Bienvenido Otoño…

Después de este fin de semana con amigas en Málaga, tengo que hacerme a la idea que el otoño es ya una realidad y que quizás pasen muchos meses hasta que pueda volver a ver el mar. Me repito mucho, pero me parece un auténtico privilegio vivir en una zona con costa, no hay vistas que me relajen más.

Vuelvo agotada del fin de semana, pero es un agotamiento del bueno. Me he reído muchísimo y también he llorado, soy así de intensa, pero la realidad es que cuando me rodeo de gente a la que quiero me dejo llevar y me abro en canal, es sorprendente cómo puedo pasar de la carcajada al llanto y viceversa en un periquete. Las redes sociales o los blogs tienden a confundir, solemos enseñar la parte bonita de la vida, todo lo bueno que nos pasa, es lógico y normal pero también hay mucha falsedad detrás, la vida no es siempre de color de rosa. A mí no me avergüenza reconocer y escribir que no estoy en un buen momento, en realidad llevo ya varios años así, por eso necesito tanto rodearme de los que más quiero y hacer este tipo de escapadas de vez en cuando. Me siento muy afortunada de tener a mis amigas que me quieren como soy, con mis risas (que me echo muchas) pero también con mis “dramas”. Ellas son mi mejor terapia aunque a veces me digan cosas que no quiero escuchar, que me duelen, pero son palabras verdaderas dichas desde el corazón, con la única intención de ayudarme. Me hace feliz saber que las tengo ahí, al igual que a mi familia, valen su peso en oro.

A pesar de mis subidas y bajadas, he disfrutado como una enana. Eso sí, tengo que esperar un par de días a que mi cuerpo se recupere, una ya no es la jovencita que era y los excesos pasan factura (que además de llorar también se me da muy bien el disfrute).

Como veis este no es un post al uso, hacía mucho que no os escribía cosas tan personales por aquí. No sé si será el otoño, si en mi cabeza resuena como eco todo lo que me han dicho, si tengo más presente que nunca que muchas cosas han de cambiar, o será todo junto, necesitaba escribir para liberar. Tengo propósitos para el nuevo curso y empiezan por cuidarme más.

Si habéis llegado hasta aquí, os doy las gracias por leerme. Hay días que simplemente no quiero o no puedo hablar de decoración, sólo de lo que me sale de dentro. Nos vemos el miércoles y prometo que vendré con deco… ¡Gracias de nuevo!

Imágenes en mi tablero de Pinterest: Autumn
Imagen portada via

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Anuncios

Studio Mcgee

Lo que en principio empezó siendo el pequeño negocio de una madre que trabajaba desde casa, pronto se convirtió en una empresa consolidada. Shea McGree, estudió relaciones públicas pero se dio cuenta que lo suyo era el diseño. Tras un tiempo estudiando en este campo, tenía ya lista de espera de clientes, mucho trabajo sin saber muy bien cómo gestionarlo. Así fue como fundó en 2014 el Studio Mcgee junto a su marido Syd, ahora son más de 30 personas en la empresa y se han convertido en referente en el país. Su trabajo ha sido publicado en las más prestigiosas editoriales del sector: Architectural Digest, Vogue Living, House Beautiful, Domino o Better Homes & Gardens, entre otras.

Lo que vais a ver hoy es uno de sus proyectos, Vineyard Parade Home. Os diré que hay muchas imágenes, pero me he dejado habitaciones y baños para que los descubráis en la web, eran demasiadas estancias. Ellos mismos han escrito dos largos post para explicar el proyecto al completo, así que si queréis toda la información pinchad aquí y aquí. No sólo cuentan el proceso en detalle sino que también al final tenéis una sección “get the look“, por si os interesa saber de dónde es cada pieza.

Nada más entrar a la casa, que se encuentra en Vineyard (Utah), en lo primero que me he fijado es en el suelo. Su nombre comercial es Alta Vista Malibu de Hallmark Floors y lo han utilizado en toda la planta inferior, me encanta su veta de madera natural. El despacho que viene a continuación ha sido el gancho para escribir este post, amor a primera vista. Ya sabéis cómo me llaman la atención las estancias oscuras, me resultan muy elegantes, en este caso gracias al color Soot de Benjamin Moore aunque también al mobiliario, la mesa de despacho y la alfombra adquirida por internet juegan un papel importante en el conjunto.

