La primera colección de Justina Blakeney para niños…

¿Quién no conoce ya a Justina Blakeney? Hace un año os hablaba de ella en este post. Si hay algo que defina a esta mujer es su fuerza, su pasión por el color, las mezclas casi imposibles de texturas, huye siempre de ambientes monótonos y crea espacios llenos de vida, quizás para algunos sean abrumadores, a otros nos divierten. Su firma The Jungalowviene Jungla o “jungle”, de ahí sus sellos de identidad: los animales, las plantas que siempre incluye en sus proyectos (tanto naturales como en los estampados), la combinación de piezas de estilo mid-century con otras artesanales, todo para crear espacios desenfadados y siempre con su filosofía “Don’t be boring” (no seas aburrido).

Con lo explosiva que es ella, decorativamente hablando, ya estaba tardando en crear su primera colección infantil porque si hay alguien que se preste a disfrutar con este tipo de diseños son los niños ¿no creéis? Dibujos y colores que estimulan su imaginación, les hacen soñar y les transportan a otros mundos.

Igual al ver las imágenes podáis pensar ¡puff, demasiado para mi hijo/a! pero no tenemos por qué llegar al extremo y llenar la habitación con miles de colores y plantas, pensad en los productos por separado para conseguir dar el toque de alegría sin necesidad de convertir la habitación en una “feria” :-)

A mí particularmente los estampados en edredones, sábanas, alfombras u otros complementos textiles, que por cierto están hechos a mano, me parecen maravillosos (como siempre en su justa medida). Y qué deciros de las plantas, son un acierto seguro las coloques donde las coloques (olvidad ese mito de que nos roban el oxigeno por la noche, que por tener un poco de verde en nuestra habitación no moriremos, prometido).

Todos estos artículos infantiles aún no se encuentran en la web de Justina, pero se pueden adquirir en la página de Pottery Barn Kids. Que me decís ¿os atrevéis con esta explosión de color en la habitación de vuestros hijos?

¡Feliz fin de semana!

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Una casa de aire Mid-Century

Sin duda a veces merece la pena arriesgar en decoración. No os diré que de esta casa me gusta todo al cien por cien, pero sí su parte original repleta de personalidad y la base sobre la que está realizado el proyecto, una selección de piezas de estilo mid-century junto a una colección de arte a todo color.

Se trata de la vivienda de una pareja que se trasladó desde San Francisco a Los Ángeles. Después de haber dejado casi todos sus muebles en su antigua casa, el matrimonio se encontró con el inconveniente de amueblar una vivienda de cuatro dormitorios partiendo casi de cero, como os decía sólo traían alguna que otra preciada pieza de mediados de siglo y su colorida colección de cuadros. Decidieron llamar a la diseñadora de interiores Amy Elbaum, de AE Design, quien también se había mudado recientemente desde Nueva York. Pensaron que con su amplia experiencia en el diseño de casas en Manhattan, podría darle a este proyecto el carácter urbano pero vibrante que ellos querían. Para ello la diseñadora mezcló las pertenencias que tenían con piezas audaces, creando una sensación de galería. El espacio que encontraron era como un lienzo en blanco, paredes blancas, techos altos y mucha luz natural lo que permitió a la diseñadora dar rienda suelta a su imaginación.

En la entrada dejó un espacio amplio y luminoso, añadiendo sólo algunos toques de color y piezas especiales como la consola de Jenifer Janniere, C2 Console. El hall desemboca en el salón principal, donde un precioso sofá con formas curvas en color blanco llama la atención, (sofá Shine de S.H.O. Sandrine Sofa). Hay dos espacios también para comer, uno formal y otro de diario en la cocina, siendo el comedor formal uno de los mayores retos del proyecto. Tenía una distribución incómoda, era pequeño y con techos inclinados, por lo que se decidió cubrirlo con un divertido papel pintado de malaquita dorada de Cole & Son para disimular las extrañas líneas del espacio y añadiendo también con el mismo objetivo, una gran lámpara de araña que hiciera de punto focal.

La cocina ya era nueva cuando adquirieron la casa por lo que la diseñadora sólo añadió algunos cambios estéticos pero esenciales. Se colocó una mesa en el extremo de la isla y se cambió la iluminación, sustituyendo las dos luminarias existentes por tres para albergar también la zona de comedor, las lámparas son de Roll and Hill el modelo Modo Pendant Light. La cocina además, se abre a una zona de estar familiar, otro espacio donde la diseñadora apostó por el color mediante dos grandes butacones en tono rosa que contrastan con el blanco predominante de la estancia.

