Vivir en 13 metros cuadrados

Parece mentira que trece metros cuadrados puedan dar para tanto. Es aproximadamente la medida de mi despacho, así que pensando en frío, tengo la opción de montarme aquí una mini casa e independizarme de mi familia (es broma). Publiqué un post hace algo más de un año sobre este tipo de viviendas de tamaño reducido (podéis leerlo aquí), pero creo que aquellas no eran ni por asomo tan minis.

Esta que vais a ver es un proyecto de Studiomama. Su fundadora, la diseñadora danesa Nina Tolstrup junto con su marido el también diseñador Jack Mama, han sido fieles a sus raíces escandinavas. Sus trabajos siempre tienen una estética sencilla y contemporánea, son fervientes creyentes del reciclaje y de la democratización del diseño. Suena a Ikea ¿verdad?, yo diría más bien que es una filosofía de vida común en los países nórdicos.

Pues bien este mini piso se encuentra en el norte de Londres y tal como os decía al principio sólo tiene 13 metros cuadrados, pero no le falta de nada. El interior está dividido por unidades con funciones diferentes (cama, espacio de trabajo, zona de estar, cocina, baño, armario y comedor). Todas las puertas son correderas, que ocupan menos espacio, y están pintadas en distintos tonos pastel (amarillo, azul y rosa). Alguna de ellas esconden sistemas que permiten otras utilidades, como el pequeño escritorio para el ordenador, bandejas extraíbles para ampliar superficies de apoyo, etc. Por otro lado hay más elementos que permiten una doble función, como los asientos con sistema de almacenaje, o la mesa y los bancos del comedor a los que se les ha incorporado alas extensibles en los extremos por si la necesidad lo requiere.

El dormitorio, diseñado en la zona más estrecha de la vivienda, es sencillamente una cama abatible de tal manera que por el día se recoge para tener más espacio y por la noche, al bajarla, deja al descubierto dos pequeñas estanterías a los lados que hacen la función de mesilla de noche.

La cocina se encuentra justo en el otro extremo, al lado del vestíbulo y flanqueada por dos armarios altos. Al otro lado de la pared, se sitúa el baño, la única habitación independiente de la casa (por aquello de la privacidad).

Como veis al “pisito” no le falta de nada, eso sí, adoptar esta filosofía de vida es hacer un profundo ejercicio y deshacerse de la mayoría de cosas materiales que todos tenemos para quedarse sólo con lo estrictamente necesario. Mi pregunta es, ¿seríais capaces de vivir en trece metros cuadrados?…

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Alan Chu

¡Imaginación al poder! Ayer conocí el trabajo del arquitecto Alan Chu gracias a un post de Contemporist. El reportaje que mostraba dicho blog era sobre la casa que os muestro en segundo lugar, un pequeño apartamento aprovechado al máximo gracias a una escalera en espiral que comunica los dos pisos. No soy de rojo, pero pequeños detalles como la nevera Smeg, el antiguo teléfono o el panelado interior de los muebles no me molestan, ya que el resto podría decirse que es bastante neutro. Si queréis leer más sobre este proyecto podéis hacerlo en el post que os comentaba, pinchando aquí.

Pero qué queréis que os diga, repasando el resto de trabajos me quedo con el que os muestro en primer lugar “ap cobogo“, como dice mi primera frase ¡imaginación al poder! Jamás pensé que ese tipo de bloques de ladrillos a modo de celosía, que a mí me recuerdan a los que se ponían en estancias tipo tendederos (supongo que por aquello de resguardar permitiendo la ventilación), pudieran quedar tan bien en el interior de una vivienda. En este caso se han utilizado a modo de pared para la cocina, separándola del salón-comedor, y el mismo material se ha utilizado hasta el final del pasillo para cerrar también el baño. Una forma muy original de crear espacios con un efecto visual interesante, dejando que la luz se cuele hacia ambos lados del muro. Si os fijáis también la zona de office de la cocina se ha recubierto hasta media altura con el mismo material, pero en esta ocasión se han rellenado los agujeros, de tal manera que podría parecer azulejo pero manteniendo la misma estética que el resto de la vivienda, ya que el dibujo es el mismo.

El resto de la casa también me resulta original, hay una mezcla de mobiliario mid-century con piezas recicladas (como la estantería de la cocina), alguna pieza de diseño propio como la mesa bajo el televisor (que sigue el mismo patrón de la pared) y por último me encanta la zona de vestidor, completamente abierto con una sencilla barra y varios contenedores de madera para almacenar.

Da la impresión de ser todo muy sencillo y sin embargo creo que hay mucho trabajo de diseño detrás ¿no os parece?…

ap cobogo

Alan_Chu_1

Alan_Chu_2

Alan_Chu_3

Alan_Chu_4

Alan_Chu_5

Alan_Chu_6

Alan_Chu_7

Alan_Chu_8

Alan_Chu_9

Alan_Chu_10

Alan_Chu_11

Alan_Chu_12

Alan_Chu_13

Alan_Chu_14

Alan_Chu_15

Alan_Chu_16

Alan_Chu_17

Alan_Chu_18

Alan_Chu_19

ap1211

Alan_Chu_20

Alan_Chu_21

Alan_Chu_22

Alan_Chu_23

Alan_Chu_24

Alan_Chu_25

Alan_Chu_26

Alan_Chu_27

Alan_Chu_28

Alan_Chu_29

Imágnes: Djan Chu

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.