Vuelta a casa…

El domingo volvimos de nuestras vacaciones en Portugal y ya lo estoy echando de menos. Cuando tienes la oportunidad de pasar una semana aislado del mundo en una pequeña casa en medio de la nada (literalmente), donde las vistas al horizonte sólo son pinares y el mar al fondo, no quieres que aquello acabe, siempre vuelves a la ciudad con la amarga sensación de que hay otra manera mejor de vivir.

Allí eres feliz con mucho menos, viviendo más austeramente y apreciando las pequeñas cosas. Para empezar las casas no son muy grandes, al menos donde nos alojamos nosotros consistía en un salón con cocina integrada, dos dormitorios y un baño (ni siquiera disponía de armarios), pero era lo suficientemente apañada para sentirte confortable. Un huerto te suministraba alguna que otra verdura y en el pequeño mercado del pueblo podías abastecerte con la pesca del día. Para mí era gloria bendita pasar el día en la playa con una simple ensalada y una cerveza “sin” (en mi caso que no bebo alcohol), pasear, leer, charlar,… yo quiero esa vida “slow”.

Os he traído algunas imágenes de la casa que alquilamos en Melides, más del exterior que del interior porque dentro tampoco había gran cosa interesante decorativamente hablando, excepto por la viga que atravesaba el salón rescatada de la ruina original de 1947 donde ahora se sitúa la vivienda. También alguna foto mía mirando al mar, estado en el que me encuentro siempre que puedo cuando estoy cerca de él, ya sea en Portugal o en cualquier sitio de costa. Y algunas fotos de tiendas.

Melides es en realidad un pueblo pequeño así que tenían tres tiendas de decoración, una no logramos visitarla porque siempre estaba cerrada, de las otras dos subí Stories y los dejé en destacados en la carpeta “viajes” (por si queréis echar un vistazo). Tenían auténticas maravillas, aunque los precios no lo eran tanto. Se nota que estábamos pegados a Comporta y Troia, zonas que se han puesto muy de moda y por tanto repercute en todo.

También me llevaron a unas naves que estaban al lado de Praia do Cavalhal, Setubal, dos sitios para volverse loco lleno de antigüedades, piezas de derribo, cerámica, vidrio, etc. me quedé con ganas de traerme una lechera antigua y unos jarrones de cristal rosa, pero ambas cosas eran caras y de gran tamaño, así que me quedé con la miel en los labios.

Espero que disfrutéis con las imágenes y si os quedáis con ganas de más, de información o vídeos, ya sabéis dónde encontrarlos.

Feliz vuelta al cole para los que todavía andáis de vacaciones :-)

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

De vuelta…

Hola a todos, ha pasado poco más de un mes desde mi último post, desde que me fui de vacaciones. Lo bueno se pasa demasiado rápido, es una pena, y eso que en cierta manera mi cuerpo necesitaba ya algo de rutina (bueno no sé si mi cuerpo, pero mi estómago sí).

Volvimos el domingo pasado de Portugal y el martes me fui al pueblo a buscar a las niñas, que estaban con mis suegros. Llevo más o menos esta semana en Madrid y tenía pensado empezar con las publicaciones del blog, pero ya veis, no ha sido así. Un mes de maletas son muchas lavadoras y plancha, también me ha dado por el orden en casa (aunque como decía ayer en IG, poco a poco, no sea que me canse antes de tiempo). El caso es que aún ando algo desconectada del mundo blog, de lo que se cuece por ahí fuera y he decidido posponer la nueva temporada hasta la semana que viene, es más, me consta que muchos seguís de vacaciones así que tampoco creo que importe demasiado.

Os dejo con algunas imágenes de mi verano (ya sabéis que mi blog sin fotos no sería mi blog), y os espero la semana que viene por aquí. Por cierto, comienzo el curso comiendo el lunes con Carmen, de Decor&Links ¡qué ganas de verla!, ya subiremos a IG alguna foto de nuestro encuentro :-)

Nos vemos pronto y perdonad por el retraso…

¡Feliz fin de semana!

Cantabria, primera parada para el trail Los Carabeos:

Segunda parada, mi pueblo en Soria:

Final del verano, el ansiado descanso en Portugal:

Imágenes: @decofeelings

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

¡Vacaciones!

Parecía que no iba a llegar nunca este momento, pero por fin mañana nos vamos de vacaciones y aunque odio las previas (ropa, plancha, maletas, listas interminables, etc.), sé que toda esta locura es por una buena causa.