La oficina se encuentra fuera del dormitorio principal y debía ofrecer mucho almacenamiento. Añadieron un mueble a medida en laca y roble teñido con baldas abiertas, gavetas y cajones, así como el propio espacio de trabajo. Además se dispuso otro escritorio independiente para aquellos momentos en los que no se necesitaba el ordenador y una zona de lectura en una esquina con una butaca y reposapiés (la Chicicat Flag Halyard Chair de Hans Wegner).

El dormitorio principal era tan grande que resultaba abrumador para los propietarios, por ello se pintaron las paredes de un tono oscuro para hacer el espacio más íntimo y acogedor y se dividió en dos zonas, una de descanso y otra de sala de estar. Junto al dormitorio se encuentra el baño principal de ambiente zen, se incorporó una alfombra de seda suave y lujosa que abriga el espacio y proporciona el tacto agradable al salir de la bonita bañera exenta, se añadió de nuevo un punto focal mediante una la lámpara XL (lámpara Arteriors de Charlotte Chandelier).

¿Qué opináis de la casa, os gusta el conjunto o creéis que es algo arriesgada? A mí hay piezas puntuales que no me convencen, pero de manera global sí me resulta interesante.

Más info en My Domaine

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

La vuelta al cole

Hola a todos, ¿qué tal vuestras vacaciones? Seguramente para muchos son ya un recuerdo lejano, otros ni siquiera las habréis disfrutado aún y la gran mayoría estamos recién aterrizados. Yo llegué el domingo pasado pero no he querido empezar con los post hasta hoy porque tengo muchas cosas acumuladas. Aunque tenía buenas intenciones de trabajar algo durante el verano al final no he hecho nada, me lleve el portátil con muy buena fe pero la realidad es que lo abrí sólo un día, lo justo y necesario para realizar una pequeña colaboración que surgió en agosto. El portátil lo volví a cerrar y no quise saber nada de él hasta que llegué a Madrid. Ahora tengo pendiente lo que dejé antes de verano más lo que ha surgido nuevo, pero como se suele decir ” que me quiten lo bailado”, las vacaciones están para disfrutar. Yo he dejado buena parte de las mías plasmadas en las redes, así que si tenéis curiosidad podéis ver mi mes de agosto en Instagram, Facebook o Twitter.

No tenía muy claro con qué tipo de post empezar, ya he comenzado a recibir novedades de otoño pero me resisto a dejar pasar la estación que más me gusta, el verano. Así que os traigo este hotel parisino que me ha dejado fascinada y ya de paso, tanto si no habéis disfrutado de vuestras vacaciones o estáis pensando en una futura escapada, el Henriette París os puede servir como opción.

Con 32 habitaciones, todas ellas diferentes, ofrece una mezcla de estilos tan diversos que pocas veces había visto algo tan impactante. Tan pronto te encuentras piezas mid-century, como otras de estilo nórdico o habitaciones más minimalistas, también una avalancha de texturas diferentes en textiles: cojines, alfombras, plaids, nórdicos, etc., y mucha diversidad en las paredes, unas con sorprendentes e impactantes papeles pintados y en otros casos con distintas técnicas de pintura. Al final en un mismo hotel podemos disfrutar tanto de estancias absolutamente elegantes (véase la primera imagen) mientras otras habitaciones son de corte más sencillo, pero todas tienen su aquél.

Y no me olvido de otro de sus grandes atractivos, el patio trasero de corte vintage, con sus preciosos conjuntos de sillas y mesas de hierro envejecido, rodeados por vegetación, un oasis en el centro de la ciudad.

Hoy os traigo un montón de imágenes porque el lugar lo merece de verdad, pero en la web podéis ver todavía más. Hay más papeles pintados por ver, preciosas luminarias, los baños (que no los he puesto porque en este caso me parecían menos representativos) y otros rincones que seguro os sorprenderán.

¡Feliz fin de semana!

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

 

Tessa Neustadt

Intento siempre citar la autoría de las imágenes que pongo tanto en el blog como en redes, pero hay veces (sobre todo las que vienen de Pinterest) que rastrear hasta el inicio de la misma se vuelve muy complicado. Me ha pasado en más de una ocasión que he decidido no mostrar alguna imagen, por bonita que sea, si no era capaz de citar ninguna fuente. Otras me he tenido que conformar con decir dónde la había visto, cosa que me da bastante rabia porque lo suyo sería siempre nombrar a la persona que realiza la  instantánea. Si lo vemos claro cuando se trata de mencionar al autor de un libro o al pintor de un cuadro, entonces ¿por qué con la fotografía no lo hacemos?

