Pisando fuerte…

Lo creáis o no la elección de un suelo es de lo más difícil que puede haber cuando haces una reforma. En unos días espero poder mostraros en lo que he estado trabajando durante un tiempo y os aseguro que el suelo es parte fundamental de ello. Yo que siempre me fijo en la estética ¿cómo poder elegir entre tanta diversidad? Algo tengo claro y es que por mucho que nos guste un material, es fundamental saber dónde lo vamos a colocar y por qué, no todos son aptos para cualquier superficie y aunque lo sean, quizás no todo es estética, hay que pensar en funcionalidad.

Durante estos meses he visto tantas maderas, porcelánicos, hidráulicos (los originales y los que los imitan), microcementos,… muchas posibilidades y tan bonitas, que la elección se vuelve harto complicada (cierto es que cuando no es para ti, prima la opinión del cliente).

Os diría que si tuviera que elegir, estéticamente me iría a los hidráulicos (una vez más dentro de ellos la gama de color y los dibujos es tan amplia, que también te vuelves loca), tampoco los usaría en todos los espacios, quizás en zonas de agua o de mucho tránsito como cocina o baños, recibidores o largos pasillos. Como ya sabéis que me canso pronto de las cosas, creo que me decantaría por la madera, es una apuesta segura. En este caso al menos sé lo que no quiero, por ejemplo las pintadas en blanco o muy claras, que aunque multiplican el espacio gracias al aporte de luminosidad, la “porquería” se ve enseguida.

Me siguen atrayendo mucho los pavimentos oscuros e incluso negros, más si están mezclados con maderas, crean ambientes muy masculinos, me encantan.

He concluido el post con suelos para auténticos valientes, los pintados de azul o rojo, demasiado atrevido para mí. Y después un par de combinaciones, la primera sobre todo (cemento & madera) no puede ser más bonita, la otra es más típica y en este caso para exterior, queda también preciosa si sustituimos la hierba por guijarros blancos.

¿Os decantáis por alguno en concreto? Difícil ¿no?

Hidráulicos o con dibujo

Floors_0

Floors_3

Floors_4

Floors_1

Floors_2

Floors_5

Floors_6

Oscuros y masculinos

Floors_7

Floors_8

Floors_9

Floors_10

Floors_11

Floors_12

Floors_13

Floors_14

Floors_15

Blancos inmaculados

Floors_27

Floors_28

Floors_29

Floors_30

Azules y rojos, bonitos pero para valientes ;-)

Floors_31

Floors_32

Floors_33

Floors_34

Floors_35

Floors_39

Floors_36

Esos preciosos combos… ceménto&madera y cesped&madera

Floors_37

Floors_38

Imágenes post: mi panel de “Floors” en Pinterest
Imagen portada vía: Pinterest #Beautifulfloors
 

Chill Art, cemento pulido – Casa Decor 2010

Increible también el espacio de Chill Art en Casa Decor. Pude contemplar la cantidad de acabados que consiguen con el cemento pulido y me explicaron sus diferencias con el microcemento, revestimientos por lo que me siento muy atraída. El cemento pulido es una técnica que se viene utilizando en Francia desde hace más de 20 años mientras que el uso del microcemento tiene un recorrido sensiblemente inferior. Para la utilización de este último se utilizan mayas de fijación mientras que el cemento pulido no las requiere, con lo que se consigue una cierta flexibilidad que impide que la superficie pueda agrietarse.

Los productos de Chill Art son numeros, cemento pulido, hormigón pulido, enlucido silicatado (imitación estuco), enlucido de yeso encerado, cal, pinturas minerales y resinas epoxy, en acabados mates, satinados o brillantes, según el efecto que queremos obtener (reflejar la luz, dar profundidad a un ambiente,…).

Lo que me gusta de este tipo de revestimiento es que tiene múltiples aplicaciones, podemos usarlos en cocinas, baños, suelos y paredes, en interiores y exteriores e incluso en el mobiliario, convirtiendo por ejemplo una mesa de DM en otra más original y resistente perfecta incluso para el jardín, ya que el cemento pulido aguanta el agua y otras inclemencias del tiempo.

Como siempre que me gusta un material pienso en mi propia casa. ¿Os ha pasado a alguno que al comprar una vivienda sobre plano, no coincidís en gustos con el constructor?, a mí me ha pasado con mi baño que creo que tiene los azulejos más feos de la tierra, así que no paro de pensar en recubrirlos con este material, tengo incluso pensados los colores, pero eso será cuando economicamente vengan tiempos mejores, aunque tampoco el coste es demasiado elevado (entre 70 y 90 € el metro cuadrado, más IVA, incluye mano de obra).

Si alguno os animáis me encantaría que me contárais que tal la experiencia.

(más…)