Pura esencia mediterránea…

He descubierto en Jessica Bataille un calco de casi todo lo que me gusta. Fundó su empresa de interiorismo hace 20 años en Javea (Alicante) con la idea de transmitir y reflejar en sus proyectos la esencia mediterránea y su manera de vivir. En sus trabajos siempre hay referencias a la naturaleza, al mar, la montaña, la tradición, es amiga de lo “eco”, todo con el fin de crear espacios a los que apetezca volver. ¿No os suena un poco a mis gustos?

Me ha costado un par de horas decidirme sobre qué mostraros (residencial, comercial, life style), todo me gustaba y me transmitía “buen-rollismo” playero y aquí una tiene su corazoncito y unas ganas locas de ver mar. Al final me he decidido por los chiringuitos porque, ¿hay algo más veraniego que eso? En cualquier caso, como sé que sois muchos a los que también os gusta el toque mediterráneo, os diría que visitéis la web, está llena de inspiración en este sentido. ¡Ah! y también hay tienda.

Lo dicho, como comienza el fin de semana y es tiempo de relax y disfrute, veamos tres de sus proyectos que invitan al esparcimiento. Por supuesto todos con un mismo hilo conductor, la esencia mediterránea…

¡¡Feliz fin de semana!!

1.- Cala Bandida: Directamente situado en el puerto de Javea. Los llamativos colores hacen referencia al entorno, desde el mar, la naturaleza, e incluso a los edificios de la zona. Mucho mimbre, plantas, las clásicas sillas Wishbone con las patas pintadas, alguna Thonet en color natural, paredes recubiertas con contraventanas mallorquinas, lavamanos en piedra natural, etc. todo recuerda al Mediterráneo.

2.- Blancos y Tintos: De nuevo seguimos en la playa, frente al mar. Un chiringuito donde conviven los alimentos orgánicos, el vino y las referencias botánicas. A la madera y al hierro, se les ha unido el cristal (un guiño a las botellas de vino). Tampoco falta la vegetación en forma de jardín vertical y en composiciones de plantas colgadas en cestos de macramé. Una decoración inspirada en el menú saludable de “Blancos y Tintos” y también en el entorno.

3.- Barnum: Bar y restaurante frente a la playa con una decoración cálida. Madera, plantas de plátano tropical, lámparas de ratán y un esquema de color en blanco y natural perfecto para relajarse al aire libre.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Anuncios

Dormitorios inspirados en el mar…

No todos vivimos cerca del mar y más complicado aún sería tener vistas directas desde la cama. Pero amigos, ¡no está todo perdido! ¿Os habéis planteado alguna vez recrear el estilo de las casas de la costa en vuestro dormitorio? La realidad es que es bastante sencillo y os lo quiero demostrar. Yo por el momento soy fiel a la paleta de colores, aunque no al estilo (eso ya requeriría un cambio radical).

Dicen que el azul es el nuevo blanco, por ahí voy bien :-) ambos están representados en mi habitación. Si no disponéis de ropa de cama con estas tonalidades es algo fácil de conseguir, en tiendas como diezxdiez.es podéis haceros con un par de juegos de sábanas entre otras cosas. Para acercarnos aún más a la sensación que queremos conseguir, playa y mar, jugad con los tonos tierra y añadid de manera comedida algún toque en rojo, coral o amarillo.

Un “must” es la ropa de cama fresca, para ello apostemos por tejidos como el lino o el algodón, son suaves, ligeros y con caída. La franela la dejamos para el invierno y las casas de montaña :-)

Aunque no sea tan evidente, las plantas también cobran sentido en este tipo de dormitorios ¿o es que cuando vais a la playa no veis cientos de palmeras a vuestro alrededor? Pues eso, una gran Kentia por ejemplo, os ayudará a crear esa sensación de naturaleza y refrescará el ambiente.

El resto de textiles, no sólo aquellos con los que vestimos la cama, también son importantes. Prestad atención a las cortinas o visillos, mejor que sean livianos; igual pasa con las alfombras, descartad las de pelo largo, mejor de textura lisa o utilizad las de fibras que ahora son tendencia.

