Una joya en Barcelona…

Tenemos una primavera avanzada, tanto es así que me parece sospechosa, me da en la nariz que en mayo estaremos con bufanda castigados con el frío que todavía apenas hemos pasado este invierno. Así estamos que entre gripes y alergias no hay quién se aclare, la realidad es que la lluvia nos vendría muy bien, pero si no fuera por los problemas que ocasiona yo compro estos rayos de sol y estas temperaturas durante todo el año. Los jardines y terrazas empiezan a despertar y apetece estar más tiempo disfrutando del exterior.

De ahí que os traiga esta joya en el centro de Barcelona, cuyo gran valor para mí es poder disfrutar de dos terrazas viviendo en una gran ciudad, sin duda esto es calidad de vida. El proyecto de reforma fue ejecutado por el estudio de Meritxell Ribé – The Room Studio para una familia de cuatro miembros y su mascota. Querían algo sencillo y atemporal con espacios visualmente conectados que se consiguieron gracias a las grandes cristaleras con perfilería en negro, que le da un cierto aire industrial. Estos cerramientos, conectan interior y exterior, permitiendo que las vistas del jardín se cuelen en el salón. Muchas de las piezas están hechas a medida por el propio estudio, como la estantería o la mesa de centro, el sofá es de la firma Bonaldo y la alfombra de Francisco Cumellas. Cierran el espacio dos preciosas butacas Butterfly de cuero.

Cocina y salón-comedor se separan visualmente por el cerramiento de cristal, y excepto por el suelo (hidráulico en la cocina y roble en el salón) el resto de materiales siguen la misma línea en ambos espacios para que el conjunto se vea uniforme. La preciosa mesa de comedor de hierro y madera es de Francisco Segarra. Dentro de la cocina, de la firma Diésel, un comedor más pequeño e informal, hace las veces de office.

Saliendo del salón está lo que para mí es la joya de esta casa, la terraza, con una zona cubierta por una pérgola para comer y otra abierta con asientos para relajarse. Todo un oasis en la ciudad, con mobiliario de Kettal.

Subiendo la preciosa escalera con luces empotradas, encontramos el dormitorio principal que cuenta con una gran bañera de cobre exenta de la firma Devon & Devon. La paleta de colores sigue siendo la misma que en el piso inferior, textiles claros, maderas y apliques o lámparas negras. La cómoda situada entre los armarios, que se han realizado con madera recuperada, y la cama, delimita la zona de vestidor y divide ambos espacios. Tras los armarios se encuentra el cuarto de baño donde se combinó el microcemento en ducha y paredes, con baldosa hidráulica a modo de alfombra central, y como almacenaje aprovechando el retranqueo de una mocheta, se situó una estilizada estantería String.

Los muebles del cuarto infantil están diseñados por el propio estudio de Meritxell Ribé a medida, se le añadió un aplique Jieldé siguiendo el mismo corte industrial del resto de la casa, los textiles son de Mik MaxJunto al dormitorio, un rincón de juegos complementa la estancia.

Como veis la casa es perfecta para una familia de cuatro miembros, nada ostentosa, relajada y serena, creo que no le pondría ni le quitaría nada, me gusta tal cuál es. El patio, lo que más :-)

Fotografía: Mauricio Fuertes / Imágenes: Mi Casa Revista

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Años Luz Iluminación

Siento haber faltado a mi cita de ayer, fue uno de esos días para olvidar, así que pasemos página… Como veréis estoy un poco enfocada (y nunca mejor dicho) en la iluminación. Resulta que la semana pasada la tienda Años Luz Iluminación retwitteó mi post titulado “En Suspensión” sobre las luminarias Nordic Tales. Caí entonces en que no sólo mi madre, mi hermana y yo hemos sido sus clientes, sino que además hace unas cuantas ediciones de Casa Decor, tuvieron el detalle de regalarnos unas preciosas lámparas de ambiente, en tela color crudo con base de madera, la tengo en el salón desde entonces. Hoy he decidido devolverles el detalle :-)

Dejando sentimentalismos a parte, su mérito está en el gran abanico de posibilidades que nos ofrecen, piezas de marcas tan conocidas como Marset, Artemide, Jieldé, Foscarini, VINÇON, LZF Lamps, Philip Starck, Ingo Maurer, Tom Dixon, entre otros. Pero también en sus proyectos, avalados por grandes interioristas, decoradores, arquitectos, que recurren a Años Luz para sus trabajos. No os perdáis una de sus últimas colaboraciones, la iluminación técnica y decorativa que realizaron en el Hotel One Shot 04 de Madrid junto al estudio “Las2Mercedes”, ¡increíble!

Yo tengo varios flechazos, el primero la “Plume”, presente en Casa Decor (creo que no hace falta que os indique cuál es ¿verdad?) y la otra, tan bucólica o más, la Bird Cage, una lámpara de pajaritos hecha con plumas reales que tuvo también su momento de gloria en esta edición de DecorAcción. ¿Alguna preferencia?

Imágenes: Años Luz Pinterest y Facebook

Home offices

Acabo de salir de la oficina y ya estoy otra vez sentada delante del ordenador, aunque en el de casa se está mejor. Es posible que no sea la primera vez que hago un post sobre rincones de trabajo, sencillamente me da la impresión que mi vida gira en torno al “curro”, así que por qué no hablar de ello.

