8 Estancias para teletrabajar

Hace un par de días me preguntaba cómo sería el nuevo curso escolar, bien ya lo sé, tan sólo dos días en semana mis hijas irán al instituto de manera presencial, el resto será desde casa. Yo no puedo quejarme de espacio porque vivo en un chalet, pero comprendo que no es una situación generalizada. Buscar soluciones para encontrar espacios en casa es una prioridad, tanto para teletrabajar en nuestro caso, como para el estudio a distancia de nuestros hijos.

Los peques suelen tener en sus dormitorios una zona de estudio, pero las clases telemáticas también hacen que incluso sus dinámicas cambien, quizás los dispositivos electrónicos no estén en su habitación, quizás ahora han de compartirlos, estén en un despacho, en el salón, o qué sé yo,… al final todos tenemos que reinventarnos y ajustarnos a esta realidad que nos ha tocado vivir.

Os propongo ocho estancias diferentes, algunas las he probado yo misma, para trabajar. Mi consejo, eso sí, es aseguraros nuestro confort, una buena postura, no hace falta tener una oficina profesional pero sí tomar conciencia de algunas cosas importantes como que el ordenador esté a la altura de los ojos, que nos sentemos de manera adecuada, calcular que una mesa estándar suele estar a unos 75cm de altura (si la vuestra es más alta o más baja tenedlo en cuenta para que el asiento sea acorde a ella), importantísimo la silla, sea cual sea, que nos recoja bien la espalda, y por último que la iluminación sea lo más correcta posible (mejor si es natural), aunque siempre necesitaremos también invertir en una buena luminaria. Todos estos factores nos ayudarán no sólo en nuestra productividad si no en algo más importante, nuestra salud.

Aquí os dejo con unos ejemplos y os voy comentando bajo las imágenes. Ya me diréis si alguno de vosotros teletrabajáis en este tipo de espacios y cómo os resultan. No busquéis un despacho que no lo vais a encontrar en este post :-)

En nuestro caso, teniendo dos habitaciones habilitadas como despachos, quisimos situamos uno frente al otro en el office de la cocina. La mesa lo hacía posible y tanto la entrada de luz natural, como la artificial de la propia cocina, era propicio para el trabajo. Por supuesto, la compañía también es inmejorable, aunque mi marido es de los que les gusta soltar algún que otro chascarrillo de vez en cuando y yo necesito silencio sepulcral para estar concentrada, así que dice que soy una compi aburrida ;-)

Eso sí, cuidado con las videollamadas si trabajáis desde la cocina, hay que buscar un plan “B”, llevar el portátil a una estancia más estética para ese tipo de reuniones, no querréis que por error salga la fregona, el delantal, o cualquier otra cosa improcedente.

Busca un mueble de oficio, que de carácter a la estancia pero que no sólo sirva para causar un efecto WoW sino que además tenga su parte funcional, como el de la imagen, donde poder trabajar, archivar y guardar las cosas para que todo esté ordenado cuando no se use.

Estoy realizando un proyecto de interiorismo en una vivienda, donde comedor y despacho compartirán un mismo espacio. Un lugar polivalente que cumplirá distintos usos según las circunstancias. Porque a menudo tenemos una gran mesa de comedor a la que no damos salida cada día, sólo cuando vienen invitados, ya que a diario comemos en el office de la cocina, así que ¿por qué no darle una función extra para que no sea un mero adorno en el salón? Más ahora que necesitamos esos espacios para trabajar. En el caso que me ocupa, irá con una estantería de pared a pared detrás de la mesa, que servirá para albergar tanto objetos decorativos, libros y zonas cerradas para ocultar los aparatos electrónicos.

La parte baja de las escaleras es un extra con mil posibilidades. En el proyecto sobre el que os hablaba, han aprovechado esa parte para crear toda una hilera de armarios, porque los propietarios necesitaban zonas de almacenaje, el despacho ya se lo he hecho yo en el comedor :-) Y en este caso, la zona de trabajo se sitúa bajo la escalera.

Cuando se dispone de un espacio como este, lo mejor es recurrir al mobiliario a medida y diseñar exactamente lo que necesitas para no perder ni un milímetro de espacio. Ah! y por supuesto poner la zona de asiento en la parte más alta de la escalera, evitarás romperte la “crisma” cada vez que te levantes.