A continuación vemos el salón, un gran contraste con la estancia anterior. Aquí los tonos neutros son los protagonistas, blancos y beige, sólo salpicados por toques verdes de vegetación (una combinación ganadora, sin duda). Siguiendo con la misma tónica, los espacios de cocina y office también están claramente diferenciados por el color, de nuevo claros y oscuros. Para la cocina se ha utilizado el color Black Spruce de Edward Dunn, una tonalidad diría gris oscuro pero con un punto de verde.

Para ser sincera hay algo de la cocina que no me gusta mucho. La estética general está bien, pero me sobran esos pequeños armaritos con cuarterones, supongo que se hicieron con la intención de llevar el almacenaje hasta el techo, pero a mí no me terminan de convencer (es sólo una opinión personal).

Y de la cocina pasamos a uno de los cuartos de estar (y hay más), donde me ha llamado la atención el sofá. El balancín de mimbre es tentador lo reconozco, pero últimamente he visto tantos que me he fijado en las bonitas líneas rectas del sofá gris, rematado en su parte inferior con madera y vestido con múltiples cojines de distintos estampados y texturas. El sofá es de Ryan Long Sofa.

El dormitorio principal y el del bebé, respiran tranquilidad gracias a los muebles de madera clara. La cama con dosel de la habitación de matrimonio es de Millbrook Furniture y es sin duda el punto focal del espacio, mientras que en el dormitorio infantil el papel pintado de Lulie Wallace se lleva todo el protagonismo, sin pasar por alto la cuna de Serena & Lily o la alfombra rosa Springfield de la propia tienda del estudio.

Y como os decía al principio, podría seguir y seguir, porque en esta casa hay mucho más que ver y contar. Me faltan habitaciones y cientos de referencias que insisto, deberíais ver en los links que os he marcado arriba. Sin duda descubriréis muchas firmas e inspiración. No he querido poner más porque el post sería eterno.

Y con las mismas cojo mi maletaque me voy de fin de semana a Málaga. Casi un año nos ha costado organizar este viaje, no por dificultad más bien por cuadrar la agenda de diez mujeres ¡qué complicadas somos! :-), pero parece que por fin lo hemos conseguido…

¡Feliz fin de semana!

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

La casa de Pablo Picasso

Mas de Notre Dame de Vie, en Mougins (la Costa Azul francesa), fue la última vivienda de Pablo Picasso donde residió y trabajó desde 1961 hasta su muerte en 1973. Su mujer, Jacqueline Roque, siguió viviendo en ella hasta que falleció en 1986 manteniendo la vivienda tal cual estaba cuando vivía su marido. Tras su muerte la casa quedó vacía durante 30 años quedando en muy mal estado hasta que la agencia belga Residence365.com la adquirió. Para su restauración contrataron al famoso interiorista y decorador Axel Vervoordt que se ocupó de devolver a la vida a la majestuosa casa, respetando lo que ya había cuando vivía el pintor, pero dotando a la vivienda de todas las comodidades actuales. Aproximadamente 100 personas trabajaron durante dos años en el proceso de restauración.

La entrada en la planta baja conduce a un amplio y acogedor salón, a la cocina-comedor, un estudio y la galería. En el nivel inferior del jardín hay un segundo salón con chimenea adyacente a una gran sala que conduce a una terraza, a una cocina profesional con electrodomésticos de alta gama y a una bodega con capacidad para 5.000 botellas.

En el primer piso encontramos el dormitorio principal de grandes proporciones e increíbles vistas. Cuenta con vestidor y un lujoso baño. Hay otros cuatro dormitorios más grandes cada uno con sus correspondientes vestidores y baños. A los diferentes pisos se puede acceder bien por ascensor o por una increíble escalera de caracol en piedra.

La casa principal es una construcción del siglo XX que ha sufrido varias remodelaciones, desde una ampliación cuando vivía Picasso, otra en 1995 y las últimas obras realizadas en 2007 y 2010. Como veréis en las imágenes sorprende por su mampostería de piedra tradicional, sus altísimos techos, elementos auténticos con acabados y equipamientos de lujo. En esta finca aislada Picasso encontró el retiro perfecto y la tranquilidad para crear, la casa contenía cientos de pinturas, dibujos, grabados y esculturas. Para poder trabajar sin distracción agregó un estudio con terraza a las 24 habitaciones que por entonces tenía la vivienda.

