Segunda residencia…

Los que tenemos la suerte de tener una segunda residencia, está claro que lo que buscamos es un lugar de retiro, un sitio para descansar y desconectar, más aún cuando la vivienda está lo suficientemente cerca como para poder disfrutar de ella incluso los fines de semana.

Los propietarios de esta casa, productores de televisión en Los Ángeles y padres de dos niñas pequeñas, adquirieron este refugio en la ciudad de Ojai. Una zona cercana a la gran ciudad, en el condado de Ventura, rodeada de amplios valles y naturaleza. Contrataron a la diseñadora de interiores Deborah Rhein, dueña del estudio D.L. Rhein con sede en Los Ángeles.

Lo primero que hicieron fue cambiar el antiguo color amarillo de las paredes, por un luminoso blanco y vistieron los suelos con cemento para hacerlos más funcionales (son fáciles de mantener y muy resistentes al tránsito). En la amplia cocina se sustituyeron los armarios superiores por estanterías abiertas, que ocupan menos visualmente y favorecen también el aspecto informal acorde a una casa de campo. Para proteger la zona de cocción y la de aguas, las paredes se protegieron con azulejo hecho a mano de Ann Sacks. La cocina presume también de tener una gran isla con barra y taburetes de CB2, sobre ella, una gran luminaria de bambú y seda de Couleur LocaleEn la pared se exhibe una colección de tablas antiguas de cortar francesas.

Con el fin de conseguir la sensación de refugio que buscaban, se utilizaron muebles de estética muy natural, maderas claras y una paleta neutra en los textiles. Para dar más personalidad a las distintas estancias, contaban con multitud de piezas que los propietarios habían adquirido en sus numerosos viajes (en la primera imagen podéis ver como un Juju Hat – pieza africana de la que os hablaba la semana pasada – corona una de las paredes de salón).

En la sala de estar lo prioritario era la comodidad, para ello se eligieron dos grandes sofás de Cisco Brothersuna alfombra Beni Ourain y de nuevo otra pieza con personalidad, la mesa de centro es en realidad un banco de bodas vintage sobre el que se ha dispuesto una bandeja marroquí.

El comedor está situado entre la cocina de espacio abierto y el salón. La mesa personalizada se rodea de sillas de la firma Palecek y están cubiertas por las míticas pieles de oveja de Ikea, que le dan calidez. Tras la mesa, tinajas traídas de sus viajes por Europa.

La primera pieza que Deborah Rhein encontró para la casa, fue la gran alfombra vintage que viste el dormitorio principal. Sus tonos pastel representan lo que los lugareños llaman “el momento rosa” haciendo alusión a las puestas de sol que se reflejan en las montañas de Ojai. Los grandes puf de cáñamo a los pies de la cama, son también de CB2.

La habitación de las dos camas y el dormitorio de matrimonio de la siguiente imagen, son habitaciones para invitados. En la primera encontramos un atrapasueños entre ambas camas vestidas con suaves algodones. En la otra habitación, a los pies de la cama se colocó una alfombra marroquí, la lámpara de noche es de West Elm.

Fuera, un enorme jardín con amplias zonas de descanso, chimenea, piscina y unas increíbles vistas, completan este refugio de fin de semana. Precioso ¿verdad?

Fotografía: Amy Bartlam –Vía

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 588 seguidores

Objeto de deseo

El post de hoy será más breve de lo normal, sólo tengo tiempo para contaros tres cosillas. Lo primero, ya lo he dicho en muchas ocasiones, no creo en San Valentín aunque sí en el AMOR con mayúsculas, el incondicional de mi marido e hijas, el de mis amigos, familia,… no hay un día para el amor, hay que demostrarlo siempre. Aunque respecto si lo celebráis, en ese caso, espero que lo disfrutéis a lo grande.

El segundo motivo es que mañana me voy de viaje a Sevilla, cuatro días de escape con amigas para poder desconectar, para hacer un poco de terapia (que últimamente lo necesito mucho), reír y también llorar (porque yo soy así de intensa), sin ningún plan hecho, vamos a lo que surja. Esto significa que hasta la semana que viene no vuelvo por aquí, intentaré subir alguna foto en mis redes, pero poca cosa porque la finalidad es descansar. También significa que esta tarde me toca hacer la maleta, así que tengo menos tiempo para dedicarle al blog.

El tercer motivo es que me acaban de asaltar con una muy mala noticia que me ha dejado en shock, pocas palabras o poco que aportar cuando te anuncian que alguien cercano se ha ido después de luchar duro contra una enfermedad. La verdad es que mi cabeza ahora mismo no puede pensar en otra cosa. Ojalá algún día podamos dejar de escuchar este tipo de noticias.

Os dejo con algunas imágenes de mi objeto de deseo, un Juju Hat. Se trata de un tocado usado como adorno en ceremonias por tribus de África Occidental, realizado con plumas de aves africanas de granja. Las podemos encontrar naturales o con tintes de colores y van engarzadas a una estructura de tela y rafia. Son símbolo de prosperidad, de belleza y alegría. Espero algún día tener uno.

Os veo por aquí el lunes con energías renovadas… Sed felices.

king of the juju

Etsy

JuJu Boutik

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 588 seguidores

 

Una preciosa casa en Melbourne…

No es que siga con la temática del post del lunes, aunque por las primeras imágenes lo pueda parecer, ha sido simple casualidad pero ¿cómo os quedáis al ver la lámpara? Casi que el resto ya me daba igual…

Nos encontramos ante una vivienda situada en uno de los mejores barrios de Melbourne, completamente remodelada por el fundador de la firma de diseño Beautiful Home. La casa cuenta con cinco grandes dormitorios distribuidos en varios niveles, una gran sala de estar, comedor y cocina de concepto abierto, tres cuartos de baños, dos zaguanes o “mudrooms” y un estudio.

La cocina, como en casi todos los hogares, es la reina de la casa. Está realizada a capricho, con materiales nobles (como el frente de mármol de Calacatta con sus elegantes vetas grises), hornos dobles de la firma Miele, muchas zonas de almacenaje y una gran isla central que hace de separación con el comedor (sin duda mi parte favorita). La cocina y el comedor dan acceso al patio trasero, con zona ajardinada y piscina.

En la vivienda están presentes tanto elementos tradicionales y originales como otros más modernos y relajados. Ejemplo de ello son la puerta de entrada, los ventanales del dormitorio, las molduras de los techos, etc. que definen su naturaleza histórica. Ésta se hace más patente en el salón con su chimenea de hierro fundido y cornisa de madera, sobre ella, un exótico JuJu Hat pone el punto de tendencia al espacio. Colores tierra, texturas naturales, sillones de lino, muebles antiguos, alfombras con textura, cerámica y obras de arte tejidas, son características de esta vivienda donde lo nuevo y lo viejo conviven a la perfección.

Es una pena que el artículo de Est Magazine donde he encontrado la casa, no cuente más al respecto. Me hubiera encantado saber la procedencia de la lámpara, a la que he sometido a una búsqueda por imagen en Google sin éxito alguno, así que si sabéis de dónde es por favor compartid, soy toda oídos. A las sillas, que también me encantan, les he sacado un parecido más que razonable con las “JH-501 The Chair” de Hans J. Wegner, no son iguales pero dan bastante el pego y total ¿quién puede pagarse las auténticas?

Espero que disfrutéis de la casa o que al menos, como me ha pasado a mí, no podáis dejar de mirar la primera imagen.

Vía: Est Magazine

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 588 seguidores