Ojo que las referencias al mar pueden venir de otros elementos que no sean los textiles, podemos optar por dejar la ropa de cama o las cortinas en blanco y en su lugar pintar las paredes con relajantes azules, o poner por ejemplo un papel pintado a rayas de corte marinero, zócalos de madera a media altura, etc.

Por último, aunque no menos importante, los detalles darán ese toque final que buscamos. Introducid elementos que nos recuerden al mundo marino como redes, tablas de surf, gaviotas, flotadores,… Y “et voilà”, quizás no vivas en el mar pero tu dormitorio respirará aires marineros.

Qué me decís, fácil ¿no? ¿Os atreveríais con ello o lo veríais fuera de contexto si vivís en la ciudad?…

¡¡Feliz fin de semana!!

Imágenes de mi tablero de Pinterest: Bedrooms
Imagen Portada: 10xDiez

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Serena & Lily

Perdonad mi ausencia ayer pero como era día festivo me lo tomé al pie de la letra. Este puente además aunque no he salido de Madrid, ha sido de lo más intenso. Mis múltiples planes me han impedido que me siente siquiera unos minutos delante del ordenador, pero bueno para eso están los festivos, para desconectar.

El post de hoy surge a raíz de una coincidencia. Resulta que el sábado estuvimos de barbacoa en casa de nuestros amigos Ana y Pablo (con los que cada año pasamos una semana de vacaciones en Portugal). En una de las casas donde solemos alojarnos, cuelgan de sus paredes unas tablas pintadas a mano muy parecidas a los remos de esta primera imagen. A Pablo se le ocurrió poner a mis hijas a pintar unos palets para que estuvieran entretenidas, buscando un resultado similar. No diré que los dibujos que hicieron las niñas fueran exactos a estos, pero al menos captaron el concepto y quedaron bastante aceptables. Lo mejor es que se divirtieron creando, estuvieron un día entero brocha en mano y ¡sin discutir entre ellas! (eso sí es un logro), la parte negativa ha sido intentar quitar las manchas de la ropa, que ha sido misión imposible, y en sus manos y brazos aún se pueden ver repartidos algunos pegotes de pintura :-), pero eso son males menores. Si queréis ver cómo quedaron los palets podéis hacerlo en mi cuenta de Instagram, y lo más sorprendente cómo quedó la mesa donde apoyaron las pinturas, algo que se creó totalmente al azar y que es digno de enmarcar.

Volviendo a la imagen de los remos, os diré que pertenece a una firma californiana llamada Serena & Lily. Firma donde se puede encontrar básicamente de todo para el hogar, aunque hoy mi punto de mira está en todo aquello que me recuerda a las vacaciones. Sobre todo mobiliario y textil de exterior, pero también piezas de interior que por su naturaleza o color me transportan igualmente a la época estival. En cualquier caso la filosofía de esta marca se basa precisamente en no seguir reglas ni patrones, en encontrar tu propio estilo, mezclar piezas y texturas hasta conseguir el espíritu de California, lo que para mí se traduce en libertad y en conectar con lo que a uno le gusta, y en mi caso esto es el mar (que no necesariamente la playa).

Vamos a poner un poco de color para comenzar la semana, que parece ser que el jueves se avecina frío otra vez…

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Así me quiero retirar…

Cada vez tengo más claro que mi vida no debería estar en Madrid. Sólo hay una razón de peso que me frena para no largarme de aquí, son mis hijas. Ellas tienen aquí su cole, sus amigos y más oportunidades de futuro que si nos fuéramos a un sitio apartado. Pero todo se andará…

La semana ha empezado rara, pero lo hizo ayer. Volviendo del pueblo de Soria donde solemos escaparnos en vacaciones y algunos fines de semana, tuvimos un percance con el coche. No fue un pinchazo sino un reventón en toda regla, parecía que una motosierra hubiera rajado mi rueda (la ley de Murphy hizo que fuera una de las delanteras que estaban nuevas, arggg…) Tuvimos que llamar a la grúa porque no había valiente que quitara la tuerca de seguridad. Apareció un hombre encantador que nos dio “palique” mientras hacía la labor del cambio de rueda. No sé qué vería en nuestras caras que nos preguntó, ¿dónde se está mejor en Madrid o en el pueblo? La respuesta era obvia, así que ¿por qué mete usted el dedo en la yaga?

