Un precioso apartamento en Rumanía

El estudio de diseño Davidsign realizó la remodelación de este apartamento de dos dormitorios situado en la ciudad de Oradea, Rumanía. Aunque no lo parece por la gama de color, está orientado al sur y dispone de mucha luz natural. Cuentan en la web que la sesión de fotos se realizó un día gris de invierno y aunque no se percibe todo lo luminoso que es, cuando comenzaron el “shooting” unos tímidos rallos de sol entraron por los grandes ventanales, lo que les permitió capturar el espacio con la mejor luz de la que disponían en aquel momento.

El cliente, un hombre joven, quería un hogar moderno pero acogedor, algo sencillo, con influencias escandinavas y mucho espacio de almacenamiento. Ya que la casa no disponía de armarios, se crearon dos grandes módulos en pasillo y dormitorio. La vivienda en general se diseñó en líneas sencillas, un enfoque monocromático predominado por los grises, blancos y negros, y aportando calidez mediante la madera.

Decidieron también deshacerse de la pared que separaba la cocina del salón ya que ésta, era demasiado estrecha y alargada para ser lo suficientemente cómoda. El cliente así, disfrutaría a su vez de un espacio completamente abierto. Al derribar la pared de la cocina se creó una zona de península que cumple varias funciones: superficie de apoyo extra para cocinar, barra o mesa para comer y zona de despacho (¡un tres en uno! me encanta la idea). Por otro lado, se apostó por luces empotradas en los armarios superiores de la cocina y en las baldas exentas de la misma para aportar un toque extra de luminosidad.

En el dormitorio optaron por pintar de negro la parte superior de la pared y dejar toda la inferior vestida en madera a modo de cabecero. Tras éste, se ha ocultado la iluminación para crear una suave luz ambiental en la habitación. Por su parte, en el baño se creó un amplio espacio de almacenaje con estanterías abiertas para exponer las cosas más estéticas y bajo el lavabo un espacio adicional para albergar la lavadora-secadora (que si os fijáis sigue la misma gama cromática, en negro). Una vez más, el espejo también está retroiluminado en su parte superior e inferior.

Como veis, aunque me gustan diversos estilos decorativos, hay dos que predominan sobre el resto. Por un lado me vuelven loca esas casas que os enseño llenas de luz, muy blancas, con maderas naturales y muchas texturas; y luego están estas, más minimalistas, elegantes y diría que algo más masculinas (aunque no creo que la deco tenga género, pero para que me entendáis). Son estilos muy diferentes, pero ambos me mueven por dentro y de eso se trata la decoración.

¡Feliz fin de semana!

Fotografía: Andreea Iancu 
Interior Design: Davidsign | Construction: Geologix | Custom furniture: Saramob

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Color en la cocina

Las cocinas ya no son lo que eran, a Dios gracias. Aunque el negro, el blanco y el gris son y seguirán siendo los más demandados, porque los clásicos nunca mueren, el color también ha entrado a formar parte de ellas, pero no como antaño. ¿Recordáis hace unos años cuando se llevaban las cocinas ultramodernas con superficies brillantes y colores chillones?, yo nunca pude con aquella moda.

Ahora cada vez más la gente se anima a poner algo de color en su cocina, pero ya no hablamos de aquellos espacios con colores estridentes y brillantes (que oye, siguen teniendo su público y a mí me parece bien, para gustos los colores), actualmente se tiende más bien a buscar tonalidades serenas, mates, colores empolvados (rosa palo, verde mint, toda la gama de los azules, amarillos, etc.), colores alegres para un espacio donde la mayoría de los mortales pasamos mucho tiempo. Si seguís mi cuenta de Instagram sabréis que soy muy fan de las cocinas negras, no lo puedo evitar, pero reconozco que hay todo un mundo de posibilidades en cuanto a color a tener en cuenta.

Esta corriente se ha visto favorecida también con el uso de las nuevas pinturas que a priori, no demandan un gran esfuerzo por nuestra parte a la hora de dar un cambio radical a la cocina, como sabéis hablo de las pinturas a la tiza, como la Auténtico Chalk Paint o la de Annie Sloan, dos de las firmas más reconocidas. Supuestamente, y digo supuestamente porque yo no lo he intentado, es fácil cambiar nuestra cocina a golpe de brochazo, siempre que los muebles y las superficies estén limpias y en buen estado, cuestión de ponerse a ello.