Hoy día estamos hablando de una propiedad de más de 1.700 metros cuadrados de los cuales, 1.225 pertenecen a la casa principal. Se rodea además de 8 hectáreas de preciosos jardines con pista de tenis profesional, piscina desbordante, una casa en la piscina de 350 metros cuadrados con cocina de verano, gimnasio, spa, hamman, sala de masajes y vestuario, duchas y lavandería. Los jardines también fueron remodelados manteniendo el estilo original de los setenta, cuando vivía Picasso, con zonas de agua, antiguos olivos, escalinatas de piedra, una cabaña en el árbol y varias terrazas.

Por si no fuera suficiente con la casa principal y la de la piscina, hay otra para huéspedes de 250 metros cuadrados y una más para los guardeses de 120.

En resumen, una casa de ensueño en la Costa Azul que saldrá al mercado mediante subasta el 12 de octubre de este año a través de la agencia Residence365.com por el módico precio de 20.200.000 euros. Muy tentador, pero creo que no me llega la pasta ;-)

 

Vía: Residence365.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Pequeños detalles hacen grandes cocinas

Si hay algo que desde hace tiempo vienen remarcándonos los mejores decoradores es que “menos es más”, y que es en los pequeños detalles donde encontramos la grandeza de un espacio diáfano y provechoso que se convierta en la envidia de nuestros más allegados. Así pues, los detalles son importantes, y mucho, porque en ellos encontramos el toque personal y único que nos permiten marcar la diferencia y darle a nuestro hogar el carácter y la personalidad que lo definen. Tener claras las ideas que queremos para nuestra vivienda es un paso importante y aplicarlas debidamente, el punto definitivo que nos hará destacar.

Dormitorios, recibidor, baños, comedor… Hay tantos rincones de nuestro hogar esperando ese toque especial que muchas veces no sabemos por dónde empezar. Hoy, sin embargo, queremos fijarnos en uno de los espacios más importantes de toda vivienda: la cocina, y es que en ella se sucede mucha de la actividad diaria del hogar y es un lugar que debe mantener ciertos elementos bajo la correcta atención.

Ideas simples, cambios notorios

Empecemos por ideas básicas y que son indispensables para el funcionamiento apropiado de nuestra cocina.

Hablemos de los elementos comunes y que conforman el principal objetivo de cualquier cocina: los electrodomésticos. Apostar por una cocina de diseño, actual y con estilo se puede lograr y de varias formas. Desde sacar provecho a nuestros electrodomésticos actuales y darles un lavado de imagen más moderno, hasta, lógicamente, hacer el necesario gasto y comprar uno nuevo de serie. Tostadoras de diseño, una nevera inteligente, cafeteras con estilo propio, como la cafetera Dolce Gusto,… Todos ellos aportan belleza sofisticada y sencilla al espacio, logrando juntar en sí mismos dos aspectos imperantes: la funcionalidad y la decoración. La clave de hoy se encuentra en apostar por los colores. Se acabaron las cocinas monocolor, ¡bienvenidos rojos, verdes, turquesas, morados y mostazas! Optéis por la opción que decidáis, existen muchísimas posibilidades, todas ellas adaptadas a vuestras exigencias y a las características intrínsecas de vuestra actual cocina para darle ese cambio radical.

Otra forma de darle un aire nuevo a este espacio, y más económica que la anterior, es aventurarse con esos pequeños detalles que marcan la diferencia y que son, definitivamente, auténticos elementos decorativos. Cestas de mimbre, un elemento peculiar y decorativo, muy útil para almacenar frutas y verduras; bandejas llamativas que tengan su uso a la hora de servir la comida, pero que también den ese aporte diferenciador y de color a la estancia. Regresemos a un clásico de las cocinas de nuestros antepasados: los botes de cristal. Una propuesta transparente y clara con la que mostramos nuestras intenciones y todo el contenido que esconden. Además, son una herramienta infalible de almacenaje donde recoger ingredientes, alimentos y especias. Podéis, también, personalizarlos y darles un toque más personal con rotuladores y pinturas que terminen de ofreceros el toque más íntimo final que buscáis.

Y hablando de todo lo que podemos poner dentro de estas cuatro paredes, ¿qué tal si nos fijamos en éstas? ¿Por qué no aprovechar alguna zona de la cocina y colocar una pizarra decorativa? Son muy útiles para listas de la compra y como elemento de decoración aportan un punto distintivo a un simple paño de pared liso y sin más ton ni son.

Finalmente, si sois de los de comer en la cocina, centrarse en la mesa y las sillas es una clara declaración de intenciones. Es genial innovar y cambiar las sillas por bancos, o sustituir la zona de la comida, dando un nuevo significado al espacio, y probar con un office con barra, o isla, y cómodos taburetes. Las cocinas de concepto abierto son la última gran novedad en la decoración entre fogones.

