Estudio Bona Nit

Parece que el verano se me ha escapado entre los dedos, como cuando coges arena de la playa y la dejas caer, cae tan rápido que apenas está en tu mano unos segundos. Esa arena que tanto anhelaba y que no ha podido ser, al menos lo que tenía planeado. Pude ver el mar gracias a mis amigos que me regalaron por mi 50 cumpleaños una escapada a Suances, pero mi viaje a Portugal con mi mejor amiga no ha sido posible, las causas son dolorosas así que me las guardo por privacidad.

Aunque ahí afuera esté lloviendo y la sensación sea más otoñal que veraniega, aún nos quedan algunos días para cambiar de estación y prefiero que mi blog siga teniendo look de verano, de ahí la casa que os traigo hoy. Se sitúa en Formentera, es un proyecto de Olga Giménez, del estudio Bona Nit y la decoración es de la firma Let’s Pause.

Se trataba de un antiguo corral transformado en vivienda familiar, pero del que se ha conservado su origen y espíritu tradicional, sobre todo en cuanto a materiales. Paredes encaladas, piedra seca, las maderas, las fibras naturales,… y muchos espacios creados al aire libre para que la vivienda gire en torno a la naturaleza.

El porche te da la bienvenida con su colorido, el verde y el mostaza del marco de la puerta son protagonistas, que destacan gracias al blanco impoluto de las paredes. De dar calidez se encargan elementos como las vigas de madera del techo, los taburetes de hoja de palma o las pantallas de caña trenzadas a mano, todo de Let´s Pause. A continuación encontramos el comedor, muy informal y de estilo marcadamente mediterráneo. En madera, fibras y continuando con el esquema de resaltar las ventanas (esta vez en color azul). Patrón que volvemos a encontrar en la zona de porche y relax familiar.

Entrando en la vivienda, encontramos un recibidor sencillo pero muy impactante. Primero por esas grandes puertas azules y blancas con cuarterones de cristal, le acompaña la banqueta Ponza de Let´s Pause con elementos decorativos que proceden de Marruecos y Turquía. El tándem es perfecto. Desde la entrada pasamos al comedor, de estética mediterránea igualmente. Preside una mesa de madera con dos bancos y sobre ella la lámpara Barbaria que enfatiza más, si cabe, su aspecto rústico.

Junto al comedor, encontramos un sencillo cuarto de estar. Sobre el sofá, coloridos cojines de Bona Nit y como mesa de centro, el modelo Bajadilla realizado a mano y elaborado con madera de álamo. Se han añadido otros complementos como los taburetes, la escalera de madera natural Zahara, o una graciosa cabeza de toro de esparto para completar el conjunto.

En el dormitorio principal se mezclan piezas antiguas con actuales. Tenemos una bonita lámpara de araña que convive con sombreros de paja que adornan alegremente la pared del cabecero, al igual que coloridos textiles. En el dormitorio infantil, se aprovechó el espacio disponiendo literas en L y al otro lado de la habitación, se creó un espacio de almacenaje con un gran banco y cestas de fibras naturales que ayudan a mantener el orden.

Realmente me quedo con ganas de más en este «home tour», estoy convencida que el, o los baños, no me defraudarían, así como tampoco lo haría la cocina, pero no lo enseñan en el reportaje, así que ya puestos me los imagino a mi manera, me quedaría una casa monísima.

Recordad, aún nos quedan unos días de verano :-)

Imágenes Vía: Mi Casa Revista

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

La casa de Jade Jagger y más…

Si no os suena el nombre seguro que el apellido sí. Esta es la casa en Formentera de la hija de Mick y Bianca Jagger, que tras haber apostado primero por Ibiza, cambió de isla cuando la Pitiusa comenzó a convertirse en destino favorito no sólo de famosos, sino también de esa otra parte de turismo menos amable que sólo busca la fiesta nocturna. Formentera a unos pocos kilómetros en ferry, sigue conservando su calma y quietud, justo esa pequeña incomodidad que la hace más inaccesible es lo que la mantiene tan auténtica.

Jade hizo la carrera de modelo y también diseño de joyas, trabajó incluso con la aclamada Kate Moss, ese gusto por la moda y en concreto por la estética hippie, se ve reflejada en la decoración de su casa. Como ejemplo encontramos textiles de procedencia india tanto en interiores como en exteriores, o el cráneo tallado que sobre la chimenea utilizado para colgar sobreros que es de procedencia mejicana, muchos de los muebles son hallazgos del mercado de pulgas, etc.