Vais a ver varios ejemplos de cocinas en distintos tonos, rosas, verdes, amarillas, grises, azules y por supuesto, negras. Os tengo que decir que lo he intentado con el rojo, de verdad, ayer perdí más de una hora buscando imágenes pero no encontré nada que me gustara. Las que vi me seguían recordando a aquellas cocinas brillantes de antaño y a mí, que soy más bien tradicional, no me terminanon por convencer. Esto ya es una opinión personal, si tuviera que apostar por este color lo haría única y exclusivamente con complementos, nunca pondría muebles rojos, optaría por una cocina neutra y añadiría si acaso toques en este color. Es curioso porque esto mismo no me sucede con el amarillo o el fucsia, siendo también tonalidades fuertes, sencillamente el rojo me produce cierto rechazo (pero sólo en las cocinas, para lo demás me gusta).

Os dejo con mi selección, me encantaría saber qué opináis ¿Sois de cocinas blancas u os atreveríais a meter color?

{Imagen vía: Sight Unseen. Proyecto: Crosby Studios}

  {Proyecto: Union Studio Architecture and Community Design y Denise Enright Interior Design}

Si no te atreves con los armarios, déjalos en un color neutro y pinta sólo la pared.

{Via: Quotatis}

Mobiliario pintado con gris Plummet de Farrow & Ball. {Vía: El Mueble}

{Vía: Livet Hemma – Ikea}

Maravillosos azules de mil y una tonalidades, qué os voy a decir si es mi color favorito. {Imagen vía}

{Emily Henderson}

{Ideal Home}

Si no te atreves con el rodillo, prueba a colocar vinilos, en Like a Color tienes infinidad de posibilidades para elegir.

Combinando colores: blanco, rosa pastel y madera en la isla. {Imagen vía}

Rosa y verde mint {Proyecto: Baldini Architecture}

{Imagen: Apartment Therapy}

Cocina en verde pastel con aire country {imagen vía}

Vibrante amarillo, siempre es un acierto, en muebles o revestimientos. {Imagen vía}

Otro ejemplo con el salpicadero y los tiradores de uñero en amarillo. Una cocina mucho más sobria y elegante gracias a la combinación con el gris.

{Proyecto: Alexandr Aranovich}

Cocina realizada con un material inteligente llamado FENIX de Arpa Industriale, sirve para aplicaciones tanto verticales como horizontales, es resistente, fácil de limpiar, mate, con propiedades antibacterianas, anti-huellas y una larga lista de bondades.

{Imagen:  Interiores Minimalistas}

Una vez más mi combinación ganadora, negro y madera {Diseño: Coco Lapine Design}

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Elemento sorpresa…

Esta vivienda en Northcote (Melbourne), se llevó en 2013 el premio “BDAV Building Design Awards. El estudio Altereco Design creó una residencia moderna y funcional para una joven pareja, respetando el estilo original victoriano de la misma. El diseño tradicional de la casa fue modernizado añadiendo elementos sorpresa, formas geométricas, cubos,… tanto dentro como fuera de la vivienda.

Se requirió la demolición de las habitaciones traseras para incorporar un estudio. El patio se desplazó a la parte delantera, la cara norte, dejando un espacio de concepto abierto y consiguiendo un mayor aprovechamiento de la luz que ahora se cuela hasta el corazón de la vivienda. Esta zona central se caracteriza por los cálidos revestimientos de madera que se prolongaron por el resto de los espacios. Un plus en esta cocina es el área de entretenimiento al aire libre, que se abre y cierra a demanda mediante grandes cristaleras correderas. Un espacio semicubierto que funciona como comedor, como zona de juegos para los niños y que está pegado tanto a la cocina como a la zona de salón, lo que permite interactuar desde cualquier punto.

La vivienda se compone de tres habitaciones, dos baños y un estudio. El luminoso dormitorio principal cuenta con su propio baño y un vestidor, y como el resto de la casa, también está revestido en madera. El baño está dividido en espacios secos y húmedos, este último mirando a un corredor lleno de vegetación que da a la parte trasera de la casa (a salvo de miradas indiscretas pero con la sensación de ducharte en el exterior). En el estudio encontramos ese elemento sorpresa que cito en el título, una ventana que también da a la parte trasera, con una forma absolutamente atípica, un triángulo invertido que sigue la línea de inclinación del techo. Esta ventana ha sido sin duda el origen del post.

Por último comentaros que en una vivienda como esta, el color blanco juega un papel fundamental ya que equilibra el uso excesivo de la madera a la que se le ha dado todo el protagonismo.

Una vivienda cálida y funcional, sin grandes pretensiones, pero con un premio a sus espaldas gracias a las buenas ideas de Altereco Design y su originalidad.