Como veis, posibilidades muchas. Imaginación, toda la que queráis poner. Así que si creéis que ha llegado el momento de darle un giro a vuestra cocina, aprovechad nuestros consejos y haced que con pequeños detalles, logréis un gran cambio que os satisfaga.

Imagen portada vía

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Colección otoño-invierno Habitat

Fieles a su cita, la agencia de comunicación SmartDeco me envió el viernes las novedades de otoño-invierno de la firma Habitat, un catálogo lleno de inspiración y buen diseño. Como siempre llevaba adjunto un pendrive con cada una de las piezas que veremos esta nueva temporada. La verdad es que me lleva una trabajera montar estos collages que hago, pero sería imposible mostraros tantas piezas una a una así que os las he agrupado por temática: Mobiliario, textil, varios deco, iluminación, alfombras, cristalería, vajillas, jarrones, cestas, e incluso un apartado de Navidad (que aunque no lo creamos, está a la vuelta de la esquina). No está el catálogo al completo es demasiado extenso para un post, pero sí muestras de cada colección, si os gusta algo en concreto podéis preguntarme cualquier tipo de información (diseñador, medidas, precios,… lo tengo todo :-))

La colección para este otoño-invierno muestra un mobiliario que recuerda a la alta costura donde los símbolos, las formas simples, la geometría y las asimetrías, están muy presentes. También encontramos estampados vegetales y elementos naturales como la madera, el mármol o el cuero (esas cosas que yo tanto aprecio). La inspiración viene de múltiples sitios, el barroco o el neo clasicismo de los bordados se mezclan con las líneas puras de los años 50 y 60. Habitat busca conciliar estética y funcionalidad, la sofisticación con lo más cotidiano.

En esta colección también están presentes jóvenes diseñadores a los que han llamado “Designers of Tomorrow“. Se trata de artesanos que apuestan por el mimo y el cuidado en la fabricación de sus piezas (otra de las filosofías que tanto admiro, aquellas firmas que apoyan a nuevos creadores).

Y por último hablaros del precio. Lo llaman “diseño a precio amigo”, porque el buen diseño debería ser accesible a todos los bolsillos. Para que os hagáis una idea en cristalería y vajilla el precio más alto que he visto no sobrepasa los 15€. El precio medio en cuanto a las luminarias (que suelen ser muy caras) ronda los 100€. Textiles por menos de 50€, alfombras en torno a los 300€ y el mobiliario, depende de la pieza, pero nada desorbitado ¿tentador, no os parece?

Os dejo con las imágenes, seguro que encontráis algún capricho o necesidad entre tanta pieza bonita.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

La casa de la decoradora Estrella Salietti

Barcelona es una ciudad que siempre ha llamado mi atención, sobre todo por su arquitectura modernista. Si os dieran a elegir entre obra nueva en Barcelona o una casa de mediados del siglo pasado con todo el carácter que eso conlleva ¿con cuál os quedaríais? Yo lo tengo bastante claro, aunque si se trata de buscar casa en la ciudad condal no será por inmobiliarias en Barcelona, hay para todos los gustos.

Esto mismo le pasó a la conocida, aunque algo excéntrica, decoradora Estrella Salietti, se dejó seducir por unas vidrieras modernistas. Tras vivir primero en un ático de 600 metros cuadrados en la calle Balmes, pasó a una torre estilo british en Angel Guimerà, de ahí a un garaje estilo neoyorquino y por fin a este piso situado en un edificio de los años 30, de ochenta metros cuadrados más cien de terraza al que ha llamado “La Barraquita”.

Para su rehabilitación se tiraron todos los tabiques abriendo estancias y comunicándolas entre sí. Todas las carpinterías se pintaron de blanco para aportar más luz, ya que en su estado original eran oscuras. Tanto la pintura de la vivienda como sus suelos de parquet en zig-zag y baldosa hidráulica marcan su personalidad. Pero lo más impactante son las frases impresas en vinilo que recorren las paredes de la casa, pertenecen a escritores, periodistas o amigos de Estrella Saletti.

A la tranquila paleta tranquila que predomina en el ambiente, tonos azules, blancos y grises, la decoradora introdujo muebles excéntricos y divertidos, algunos hechos por ella misma, poniendo así el punto de contraste. El conjunto es una vivienda ecléctica, llena de mezclas, donde los terciopelos, los plásticos y las antigüedades son capaces de convivir a la perfección. Su finalidad era conseguir una casa a lo “Agatha Christie” personal y muy suya.