Y os digo todo esto porque acabo de descubrir a Tessa Neustadt, en realidad sólo su nombre porque su trabajo ya lo conocía. He visto sus fotos aquí y allá, y acabo leer que muchas de estas imágenes pertenecen a colaboraciones que ha realizado la fotógrafa con la archiconocida interiorista Emily Henderson, por la que siento auténtica admiración y a la que sigo desde hace años. Conocer el trabajo de alguien sin saber su nombre, no mola :-(

Cuando seguimos un blog u otro, o ciertos perfiles en redes, es porque nos engancha la visión de la persona que hay detrás, y lo mismo pasa con interioristas, fotógrafos, o cualquier representación de arte. Perseguimos aquello con lo que nos sentimos identificados, lo que se acerca a nuestros gustos y aunque internet es un gran mundo en el que puedes perderte fácilmente, todos acabamos estrechando nuestro cerco, limitando las páginas que visitamos y quedándonos sólo con aquello que nos aporta valor.

Si os fijáis en mis post hay patrones que se repiten. Siempre encontraréis alguna pieza mid-century, algo que recuerda al campo o a la playa, piezas u objetos naturales, quizás hechos a mano, muchas texturas, arte, plantas, materiales nobles,… porque reflejan mis gustos decorativos y quizás por ello en mi búsqueda de contenidos para el blog, acabo cayendo en las redes de este tipo de imágenes.

Por cierto, que en la web de Tessa Neustadt además de ver su trabajo como fotógrafa de interiores, life style, comercio, comida, etc. encontramos también su tienda. En ella podemos comprar fotos en distintos tamaños,  la mayoría con temática marinera y a precios verdaderamente económicos. Ya hice en su día un post de cómo decorar con fotografía en lugar de cuadros, el resultado puede quedar igual de bonito o más. Que no sea por opciones…

¡Feliz inspiración!

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Jette Creative

Hoy el post llega un poco tarde, se me ha complicado la mañana. Aquí en España es puente así que posiblemente seáis muchos los que estéis de camino a algún destino de descanso, disfrutad mucho si es el caso. Yo he anulado mi viaje al pueblo, allí hacemos la vida en el monte y con previsiones de lluvia, la cosa no tiene mucho sentido. Viendo el lado positivo, me ahorro hacer maletas (tarea que odio bastante) y me quedo descansando en casa tan ricamente :-)

Ayer lo decía en IG ¿Quién se ha llevado la primavera? ¡Qué me la devuelvan! Parece invierno otra vez. Si viviera en un lugar como Los Ángeles seguro que no tendría que protestar por el mal tiempo. Y hablando de LA ¿os habéis dado cuenta de que últimamente esta ciudad está copando mi blog? La realidad es que allí encuentro muchas casas con las que me siento muy identificada, casas como la que os traigo hoy, un proyecto del estudio Jette Creative.

Si cuando lleguéis al baño no exclamáis ¡Wow!, entonces es que nuestros gustos difieren de los míos :-) Quizás lo que más me ha llamado la atención es el uso que hacen de los revestimientos hidráulicos, se extienden por toda la superficie (incluida la ducha) dando continuidad al espacio. Me refiero a que estoy acostumbrada a ver en baños con ducha, un cambio de material en la zona de aguas, y me ha parecido un acierto utilizar el mismo para todo (siempre y cuando hablemos de materiales aptos para zonas húmedas).

Las tonalidades utilizadas para decorar esta casa también son muy de mi estilo. Esa combinación que tanto me gusta de blanco, negro y dorado, aderezado con un poco de madera, nunca falla. También la mezcla de estilos, que si os fijáis en detalle hay muchos pero bien elegidos. Piezas Mid-century, con otras de corte más moderno, nórdicas en la habitación del bebé,… muebles de aquí y allá que conviven en perfecta armonía. Ah! y quién lo diría, ya sabéis que no soy muy de verde, pues el sofá seccional de terciopelo en este color, me ha robado el corazón. Además, no podría quedar mejor sobre una alfombra Beni Ouarin y coronado por un espejo “oversize” redondo. ¡Que me pongan el pack para llevar!

Por cierto que si el interior es bonito, el exterior no se queda atrás. Precisamente lo que más me gusta es su sencillez, una vez más las piezas justas pero muy bien elegidas ¡Cómo es esa zona de relax! Butacas de corte nórdico con sus correspondientes reposapiés, allí quisiera yo pasar las horas muertas…

Os dejo que disfrutéis de esta preciosa casa. El lunes no estaré por aquí, me cogeré el puente aunque no me vaya de viaje, estos días siempre surgen planes que no podemos rechazar. Así que nos vemos el miércoles.

¡¡Feliz fin de semana para algunos y puente para otros!!