Trabajar en el mismo sitio donde descansas no es lo ideal, que se lo digan a mi hermana, que tuve que diseñarle hace años su despacho dentro del dormitorio, y menos mal que tiene una gran buhardilla, pero como dice ella prácticamente de la cama, a la ducha y al ordenador, todo en un mismo espacio. Supongo que te acostumbras, ya lleva teletrabajando muchos años, pero a ella que le gusta la acción no es lo que más le motiva, la verdad. En este dormitorio se ha aprovechado un pequeño hueco que bien podría ser el espacio de un pequeño armario, pero cuando la necesidad aprieta….

Este espacio me encanta, aunque soy consciente de que no todas las casas disponen de una galería o terraza acristalada, pero claramente es uno de los mejores sitios para trabajar. La luz, las vistas, las privacidad, hacen de este lugar un espacio envidiable para dar rienda suelta a la imaginación. Sólo le pongo un “pero”, estéticamente me encanta la silla Wishbone, pero no debe ser lo más cómodo para echar horas trabajando.

Quizás pienses que si tienes un vestidor como este es porque tu casa sea tan grande como para permitirte tener un despacho, error. Si visteis un proyecto de obra que realizamos el año pasado, justo sacamos un hueco en el vestidor para poner una futura zona de trabajo, tan sólo unas baldas voladas y una mesa junto a la ventana, en nuestro caso a izquierda de ésta. Podéis ver el proyecto completo aquí.

A grandes males, grandes remedios. Que no se diga que el espacio es un problema, con este mini escritorio plegable de pared, que se puede adquirir en Amazon, podrás tener una zona de trabajo en cualquier lugar, incluso en el pasillo. Una vez termines tus tareas, sólo tendrás que plegar la mesa para que quede recogida en la pared, ocupando el mínimo espacio.

Y hasta aquí unas cuantas ideas para trabajar en sitios que quizás puedas aprovechar en casa, o tal vez te haya dado alguna pista para poder implementarla, ojalá. ¿Cómo estáis viviendo vosotros esta situación? ¿Tenéis algún otro lugar curioso para trabajar? Os espero en comentarios…

Imágenes: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8 Portada

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Diez tendencias decorativas para el 2017

El comienzo de año trae consigo una avalancha de propósitos. Caiga en el blog que caiga, perfil de Instagram, o red social cualquiera, sólo veo listas interminables de metas a conseguir este año. No es que lo juzgue, yo lo hacía también hasta hace un par de años y seguramente sea incluso productivo hacerlo. Quizás no se cumplan todos los ítems de esas listas, pero ponerse objetivos suele ser un buen aliciente, al menos para intentarlo. Sin embargo a mí no me funciona soy demasiado cuadriculada y estructurada, así que prefiero intentar las cosas según me fluyan porque si no, acabo frustrándome. El año pasado por ejemplo decidí probar con eso del running, no me lo marqué como objetivo, simplemente dije que lo iba a probar. Pues ya se ha convertido en rutina y aunque no soy ni la más rápida, ni la que corre distancias más largas, me siento satisfecha con haber conseguido ese propósito e incluso pertenecer a un club de correderoras ¿quién me lo iba a decir a mí? Lo dicho, en mi caso, lo que tenga que ser, será.

Como no he hecho lista de propósitos como otros bloggers, os he traído algo que resuena también por internet, son diez tendencias decorativas para el 2017. Tendencias que podéis seguir o no, pero siempre es bueno conocer. Muchas de ellas nunca se fueron, otras vuelven con más fuerza y las hay que se irán el próximo año por donde han venido, como el color elegido por Pantone del que ya declaré que no soy muy fan, (execpto si proviene de las plantas).

Pues aquí van mis diez propuestas decorativas para este año, por si queréis ir con la corriente :-)

1.- Utiliza corcho, no sólo como elemento decorativo también a modo de revestimiento. En techos, suelos o paredes, conseguirás un efecto muy natural y a la vez, es un perfecto aislante (ya no escucharás más al vecino).

corcho_1

corcho_2

corcho_3

Imágenes: Walls

2.- Os habréis dado cuenta de ello, el terciopelo está por todas partes y no sólo en decoración, también en moda. Suave y calentito, es el perfecto aliado para el invierno.

velvet_1

velvet_2

velvet_3

Imágenes: Pink, Inspiration

3.- El mármol fue tendencia en 2016 y lo sigue siendo en 2017. Diría que nunca se fue, ni se irá… Es típico verlo en cocinas y baños por sus prestaciones, pero desde hace tiempo podemos ver incluso imitaciones del mismo en papel pintado, vinilos o en objetos decorativos. Pocos materiales pueden presumir de su elegancia.