La vivienda fue comprada en ruinas, en 2014. Era una casa de campo tradicional, detrás de sus paredes escondía una gran colección de cactus (que ahora forman parte del bonito jardín) y un camino que tenía acceso directo a una playa privada ¿Cómo resistirse a eso? Tenía incluso un pequeño edificio adicional que convirtieron en pequeña casa de invitados.

En el patio cubierto se mezclan textiles africanos y asiáticos e incluso una cocina al aire libre. Es ahí donde se me han ido los ojos al salpicadero, y por ello este post viene con añadido, luego os cuento más.

Como la casa había estado intacta durante mucho tiempo, la renovaron a su gusto, pero manteniendo un interior sencillo, con muebles de fabricación local, objetos de mercadillo, bonitas camas con dosel de madera, algunas antigüedades compradas en Ibiza y por último los revestimientos en suelos, baños y otras zonas, de la firma Popham. Es ahí donde ha entrado mi investigación porque me he quedado enamorada. Son baldosas hidráulicas marroquíes que se han repartido por distintas zonas de la casa y sus diseños y acabados son tan diversos que tras ver la casa, no he podido evitar enseñaros varias de las colecciones que podéis encontrar en su web. Con un poco de imaginación, se pueden crear espacios espectaculares.

En los dormitorios y el baño, el color azul es una apuesta segura para una casa de costa. En el dormitorio, los delicados algodones se mezclan con el esparto del cabecero, el baúl que hace de mesilla de noche y la alfombra, todo ello contrasta con los hidráulicos de Popham. Y en el baño estos mismos hidráulicos, con distinto diseño, resaltan la bañera con patas y el espejo veneciano.

Estoy casi convencida de que os gustará la casa, ya que en ella se respira verano, pero ¿Qué me decís de los hidráulicos marroquíes? ¿Cómo son los diseños? Sinceramente me costaría elegir uno…

Popham Design

Imágenes: The Style File / Popham Design

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Colección SS2017 Habitat

Ya tenía ganas de mostraros la nueva colección Primavera-Verano 2017 de Habitat. Como cada año el Dossier de Prensa viene cargado de imágenes, hay tantos productos que los he tenido que reagrupar como si del catálogo se tratase o de lo contrario el post hubiera quedado eterno.

Para esta temporada Habitat se ha inspirado en los viajes. Empezamos por el estilo bohemio de la isla de Formentera. Colores suaves, maderas naturales y la artesanía local están presentes en cada pieza. También las técnicas de doodlings (del término inglés «doodle» que significa «garabato») y del mandala, que propician la meditación. Los encontraremos tanto en el arte de vestir la mesa como en multitud de textiles.

Seguimos por los jardines de Majorelle, qué bonitos recuerdos me trae de mi viaje a Marruecos. Esta colección está bañada por los propios colores del jardín, tonalidades profundas e intensas donde el azul y el amarillo son protagonistas, así como los cactus que inundan este exuberante jardín.

La colección termina su andadura en el África Subsahariana, con estampados inspirados en tejidos emblemáticos cocidos como «Wax». El procedimiento de impresión del tejido africano wax se basa en el uso de la cera que permite un trabajo con reserva  (el color no se aplica en toda la superficie sino que algunas partes se reservan para dejarlas blancas o en el tono original del tejido). Inspirándose en esta técnica, el Estudio de Diseño crea estampados que por un juego de superposición de impresiones, recuerdan a los tradicionales pareos de las mujeres africanas.

Parece que este año Habitat ha hecho una colección basada en mis debilidades. La parte bohemia de la isla de Formentera (el mar, los colores suaves, la artesanía y las maderas naturales) son muy «yo»; Marruecos, pura energía y paraíso de color (espero volver algún día); y por último África, por la que siento una total atracción hacía su cultura, que se refleja en sus piezas, estampados y texturas inigualables. No podrían haber elegido mejores destinos para hacernos viajar a través de esta nueva colección.

Os paso a presentar una gran parte de los productos que he reagrupado por menaje, decoración, cojines y textil, alfombras, accesorios para el baño, exterior, mobiliario e iluminación. Estoy segura de que sabréis reconocer el destino sobre el que se inspira cada objeto.