Total, vuelta a casa y aquí donde vivimos, son fiestas patronales. Las niñas sin cole el viernes, tampoco han tenido clase hoy, así que el día se complica. Además tenía médico, porque Murphy me volvió a visitar :-) Y esta tarde nos toca ir a la feria, seguro que muchos pensaréis que eso es divertido, pero yo lo odio. Así que un par de vueltas en los “cacharritos” y a casa, que por fin mañana hay colegio y vuelve la tranquilidad. Qué bien estaría en una casita en el campo (mejor si tiene vistas al mar, aunque sea a lo lejos), sentada en una mecedora y mirando al infinito, lo sé: ¡me hago mayor!

Hoy os enseño tres proyectos de una firma preciosa sobre la que escribí en 2009, claro que muchos de vosotros no me seguíais en mis comienzos. Se llama Catalina House, por entonces era una pequeña tienda en Formentera, ahora ya tienen tienda online y varios trabajos de interiorismo a sus espaldas. He querido rescatar esta firma porque les sigo a menudo y cada imagen que muestran me anima a pensar que quizás algún día yo también pueda retirarme a vivir en algún sitio parecido a estos…

Ses Roques 1

catalina_house_1

catalina_house_2

catalina_house_3

catalina_house_4

catalina_house_5

catalina_house_6

catalina_house_7

catalina_house_8

Ses Roques 2

catalina_house_10

catalina_house_11

catalina_house_12

catalina_house_13

catalina_house_14

Casa la Mola

catalina_house_15

catalina_house_16

catalina_house_17

catalina_house_18

catalina_house_19

catalina_house_20

catalina_house_21

catalina_house_22

catalina_house_23

catalina_house_24

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Cuenta atrás para vacaciones…

Tengo una larga lista de tareas para hacer antes de vacaciones, el tiempo se me agota y ahora me entran las prisas. Esta semana además las niñas ya no tienen campamento, eso conlleva que todo va más lento, que no puedo hacer las cosas a la velocidad que yo quisiera y lo que peor llevo, me tengo que preocupar de la comida ¡benditos comedores escolares!, yo que con una ensalada estoy lista y ahora también toca cocinar, arggg.

Como venganza esta mañana les he hecho recoger sus habitaciones, trapo en mano. Bolsas con peluches para donar, apuntes para tirar al contenedor de papel, libros bien colocados en las estanterías,… al menos dos de las habitaciones de la casa están en perfecto estado de revista. El único percance que hemos tenido ha sido con el cubo de basura, ahora se encuentra secándose en el jardín tras someterle a un buen lavado después de haber recibido un aluvión de purpurina.

Si aún me quedan fuerzas hoy, tengo que sellar las juntas de los baldosines de mi baño. Algo que ya he hecho varias veces desde que estoy en esta casa y me resulta odioso, porque al poco tiempo vuelven a estar feas. Soy un poco maniática de la limpieza y el orden así que sufro cada vez que las veo.

Siguiendo con mi lista ordenaré también mi despacho, pero eso lo dejo para otro día. Tengo montañas de revistas de Nuevo Estilo aún sin leer (los días no me llegan), múltiples catálogos de muebles y todo mezclado con material de manualidades y del cole de las niñas.

Creo que voy a llegar agotada a las vacaciones. Y un poquito de ello es lo que os traigo hoy al blog, además me he salido de mis esquemas decorativos porque las imágenes que veréis van más con la moda. El capazo es uno de esos complementos que al verlo, inmediatamente asociamos con la playa. Os confieso que me encantan pero no soy de usarlos, me pican :-), en lugar de capazo yo llevo una maxi bolsa donde caben los enseres de toda la familia.