¿Alguno tenéis la suerte de hacer lo que os gusta y poder realizarlo desde casa? esto sería un sueño para mí. Por el momento y mientras mi Decofeelings no me dé de comer, en casa tengo una habitación multiusos que pasó de cuarto de juegos a despacho de mamá, pero se quedó a medias, aquí uno puede encontrar un poco de todo. En realidad a no ser que tengamos que desarrollar nuestra profesión en casa no se necesitan grandes espacios, basta con echarle imaginación y montar lo básico en un pequeño rincón. Sin olvidarnos de algo fundamental, la iluminación, cosa que debería grabar en mi mente ya que sobre mi mesa no encontraréis lámpara alguna (estaría encantada con una preciosa Jieldé o una Tolomeo de Artemide, por dar ideas).

Como siempre en las imágenes encontraréis un montón de inspiración. Particularmente me encanta el dramatismo y la elegancia de los espacios en negro, aunque sin duda para trabajar elegiría la claridad del blanco, o incluso tonalidades como el amarillo, energía positiva para producir más y mejor. Ah! las mezclas también me encantan, como el escritorio clásico junto a una Panton, nadie dijo que un rincón de trabajo tenía que ser aburrido. Y dicho esto, sólo puedo exclamar ¡bendito viernes!

¡Feliz fin de semana!

Imágen portada: Archiexpo (Le Corbusier y P. Jeanneret. Cassina)
Imágenes: mi panel de Pinterest Home Office

Feria Nacional de Anticuarios

Recién llegada de la feria de anticuarios celebrada en el Centro Comercial Moda Shopping, de la que podréis disfrutar desde hoy hasta el sábado. En la cita se aúna mobiliario y objetos decorativos que abarcan desde el siglo XVII hasta los años 70 y 80 con una buena dosis de retro y vintage.

Hace un par de semanas estuve en la feria de antigüedades que se celebró en el ABC de Serrano, y he notado ciertas diferencias entre ambas. Entonces pude ver más piezas de almoneda, preciosas sin duda, aunque me costó más disfrutarlas debido básicamente a mis todavía, humildes conocimientos. Hoy sin embargo he podido ver una feria más enfocada a los años 50, 60 y 70 con un mobiliario de tipo vintage, retro e incluso industrial, y a estas alturas ya sabéis que son estilos por los que siento cierta devoción. Pero para los amantes de las antigüedades, también las encontraréis en la feria, y no sólo mobiliario sino también objetos y curiosidades.

De todas las firmas expuestas, yo me he quedado con dos: El Atelier de Argensola y La Recova. El Atelier ya expuso en el ABC de Serraro, supongo que os acordaréis de la consola Isabelina que tanto me gustó y que finalmente no adquirí porque a mi marido no le convencía. Carmen, una de las propietarias, que fue quien me atendió entonces, me ha parado al reconocerme de la feria anterior. Esta vez vengo algo más frustrada porque me hubiera llevado varias piezas que tenía, una mesa auxiliar con sobre de mármol negro y pies de hierro, un costurero antiguo y dos maravillosos apliques de Jielde. Creo que voy a tener que arrastrar a mi marido a la tienda, sea como sea.

De La Recova deciros que es un espacio que podemos encontrar en pleno Rastro madrileño, donde conviven piezas de los 50, 60 y 70, con otras de tipo industrial y algo de estilo nórdico. Características más que suficiente para que hoy me hayan llamado tanto la atención. Es una pena no haber llevado cámara para mostraros alguna de sus piezas, siempre podéis ir a la feria o visitar sus tiendas, ésta es mi asignatura pendiente.

Por cierto que podréis ver La Recoveca en la revista AD el próximo mes de diciembre y El Atelier de Argensola, en enero.

La Recova

La Recova

El Atelier de Argensola

El Atelier de Argensola

(más…)

Vintage infantil

Antes de empezar el post de hoy, tengo que contaros algo que me acaba de suceder, un tanto surrealista. Mientras copiaba las imágenes que os voy a poner, no he parado de escuchar un ruido que venía de la chimenea, se estaban desprendiendo pequeños trozos de su parte interior. Mi primer pensamiento ha sido para la constructora pensando que mi chimenea se venía abajo, pero nada más lejos de la realidad. Al rato de escuchar los ruidos ha salido de ella un enorme “pajarraco” que me ha dado un susto de muerte. Gracias a Dios he conseguido encerrarle en la cocina y mientras se daba trompazos contra la nevera, he podido abrir la ventana por donde sin más, ha salido volando. Qué diez minutos de estrés, no sabéis lo grande que era y el pobre daba bandazos de un lado a otro, por un momento me parecía estar viviendo una escena de la película “Pájaros” de Alfred Hitchcoc.

Y ya recuperada del susto, hoy quería hablaros de dos firmas dedicadas a mobiliario, complementos y objetos decorativos Vintage, dirigidas a los más pequeños. Se llaman Bianca & Family (francesa) y Molly Meg (de Reino Unido), ambas con opción de compra online.

De la primera sin duda me quedo con sus pupitres, piezas originales que van desde los años 40 a los 70, junto con las mecedoras y las inconfundibles lámparas de Jieldé. En el caso de Molly Meg son sus sillas las que me han enamorado, réplicas en pequeño tamaño de piezas francesas y de países nórdicos, de diseñadores conocidos pero también anónimos, de mediados del siglo pasado.

Pero como siempre os digo, los pequeños detalles también cuentan, no sólo el mobiliario me atrae, también otros objetos decorativos que me recuerdan mi infancia, allá por los años 70’…

Molly Meg

Molly Meg, Vintage infantil

Molly Meg, Vintage infantil

(más…)