Imágenes: Est Living y Altereco Design

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

El Jardín que viene…

Y nunca mejor dicho porque aunque parece que la primavera aún está lejos, cuando nos queramos dar cuenta estará luciendo el sol y nos entrarán unas ganas locas de vestir jardines, terrazas o balcones, para recibir a la nueva estación. Hoy es el primer día en semanas que no he tenido que rascar el hielo de la luna del coche al salir por la mañana y eso sólo puede ser una buena señal (al menos yo me lo tomo así, que detesto el frío).

Para ir abriendo boca y pensando en lo que está por llegar, quiero compartir con vosotros un descubrimiento reciente, El Jardín que viene. Es un centro de jardinería y decoración con el que me topé por casualidad en Instagram y no pude hacer otra cosa que seguirles, lo entenderéis al ver las imágenes. Ni siquiera me pilla cerca ya que se encuentra en La Coruña, Galicia, pero a modo de inspiración es un diamante. Si vivís por allí y tenéis la suerte de haber estado, me encantaría que me dejéis un comentario y para los que no estamos cerca don´t worry, seguro que tenéis un centro de jardinería más o menos próximo a casa, así que cojamos ideas y apliquémoslas en nuestros hogares.

Yo por el momento ya he encontrado mucha inspiración: hierro, terrarios (que aunque los hago yo mima, el material lo compro en centros de jardinería), cactus, mobiliario de exterior e interior, alfombras lavables (también tengo la que veréis en la imagen, os lo cuento más abajo), cojines étnicos (los necesito ya y más después de haber escrito un post sobre ellos hace unos días), elementos de hierro, piezas vintage, otras sacadas de contexto (como la bañera), menaje, iluminación, faroles, damajuanas,… y un largo etc.

Hoy os dejo pronto, tengo una comida en Madrid con Carmen de DecoraLinks (si no habéis visitado su blog, estáis tardando, es buenísima) y luego me voy a un “sarao” que ha montado Lucia Be, espero poder coincidir con ella, aunque igual me da por lanzarme a sus brazos y hacer un poco el ridículo, la adoro :-)

¡Feliz fin de semana!

Soy una fanática de los cactus y crasas, tanto es así que estas navidades me han pedido para regalar varios terrarios y he triunfado con ellos :-)

Una bañera sí, nada como descontextualizar una pieza ¿por qué ha de estar en el baño si es un perfecto contenedor? Ponla en el jardín y llénala de plantas, verás como lucen.

Las fibras y los materiales naturales (como las pantallas de corcho), siguen siendo tendencia. Espero que nunca dejen de serlo.

En El Jardín que Viene encontraréis alfombras de Lorena Canals, no tengáis miedo a usarlas en el exterior, son lavables. Yo tengo la beige de la imagen pero en el color azul oscuro de la de encima. Es preciosa, mullida y funcional.

¿Qué os parecen estas papeleras vintage para el jardín?, originales ¿verdad?

Las damajuanas siempre son un recurso para decorar, en esta ocasión acompañadas de cojines étnicos (¿os acordáis de mi post del otro día?, podéis recordarlo aquí). En la imagen inferior también cojines de Alfombras Étnicas.

Los faroles son un “must” para exteriores. Estos son súper originales por su gran tamaño y color.

Las macetas, otro elemento importantísimo, elígelas con carácter. Bien con estampados y texturas diferentes para crear dinamismo, u opta por todas iguales si quieres conseguir uniformidad.

Rincones con encanto. Este apuesta por el verde.

Taburetes de cuero con mesa alta tipo bar rústica y reciclada.

Tener una cama Balinesa en el jardín quizás es un poco excesivo para mí, pero las jirafas para adornar un rincón me encantan.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Mudroom, zaguanes y entradas

En un post de la semana pasada os hablaba de lo frecuente que es ver en América las camas situadas entre dos ventanas. Hoy vamos con otra habitación típicamente de allí de la que nosotros carecemos, una mudroom. Pero ¿a qué hace referencia este extraño vocablo?, pues literalmente significa “la habitación del barro”. Un espacio situado normalmente contiguo a la cocina o en la propia entrada, pero independiente, que sirve para depositar botas, abrigos, ropas de calle, bolsos, mochilas,… todo aquello que queremos que quede ordenado pero fuera de la vista.

La versión española de esta habitación vendría a ser el zaguán, aunque aquí nunca lo encontraríamos en la cocina. Se trata de un espacio que no todas las viviendas poseen, que funciona como vestíbulo o recibidor. No se considera habitación como tal sino más bien un sector de tránsito entre la puerta principal y el acceso propio a la vivienda. En este caso se utiliza para recibir a la gente sin que la persona, si no lo deseas, tenga que entrar en tu casa (imaginad el cartero por ejemplo, le puedes atender bajo techo sin que invada tu intimidad). En mi caso por ejemplo, tengo un porche cerrado en la entrada de casa que hace exactamente esta misma función. El zaguán es muy habitual en lugares como Andalucía.