Comenzamos “depositando” a las niñas en tierras sorianas con mi madre, mi marido y yo nos vamos tres días a Cantabria. Un poco de turisteo y 21km de montaña (esta vez no corremos, es andando, aunque ya me conozco el desnivel de aquellos lares y no creo que se me haga fácil). Volvemos a la casa rural donde estuvimos el año pasado (en la misma carrera), Posada Los Carabeos, en Arroyal, muy recomendable por cierto (ah! y con el mejor café del mundo). De allí nos vamos dos días a La Casona de Hermosa, os hablé recientemente de ella en un post (podéis recordarlo aquí). La casa la regentan unos amigos nuestros y no es por pelotear, pero fuimos hace pocos meses y volvemos ahora, así que por algo será.

Tras estos tres días de relax relativo regresamos al pueblo donde echaremos raíces hasta irnos a Portugal, lugar donde verdaderamente descanso, en el pueblo tenemos una pandilla tan grande que cada día hay un plan, así que allí es un no parar de comer, beber, hacer excursiones, etc. Este año me he propuesto salir todo lo que pueda a correr, así no me lamentaré ante la báscula a mi vuelta ;-)

El blog lo cierro hasta septiembre pero como siempre, si os interesa, podéis seguirme por redes sociales. Serán fotos más personales, aunque alguna de decoración también habrá.

Disfrutad de vuestras vacaciones. Hasta pronto…

Imágenes: La Maleta Vintage
Imágen portada: El giroscopo Viajero

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

¡Cerrado por vacaciones!

No tenía pensado echar el cierre por vacaciones aún porque la realidad es que todavía me queda una semana más en Madrid. Pero necesito urgentemente “soltar lastre” y quitarme cosas de la cabeza, lo que no significa que el blog sea un lastre como tal, pero sí me quita demasiado tiempo.

Os comenté el otro día que tengo a mis hijas en casa, no sé por qué este año sólo las apunté a una quincena de campamento, así que intentar conciliar el blog, con temas pendientes de trabajo, médicos y más médicos (tengo muchas taras ;-)), e intentar que las niñas no estén todo el día pegadas a una pantalla de móvil o tablet, se me hace todo un poco cuesta arriba.

Hay una parte positiva de esto, llevo un par de días quedando con amigos y esa pequeña desconexión me ha venido bien, tanto es así que he decidido adelantar la despedida. La verdad es que estoy cansada de tener ese sentimiento de culpa cuando no publico, como ayer por ejemplo, porque la realidad es que no pasa absolutamente nada ¿me echasteis de menos? seguro que no. Conozco a muchos bloggers que les pasa lo mismo y no penséis que es una cuestión de ego, es pura auto exigencia. Hay que bajar el ritmo de vez en cuando y he decidido que hoy es el momento perfecto.

Voy a ver si aprovecho además para hacer limpia en mi mail que sigue siendo un caos, a actualizar cosas del blog que por falta de tiempo siempre se van quedando desactualizadas y ese tipo de tareas tediosas que requieren su tiempo. En cualquier caso, por si de repente os entra mucho amor por mi blog :-), os recuerdo que hay casi 2.000 post escritos, así que podríais estar leyendo hasta septiembre sin parar. Y bueno, tampoco es un abandono total porque las redes sociales no las dejo, serán cosas más personales de mis vacaciones eso sí, pero sin dejar la decoración de lado. Quizás os apetezca conocer un poco más de “Cris” y no tanto de “Decofeelings” si es así, os invito a que me sigáis en Facebook, Twitter o Instagram.

Dicho esto os deseo a todos un feliz verano, que disfrutéis de la familia y los amigos, pero sobre todo descansad y desconectad. Yo voy a intentar tener un verano mucho más “slow” que los anteriores, es lo que me pide el cuerpo.

Y ya sabéis que no puedo decir adiós sin imágenes bonitas, estas son del fotógrafo DAVID TSAY, me gustan especialmente porque son frescas (perfectas pera decir adiós durante las vacaciones de verano) y también porque no son de un sólo estilo decorativo, hay para todos los gustos. Espero que las disfrutéis…

¡Felices vacaciones!

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

 

Cuenta atrás para vacaciones…

Tengo una larga lista de tareas para hacer antes de vacaciones, el tiempo se me agota y ahora me entran las prisas. Esta semana además las niñas ya no tienen campamento, eso conlleva que todo va más lento, que no puedo hacer las cosas a la velocidad que yo quisiera y lo que peor llevo, me tengo que preocupar de la comida ¡benditos comedores escolares!, yo que con una ensalada estoy lista y ahora también toca cocinar, arggg.

Como venganza esta mañana les he hecho recoger sus habitaciones, trapo en mano. Bolsas con peluches para donar, apuntes para tirar al contenedor de papel, libros bien colocados en las estanterías,… al menos dos de las habitaciones de la casa están en perfecto estado de revista. El único percance que hemos tenido ha sido con el cubo de basura, ahora se encuentra secándose en el jardín tras someterle a un buen lavado después de haber recibido un aluvión de purpurina.