Un consejo, he visto montones de tutoriales para tunearte tu propio capazo. Si os gustan mucho comprad uno básico y atreveros a pintarlo, a añadirle pedrería, flecos, crochet,… cualquier pieza decorativa que haga que el vuestro sea único.

Ale, me voy a seguir con mis quehaceres, espero poder decir el viernes que me voy con mis tareas hechas :-)

Capazos_0

Capazos_1

Capazos_2

Capazos_3

Capazos_4

Capazos_5

Capazos_6

Capazos_7

Capazos_8

Capazos_9

Capazos_10

Capazos_11

Capazos_12

Capazos_13

Capazos_14

Capazos_15

Imágenes en mi tablero de Pinterest: Beach
Imágen portadada vía

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Vacaciones…

¿Se puede estar cansado de las vacaciones?, yo este año lo estoy. Llevo tres semanas en el pueblo y me siento agotada de tantos planes, de comer, de beber, de hacer excursiones,… no hemos parado ni un solo día.

Me voy una semanita a Portugal, como cada año, a desconectar del mundo, fuera móvil, nada de tablet, ni portátil, ni correos, ni redes sociales, ¡nada! sólo quiero playa, comer sano y dormir. Me despido de vosotros hasta la semana que viene, vendré con las pilas cargadas, prometido :-)

¡¡Que tengáis buena semana!!

beach_1

beach_2

beach_3

Imágenes Pinterest
Portada vía traveler.es

Al chiringuito…

Ayer falté a mi cita con vosotros, como os dije antes de empezar las vacaciones, a veces surgen planes que me hacen imposible cumplir con mi calendario de publicaciones. Pasamos el día en el monte, haciendo una caminata de 16 kilómetros, esta vez había más niños que adultos, la mayor mi hija de 10 años, ya os podéis imaginar… Hoy las agujetas han hecho acto de presencia en más de un cuerpo.

Llevo unos diez días en el pueblo y aunque aquí soy feliz, lo tengo todo, el monte, los amigos, la buena comida,… parece que en mi cabeza hay un pensamiento, la playa, allí es donde de verdad descanso. Ni siquiera sé por qué me ha dado por traer chiringuitos al post de hoy, en la mayoría de playas donde vamos ni siquiera existen, sólo vemos surferos. Pero como este blog es de decoración, tendré que acompañar las preciosas aguas azules del mar y a la fina arena de playa, con un poco de diseño. He seleccionado unos cuantos chiringuitos, españoles y también extranjeros, unos más sofisticados que otros, pero todos con mucho encanto (si queréis descubrir dónde están, visitad mi panel de “Beach” en Pinterest).

Sé que se ha puesto muy de moda los grandes espacios que combinan restaurantes, bares, chill-out,… ¿quién puede resistirse a ellos? Pero yo como romántica que soy, creo que me quedo con los de toda la vida, los que tienen un aire más hippie, un lugar para sentarse, cuatro caños por aquí y por allá, una cerveza en la mano y los pies en la arena ¿para qué más?…

Chirringuitos_17

Chirringuitos_1

Chirringuitos_19

Chirringuitos_2

Chirringuitos_3

Chirringuitos_4

Chirringuitos_5

Chirringuitos_6

Chirringuitos_7

Chirringuitos_8

Chirringuitos_9

Chirringuitos_10

Chirringuitos_11

Chirringuitos_12

Chirringuitos_13

Chirringuitos_14

Chirringuitos_15

Chirringuitos_16

Chirringuitos_18

Chirringuitos_20

Chirringuitos_21

Chirringuitos_22

Chirringuitos_23

Chirringuitos_24

Chirringuitos_25

Chirringuitos_26

Chirringuitos_27

Chirringuitos_28

Chirringuitos_29

Chirringuitos_30

Chirringuitos_31

Imagen Portada Vía