Ya desde la entrada (primera imagen) se intuye lo que vendrá después, el colorido, el suelo en zig-zag o las famosas frases en vinilo que inundan las paredes.

Seguimos por el salón con ese precioso sofá amarillo de formas redondeadas en terciopelo de Gastón y Daniela,

La tercera imagen corresponde a la biblioteca, en ella volvemos a encontrar mezclas de estilos y texturas, un banco del siglo XIX, junto a la banqueta redonda y la alfombra (ambas de Basarabian). La lámpara pertenece a Azul Tierra.

Seguimos por el office donde se han combinado unas sillas Panton junto a una mesa inglesa bajo la luminaria de FM Lighting. Detrás se aprecian las distintas cristalerías llenas de colorido.

El comedor es sin duda para mí uno de los espacios más bonitos, enmarcado por la gran cristalera modernista, se ha jugado a poner tres pequeñas mesas separadas diseñadas por la decoradora que dan más juego en caso de necesidad que una mesa tradicional alargada, por un lado un sofá corrido con tela de James Malone y por el otro, más sillas Panton, las alfombras son de Basarabian y los jarrones de Objeto de Deseo.

Respecto a la cocina, que está a continuación, tengo mis dudas sobre las celosías de la isla y el techo, la verdad es que no me van demasiado, el suelo es un hidráulico de Tiles & Wood.

La terraza sí me parece un gran escape para estar en el centro de la ciudad, fue realizada con ayuda de Jardinería la Font. En cuanto al mobiliario exterior tanto los bancos como la mesa pertenecen a Azul Tierra, las sillas verdes son de los Bouroullec para Vitra y el famoso Perrito Puppy de Eero Aarnio para Magis.

Por fin en el dormitorio se respira algo más de tranquilidad, las paredes están enteladas con terciopelo de Gastón y Daniela, la banqueta tapizada con tela de Designers Guild y las mesillas son De Padova. Y por último el baño, donde encontramos de nuevo otra banqueta antigua rodeada de más color.

Esta casa enamora o la aborreces, pero no deja indiferente ¿no os parece?

¡Feliz fin de semana!

Fuente: Revista AD

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

 

Etc.etera’s

Este proyecto lo firma la interiorista Sally Breer del estudio Etc.etera’s. La verdad que es como jugar a las adivinanzas porque no sé de qué se trata, en la web no lo explican. Me da la impresión que es una oficina o mejor dicho, diría que es un coworking. Lo que me resulta raro que haya más espacios para el esparcimiento que para el trabajo (eso me despista). Tan sólo cuenta con una gran mesa alargada de mármol y dos pequeños habitáculos bajo las escaleras donde se perciben unas baldas a modo de mesa para apoyar el ordenador, pero nada más, el resto son grandes áreas de descanso con sofás seccionales, una en el piso de abajo y otra en el altillo, además de la cocina y el baño. El lugar en cuestión se llama “El Centro”, quizás sea sólo un sitio de reunión, ¡ainsss! qué rabia me da cuando no vienen explicados los proyectos. Se admiten sugerencias ¿qué creéis que puede ser este espacio?

Dejando a un lado las adivinanzas, el lugar en sí me atrae mucho, y más pensar en que el diseño no está reservado únicamente para viviendas, hoteles, hostelería, tiendas,… los lugares de trabajo deberían ser lo más agradables posible, cuanto más cómodo sea el entorno más productividad habrá, basta de oficinas aburridas e insulsas.

Mi atención se ha dirigido al diseño de la estantería, me encanta, con puertas correderas centrales que esconden el televisor y ese azul grisáceo tan intenso ¿os suena de algo? A parte de ser el color de mi blog, es tendencia este año, así os lo contaba en este post. Se trata del Demin Drift al que hacía referencia la marca de pinturas alemana Dulux, o lo que es lo mismo, el Denim Gris, como lo llama la firma Bruguer (al final de esta reseña tenéis una imagen de esta última marca).

Pero además me gusta la altura de los techos, remarcada por las vigas de hierro, también las carpinterías en madera natural que contrastan con la pequeña cocina de corte industrial, la increíble mesa con sobre de mármol y esa esquina tan particular para leer una revista donde se ha elegido una silla de barbero como asiento, es de lo más original.

Lo dicho, os guste o no el espacio se admiten apuestas ¿qué pensáis que puede ser?…

Bajo estas líneas imagen de la marca de pinturas Bruguer. Esta paleta fue creada para 2017 con el color del año como protagonista, el Denim Gris.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.