Este es el baño de otro de los proyectos de Jette Creative, necesitaba enseñároslo porque su suelo de baldosa en espiga (que también llega hasta el final del espacio) es realmente espectacular ¿no creéis?…

Fotografía: Amy Bartlam

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Sputnik Chandelier

El viernes pasado publiqué en mis redes la foto que saqué en una tienda de iluminación de una Sputnik. Mientras mi clienta se fijaba en otro tipo de luminarias, a mí se me fue la vista directamente a aquella lámpara. Imaginad si llamó mi atención en un espacio donde había una luz por cada pocos centímetros cuadrados, qué no conseguiría en una habitación como única protagonista. Son realmente impactantes, escultóricas diría yo.

Lo cierto es que no a todo el mundo le gustan porque tienen una estética mid-century muy definida. Como curiosidad os diré que se crearon a finales de los cincuenta después de que la antigua Unión Soviética, ahora Rusia, lanzara al espacio el primer satélite, el Sputnik. En los sesenta surgieron un sin fin de adaptaciones de la forma original de dicho satélite. Se realizan con distintos materiales como hierro, bronce, latón, níquel, cobre,… y sus formas también son diferentes, aunque tienen un punto en común (es como las de araña, cada una distinta pero todos sabemos reconocer su estética ¿verdad?)

En su época se convirtieron en icono, siendo piezas de referencia para colocar en salones y comedores. Hoy en día, lo veréis en las imágenes, no sólo se colocan en las zonas más visibles de las viviendas, también en dormitorios, cuartos infantiles y por qué no, en la cocina. Ah! un consejo, absteneros si vuestros techos no son muy altos o si la habitación es demasiado pequeña, aunque hay modelos más grandes y más pequeños, ocupan mucho visualmente.

Hay una cosa clara, si pones una Sputnik en tu vida se convertirá en la protagonista indiscutible del espacio. Y a vosotros ¿os gustan?

sputnik_0

sputnik_1

sputnik_2

sputnik_3

sputnik_4

sputnik_5

sputnik_6

sputnik_7

sputnik_8

sputnik_9

sputnik_10

sputnik_11

sputnik_12

sputnik_13

sputnik_14

sputnik_15

sputnik_16

sputnik_17

sputnik_18

sputnik_19

Imágenes: Tablero “Lighting en Pinterest
Imagen portada: 1stdibs

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Decus

Llevo un par de días de “slow life” por imposición, unas pruebas médicas que me han tenido a medio gas (nada grave, sólo que no he podido hacer vida normal). Ayer sobre todo fue un día largo, así que el móvil y más concretamente las redes sociales, fueron grandes aliados para matar el tiempo, así descubrí Decus, un estudio de interiorismo australiano. Si ya en Instagram se intuía el buen hacer, mi sorpresa ha sido mayor cuando hoy he visitado la web en el ordenador (no se puede comparar ver imágenes en el móvil como en la pantalla de un PC, no hay color).

Lo que más me ha gustado del trabajo de este estudio es que me veo reflejada con el estilo de sus proyectos, son viviendas donde podría vivir perfectamente. Ya sabéis que a veces me gustar traer al blog interiores locos y coloridos, pero siempre aclaro que aunque me atraen mucho estéticamente no podría vivir en ellos, me cansaría pronto. Los espacios Decus sin embargo son más tranquilos, tienen las piezas justas, como si las dejaran respirar porque cada una tiene un sentido, véase las inconfundibles y maravillosas luminarias de Lindsey Adelman. Hablando de iluminación, esta es una de las características que más ha llamado mi atención, tanto las cenitales (me encanta el concepto de rieles encastrados como en la segunda imagen), los apliques (algunos de corte mid-century), las de ambiente, lectura,… son todo un acierto.

Os diré que la imagen que me trajo hasta aquí es la del baño de “Tamarama House”. La simetría creada por los dobles espejos rectangulares, la superficie de mármol que acoge a los lavabos en contraste con el armario de madera bajo ella y esa ducha tan enorme, de donde sería difícil salir cada mañana. ¡Una locura de baño!

Si tenéis tiempo echad un ojo a la web, cada proyecto es casi mejor que el anterior…

Sydney House

Decus_1

Decus_2

Decus_3

Decus_4

Decus_5

Decus_6

Decus_7
Architecture: Luigi Rosselli Architects
Builder: Alvaro Bros
Photography: Justin Alexander

Tamarama House

Decus_9

Decus_10

Decus_11

Decus_12

Decus_13

Decus_14

Decus_15

Decus_16

Decus_17

Decus_18

Decus_19

Decus_20

Decus_22

Decus_23
Architecture: Porebski Architects
Photography: Justin Alexander

Fairlight House

Decus_24

Decus_25

Decus_26

Decus_27

Decus_28

Decus_29

Decus_31

Architecture: Luigi Rosselli Architects
Builder: Stonewood Construction
Photography: Justin Alexander

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.