Mestizo Store

No podía aguantar más para compartir esta maravillosa tienda con vosotros. Sigo a Mestizo Store desde hace muchos meses, pero desde que la descubrí su web está en “stand-by”, supongo que están haciendo arreglos y eso lleva su tiempo. Así que en lugar de seguir esperando a que la web esté lista, he recurrido a las fotos de su cuenta de Instagram para enseñaros qué productos tan bonitos tiene.

En un principio pensé que la mayor parte de sus piezas eran de corte natural, hasta que me di cuenta que albergaba mucho más que eso, las antigüedades y piezas de diseño también son parte de la familia. En resumen, esta tienda tiene casi todo lo que a mí me gusta en cuanto a estilos se refiere.

Podemos encontrar maravillosos textiles procedentes de la India, tajines de barro del norte de África, tinajas y piezas de alfarería, mobiliario de ratán o rafia, pufs de sisal perfectos para exterior, pero también otros inspirados en los 70´ en terciopelo rosa o verde, emblemáticas sillas de Willy Rizzo en acero y ante, o importantes piezas como una cómoda italiana del Siglo XVII en su sección de antigüedades. He visto también mobiliario más contemporáneo, como el banco de capitoné con patas en hierro que luce en la casa del famoso interiorista Luis Puerta.

Para rizar el rizo, Mestizo Store ha sido elegida por Martina Klein para dar a conocer su colección Lo De Manuela: cerámica, textiles 100% naturales de diversas procedencias y estilos, vajilla,… Todo muy en consonancia con el resto de la tienda.

Por último, hay algo que me encanta lo veréis en las imágenes, hay muchas referencias a la corriente “green deco”, plantas en todos los rincones, ya sabemos que son el complemento perfecto tanto para ambientes naturales, como para los sofisticados o los más étnicos.

Me dan ganas de coger el coche y plantarme en la C/ Piamonte, 4 para perderme en esta preciosa tienda…

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

 

Babington House

Ahora que empieza el buen tiempo a todos nos entran las ganas de viajar, aunque sean destinos cercanos parece que los fines de semana se aprovechan mejor fuera de casa, yo ya tengo previstas tres salidas. La primera es a mi pueblo, nada especial pensaréis, pero ya es una tradición para nosotros juntarnos en febrero o marzo e inflarnos a calçots traídos para la ocasión desde Barcelona por uno de nuestros amigos. Este año somos más de 40, menos mal que la mitad son niños y aún no saben apreciar esta rica verdurita ;-)

Mi segunda escapada no la puedo desvelar, se trata de parte del regalo sorpresa de mi amiga (la que cumplió recientemente 40 años) y como es lectora de mi blog, mantendré mi boca cerrada. Y el último destino está aún por decidir, una noche romántica con mi marido, cortesía de Papá Noel, así que ya veré donde le llevo.

Como de viajes trata el post, hoy nos vamos a desplazar virtualmente a un hotelazo, publicado este mes por la revista Nuevo Estilo (en el link podéis leer el reportaje completo). Se trata del Babington House, una mansión georgiana situada a dos horas de Londres. Su edificio principal fue construido en 1705, rehabilitado para gozar de todas las comodidades de este siglo pero sin perder un ápice de su esencia. Los interiores son de marcado estilo inglés, obra de la interiorista Susie Atkinson. Yo me que quedado impactada especialmente con el bar, muy “british” pero nada sombrío, en lugar de los típicos chéster de cuero (maravillosos, sí) aquí le han dado una vuelta más, convirtiendo un club en algo muy femenino y “chic” con capitonés en colores pastel. Tampoco haría ascos a ninguno de los baños, son espectaculares!

Pero esto es sólo una pequeña porción de un hotel que además cuenta con capilla, lago, spa, campos de golf,… Para los que tenéis en mente pasar por el altar y contáis con unos ahorrillos, éste no sería mal sitio ¿verdad?

En tonos pastel. Annsley Interiors

Os confesaré que no soy nada atrevida para el color, sólo tengo que echar un vistazo a mi casa para darme cuenta que los tonos tierra, grises, azules plomizos,… invaden los espacios. Una sola concesión hice, algunos toques de color caldero en el salón y porque mi madre me animó a ello cuando compré las telas.

Ahora que veo en todas las revistas y blogs, no sólo de decoración sino también de moda, que los tonos pastel son tendencia absoluta y miro estos espacios diseñados por Annsley Interiors, me pregunto si algún día seré capaz de incorporarlos a mi vida, o si seguiré siendo aburrida por miedo a cansarme demasiado pronto.

Observo el coqueto rincón de la primera imagen, con ese precioso papel pintado que resalta el impresionante sofá de capitoné, enfrentado a una silla Thonet, y lo único que me sale es suspirar….

Annsley Interiors

Annsley Interiors (más…)

Karlos Bayon – Casa Decor 2010

Dos espacios bajo la firma de Karlos Bayón, uno lleno de osadía junto a otro más clásico y con ciertos toques ecléticos. Las primeras fotos corresponden a un baño lleno de curiosidades pero un tanto surrealista ¿un futbolín en el baño? ¿percheros cuyos soportes son los propios muñecos del futbolín? ¿un maniquí dentro de la ducha?, ¿máscaras?, ¿manos que son jaboneras?. La verdad es que no sé muy bien qué ha querído transmitir el decorador en este espacio, sí os puedo decir lo que me transmitió a mí, sorpresa y curiosidad, aunque es una decoración que no comparto.

Por el contrario, el segundo espacio me parece un salón lleno de matices con una sabia combinación de elementos del ayer y del hoy. Los preciosos sofás de terciopelo conviven con otros muebles de corte industrial, como la consola que descansa a la espalda de uno de ellos. Una pared recubierta con plachas en capitoné se alía con el microcemento de la pared vecina. Por otro lado encontramos piezas que evocan la naturaleza, como las esculturas de troncos retorcidos o dos piezas de cabezas de caballo que descansan sobre la mesa de centro. Y para unificar el conjunto ¿qué mejor que jugar con las simetrías? si os fijáis dos grandes floreros con pedestal franquéan ambos lados de la puerta, así como sendas esculturas abrigan los laterales del sofá y sobre la consola dos faroles se encargan de pronunciar aún más esa simetría.

Un trabajo de diez.

(más…)