Y por último, para el común de los mortales, no queda otra que utilizar el hall de entrada para estos fines. Estos tres espacios aunque diferentes, tienen algo en común, son perfectos aliados para mantener el orden. El que mejor recoge esta función sin duda el es mudroom, ojalá en España se hicieran casas con este tipo de habitación (yo al menos dejaría de ver las mochilas de mis hijas tiradas en el suelo nada más entrar, que por mucho que tenga armario y perchero, ahí las dejan).

La mayoría de los mudroom tienen una estética similar. Son típicos los panelados de madera, con casilleros para organizar, tampoco falta en ninguno ganchos y percheros para colgar los distintos elementos, una zona de asiento,… pero oye, vais a ver en las imágenes que hay gente ingeniosa que con muy poco y aún no disponiendo de una habitación para tal fin, se organiza unos rincones la mar de apañados y económicos. Mi recomendación además, si tu entrada es muy pequeña y tampoco tienes una habitación que te permita diseñar algo así, puedes pensar en las zonas de paso, a veces la anchura de un pasillo permite colocar también alguna unidad de almacenaje, anclar unos ganchos a la pared y crear bajo éstos una zona estrecha de asientos, si además le pones tapa abatible te permitirá guardar cosas sin que queden a la vista.

Ah! y recordad que para darle el toque chic y que la zona parezca de revista, no podéis olvidaros de poner un par de katiuskas, a ser posible unas Hunter, no falla ;-)

Imagen portada: Sebring Design, resto en mi tablero de Pinterest: “Mudroom, zaguán, entradas

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

El lavado de cara de un pequeño piso

La propietaria de este pequeño apartamento llevaba 10 años viviendo en él cuando decidió hacerle un lavado de cara. La estructura no se modificó pero sí se hicieron cambios estéticos que cambiaron significativamente el espacio. Para realizar el trabajo Tamara, la propietaria, recurrió a la diseñadora de interiores Megan Pflug.

El cambio más importante se realizó en la cocina donde se eliminó una pared para dejarla abierta al salón. El nuevo diseño permitió distribuir todos los elementos en un mismo frente, optimizando el espacio y ganando zonas de almacenamiento. Se utilizaron muebles blancos y sencillos, sin tiradores, una manera de integrar mejor la cocina en el salón. Para las encimeras se eligió cemento que contrasta con tanto elemento en blanco. Sobre la isla se colgaron dos lámparas de latón y sobre la mesa Tulip del comedor, se eligió una Workstead.

La diseñadora había estado recientemente en Europa así que se inspiró en sus viajes para pintar la puerta de entrada en azul. Las paredes no son realmente blancas, sino de un tono gris muy claro, menos en la entrada que para diferenciarla del resto jugó a pintar la mitad inferior en gris oscuro (el mismo que se utilizó en la pared de la cocina que ensalza los cuadros). Toda la pintura de la casa es de Ralph Lauren Home.

La zona de la entrada es sin duda mi favorita. Se reutilizó una alfombra de cuero que Tamara tenía en su dormitorio. Este material envejece bien con el tiempo además de ser resistente al tránsito, perfecto para una zona de paso. Para agregar dramatismo y elegancia, se apostó por un espejo dorado tamaño XL y un banco cuyo asiento también es de cuero, con patas de laca en color crema y acentos en bronce. El espejo se encuentra frente a las ventanas, por lo que sirve para abrir el espacio y reflejar la luz que proviene de ellas, además de la función obvia de mirarse antes de salir de casa. Tanto el espejo como el banco se adquirieron en Anthropologie, y el pequeño conjunto de mesas laterales son de CB2. Estas dos pequeñas mesas se utilizaron también en la sala de estar, junto al sofá, ya que ofrecen superficie de apoyo sin apenas ocupar espacio.

En la sala se utilizó un espectacular papel pintado de Calico Wallpaper, cortinas blancas de suelo a techo que recorren toda la pared acentuando la altura de los mismos y permitiendo el control de la entrada de luz de los enormes ventanales. El sofá, la alfombra, la mesa de centro y la consola, ya pertenecían a la propietaria. Para darle un aire nuevo se añadieron cojines con textura, accesorios y un par de sillones de terciopelo (también en gris) de West Elm sobre ellos, cojines de Rebeca Artwood. Entre los dos sillones se colocó una mesa auxiliar de Dwell. No podía faltar el toque de las plantas para aprovechar la cantidad de luz natural del espacio.