Nos lo han puesto difícil tanto para elegir como para no comprar. ¡Me gusta todo!…

Imágenes Prensa: @smartdeco

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Así me quiero retirar…

Cada vez tengo más claro que mi vida no debería estar en Madrid. Sólo hay una razón de peso que me frena para no largarme de aquí, son mis hijas. Ellas tienen aquí su cole, sus amigos y más oportunidades de futuro que si nos fuéramos a un sitio apartado. Pero todo se andará…

La semana ha empezado rara, pero lo hizo ayer. Volviendo del pueblo de Soria donde solemos escaparnos en vacaciones y algunos fines de semana, tuvimos un percance con el coche. No fue un pinchazo sino un reventón en toda regla, parecía que una motosierra hubiera rajado mi rueda (la ley de Murphy hizo que fuera una de las delanteras que estaban nuevas, arggg…) Tuvimos que llamar a la grúa porque no había valiente que quitara la tuerca de seguridad. Apareció un hombre encantador que nos dio «palique» mientras hacía la labor del cambio de rueda. No sé qué vería en nuestras caras que nos preguntó, ¿dónde se está mejor en Madrid o en el pueblo? La respuesta era obvia, así que ¿por qué mete usted el dedo en la yaga?

Total, vuelta a casa y aquí donde vivimos, son fiestas patronales. Las niñas sin cole el viernes, tampoco han tenido clase hoy, así que el día se complica. Además tenía médico, porque Murphy me volvió a visitar :-) Y esta tarde nos toca ir a la feria, seguro que muchos pensaréis que eso es divertido, pero yo lo odio. Así que un par de vueltas en los «cacharritos» y a casa, que por fin mañana hay colegio y vuelve la tranquilidad. Qué bien estaría en una casita en el campo (mejor si tiene vistas al mar, aunque sea a lo lejos), sentada en una mecedora y mirando al infinito, lo sé: ¡me hago mayor!

Hoy os enseño tres proyectos de una firma preciosa sobre la que escribí en 2009, claro que muchos de vosotros no me seguíais en mis comienzos. Se llama Catalina House, por entonces era una pequeña tienda en Formentera, ahora ya tienen tienda online y varios trabajos de interiorismo a sus espaldas. He querido rescatar esta firma porque les sigo a menudo y cada imagen que muestran me anima a pensar que quizás algún día yo también pueda retirarme a vivir en algún sitio parecido a estos…

Ses Roques 1

catalina_house_1

catalina_house_2

catalina_house_3

catalina_house_4

catalina_house_5

catalina_house_6

catalina_house_7

catalina_house_8

Ses Roques 2

catalina_house_10

catalina_house_11

catalina_house_12

catalina_house_13

catalina_house_14

Casa la Mola

catalina_house_15

catalina_house_16

catalina_house_17

catalina_house_18

catalina_house_19

catalina_house_20

catalina_house_21

catalina_house_22

catalina_house_23

catalina_house_24

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Luis Galliussi

Se acabaron las Navidades y no voy a negar que me siento aliviada, necesito volver a la normalidad y dejar la anarquía de estos días, que una es cuadriculada y tantos planes me dislocan. Es más, mientras mis hijas disfrutan con sus primos de una tarde de circo, a mí me ha dado por hacer «zafarrancho» en casa y quitar todo símbolo y decoración navideña, no más belén, ni árbol, ni brillos hasta el año que viene.

A pesar de que queda mucho invierno por delante, yo ya empiezo a pensar en el buen tiempo, en días más largos y en el calorcito. Si algo tiene la decoración, al igual que la moda, es que todo llega por anticipado, así que en breve empezaremos a ver colecciones de primavera y verano, color por doquier para alegrarnos la vida.

Por eso hoy os enseño dos casas de Galliussi, ya me perdonaréis pero es uno de esos decoradores que no necesita presentación. La casa de Ibiza es la suya propia, el entorno es envidiable (aunque ese mérito no le corresponde a él :-)), sí la vivienda tan blanca, tan humilde y modesta… donde todo ese batiburrillo de cosas funciona a la perfección. Me encantan los sencillos muebles, pero casi más los textiles como las alfombras y sobre todo la colcha rosa a los pies de su cama. La segunda vivienda tiene similares características, sencilla y campestre, en cualquiera sería un placer refugiarse los días de verano.