marble_1

marble_2

marble_3

Imágenes: Marble

4.- Las puertas o separadores de ambiente de estilo industrial, en hierro y cristal, son cada vez más frecuentes. No sólo por el impacto que tienen, son bellísimas, también es una manera de independizar los espacios ofreciendo continuidad visual.

glassiron_doors_1

glassiron_doors_2

glassiron_doors_3

Imágenes: Doors

5.- El verde que te quiero verde, ya lo dice Pantone con su elección “Greenery” como color 2017. Me sigo reafirmando en que a mí no me va, jamás compraría un sofá en esta tonalidad, aunque sí lo rodearía de plantas como si de una jungla se tratase.

pantone2017_greenery_1

pantone2017_greenery_2

pantone2017_greenery_3

Imágenes: Greenery Pantone 2017

6.- Haciendo alusión al punto anterior, lo que sí me gusta es la idea de Pantone en cuanto a la filosofía del color elegido. Buscamos más elementos naturales conscientes de la necesidad de una vida más “slow” y de todo aquello que nos evoca la naturaleza. Así que introduce en tu decoración y sin miedo las fibras naturales, la madera, el esparto, la loza,…

natural_decor_1

natural_decor_2

natural_decor_3

Imágenes: Natural decor

7.- Otra tendencia que vino para quedarse son los espacios abiertos y multifuncionales. Ejemplo claro es que cada vez más gente considera la opción de las cocinas abiertas al salón. Porque nos gusta reunirnos y no perder baza, cocinar para los amigos y participar de la conversación, nos va la fiesta :-)

open_concept_kitchen_1

open_concept_kitchen_2

open_concept_kitchen_3

Imágenes: Open concept Kitchen

8.- Busca puntos focales por ejemplo mediante la iluminación, el arte o con espejos, además en versión XXL. También puedes combinar varias piezas para formar composiciones.

lighting_1

art_1

mirrow_1

Imágenes: Lighting, Art, Bedroom

9.- Cada vez somos más los que trabajamos desde casa o nos llevamos trabajo de la oficina, así que es normal encontrar en las viviendas un rincón dedicado a tal fin. Intenta que esté ordenado, fuera el caos, producirás más y mejor.

home_office_1

home_office_2

home_office_3

Imágenes: Home Offices

10.- Antes había cierto miedo a mezclar metales, eso se acabo. Probad a juntar dorado y plateado (o grises en su defecto), os asombraréis del resultado.

mixing_metals-1

mixing_metals-2

mixing_metals-3

Imágenes: Inspiration
Imagen portada: Hisbalit

Y hasta aquí esas diez tendencias para el 2017 ¿Os animáis a seguir alguna?…

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

 

 

 

 

Home offices

Acabo de salir de la oficina y ya estoy otra vez sentada delante del ordenador, aunque en el de casa se está mejor. Es posible que no sea la primera vez que hago un post sobre rincones de trabajo, sencillamente me da la impresión que mi vida gira en torno al “curro”, así que por qué no hablar de ello.

¿Alguno tenéis la suerte de hacer lo que os gusta y poder realizarlo desde casa? esto sería un sueño para mí. Por el momento y mientras mi Decofeelings no me dé de comer, en casa tengo una habitación multiusos que pasó de cuarto de juegos a despacho de mamá, pero se quedó a medias, aquí uno puede encontrar un poco de todo. En realidad a no ser que tengamos que desarrollar nuestra profesión en casa no se necesitan grandes espacios, basta con echarle imaginación y montar lo básico en un pequeño rincón. Sin olvidarnos de algo fundamental, la iluminación, cosa que debería grabar en mi mente ya que sobre mi mesa no encontraréis lámpara alguna (estaría encantada con una preciosa Jieldé o una Tolomeo de Artemide, por dar ideas).

Como siempre en las imágenes encontraréis un montón de inspiración. Particularmente me encanta el dramatismo y la elegancia de los espacios en negro, aunque sin duda para trabajar elegiría la claridad del blanco, o incluso tonalidades como el amarillo, energía positiva para producir más y mejor. Ah! las mezclas también me encantan, como el escritorio clásico junto a una Panton, nadie dijo que un rincón de trabajo tenía que ser aburrido. Y dicho esto, sólo puedo exclamar ¡bendito viernes!

¡Feliz fin de semana!

Imágen portada: Archiexpo (Le Corbusier y P. Jeanneret. Cassina)
Imágenes: mi panel de Pinterest Home Office