Por último para el dormitorio eligieron el color rosa. En la cama jugaron con dos tonos de este color. Se pusieron cortinas de suelo a techo también, en esta ocasión de lino rosa. La cama con dosel y las mesillas fueron reutilizadas, pero se cambiaron de posición (frente a la ventana) para ganar teatralidad, junto con un par de estilizadas lámparas a ambos lados. Para el suelo se optó por una alfombra de sisal y superpuesta, otra pequeña alfombra decorativa a los pies de la cama. Nada más entrar en la habitación se encuentra la cómoda “Shagreen“. Su elegante textura y su color gris contrasta perfectamente con el rosa de las paredes. Sobre la cómoda The Half Moon Mirror de Ben y Aja Blanc más que un espejo, una obra de arte.

Un apartamento pequeño al que no le falta detalle…

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

JDP Interiors

Cuando la lámpara Vértigo de Constance Guisset preside un salón y a su alrededor encontramos piezas mid-century, iconos del diseño y todo está enmarcado por una paleta de colores naturales junto al elegante negro, la casa sólo puede ir a mejor.

La vivienda está situada en Hollywood y fue construida en los años 30. Sus anteriores propietarios fueron los míticos actores Angela Lansbury y Vincent Price, ahora pertenece a una joven pareja. Él, Jared Morgenstern, es unos de los diseñadores más importantes de Facebook y ella, Emily Luntz, de la factoría Disney. El estilo de la casa es tradicional así que ellos decidieron crear un espacio luminoso y mezclar tradición y diseño.

No fue necesario una renovación completa ya que había sufrido varias a lo largo del tiempo, así que con la ayuda de JDP Interiors, se centraron en mejorar las características de la casa para crear ese ambiente atemporal y joven que los propietarios estaban buscando.

El aseo se decoró para sorprender. El papel pintado se llama Crescent y es de Kelly Wearstler, se completó el espacio con un fregadero de piedra sobre encimera, unos apliques de corte mid-century de la firma Cedar & Mos y un precioso espejo de metal redondo de West Elm. La chimenea de la sala de estar, era rancia y aburrida, con piedra gris que la cubría, se sustituyó por pizarra negra que le da un aspecto más moderno.

Para la decoración se decidió utilizar una paleta de color natural, se buscaba que el resultado fuera atemporal, neutro y simple, pero sin que resultara frío. Para lograr el equilibrio entre algo tan neutral pero con resultado acogedor, se recurrió a las texturas y a la incorporación de piezas vintage. Una vez más la mezcla de lo viejo y lo nuevo. En la sala de estar por ejemplo, la antigua mesa de centro de corte oriental, se acompaña de unas banquetas de madera y caña (segunda imagen) que aportan textura en forma de fibra natural, los cojines también antiguos, marcan la diferencia.

Cuenta Joyce Pickens que una manera de aportar modernidad sin luchar contra la arquitectura tradicional, es mediante la iluminación. Dice que ni siquiera fue una elección consciente, que se guió por sentimientos (parece que es de los míos). Añade que buscaba el proyecto perfecto para incluir este tipo de lámparas, que prefería elegir un mobiliario atemporal y clásico y divertirse sobre todo con las luminarias y las sillas. En el comedor lámpara Seven Globe de France and Son y sillas Woven Leather de Wisteria.

Para el interiorista además de la sala de estar y el comedor, su habitación favorita es el dormitorio principal. Se creó un espacio sofisticado, la cama negra con dosel se está convirtiendo en uno de sus sellos de identidad, la utiliza en muchos de sus proyectos ya que siente que es una pieza que produce un gran impacto. Para restarle importancia al espacio y poner la nota joven, añadió un columpio.

Una apreciación mía. Me resultan curiosas las costumbres, aquí en España no solemos colocar la cama entre dos ventanas y sin embargo en América es algo muy habitual. Antes no me convencía mucho pero me voy acostumbrando a la idea de tanto verlas así y si lo pienso fríamente, tiene sus pros. Te puedes ahorrar el cabecero ya que las mismas ventanas enmarcan la cama y por otro lado, si eres de los que le gusta leer tumbado, tienes la fuente de luz directa.

Para terminar deciros que la casa me ha encantado (ya sabéis, el blanco, la luz, la mezcla de piezas, todo aquello por lo que siembre abogo), pero que me he quedado con muchas ganas de ver la cocina ¿será que no es tan espectacular como el resto? quién sabe…

¡Feliz fin de semana!

Info: JDP Interiors y Domino. Fotografía: Amy Bartlam

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.