de más de sesenta. No hay un significado especial para el orden de las mismas, tan sólo fue mi recorrido por la feria, exceptuando por la primera, un cuadro de Lidia Masllorens que para mí sin duda fue lo más llamativo de esta edición. Es más, el de la primera imagen estaba en la Galería Jorge Alcolea, pero si miráis más abajo, lo encontraréis en otras galerías como la de María Aguilar o en el espacio de Marita Segovia, entre otros. Lo más bonito de este cuadro es que al ser pintura y a pesar de ser un mismo retrato, no había dos iguales. Me pareció sencillamente espectacular, tanto es así que he tenido que buscar su obra (podéis verla aquí), sus cuadros de rostros humanos son asombrosos, transmiten muchas emociones.

Lo que he encontrado este año, diría que más que en ediciones pasadas, es mucho arte. Me hubiera encantado mostraros más cuadros porque los había realmente buenos, pero la iluminación directa que llevan para ser contemplados como merecen, ha hecho que la mayoría de mis fotos salgan con unos reflejos poco favorecedores. No quería sin embargo dejar de enseñaros mi favorito, aunque la imagen no tenga la calidad que merece.

Os cuento cosas que me han gustado mucho, aunque difícilmente podría hablar de todas. Me ha sorprendido Candelabro, tengo dos cornucopias que les compré hace varios años en Almoneda, pero ayer descubrí que tenían tienda para niños también, me lo hubiera llevado todo; las pantallas de Tusell Vintage; las enormes mesas de 3 metros de largo de Antiques Gilbert; el elegante salón expuesto por Raquel Copado (¡qué tapicerías!); la mesa cuadrada para 10 comensales de Estudio Restauración acompañada por esas sillas tan finas y esbeltas de enea y madera; los muebles desenfadados de Carina Casanovas con sus cojines llenos de color; el mueble bar del S. XIX de Ulysse Antigüedades (hay que verlo en vivo y en directo, es espectacular); todo en Marita Segovia (es una de mis favoritas, este año en especial las esculturas de mi amigo Josecho López Llorens, que también se podían encontrar en el espacio de Beatriz Balgoma); las composiciones de cuadros realizadas con mapas antiguos de Berenis; espectacular también la mesa de hierro negro de la galería Miquel Alzuelta; ese pequeño sofá azul de Living Retro; graciosísimas las sillas de barbero de Antigüedades Rústicas y Técnicas Elpienna además de encontrarse en perfecto estado,… Y me dejo mucho pero es imposible nombrar todo.

Antes de terminar el post agradecer a mi amigo Fede de Objetology la invitación a la feria y de paso os comunico que ya no tiene tienda en Madrid (ohhhh!, tampoco en Amberes), pero como es muy listo se ha ido a una de mis ciudades favoritas, Ámsterdam, aunque la verdad su ubicación es lo de menos porque su venta es casi toda online.

Y hasta aquí mi post, un poco extenso lo sé. Os dejo con un montón imágenes para que os recreéis la vista y si tenéis oportunidad no dejéis de ir a Almoneda, abren hasta el domingo.

Galería Jorge Alcolea

Lidia Masllorens

Almoneda_57

Pedro de Miguel

Almoneda_1

Andoni Trapichero

Almoneda_2

Obsoleto

Almoneda_3

Cotanda Anticuario

Almoneda_58

Almoneda_59

Antigüedades Merale

Almoneda_60

Almoneda_61

Ramón Portuondo Wakonigg

Almoneda_62

La Habana Decoración

Almoneda_4

Almoneda_5

Tusell Vintage

Almoneda_6

Objetology

Almoneda_7

Almoneda_8_1

Almoneda_8

Candelabro

Almoneda_9

Almoneda_10

Almoneda_11

Almoneda_12

Almoneda_13

Antiques Gilbert

Almoneda_14

Almoneda_15

Rokc – Raquel Copado

Almoneda_16_1

Almoneda_16

Slou

Almoneda_17

Almoneda_18

Estudio Restauración

Almoneda_19

Almoneda_20

Carina Casanovas

Almoneda_21

Almoneda_22

Ulysse Antigüedades S. XX

Almoneda_23

Almoneda_24

Almoneda_25

Galería Nicola Quadri

Almoneda_26

Almoneda_27

Almoneda-28

Almoneda_40

Marita Segovia

Almoneda_29

Almoneda_30

Almoneda_31

Almoneda_32

Almoneda_33

Berenis

Almoneda_34

Almoneda_35

Almoneda_36

La Trona

Almoneda_37

Almoneda_38

Almoneda_39

Galería María Aguilar

Almoneda_63

Galería Miquel Alzueta

Almoneda_41

Almoneda_42

Almoneda_43

Verde Gaban

Almoneda_44

Living Retro

Almoneda_45

Almoneda_46

Beatriz Balgoma

Almoneda_47

Almoneda_48

Almoneda_49

Almoneda_50

Antigüedades Rústicas y Técnicas Elpienna

Almoneda_51

Almoneda_52

Almoneda_53

Almoneda_54

Juno Arquología & Antigüedades

Almoneda_55

Gonzarreta

Almoneda_56

Imágenes @decofeelings

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

InCréation Paris ¿Papel pintado o arte?…

Hace tiempo que ando buscando el “perfecto” papel pintado para una clienta. El reto no parecía muy difícil a priori, pero se está complicando. Primero porque el espacio es pequeño, se trata de un aseo de cortesía que además tiene ciertos elementos decorativos que comprometen más la decoración, y segundo, porque aunque la oferta sea muy variada y haya cien mil diseños preciosos en el mercado, lo suyo es ceñirse a lo que desea el cliente, así que la búsqueda continua…

En algún momento del camino encontré los papeles pintados de InCréation Paris y a pesar de no cuadrarme para este proyecto en concreto, pedí información sobre ellos. Recibí vía mail tres catálogos, los escruté a fondo (vamos que los exprimí) y aún no sé si catalogar los papeles como lo que son, o llamarlos “arte”, me han parecido fascinantes. Lo cierto es que la mayoría los veo más para contract (hoteles, restaurantes, zonas de ocio,…) que para hogares, supongo que se necesita mucha pared para que luzcan como merecen y de amplitud precisamente, es de lo que escasean las casas. También es cierto que hay diseños más pequeños que quedan perfectos en viviendas, la cocina que veréis bajo estas líneas es un buen ejemplo, tanto el espacio como el papel quitan el sentido.

Sus colecciones van desde dibujos inspirados en Japón, París o Francia (las dos primeras imágenes), delicados ¿verdad?, a lo diametralmente opuesto, los de corte fabril y los abstractos (para los amantes del riesgo), la colección de fachadas (espectaculares) y más comunes como los geométricos, los vegetales y los infantiles (y por común me refiero al título, que no al diseño), e incluso hay una colección llamada “unique“, algo más especial y diría que no apta para todos los gustos, de esta he puesto sólo un par de ejemplos, pero si tenéis curiosidad podéis verla al completo en la web.

Ya veis, aunque en este caso no me sirvan, es bonito aprender por el camino. Seguiré buscando…

Incréation_1

Incréation_2

Incréation_3

Incréation_4

Incréation_5

Incréation_6

Incréation_7

Incréation_8

Incréation_9

Incréation_10

Incréation_11

Incréation_12

Incréation_13

Incréation_14

Incréation_15

Incréation_16

Incréation_17

Incréation_18

Incréation_19

Incréation_20

Incréation_21

Incréation_22

Incréation_25

Incréation_26

Incréation_27

Incréation_28

Incréation_23

Incréation_24

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.