CAN KAKI, Ibiza

Luis_Galliussi_1

Luis_Galliussi_2

Luis_Galliussi_3

Luis_Galliussi_4

Luis_Galliussi_5

Luis_Galliussi_6

Luis_Galliussi_7

Luis_Galliussi_8

Luis_Galliussi_9

Luis_Galliussi_10

Luis_Galliussi_11

Luis_Galliussi_12

Luis_Galliussi_13

Luis_Galliussi_14

Luis_Galliussi_15

Luis_Galliussi_16

Luis_Galliussi_17

CAN EU, Formentera

Luis_Galliussi_18

Luis_Galliussi_19

Luis_Galliussi_20

Luis_Galliussi_21

Luis_Galliussi_22

Luis_Galliussi_23

Luis_Galliussi_24

 

Paraíso en Formentera, Can Dream

Como veréis hoy no hay novedades semanales a pesar de ser viernes, todavía sigo intentando ponerme al día con mis mails. La novedad en mi vida es el gimnasio, un firme propósito para este año en el que ya llevo dos días. Solía ser mujer de «gim» hasta que tuve a mis hijas, desde entonces me he ido anquilosando poco a poco, ¡así tengo la espalda!, seguro que algo mejoro con el ejercicio.

Cambiando de tema, hace una semana estaba en la playa y parece que han pasado siglos. Como ya ando inmersa en mi rutina, mejor asomarnos a lugares como el que os traigo hoy, aunque sea virtualmente.

Esta preciosa casa de nombre Can Dream, la he descubierto gracias a una nota de prensa de la agencia Katba sobre una nueva web referente a la isla de Formentera (http://formenterainlove.com), en ella además de encontrar hoteles, restaurantes, tiendas, curiosidades, etc. sobre la isla, nos enseña maravillas como esta.

La casa es un capricho, los exteriores envidiables y el interior, aunque sencillo, está lleno de ideas con encanto, como las cestas utilizadas a modo de luminarias, me ha encantado la idea.

Quién pudiera perderse en un lugar así…. creo que necesito vacaciones otra vez.

¡Feliz fin de semana!

Can Dream

Can Dream

(más…)

Jordi Canosa. Fotógrafo de revistas

No os lo vais a creer, cuando he vuelto esta mañana de hacer unos recados con mis hijas, uno de los peces que compré ayer, había saltado fuera de la pecera (en realidad es un jarrón de cristal y no sé muy bien cómo ha podido dar un salto tan vertiginoso). Marta lo ha encontrado sobre el escritorio, por suerte aún seguía vivo. Además de complicados, parece ser que ahora tenemos un pequeño suicida en casa, ¿quién me manda a mí meterme en estos embolados?.

En fin, dejando de lado el mundo acuático, mi post de ayer trataba sobre el fotógrafo Jordi Canosa. Seguro que si sois adictos lectores/as de revistas como yo, os sonarán estas imágenes. Es asiduo captador de instantáneas para revistas como Habitania, Interiores, Casa Viva, Living Deco, entre otras, pero también son numerosos sus trabajos realizados para catálogos de prestigiosas firmas como Textura, Kettal, Pikolín o Coordonné.

Genial el ojo del fotógrafo, que sobre todo en las casas de Formentera, es capaz de transmitirnos el sabor de la isla, su blanca arquitectura, la belleza del campo y casi devolvernos por unos instantes, a este verano que nos deja y que pronto añoraremos.

¡Feliz fin de semana!

Casa Rita (Formentera) Estilista: Daniela Cavestany

Jordi Canosa, fotógrafo

Jordi Canosa, fotógrafo (más…)

Catalina House

Siempre encontramos una buena excusa para hacernos un viajecito, nuestro destino: Formentera y el motivo: visitar Catalina House.

Déjate seducir por sus propuestas tradicionales pero con toques coloristas y frescos. Imagino una casa típica de la zona de Ibiza, Menorca o Formentera, pero no de las que están en sitios muy turísticos sino aquellas perdidas en el interior con muros gruesos y blancos, a distintos niveles, y a lo lejos las vistas del mar, esto es lo que me sugieren sus productos ¿será por esa apetecible cama con mosquiteras?, ¿o al lo mejor es que tengo cierto «mono» de mar?…