Si aún me quedan fuerzas hoy, tengo que sellar las juntas de los baldosines de mi baño. Algo que ya he hecho varias veces desde que estoy en esta casa y me resulta odioso, porque al poco tiempo vuelven a estar feas. Soy un poco maniática de la limpieza y el orden así que sufro cada vez que las veo.

Siguiendo con mi lista ordenaré también mi despacho, pero eso lo dejo para otro día. Tengo montañas de revistas de Nuevo Estilo aún sin leer (los días no me llegan), múltiples catálogos de muebles y todo mezclado con material de manualidades y del cole de las niñas.

Creo que voy a llegar agotada a las vacaciones. Y un poquito de ello es lo que os traigo hoy al blog, además me he salido de mis esquemas decorativos porque las imágenes que veréis van más con la moda. El capazo es uno de esos complementos que al verlo, inmediatamente asociamos con la playa. Os confieso que me encantan pero no soy de usarlos, me pican :-), en lugar de capazo yo llevo una maxi bolsa donde caben los enseres de toda la familia.

Un consejo, he visto montones de tutoriales para tunearte tu propio capazo. Si os gustan mucho comprad uno básico y atreveros a pintarlo, a añadirle pedrería, flecos, crochet,… cualquier pieza decorativa que haga que el vuestro sea único.

Ale, me voy a seguir con mis quehaceres, espero poder decir el viernes que me voy con mis tareas hechas :-)

Capazos_0

Capazos_1

Capazos_2

Capazos_3

Capazos_4

Capazos_5

Capazos_6

Capazos_7

Capazos_8

Capazos_9

Capazos_10

Capazos_11

Capazos_12

Capazos_13

Capazos_14

Capazos_15

Imágenes en mi tablero de Pinterest: Beach
Imágen portadada vía

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Con vistas al mar…

Ya estoy de vuelta de Málaga, ha sido corto pero intenso. La verdad que cuando hago estos viajes relámpago llego más cansada de lo que me fui, pero es un cansancio del bueno, por haber aprovechado cada minuto a tope. No me voy a quejar, no, tan sólo de mi piel de cangrejo que ya ni la protección cincuenta consigue evitar, es lo que tiene ser tan blanquita.

Siempre que voy a la costa pienso en el privilegio que debe ser para los que viven allí abrir los ojos cada día y despertar frente al mar, no hay cosa que me transmita más paz. Podría pasar las horas muertas mirando al horizonte.

Este fin de semana me ha sorprendido la cantidad de despedidas de soltero/a que había por allí. La cafetería del AVE el viernes parecía una discoteca y eran las cuatro de la tarde, en la playa no cabía un alfiler, grupitos por aquí y por allá haciendo las típicas “tonterías” de las despedidas (incluso nos arrastraron a hacer aerobic con una novia y sus amigas en plena playa, ¡con la vergüenza que me dan esas cosas!).

Una de tantas despedidas se divisaba a lo lejos a bordo de un catamarán, me parecía muy apetecible (no la fiesta) sino estar subida en un velero, disfrutando de mis amigas lejos del gentío de la playa. Algo que nos hemos planteado hacer el año que viene, si nuestro bolsillo lo permite.

Ahora que me ha dado por los espacios pequeños, me pregunté si sería capaz de vivir en un velero y no lo sé la verdad. A pesar de que muchos están equipados como la mejor de las viviendas, el concepto debe ser muy diferente (no tanto por el espacio, si no por la forma de vivir en sí), pero una temporadita para probar no me importaría nada. Luego me conformo con un pequeño apartamento mirando al mar :-)

Estos dos catamaranes que hoy os enseño, los he sacado de una web de alquiler de embarcaciones. Esta empresa en concreto se llama BoatBureau, tienen multitud de veleros y cantidad de destinos para elegir, todos de lo más apetecibles. Maravillosos por dentro y por fuera…

catamarán_1

catamarán_2

catamarán_3

catamarán_4

catamarán_5

catamarán_6

catamarán_7

catamarán_8

catamarán_9

catamarán_10

catamarán_11

catamarán_12

catamarán_13

catamarán_14

catamarán_15

catamarán_16

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

 

Vacaciones…

¿Se puede estar cansado de las vacaciones?, yo este año lo estoy. Llevo tres semanas en el pueblo y me siento agotada de tantos planes, de comer, de beber, de hacer excursiones,… no hemos parado ni un solo día.

Me voy una semanita a Portugal, como cada año, a desconectar del mundo, fuera móvil, nada de tablet, ni portátil, ni correos, ni redes sociales, ¡nada! sólo quiero playa, comer sano y dormir. Me despido de vosotros hasta la semana que viene, vendré con las pilas cargadas, prometido :-)

¡¡Que tengáis buena semana!!

beach_1

beach_2

beach_3

Imágenes Pinterest
Portada vía traveler.es